El Comercio
img
Autor: Juan Höfer
Día 7: No sólo de ciencia vive la Antártida
img
Juan Höfer | 09-01-2018 | 5:08| 0

Ya hace una semana que estamos aquí, y como nos habían prometido Eolo se ha decido a visitarnos finalmente. Así que hoy nos quedaremos en la base preparando todo un sistema de incubación con agua de mar circulante para los experimentos que tenemos que realizar antes de terminar esta parte de la expedición.

ciencia-antartida

Pero ayer las condiciones aún nos permitieron trabajar en la mar, así que no desaprovechamos la ocasión. Los oceanógrafos, los científicos en general, somos unos pesados que nos gustaría repetir las medidas “ad nauseam” si fuera posible.

Ver Post >
Día 5: Largo domingo antártico
img
Juan Höfer | 08-01-2018 | 11:35| 0

En la Antártida es muy fácil perder la noción del tiempo. Con una exigua noche que no es noche del todo (al menos durante estos primeros días) no sabemos si es madrugada, tarde o noche. Lo único que nos ayuda a regular algo más nuestros biorritmos es el horario espartano de las comidas en la base. En nuestro caso esta primordial tarea recae sobre el increíble equipo de cocina, porque aquí no sólo hay científicos, aunque de eso hablaremos más adelante.

domingo-artico

Ver Post >
Día 4: Una visita inesperada
img
Juan Höfer | 07-01-2018 | 11:27| 0

Hoy ha sido uno de “esos días”. Todo empezó la noche anterior cuando el jefe logístico y el de base nos dieron el “sí quiero”. Así que hoy toca hacer la primera de nuestras incubaciones, eso significa despertarse a las 03:00 am porque aquí el sol casi no descansa y es el fotoperiodo quién manda.

ballena
Eolo y el mar siguen de nuestro lado así que toca madrugar. Hay que aprovechar cada día con buenas condiciones, algo que por aquí no abunda. Antes de las 04:00 am llegamos al punto que queda a la sombra del glaciar Collins y comenzamos las maniobras.

Ver Post >
Día 3: Nevando
img
Juan Höfer | 06-01-2018 | 10:39| 0

Hoy es un día plomizo de esos en los que no se ve el sol nunca, aunque su presencia se deja sentir en las casi 23 horas “diurnas” de las que disponemos estos primeros días. La visibilidad no es la mejor, pero no limita la navegación y eso es lo que nos importa hoy. Poder salir al mar para empezar a colocar nuestros equipos en el agua. Equipos que, si todo va bien, permanecerán en estas gélidas aguas unos 20 días registrando cuantas partículas y de qué tipo están cayendo hacia el fondo marino.

nevando

Ver Post >
Día 2: Sala de máquinas
img
Juan Höfer | 05-01-2018 | 7:10| 0

Uno llega a la Antártida y empieza casi de cero. De la nada y con lo que uno se trae de casa, hay que montar un laboratorio y así mágicamente en unas horas de actividad frenética un viejo conteiner empieza a acumular múltiples equipos científicos de diversos grupos de investigación. Porque aquí todo se comparte hasta una vieja meseta dentro de un conteiner.

Suena de fondo ¨So danço samba¨ de João Gilberto

Suena de fondo ¨So danço samba¨ de João Gilberto

Algunos días, como mañana si la meteorología lo permite, uno sale al mar a tomar muestras y disfruta de esos parajes que le hielan el cuerpo a uno, literal y figuradamente. Sin embargo, otros días, uno no sale de la base ni un segundo.

Ver Post >
Sobre el autor Juan Höfer
Mi nombre es Juan Höfer, y como otros muchos soy un ¨refugiado¨ económico-científico que tuvo que abandonar la tierrina en busca de oportunidades. Nacido en Gijón y doctor en Biología por la Universidad de Oviedo, ahora tengo la fortuna de ejercer como investigador dentro del centro de Investigación Dinámica de Ecosistemas marinos de Altas Latitudes (IDEAL), el mayor proyecto de investigación antártica jamás desarrollado en Chile. País, que me ha acogido con los brazos abiertos brindándome la posibilidad de cumplir uno de mis sueños de infancia. Viajar a la Antártida. El centro IDEAL investiga el funcionamiento de los ecosistemas marinos antárticos y sub-antárticos, así como los efectos que el cambio global tendrá sobre ellos. Por ello pasó muchos meses al año en terreno, bien embarcado bien en las bases chilenas, disfrutando de los increíbles paisajes helados de la Patagonia más austral o la península antártica. Y ahora, durante los próximos dos meses voy a intentar transmitir en ¨tiempo real¨ la experiencia que supone pasar un verano en el continente blanco. Pónganse su mejor polar, y a ¡disfrutar!