El Comercio
img
Fecha: octubre, 2012
El Escocia
Adrián Ausín 30-10-2012 | 8:02 | 6

Cuántas noches en tu puerta. Cuántas partidas de futbolín. Cuántas subidas y bajadas. Cuánta tertulia. Cuánta risa derramada. Cuántas cervezas. Cuánta vida destilada, Escocia. Durante años y años, los pies no necesitaban órdenes concretas en la noche gijonesa. Acabada la cena, o acabado el curro a altas horas, tu cuerpo entero

Ver Post >
Sonrisas (Miyamoto) y lágrimas (Roth)
Adrián Ausín 26-10-2012 | 1:23 | 4

Qué tendrá la sonrisa que cautiva al instante. Si alguien te sonríe tiene medio camino andado. No parece difícil. Sin embargo, lo es. Sonreír es una actitud vital, una puerta abierta, además de un gesto de buena educación. Shigeru Miyamoto ha llegado a Oviedo sonriendo. Se ha permitido bailar un poco ante los gaiteros afincados en el Hotel de la Reconquista. E incluso dio unos leves

Ver Post >
El día que desfilé ante Fidel Castro
Adrián Ausín 23-10-2012 | 8:52 | 0

¡Aves de mal agüero! No recuerdo siquiera qué es un dolor de cabeza. Así ha salido al paso Fidel Castro, a sus 86 años, del enésimo rumor acerca de su muerte. No. Sigue en chándal, relajadín, leyendo el Granma, ese periódico libre que transmite a los cubanos la fastuosidad de su Cuba libre, por si no se habían enterado. Fidel no sabe qué es un dolor de cabeza. Nada interfiere en

Ver Post >
Siete formas de caerse en Vespa
Adrián Ausín 19-10-2012 | 8:16 | 3

Cuando compras una Vespa sabes que, irremediablemente, antes o después irás al suelo. Cuestión de gravedad. Mi primera caída fue incedente, e incluso previa a comprar la Vespa, pues se produjo con la de mi hermano. Él se fue de fin de semana y yo se la birlé. No tenía ni idea de andar. Salía haciendo vuelos de los semáforos por mera ignorancia, no para vacilar a nadie, recogí a Barquín en su casa y nos fuimos hasta la Fontaine. Después de tomar algo, me

Ver Post >
El carnicero de Riaño
Adrián Ausín 17-10-2012 | 9:24 | 3

En el viejo Riaño había una única carnicería. Con unos 500 habitantes en invierno y más de dos mil en verano, el Rubio tenía un negocio redondo. Él era risueño, socarrón, simpático y, también, un poco abusón. Eso contaban las madres, al menos. Ellas pedían filetes y él les colaba un trozo de hueso por lo civil o por lo militar. En el nuevo Riaño hay tres carnicerías y los parroquianos han saldado cuentas con el Rubio. Muchos son los que han desertado de sus servicios en ‘pago’ por aquellos impuestos revolucionarios que cobraba por mor de su monopolio. Sin embargo, un servidor sigue yendo al Rubio. La tradición y la calidad de la carne pesan más que el pensamiento justiciero. El personaje, además, lo merece.

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.