El Comercio
img
Fecha: agosto, 2013
La maldición de San Lorenzo
Adrián Ausín 30-08-2013 | 9:43 | 2

La nave espacial ‘Mareona 13’ aterrizó en la Plaza del Parchís sin problemas, según indicaron las coordenadas del aparato. Sin embargo, al abrir la tapa, Joselín no distinguió un solo edificio. A Gijón se lo había tragado la tierra; o la arena, pues estaba literalmente rodeado de dunas. ¿Estaría realmente en Gijón? Su misión de encontrar playas de restallu en Marte había acabado como una romería en Peón. Los alienígenas habían apedreado hasta la muerte al gaitero que lo acompañaba nada más pisar el planeta rojo e iniciar, como manda la cortesía, el ‘Asturias patria querida’. Joselín lanzó las doce cajas de sidra que llevaban para tajar a los marcianos y comprar a buen precio una playa en condiciones, arrancó el aparatu construido en Porceyo y se las piró sin dar tiempo al edil Carlos Rubiera, que le acompañaba, a parlamentar con cantaradas. Le dejó allí tirado.

Ver Post >
Hidra, el paraíso griego de Leonard Cohen
Adrián Ausín 28-08-2013 | 7:27 | 7

(Tragicomedia griega 12)

Leonard Cohen invirtió la herencia de su abuela en la compra de una casa en Hidra allá por el año 1960. No tenía ni luz ni agua potable. Pero allí fue feliz. “Fue el dinero mejor gastado de toda mi vida”, declararía tiempo después. En Hidra, aquel Leonard Cohen de veintitantos años, un gigoló por entonces, vivió la bohemia con dos novias a la vez, compuso algunas de sus mejores canciones y disfrutó de la isla a cuerpo de rey. Fue entonces cuando se puso de moda. Hidra no tenía (ni tiene) coches ni motos, ni agua potable en los grifos de las casas, lo cual añadía un encanto adicional a su increíble belleza natural: casas blancas escalonadas en forma de herradura sobre el puerto, con una montaña terrosa a sus espaldas, un mar inmaculado enfrente, salpicado de islotes, y una colonia de burros frente a los yates como medio de transporte oficial, bien para llevar las maletas del turista o para dar una vuelta ‘turística’.

Ver Post >
El coche de alquiler desaparece
Adrián Ausín 26-08-2013 | 8:28 | 0

(Tragicomedia griega 11)

Cuando llegas a Nauplio, tras la obra de teatro de Epidauro, es casi medianoche. No puedes devolver el coche de alquiler hasta la mañana siguiente, cuando tienes previsto coger un autobús que te acercará a la costa del Peloponeso a la altura de Hidra, una maravillosa isla sin coches, ni motos,

Ver Post >
Al teatro griego en Epidauro
Adrián Ausín 21-08-2013 | 8:03 | 3

(Tragicomedia griega 10)

Panos, Petros y Takis son los tres hermanos que regentan la Pension Marianna, el coqueto hotel desde donde se divisa todo Nauplio. Los tres son calvos. Los tres usan gafas. Y los tres gastan pantalón corto, dejando al aire sus gruesas pantorrillas. No obstante, hay alguna pequeña diferencia: Panos es el más agradable, se desvive con todas tus dudas. Él es quien te recomienda coger un coche para ir tanto a Micenas como Epidauro; y también quien, tras consultar en internet, te revela cuando llegas que al día siguiente

Ver Post >
Los adolescentes de las pelotas
Adrián Ausín 19-08-2013 | 7:32 | 9

A Óscar, compañero de trabajo, le cae un balonazo cuando está montado en su moto al lado de un parque. Devuelve la pelota. Al cabo de un minuto le cae otro balonazo, esta vez a la moto. Entonces coge la pelota y espera que un niño acuda a recogerla. Tener cuidado con el balón, le dice antes de devolverla. Hasta ahí todo normal. Pero no tarda en llegar un padre. ¿Qué le has dicho a mi hijo? Pues nada, que tengan cuidado con la pelota; me han dado ya dos balonazos. El padre pone cara de malas pulgas y se va sin mediar palabra tras perdonar la vida a Óscar.

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.