El Comercio
img
Fecha: septiembre, 2013
El Occidente también existe
Adrián Ausín 30-09-2013 | 9:03 | 11

Cada vez que viajas por el Occidente asturiano tienes la sensación de hacerlo por el estado de Maine, con esos paisajes planos, alargados, salpicados por alguna casa desperdigada, iluminados por un sol blanco, brumoso, que te hace preguntarte: ¿Estoy en el más allá o en el más acá? Desde Gijón, el Occidente es un enigma, un vecino extraño al que siempre descartamos para girar la mirada hacia el Oriente, que nos acoge con su paisaje montañoso, sus pueblinos apretados y sus calas curvadas. Vemos el Occidente como algo distante, difuso, abierto al infinito gallego y aplazamos un fin de semana tras otro su exploración.

Ver Post >
Alejandro ¿Magno?
Adrián Ausín 27-09-2013 | 9:22 | 3

Tras 1.100 páginas de lectura, Alejandro Magno te deja agotado. Tanto viaje, tanta tienda de campaña, tantos espadazos a tantas culturas te producen un mareo existencial tal que no sabes muy bien qué pensar. Para la esposa, es un héroe, un cromín rubín paradigma del conquistador. Para tu amigo Pablo, otro héroe, su personaje histórico favorito. Para ti, no. Quizá fuera héroe si hubiera agarrado a su pandilla de amigos y se hubiera ido con ellos a conocer mundo allá por el siglo IV AC, cuando aún se pensaba que la tierra era más cuadrada que redonda. Pero todo aquel que con sus sueños de grandeza lleva a la muerte a decenas de miles de compatriotas no es más que un ególatra asesino, por mucho contexto histórico que le queramos poner al asunto.

Ver Post >
Robo en San Lorenzo
Adrián Ausín 25-09-2013 | 7:24 | 13

Una mochila tiene escaso valor. Sobre todo, si es de Decathlon, es de plástico fino y has pagado por ella unos 4 euros. Sin embargo, cuando regresas de tu maravilloso baño en la Escalerona para recoger tu mochila a la altura del Tostadero y te encuentras tus zapatos solos sin el bulto que dejaste encima se adueña de ti el desasosiego. No es la mochila de 4 euros, ni la toalla, ni las gafas de bucear, ni la camiseta, ni (lo peor de todo) la llave del coche lo que te desasosiega; ni tampoco esos tomates cherry cogidos un par de horas antes en el prao, que quedaron danzando entre esos aperos. Es más bien la mala hostia que te produce, es el divorcio inmediato que te genera con el género humano, pese a que en San Lorenzo, el martes, a las dos de la tarde, solo haya un único cafre y los demás sean unas estupendas personas.

Ver Post >
Cinco horas de furia
Adrián Ausín 20-09-2013 | 8:27 | 3

Hay días duros. Si tienes cita en la ITV, más. Vas temprano, en la moto, con los nervios del estudiante que se examina. Conduces sobre 31 años de historia. Y algún fallo has de tener, alguna veta donde el supervisor pueda hincar el diente con saña. Así lo hará. Tras derrochar amabilidad, e incluso un inusual colegueo, el hombre blanco de las gafas redondas te saca dos defectos. Uno, el faro delantero no ilumina lo suficiente. Quizá no haya nada que objetar. Dos, tu sillín es monoplaza mientras la tarjeta de inspección técnica refiere dos plazas. Con este mismo sillín, explicas, pasaste la ITV en 2011 y 2009. Tres coxones importa el dato. La normativa, aduce quien manda, ha cambiado. Verdadero o falso, qué más da, te vas con viento árido (suspendido en septiembre) a resolver los problemas.

Ver Post >
El alma de La Cagonera
Adrián Ausín 16-09-2013 | 10:56 | 0

¿Tú qué yes el andariegu? Ángeles cree identificar a la persona que llama a su puerta al  decirle que es un periodista de EL COMERCIO. Él quisiera responderle que sí, que es el andariegu. Pero no. El semiandariegu anda buscando al último pescador que tuvo barca en La Cagonera y ese no es otro que Ángel Guitiz, un hombretón de 83 años que en ese momento lee el periódico en el garaje de su casa, en La Providencia, reconvertido en un

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.