El Comercio
img
Fecha: noviembre 14, 2013
El genio de Kukuczka
Adrián Ausín 14-11-2013 | 11:31 | 0

En una grieta del Lhotse reposa Jerky Kukuczka. El 24 de octubre de 1989, apenas dos años después de convertirse en el segundo hombre de la historia en llegar a la cima de los catorce ochomiles, el montañero polaco intentaba una nueva gesta sin precedentes: conquistar esta cumbre por su pared sur. Después de tres noches de vivac a más de 8.000 metros, ese día, a las ocho de la mañana, Kukuczka se lanzó pared arriba atado por una cuerda de unos 80 metros comprada, de segunda mano, en Katmandú. Cuando estaba próximo a la arista, Ryszard Pawlowski, el compatriota que le seguía, vio lo siguiente: “Jurek realizó dos movimientos rápidos y cuando me pareció que ya tocaba la arista de nieve, de forma completamente inesperada comenzó a resbalar. Al principio despacio, pero a cada décima de segundo más deprisa. Todavía no me había dado tiempo a comprender lo que estaba ocurriendo cuando pasó a mi lado…”. Kukuczka se despidió de este mundo con una caída al vacío de tres kilómetros que acaso le dejó totalmente irreconocible. Quien quizá haya sido el mejor montañero de toda la historia tenía 41 años, esposa y dos hijos.

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.