img
Fecha: diciembre, 2013
Humillado en San José
Adrián Ausín 31-12-2013 | 11:24 | 16

Hay recuerdos imposibles de borrar. Están grabados a fuego en tu ADN y no hay dios que los haga desaparecer. Cuando ibas a la catequesis en la iglesia de San José sin mucha convicción, pues eras con ocho años un agnóstico en ciernes, hubo un día en el que tocaba cantar a coro; todos los niños juntos, como hermanos, miembros de una iglesia, caminando al encuentro del señor. De aquélla (y de ésta) no tenías un buen concepto de tu voz, así que mientras todos los niños cantaban en las primeras filas del templo tú sólo abrías la boca gesticulando suavemente hasta que el cura te pilló in fraganti.

Ver Post >
Un bebé llama por el móvil
Adrián Ausín 26-12-2013 | 8:24 | 4

¿Qué regalar a ese bebé recién adoptado por un matrimonio amigo? Esa es la cuestión. En un ejercicio de simulación un tanto fuera de lugar, los nuevos padres han reservado habitación en un hospital privado. Quieren que se efectúe allí la llegada del pequeño, un precioso togolés de apenas ocho meses. Ella quiere estar tumbada en la cama cuando le entreguen al menor, tal cual como si hubiera nacido ese día fruto de un parto. El marido acepta resignado por la insistencia.

Ver Post >
Cómo como en Como
Adrián Ausín 23-12-2013 | 9:33 | 0

(Italia y  5)

Cómo como en Como. Adverbio, verbo y sustantivo en la misma palabra con la única variante de un acento. La tierra de los comaschi (comasca en femenino) mira al afamado lago con forma de ‘Y’, donde tienen casa George Clooney y Berlusconi, entre otros, con un enfoque equivocado. ¿Cómo puede ser que Como no tenga un paseo rodeando el lago? Pues no. No lo tiene. Frente a su hotel más señero, el Palace, hay una extraña esclusa y un muro que oculta la vista. Como sólo tiene tramos de paseo que se cortan de forma definitiva antes de llegar a la última casa a izquierda y derecha. No conocen Opatija, el maravilloso enclave marítimo croata que regala al visitante un paseo marítimo de doce kilómetros desde el cual vas divisando las villas decimonónicas construidas con la mirada puesta en la bonita isla de Krk. Tampoco parecen conocer Lugano, en Suiza, a apenas media hora en tren, donde toda la vida de la población se vuelca hacia un lago tan guapín como el de Como a lo largo y ancho de un amplio paseo. (Por esta vez, no mencionaremos el Muro de San Lorenzo).

Ver Post >
Cotilleo en Como
Adrián Ausín 19-12-2013 | 9:56 | 2

(Italia 4)

Ocurre a menudo, cuando viajas en tren, en barco o en avión, que prestas sin querer atención a lo que se cuece en algún asiento de tu área de influencia. Cuando te das cuenta estás implicado hasta las cachas en una conversación ajena, en una discusión o en algún tipo de relación que despierta tu curiosidad. Hasta tal punto que llega a apetecerte intervenir, pedir una aclaración o sugerirle incluso la respuesta a uno de los protagonistas. Tras pasar el día en Bellagio, en el Lago di Como, toca volver en barco a Como, en un trayecto de 50 minutos sin grandes vistas al exterior, pues a las 5.35 de la tarde en diciembre es casi noche cerrada. Te sientas en los dos últimos asientos de la izquierda de un amplio camarote acristalado y presencias lo siguiente:

Ver Post >
Vicenza, la ciudad encantada
Adrián Ausín 16-12-2013 | 10:05 | 6

(Italia 3)

Vicenza es una pequeña ciudad de cuento de hadas. Un núcleo urbano monumental, varios parques de ensueño haciendo de colchón con las carreteras del entorno, un río y unas afueras salpicadas de preciosas villas romanas. En Vicenza vivió Andrea Palladio en el siglo XVI después de viajar durante largo tiempo admirando la Italia Clásica y la Grecia Clásica. Entre lo que vio y lo que imaginó, adquirió el bagaje idóneo para plasmar aquel pasado esplendor en edificios, villas, iglesias y palacios. Así lo hizo hasta los 71 años dejando a su muerte Vicenza cuajada de un estilo que sería copiado luego en todo el mundo. La Casa Blanca está inspirada en Palladio y la residencia de Thomas Jefferson (con la que se arruinó) está inspirada en Palladio, por poner solo dos ejemplos.

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.