El Comercio
img
Fecha: septiembre, 2014
Grandas de Salime existe
Adrián Ausín 30-09-2014 | 9:16 | 6

En Grandas se vive a lo grande. ¿Un museo etnográfico? El mejor de Asturias e, incluso, de España. ¿Una presa? La mayor de Europa cuando se construyó en 1954. Extrañas tanto grandonismo, pues si Taramundi está en el más allá (¿Cree usted en el más allá? No voy a creer, si vivo en Taramundi), lo de Grandas de Salime es el más difícil todavía. Hay que pasar los Oscos rumbo al Sur, llegar a Pesoz, girar a la derecha contra Lugo y ahí está Grandas de Salime, una pieza del puzzle asturiano a punto de desprenderse contra la nada habitada por 973 orgullosos paisanos, que cuando hacen las cosas las hacen a lo grande. Tal parecen de Gijón, desde donde media un viaje de dos horas y media. Pero estás haciendo noche en Ribadeo, lo que reduce las distancias a la mitad.

Ver Post >
Gijón-Ribadeo en hora y diez
Adrián Ausín 26-09-2014 | 9:47 | 0

Gijón- Ribadeo (lo comprobarás a la vuelta) está a hora y diez. Qué maravilla. Lejos quedan aquellos años en los que, siendo neno, un día te llevaba tu padre a comer a Figueras, el último pueblo asturiano, a los pies del Eo, para hablar de negocios con un paisano. Tú pirabas clase ese día que tenía como gran foco de atracción un gran plato de filete con patatas (¿o era un chuletón?) y la copa de la casa, con helados, flan, melocotón, caramelo… Aquellos viajes duraban tres horas y pico la ida y otro tanto la vuelta. Tu padre al final no hablaba de negocios.

Ver Post >
La fotografía de Mata Hari en Gijón
Adrián Ausín 19-09-2014 | 8:59 | 6

Espiar a Mata Hari resulta fascinante. Sigues con insistencia la estela de su contoneo desde París hasta Madrid, pasando por Gijón, con especial interés en su escala en El Musel. Pero ha llovido mucho desde noviembre de 1916 (casi un siglo) como para que las huellas de la bailarina de los pies desnudos, como también la llamaban, no se hayan borrado de casi todas partes; en especial, en aquel breve trayecto entre el puerto gijonés y la estación del Norte, donde tomó un tren a Madrid. Sin embargo, al final, darás en tu propia casa con la prueba documental que buscabas. En la hemeroteca de EL COMERCIO, un auténtico templo donde se preserva el pasado, desde 1878 hasta 2014, está la solución.

Ver Post >
Soy de aquí al lado. Soy de Mieres del Camín
Adrián Ausín 16-09-2014 | 8:42 | 0

Soy de aquí al lado… Soy de Mieres del Camín… Cómo voy a olvidarme.

No pudiste ir a ver a Víctor Manuel a Oviedo. Tocaba currar de lo lindo. Pero tras leer la crónica de Alberto Piquero, con su oportuno titular, no pudiste ya dejar de repetir las palabras con las que Víctor Manuel abrió el primero de sus dos multitudinarios conciertos. Soy de aquí al lado… Soy de Mieres del Camín… Cómo voy a olvidarme. Así de simple. Pero el caso es que, en su boca, suena bien: campechano, sentido, tierno, como una boroña de pan. Soy de aquí al lado… No dejas de repetirlo día y noche. Consideras que has visto a Víctor Manuel las suficientes veces en directo, pero algo tiene este hombretón de 67 años, de Mieres del Camín, que incita a la repetición. Aunque siempre vayas a ver lo mismo, a escuchar lo mismo. A nuestro Víctor Manuel sólo le falta

Ver Post >
Mata Hari en Gijón
Adrián Ausín 11-09-2014 | 9:37 | 2

Qué no habrá pasado en este Gijón. Desde los cilúrnigos hasta los playos, este rincón del Cantábrico ha sido testigo del paso de un sinfín de famosos: reyes, cantantes, actores y, también, espías. En 2016, pasado mañana como quien dice, se cumplirán cien años del desembarco en El Musel de una mujer llamada Margaretha Geertruida Zelle. Dicho así no suena mucho. Pero si referimos su nombre de guerra, Mata Hari, caeremos de la burra enseguida. Sí, Mata Hari, esa mujer nacida en Leeuwarden (Holanda) en 1876 y que sería

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.