img
Fecha: diciembre, 2014
El Nido del Águila (que no viste)
Adrián Ausín 30-12-2014 | 10:55 | 4

(Por Alemania y Austria y 8 )

Cuando surgió la idea de viajar a Munich, el Nido del Águila figuraba entre tus prioridades. Habías visto en los documentales de la 2 a Eva Braun en bikini en la terraza del chalé construido en la cima del monte Kehlstein (1.834 metros) con impresionantes vistas al parque nacional de Berchtesgaden, declarado reserva de la biosfera en 1990. En esa cima se conjugan por tanto la historia, si bien en su peor versión, con un atractivo natural de primera magnitud. Un rincón de Baviera fronterizo con Austria donde Hitler tenía su ‘segunda casa’. Cuando decidiste sacar los billetes ya sabías que no podrías subir hasta el Nido del Águila, pues sus accesos quedan cerrados, por nieve, en octubre y no abren hasta marzo. Pero no dejabas de pensar, iluso, que quizá pudieras hacer algún tipo de proeza a pie.

Ver Post >
Mozart, Sonrisas, Lágrimas y Peña
Adrián Ausín 26-12-2014 | 8:12 | 0

(Por Alemania y Austria 7)

Entras con mal pie en Salzburgo. El viaje en tren desde Innsbruck, apenas dos horas, tiene un suculento recargo poco antes de la llegada por usar un bono de diario para trenes rápidos, error cometido sin intención pese a tu dni español. El hotel, próximo a la estación, ha salido por un rejón. Pero no hay nada en su interior que lo justifique, más que las fechas: puente de diciembre. Te lo tomas todo con deportividad. Sin embargo, cuando caminas por el paseo del río y llegas al cogollo te topas con el tercer factor adverso: la

Ver Post >
Innsbruck, el valle iluminado
Adrián Ausín 23-12-2014 | 9:10 | 0

(Por Alemania y Austria 6)

La llegada en tren a Innsbruck desde Munich te inyecta vitamina C en vena. Tras cinco días seguidos bajo un manto gris, el cielo se cuartea sobre los Alpes para dejar a la vista unos maravillosos contrastes de picos, soles y nubes. Son algo menos de dos horas por unos pasadizos entre montañas que, tras un largo túnel, se asoman al valle de Innsbruck, donde todo tiene una luz especial. Es un sitio optimista, alegre, vital, una

Ver Post >
Neuschwanstein, el castillo de Walt Disney
Adrián Ausín 19-12-2014 | 3:11 | 1

(Por Alemania y Austria 5)

Luis II de Baviera subió al trono con 18 años. La muerte de su padre Maximiliano II precipitó su ascensión cuando estaba aún formándose, lo cual lamentaría toda su vida. Al final, su reinado tendría un final tan extraño como el de su abuelo, Luis I, a quien se le fue la pinza con una bailarina cuya historia da para todo un peliculón. Cuenta la leyenda que cuando el monarca le preguntó si su belleza era obra de los dioses, Lola Montez tomó una tijera, rajó su vestido y le dijo que lo comprobase él mismo. El rey se enamoró perdidamente de ella, le dio una dote descomunal, le regaló un palacio y la bailarina empezó a erigirse en la auténtica gobernanta de Baviera. El mosqueo ciudadano fue engordando hasta una revuelta estudiantil en Munich que el monarca, guiado por los caprichos de la amada, apoyó. Fue la gota que colmó el vaso. La oligarquía de Baviera lo destituyó al instante. Corría 1848

Ver Post >
Las mil caras de Munich
Adrián Ausín 17-12-2014 | 12:13 | 0

(Por Alemania y Austria 4)

Munich tiene mil caras. No es solo un remake de la convulsa historia del siglo XX. Si hablamos de cerveza, además de la popularísima Hofbräuhaus, la Augustiner Bräustuben, de techo abovedado de ladrillo, es una visita

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.