El Comercio
img
Fecha: marzo, 2015
Botillo
Adrián Ausín 24-03-2015 | 9:50 | 0

La última vez que habías comido botillo el festín de los compañeros de curro, entonces en Avilés, dio lugar a una divertida anécdota. Por lo que fuera, un fotógrafo desconocía la convocatoria y cuando volvió de su descanso y se enteró de que nos habíamos ido todos a comer botillo no dejó de lamentarse durante una semana entera en largos monólogos pronunciados en voz alta, a modo de recriminación para el colectivo: porque claro, van a comer el botillo y a uno no le avisan; porque claro, si quedan para comer el botillo y te dejan fuera pues no te sienta bien; porque claro, el día del botillo es algo especial… Así todos los días a todas horas hasta que Nacho, divertido redactor, le gritó agotado por aquel acoso y derribo: ¡Cállate ya, botillo! Aquel fotógrafo que no comió el botillo se quedó con el mote de botillo hasta el día de su jubilación.

Ver Post >
El oso de Hormas
Adrián Ausín 17-03-2015 | 7:32 | 2

De repente, estás roncando sobre una rodaja de roble en mitad de la nieve. Tras dos horas y media de ruta, has llegado a un alto, en el valle de Hormas, donde en su día hubo un roble que no abarcaban

Ver Post >
55 puntazos… (Y Julio Llamazares)
Adrián Ausín 15-03-2015 | 10:28 | 0

Qué puntazo el Sporting. Un partido duro, feo, trabado, sin ningún glamour y con un gol en propia nos sube a los altares del ascenso. Qué tres puntazos. En estos campos, por no decir patatales, es donde se siembran los ascensos. Contra rivales rocosos, en luchas de gladiadores donde parece

Ver Post >
Paisajes nevados riañeses
Adrián Ausín 12-03-2015 | 11:21 | 3

“Cortar el madero en el menguante de enero”

«Un día subí al monte con mi tío a por madera. Cuando estábamos en un alto se nos apareció un venao moribundo. Mi tío le disparó y se llevó el trofeo. Cuando subimos al día siguiente había pisadas de oso en torno al bicho, que estaba algo comido. Yo volví a trabajar en la madera. Al otro día había más pisadas y al venao le faltaba otro cacho. Y el cuarto lo mismo. O sea que durante cuatro días fui vecino del oso. Yo de día y él de noche, compartimos el mismo lugar». Estas son las historias que se cuentan estos días en los mentideros del valle de Riaño, donde la nieve sigue dominándolo todo, punteada por las pisadas de ciervos, lobos, osos, vacas, caballos, alimañas y humanos. Nadie puede ocultar su trayecto sobre la nieve, que delata con sus hendiduras la identidad y el trayecto de cada cual. Basta con seguirlas, aunque quizá te lleven demasiado lejos.

Ver Post >
Un nido sorpresa
Adrián Ausín 02-03-2015 | 10:43 | 5

La invernada tiene su encanto en el campo. ¿Qué haces en el prau en enero y febrero? Pues menos segar casi de todo. Hay una tarea obligada: podar los manzanos. Hace un año fue un lavar y marcar, algo ligth. Esta vez tiras incluso de motosierra, eso sí, después de que te la arranque la primera vez el amigo de Zumosol, pues la inactividad las mata. Luego atacas unas buenas ramas gruesas que empezaban a impedir el tránsito por tu cuadrilátero verde sin toparte cada cinco pasos con una rama torcida apuntándote a los ojos. Toca despejar y los manzanos, sufridos ellos, no rechistan. El placer del corte en la base está solo al alcance de quien lo ejecuta: toma contacto la cadena con la corteza y la atraviesa con eficacia hasta el desprendimiento final de la madera, que cae al suelo dando un golpe que suena como un zumbido acolchado. Luego te agachas y haces rodajas a la víctima pensando en la cocina de carbón del suegro. Seguro que le viene bien.

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.