img
Fecha: mayo, 2016
El torno de las clarisas
Adrián Ausín 28-05-2016 | 7:10 | 2

En 1975, el convento de las clarisas de la Laboral recibió la visita de una niña gijonesa de un año. Era la sobrina de una de las internas. Tal fue el alborozo generado intramuros que los padres accedieron a pasarles el bebé por el torno principal. Giró la estructura circular de madera hacia dentro con aquella niña en su interior, lo cual la dejó totalmente a oscuras durante un mágico instante. Cuando completó los 180 grados y se hizo la luz al otro lado las monjas de clausura la tomaron en sus brazos y la llenaron de afectos. Pasados los años, aquella niña volvería muchas veces al convento de la Laboral, donde cambió el torno por la celosía. En la verja metálica, aún existente, ella encajaba uno de sus hermosos papos y las religiosas hacían turno para cubrirlo de besos. Era una niña de gran éxito en aquel recibidor, donde la tía y el resto de las hermanas comprobaban cómo iba creciendo, mientras la obsequiaban con tabletas de chocolate Nestlé.

Ver Post >
Dos maños de órdago
Adrián Ausín 19-05-2016 | 11:54 | 0

Guerra es sinónimo de barbarie. Por parte y parte. Insiste en esta idea Pío Baroja en su libro póstumo ‘Miserias de la guerra’, escrito en 1951 y publicado en 2006. A través de los ojos de un

Ver Post >
Musho Beti, Musho Beti, ¡¡¡eh!!!
Adrián Ausín 09-05-2016 | 10:01 | 4

Sportinguistas del ORBE: ¡Estamos en Primera!

Ver Post >
¡¡¡¡Hay sidra d'Arroes!!!!
Adrián Ausín 01-05-2016 | 8:02 | 3

Hay dos días importantes al año. Uno llega cuando corchas la sidra; otro cuando pones la huerta. Son dos rituales que elevan el espíritu, poniéndolo en armonía con la tierra. Este año, ambos tendrán una separación de apenas cuatro días. El viernes, tras mil peripecias, cien litros de sidra quedaron empaquetados en ciento treinta botellas. El martes atacarás la huerta con el rotovátor para oxigenarla antes de llenarla de plantones. Hoy toca hablar de sidra. Y contar toda la verdad. Pues cada año es caprichoso respecto al anterior y nunca hasta ahora has igualado el producto. Por eso es sidra casera. Por eso varía. Porque vas adaptando pautas. Porque las manzanas combinan distinto. Porque no corchas el mismo día. Porque la naturaleza es azarosa. Y porque tu suegro así podrá seguir metiéndose contigo. 

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.