img
Fecha: julio, 2016
De Bilbao al Gorbea a pinrel
Adrián Ausín 30-07-2016 | 8:58 | 2

(Interrumpimos las crónicas sicilianas para dar una noticia de altura)

 

Para Héctor,
primus magníficus

En una vida hay un puñado de hitos vinculados a la superación de cada cual, en función de su medida de las cosas, que permanecen en la memoria como tesoros. El primero fue ir de Gijón a Covadonga caminando en el día: casi 80 kilómetros bastante llanos en trece horas y media. El segundo, subir el volcán Misti en Perú hasta sus 5.822 metros de altura en dos durísimas jornadas con taquicardias crecientes. El tercero, bajar de los miradores del Gran Cañón al río Colorado para bañarte en él y subir en el día, un mes de noviembre, superando un desnivel de 2.300 metros a 700. El cuarto, coronar el Torrecerredo. Y el quinto el pasado martes, antes de agotar las vacaciones de verano, resultó igualmente singular: salir caminado de Bilbao, atravesar Vizcaya entera por sus cordilleras, llegar al Gorbea, en la frontera con Álava, y subirlo. Y, claro, bajarlo hasta un pueblo de Álava, adonde te fue a buscar el primo Héctor,

Ver Post >
Sicilia, mafia total
Adrián Ausín 22-07-2016 | 9:55 | 0

(Quince días en Sicilia 2)

En Sicilia la huella de la mafia está en todas partes. Persianas bajadas, pisos cerrados, casas a medio construir con la obra parada, grandes contrastes entre mansiones y viviendas empobrecidas… Lo dice una gijonesa casada con un italiano que ha peinado la zona. Tú ves esas cosas, pero: ¿pueden atribuirse a la mafia? En tu guía de cabecera te recomiendan no sacar el tema con los sicilianos. Quizá por un excesivo hartazgo o por un deseo de pasar página, si es que pueden. De modo que no procede pedir la cuenta en un hotel o un restaurante y aprovechar para preguntar: por cierto, ¿qué tal la mafia? ¿sigue puteándoles? ¿o está la cosa más calmada?

Ver Post >
Arrancar el coche en Sicilia
Adrián Ausín 17-07-2016 | 11:19 | 0

(Quince días en Sicilia 1)

Si fuera viable, los italianos irían al baño en coche. Un pasillo de casa un poco más amplio permitiría quizá conducir el Fiat hasta el váter. En Italia no hay prácticamente aceras. En muchas calles secundarias a un lado hay coches aparcados y al otro un hilillo de acera donde no caben dos personas. Por donde desfilaron las

Ver Post >
Barbarie tecnológica
Adrián Ausín 05-07-2016 | 11:23 | 1

El mundo no se lo cargará ningún volcán, ningún terremoto, ningún platillo volante atiborrado de marcianos asesinos. Será la tecnología la que termine con nosotros. De forma lenta, pero absolutamente segura e implacable. El fin del mundo llegará

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.