El Comercio
img
Greystoke también fala
img
Adrián Ausín | 10-06-2018 | 21:43

La historia de la creación, faltaría más, también debería tener su versión asturiana. Como ‘Rambo’ o ‘El exorcista’. El primer homo sapiens asturis habría sido gestado en los árboles del Monte Deva, tras la unión de dos chimpancés que experimentaron una extraña deriva al combinar accidentalmente la sidra y los oricios. Esi primer playu miró al horizonte, vio la Campa Torres y dijo a los suyos:«Seguidme». Así empezaron los cilúrnigos, aquellos pioneros que al asentarse en la Campa fundaron sin saberlo la nación gijonesa y al decir «ye guapu» mientras contemplaban el horizonte alumbraron ese hablar que llamaron primero bable y lluego llingua.

Se anunciaba ayer la emisión de ‘Greystoke. La leyenda de Tarzán’ en versión bablística, un nuevo intento, tras el éxito mundial de ‘El rostru impenetrable’, de demostrarnos a los ignorantes cilúrnigos del siglo XXIque eso que hablamos por el Muro, aunque no nos demos cuenta, es un idioma en toda regla. No hay más que preguntar a uno de Valladolid si cuando le decimos eso de ‘rostru’ lo entiende o necesita diccionario. ¡Qué poco valoramos lo nuestro!

greystokeTras admirar a Marlon Brando falando como si tal cosa, ahora nos pondrán a Christopher Lambert de idéntica guisa. El buen salvaje criado entre monos por accidente llega a su palacio en edad adulta, rescatado para la civilización. El tráiler nos avanza el recibimiento y volvemos a tener serias dudas de que un mesetario entienda el idioma astur:
–Ven pacá, voy llevate al tu cuartu. Espero que nun pases frío.
–Cuidau con les escaleres. Son muy ensidioses.
La celebración de la Semana de les Lletres se completa con el doblaje de ‘Orixe’ y ‘Ocean’s Eleven’, menos glamurosas. El público bilingüe aguardará ansioso ‘La vida de Bryan’ en versión asturiana para rematar con humor la campaña cooficial en los labios del mismísimo Jesucrito crucificado, dando lustre a este idioma que se encamina a estar vigente en todas las ventanillas de la administración pública. «Perdonailos, Señor, porque nun saben lo que facen».

(Publicado en EL COMERCIO el viernes 4 de mayo de 2018)

Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.