img
Categoría: Política
Pedro ante el espejo

Soy guapo a secas. Lo dijo y lo piensa. Y además es verdad. Ye guapo. Pero, ¿basta con eso para ser presidente del Gobierno de un país? Él debía de creer que sí. Con eso y con un discurso efectista, aparentemente grandilocuente, pero tremendamente hueco, además de inconsistente. Erigirse en alternativa nacional con 85 diputados era casi un chiste. Blandir una altura de miras resumida a “no es no”, con la apostilla “qué parte del no no ha entendido”, lo dice todo. Pedro Sánchez ha pasado ya a la historia centenaria del PSOE y muchos acabarán por recordarlo como aquel hombre guapo que estuvo a punto de llevar a pique la nave socialista (y de paso la española). Pero él seguirá siempre fiel a lo que le dirán su mujer y su madre en casa: no lo hay más guapo que tú, cómo no vas a ser tú presidente. Y así se escribe la historia.

Ver Post >
La Vuelta Ciclista se estrellará en Tarna el 28 de agosto

El domingo 28 de agosto, la Vuelta Ciclista a España 2016 se estrellará en el puerto de Tarna. A día de hoy, solo cabe una duda: ¿habrá muertos o solo heridos? ¿habrá un accidente o varios? ¿se despeñará algún ciclista? ¿se producirá después una reclamación judicial contra el Gobierno del Principado? Esas son las incertidumbres. La certidumbre es el accidente. La novena etapa de la Vuelta partirá de Cistierna (León) y, tras pasar por Riaño, tomará Tarna en sentido descendente, mucho más peligroso, por la velocidad, para culminar en el alto del Naranco, en Oviedo. En total, 165 kilómetros que a buen seguro algún corredor no terminará.

Ver Post >
Los pies en la Tierra, por favor

Dice Carlos Herrera que si se produce un pacto de gobierno PSOE-Podemos-etc, él pide asilo político en Somalia. ¿No estará demasiado cerca, Carlos? En Somalia, amigo Carlos, no se deben decir tantas tonterías en la televisión día sí día también de forma tan impune. En España se ha

Ver Post >
A vuestra Merced, Mario

A casi 9.000 kilómetros de distancia de Gijón, abres EL COMERCIO en Kioscoymas y recibes una bofetada en plena cara. En este mundo tan convulso, repleto de problemas sin resolver, el más acuciante quizá referido al intelecto humano, cuatro grupos políticos del Ayuntamiento de Gijón han acordado suprimir el nombre de una histórica y céntrica calle para sustituirlo por el de un político finado. De La Merced a José Manuel Palacio. Y todo ello por obra y gracia de su merced el alcalde in péctore de nuestra casa consistorial, a la sazón Mario Suárez del Fueyo, quien primero cambia los plenos de la mañana a la tarde porque le viene mejor y ahora nos cambia el nombre de una calle histórica, señera y bonita sin encomendarse absolutamente a nadie más que a sus santos braulios. Olvidamos, claro está, que don Mario, este paracaidista que hemos aupado los gijoneses a la cosa pública, trabaja en dicha calle y cómo no va tener derecho vuestra merced, en prebenda de tan alto rango alcanzado, que ponerle el nombre de quien mejor se le antoje.

Ver Post >
Impresionados por la Catedral

Acostumbrados, a lo sumo, a una Iglesiona; se nos atragantó la Catedral. El Sporting fue una marioneta, la noche del lunes, en manos del Athletic de Bilbao, pese a tener mil gargantas en la esquina sur del magnífico y reluciente estadio metiendo más ruido que la parroquia local. Poco se les pegó a los jugadores, que tal parecían asombrados de jugar en el estadio, de largo, más

Ver Post >
¿Muerte a los Premios Nobel?

Si la espiral de la estupidez sigue su curso en esta España tan rica y tan tonta no tardaremos en exigir a Suecia la supresión de los Premios Nobel. Alfred Nobel, argumentaremos, inventó la dinamita (una de sus 355 patentes) y amasó una auténtica fortuna en el siglo XIX a costa del sufrimiento humano. Cómo podemos por tanto recordarlo, cada año, desde 1901, con los Premios Nobel de la Paz, la Economía, la Literatura, la Medicina, la Física y la Química. A la hoguera con él y con sus premios, clamará esa España alternativa a la que le sugestiona tanto meterse con todo lo establecido sin hacer la menor disquisición entre elementos dicotómicos tales como enriquecer/empobrecer, cultura/ignorancia, sumar/restar. Adentrarnos en la esencia de este hipotético asunto supone preguntarse ¿enriquecen o empobrecen los Premios Nobel? Suecia y el mundo entero parecen tenerlo muy claro. España, a tenor de la deriva que vamos tomando, quizá no tanto. Pues la siguiente pregunta lógica es: ¿Enriquecen o empobrecen los Premios Princesa de Asturias? La respuesta es exactamente la misma en ambos casos. No cabe la diferenciación acerca de su esencia, sus valores y su ejemplo para la sociedad.

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.