img
Categoría: Riaño
La Vuelta Ciclista se estrellará en Tarna el 28 de agosto

El domingo 28 de agosto, la Vuelta Ciclista a España 2016 se estrellará en el puerto de Tarna. A día de hoy, solo cabe una duda: ¿habrá muertos o solo heridos? ¿habrá un accidente o varios? ¿se despeñará algún ciclista? ¿se producirá después una reclamación judicial contra el Gobierno del Principado? Esas son las incertidumbres. La certidumbre es el accidente. La novena etapa de la Vuelta partirá de Cistierna (León) y, tras pasar por Riaño, tomará Tarna en sentido descendente, mucho más peligroso, por la velocidad, para culminar en el alto del Naranco, en Oviedo. En total, 165 kilómetros que a buen seguro algún corredor no terminará.

Ver Post >
Maraña… ¡Y cierra España!

En los años 50, Maraña tenía 500 habitantes. En sus escuelas había 40 niños y 40 niñas. Y la ganadería alimentaba con holganza este coqueto rincón de la montaña leonesa situado en uno de esos valles laterales donde la carretera muere, a apenas diez minutos de coche del alto de Tarna. En Maraña, en invierno, viven ahora, en 2016, unos treinta vecinos, los tres niños del pueblo van a estudiar a Riaño y aquellas antiguas escuelas, aquel singular edificio de piedra, albergan en dos terceras partes el bar Mampodre, donde Acacio mantiene con vida la actividad social del pueblo, además de captar la atención del afamado montañero Jesús Calleja, quien ha encontrado en este pueblo y en este bar un escondite donde descansar de los focos y comer casero.

Ver Post >
Astures en la nieve

Cuando la Semana Santa se reduce a un solo día, el viernes, hay que aprovecharlo. El resto toca trabajar. Tras acabar la jornada del jueves, sales para el valle de Riaño pasadas las once de la noche. Tarna está misterioso. Lo iluminan una gran luna y la nieve que te acompaña a ambos lados de la carretera. No hay tanta luz como para ver con nitidez el asfalto destrozado. Ese ya lo sienten las ruedas en los 23 kilómetros que median desde Campo de Caso hasta el alto del puerto, a 1.490 metros. Tarna es un puerto aniquilado, triturado, abandonado, con un gran argayo sin retirar desde hace catorce meses. Una vez coronado León, la carretera se ensancha, el piso está cuidado. Tal parece que cambies de país. De Albania a Alemania, como decía un internauta en El Comercio Digital.

Ver Post >
Un jabalí muerto en el río

para Esther y Fernando. Os debo una como ésta

 

En un simple paseo de dos horas, desde el Hotel Tierra de la Reina hasta el roblón y vuelta, el valle de Riaño te ofrece de todo. Primero un paisaje ascendente interesante donde te topas en mitad del camino con una cagada de lobo, bien cubierta de pelo (que la distingue de la del perro), pues el lobo cuando come no lo hace con cuchillo y tenedor. Luego, ganada la mayor altura, una gran amplitud que te invita a tomar mil caminos: hacia Villafrea, Espejos, Casasuertes, Hormas o, como esta ocasión, la bajada hacia el fondo del valle para retornar por el mismo. La parada del roblón resulta espectacular. Lo primero que ves es la huella del oso. La estaca sobre la que reposa el cartel indicativo de este quercus de 24 metros de altura y dos y pico de diámetro está mordida por el oso. “Le gusta mucho este tipo de madera”, ilustra el primo

Ver Post >
Leones en León

 

Te encaminas al río tras dos horas de monte. En las sombras del bosque has tenido la sensación de estar secretamente acompañado por el reino animal, sin que nadie se haya mostrado. Sales a una inmensa pradera amarilla salpimentada de fardos de paja. Es entonces cuando los ves. Por el rabillo del ojo derecho divisas con plena nitidez un león macho emergiendo entre las escobas. Giras la mirada en dirección contraria, sin mover un músculo, y verificas que le acompañan dos leonas por el lado contrario. Estás en campo abierto, a unos 200 metros del monte y 300 del río, sin edificios ni árboles de envergadura a los que encaramarte. Tus ojos hacen un nuevo repaso visual para verificar que no estás soñando. Hay tres leones en sigiloso movimiento rodeando tu cuerpo serrano. Estás en las praderas intermedias entre la montaña y Boca de Huérgano (León), es viernes, 10 de julio de 2015, son las 12.30 horas de la mañana y hay unos 28 grados de temperatura bajo un cielo azul donde no se divisa una sola nube.

Ver Post >
Camino del río

 (Para Fonso)

 

Un tractor recoge hierba seca junto a tres cigüeñas. Dos perros ladran a la entrada de un pueblo. Una fuente, a la salida de ese mismo pueblo, refresca el ambiente con su chorro de agua incesante. El camino de La Canalina recorre Boca de Huérgano, Villafrea, Espejos y

Ver Post >
Sobre el autor Adrián Ausín
Adrián Ausín (Gijón, 1967) es periodista. Trabaja en el diario EL COMERCIO desde 1995. Antes, se inició en la profesión en Bilbao, Sevilla y Granada. Sus aficiones apuntan en muchas direcciones: naturaleza, bricolaje, viajes, fotografía, cine y literatura. Todo ello con epicentro en Gijón.