El Comercio
img
Fecha: diciembre, 2012
Colunga bate el récord histórico de capturas

Durante el pasado fin de semana se cobraron seis macarenos de más de 100 kilos en diferentes cotos de la comarca y el llanisco José Alberto Valle Villanueva ‘El Polés’, cazador de la palomilla riosellana de Mario Ampudia, abatía cuatro jabalíes en el lote de Cofiño, en la Reserva del Sueve.

La cuadrilla riosellana de Víctor Caravia cobró dos espectaculares navajeros en el lote de Moru.

La cuadrilla riosellana de Víctor Caravia cobró dos espectaculares navajeros en el lote de Moru.

Ribadesella
Puñaladas nocturnas
Inolvidable cacería para la cuadrilla gestionada por Víctor Caravia en el lote de Moru con la captura de dos titánicos navajeros que pesaron 115 y 110 kilos. Los verracos estaban encamados en La Mediana, a menos de 500 metros uno del otro, y presentaban cuchilladas en el cuerpo tras haberse apuñalado entre ellos la noche anterior. El de mayor peso lo abatía Humberto Martínez, en El Cantu, y el otro lo fulminaba Víctor Caravia, en La Huertona.
En Barréu, Roberto Capín Sánchez prendía un suido de 60.

Un jabalí de 107 kilos y otro de 45 pasaportó el cazador Felipe Tresplácidos para la cuadrilla dirigida por Ramón Campillo

Un jabalí de 107 kilos y otro de 45 pasaportó el cazador Felipe Tresplácidos para la cuadrilla dirigida por Ramón Campillo

Peñamellera Alta
Bautismo de ‘Mellado’
En Peleas, en menos de una hora de montería, Felipe Trespalacios, situado en la postura del Joyu de la Canal, abatía dos verracos con pesos de 107 y 45 kilos.
En Rubó, Antonio Rubín ‘Mellado’ pasaportaba el primer jabalí de su vida, un gorrino de 73 kilos.

 

En el coto de Socoa se llevan cobrados hasta la fecha 234 verracos. Tres de ellos, el pasado sábado el grupo gestionado por Pedro Amieva

En el coto de Socoa se llevan cobrados hasta la fecha 234 verracos. Tres de ellos, el pasado sábado el grupo gestionado por Pedro Amieva

Llanes
Cuatro en San Cecilio
En San Cecilio, Manuel Erice Junco ‘Manolín’, Juan Carlos Posada, Ramón Granda Pontigo y Ángel Villa Díaz abatían cuatro macarenos de 77, 68, 65 y 43 kilos. Manolín, con su rifle FN-30/06, ya lleva cobrados cinco gorrinos este año.
En Río de Nueva, Javier Núñez Martín tumbaba un navajero de 98 kilos y afilados colmillos, mientras que Cayetano Seoane Calvo y Manuel Julio García pasaportaban otros dos de 60 kilos, cada uno. En Mañanga, Juan José Lledías, Víctor Díaz y Francisco Gutiérrez Díaz ‘Panchín’ tumbaban tres verracos de 73, 64 y 60 kilos.
En Sierra Plana, Manuel Cuanda del Río fusilaba dos suidos de 60 y 45 kilos, en tanto que José María Martínez fulminaba otro de 48. En La Mar, José Barro ‘Pepe el de Buda’, Jesús Pesquera y Pedro Rodríguez volteaban tres jabalíes de 62, 50 y 37 kilos. En La Verde, Ramón Canal cobraba dos cerdos salvajes de 60 y 43 kilos, mientras que Vicente Buj Ampudia prendía otro de 40.

La cuadrilla piloñesa capitaneada por Tito regresó de Cayón con cinco jabalíes abatidos

La cuadrilla piloñesa capitaneada por Tito regresó de Cayón con cinco jabalíes abatidos

Piloña
El prolífico lote de Cayón
Espectacular montería para la cuadrilla de Tito en el prolífico lote de Cayón, donde Joaquín Díaz Suárez tumbaba un navajero de 110 kilos, mientras que Raúl González Fernández, María Isabel Raigoso Espina, Manuel Díaz García y Mario Raigoso Espina fusilaban otros cuatro con pesos de 83, 62, 57 y 55 kilos.
En Anayo, Juan Luis Toraño Díaz, Miguel García Corzo y Juan Manuel Prendes Arenas abatían tres cerdos salvajes de 64, 53 y 30 kilos.
En El Castellanu, Ángel Caldevilla Piniella y Pablo Caldevilla Álvarez pasaportaban dos suidos de 40 kilos, cada uno. En La Carbazosa, José Moro Vigil y José Luis Rodríguez Álvarez fulminaban dos bermejos de 40 y 30 kilos.
En La Cueva, Berto Albino Díaz García apiolaba un macareno de 82 kilos. En Los Montes, Faustino Salvador Vidal cobraba un suido de 45.
Sin tocar pelo regresaron de los lotes de Beroñes, Rollamiu, La Castañal y Cereceda, las palomillas gestionadas por Ismael Cofiño, Martino, Germán Noriega y Armando Cueto, respectivamente.
En Sellón, Marcos Carbajal Pérez abatía un venado macho selectivo. En los cuarteles de Beroñes, Cayón y El Castellanu se cobraron tres venados hembra con certeros disparos de Manuel Ignacio Estebes, Enrique Longo Palacios y José Mauricio ‘Chicho’.

Cabrales
Hercúleo navajero
En Poo, Carlos López, de la cuadrilla de Fernando Pidal, fusilaba un hercúleo navajero de 120 kilos, mientras que Máximo Echizarreta Palacios apiolaba un suido de 60.
En La Ría, el mismo Carlos López, tumbaba dos bermejos de 30 kilos, cada uno, mientras que Javier Lobeto y el ovetense Crespo fulminaban otros dos de 60, cada uno.
En El Escobal, Jesús Campillo, Francisco Sánchez y Reyes Martínez tumbaban tres cerdos salvajes de 73, 50 y 37 kilos. En Berodia, Manuel Borbolla, Javier Huerta Bartolomé y Celso Meiriño apiolaban tres macarenos de 68, 65 y 34 kilos.
En Bierru, José Antonio Dosal prendía un verraco de 72.

La palomilla colunguesa de Silvino tumbó tres macarenos y un venado en el lote de Carrandi

La palomilla colunguesa de Silvino tumbó tres macarenos y un venado en el lote de Carrandi

Colunga
Productivo fin de semana
Nadie, ni los más viejo del lugar, recuerdan un fin de semana tan productivo en el municipio colungués. Se cobraron 16 jabalíes y mojaron todas las cuadrillas.
En Lue, la cuadrilla de Sergio Fernández Villar, conocida como ‘La Roja’, pasaportaba cuatro jabalíes de 85, 53, 44 y 30 kilos. Dos los abatía José Manuel Fernández Naredo, mientras que Manuel Fernández Iglesias y Juan Carlos Sondesa Martínez cobraban la otra pareja.
En Selorio, Miguel Ángel García Fernández apiolaba un navajero de 102 kilos, mientras que Carlos Alonso Sánchez y Eloy Sánchez Vega fulminaban otros dos de 73 y 32.
En Carrandi, José Ignacio Camino Villa, Silvino Álvarez Aladro y Ángel Martínez Rodríguez tumbaban tres macarenos de 62, 54 y 50 kilos. Y Nicanor Villar Gancedo acertaba sobre un venado hembra.
En Pernús, José Luis Acebal Rendueles prendía dos verracos de 60 kilos, cada uno, en tanto que José Manuel Solís Molleda abatía un bermejo de 25 kilos. En Libardón, Jovino Fernández Suárez, Amalio Estrada Fernández y David Alonso Morán estaban certeros frente a tres cerdos salvajes de 54, 50 y 23 kilos.

El histórico grupo de Cardes estuvo certero en Fondrigones

El histórico grupo de Cardes estuvo certero en Fondrigones

La Parraguesa
Una decena de jabalíes
En La Toya, Francisco Carús Somohano, Alejandro de la Fuente Crespo y Alejandro Martínez del Valle abatían tres jabalíes de 90, 52 y 40 kilos, para la cuadrilla de Rivero.
En Següenco, Javier Peruyero García, Pedro García Rama y Roberto Mazón Fernández tumbaban tres gorrinos de 82, 43 y 27 kilos.
En Fondrigones, José Antonio Suárez Cabielles apiolaba un verraco de 70 kilos, mientras que José Ramón García Quesada y Manuel Ovidio Álvarez Lastra fusilaban dos venados de 157 y 143 puntos, respectivamente, para la histórica palomilla de Cardes.
En La Cuesta, Eugenio Caravia Foncueva cobraba un suido de 73 kilos. En Triongo, José Ferrero Granda prendía un marrano de 62. En Teleña, José Escandón Canal pasaportaba un macareno de 60.

Amieva
Triplete en Sebarga
En Sebarga, Santiago Toraño abatía un jabalí de 57 kilos, mientras que Quero tumbaba otros dos de 73 y 44 kilos. En Argolibiu, Pedro Díaz Amieva, del restaurante La Roca, pasaportaba dos macarenos de 62 y 50 kilos.
En Ríu Melón, Longinos Coviella y el gijonés Santiago fusilaban dos cerdos salvajes de 40 kilos, cada uno. En Vis, Santiago Toraño fulminaba un verraco de 60.

Peñamellera Baja
Doblete de Cotera
En el Argayu, David Berdial Belarra y Arturo Bada cobraban dos navajeros de 84 y 61 kilos. En Cuñaba, Luis Vázquez Cotera tumbaba dos suidos de 57 y 26 kilos.

La cuadrilla canguesa de José María Fernández Soto, con sede en Cañu, se marchó de La Cuestona (Onís) con un par de cerdos salvajes de 60 kilos cada uno

La cuadrilla canguesa de José María Fernández Soto, con sede en Cañu, se marchó de La Cuestona (Onís) con un par de cerdos salvajes de 60 kilos cada uno

Onís
Un bermejo de ‘Chelu’
En Maliciegu, Miguel Ángel Casero Tomás ‘Chelu’ acertaba sobre un bermejo de 33 kilos.

Reserva del Sueve
La cuadrilla de Mario
Interesante montería en Cofiño para la cuadrilla riosellana capitaneada por el audaz Mario Ampudia. El llanisco José Alberto Valle Villanueva ‘El Polés’ abatía cuatro jabalíes de 82, 64, 36 y 32 kilos, mientras que el riollesano Ricardo Gonzalo Rosete apiolaba otro de 85.
En Libardón, una cuadrilla de Candamo tumbó un bermejo de 27 kilos. En El Potril, un cazador de Piloña apioló dos gamos hembra.
Un grupo de cazadores colungueses abandonó el lote de Cofiño con una espectacular percha de cinco arceas. Y tres becadas se llevó de Libardón una palomilla de Gozón.

Reserva de Piloña
Un suido para Gijón
Un grupo de cazadores de Gijón acabó la jornada en Degoes con la captura de un suido de 84 kilos.

Ver Post >
Abatidos seis jabalíes de más de cien kilos

El pasado fin de semana los cazadores se encontraron el monte en óptimas condiciones y consiguieron tumbar 99 cerdos jabalíes. En Anayo, Sebarga, La Toya, El Escobal, Lue y Mañanga se abatieron ejemplares de más de cien kilos. A nivel individual, la mejor hazaña de la pasada jornada la protagonizaba el llanisco Didier André al tumbar tres macarenos en Mañanga, con pesos de 105, 64 y 36 kilos. El piloñés Manuel Montequín también tuvo su día particular de gloria al pasaportar un navajero de 120 kilos y otro de 50.

Parres. La histórica cuadrilla canguesa de Cardes acudió el domingo al lote parragués de La Toya donde tumbaron tres macarenos. Uno de ellos, de 110 kilos de peso y desafiantes colmillos, lo apiolaba ‘El Nini’.

La Parraguesa
Navajero para ‘Nini’
En La Toya, Juan Antonio Rodríguez Lastra ‘el Nini’ tumbaba dos navajeros de 110 y 72 kilos, mientras que Francisco García Marcos apiolaba otro de 53, para la histórica cuadrilla de Cardes .
En Triongo, Marcos Carbajal Pérez, Javier Salazar Torre y José María Ferrero Zapico abatían tres suidos de 54, 33 y 30 kilos. En Bustevela, Armando Mori Villanueva, Francisco Javier Rosete Quesada y Manuel Arsenio Fuente Rivera fusilaban tres bermejos de 30 kilos, cada uno de ellos.
En Fondrigones, Agustín Noriega Sampayo y Ricardo Escalante Camus acertaban sobre dos interesantes macarenos de 92 y 60 kilos. En Sinariega, Celestino Prieto de la Roz y José Miguel de la Vega García pasaportaban dos asimétricos jabalíes de 90 y 50 kilos.
En el Aspru, Pedro García Hevia y José Manuel Llerandi Coro fulminaban dos cerdos salvajes de 70 y 60 kilos. En Zardón, Higinio Rodríguez Santín y Jesús Matías Fernández Moral atinaban sobre dos marranos de 40 kilos, cada uno.
En Cetín, Juan Carlos Morán Medina volteaba un puerco de 54 kilos. En Següenco, José María Gonzalo Suárez prendía un gorrino de 44 kilos.

Peñamellera Alta
Dos dobletes
En Jana, José Ángel Arenas ‘Rotura’, abatía dos verracos de 83 y 60 kilos. En Peleas, Leoncio Soberón Corral fusilaba dos cerdos salvajes de 64 y 50 kilos.

Amieva
Verraco de 112 kilos
En Ríu Melón, la cuadrilla de Cañu abatió cuatro jabalíes de 73, 70, 46 y 40 kilos, con certeros disparos de Eduardo Rivero, Iñaki Crespo, Pablo Llana y José García Alonso.
En Sebarga, Pedro Sánchez Amieva, del restaurante La Roca, pasaportaba un hercúleo navajero de 112 kilos, mientras que Sergio Peón e Iñaki Crespo tumbaban otros dos de 63 y 50.

La palomilla llanisca de ‘La Raspa’, con tres suidos cobrados en el cuartel de El Barracón. :: G. F. B.

Llanes. Gracias a Jesús del Río y Roberto Cuanda recordamos la forma tradicional de sacar el jabalí del monte una vez abatido. Hace falta una gruesa estaca, cuerdas, arrimar el hombro y caminar varios kilómetros.

Llanes
Otra hazaña de Didier
En Mañanga, espectacular hazaña del infalible Didier André Viego que en la postura de ‘La Riega del Caballu’ abatía tres navajeros de 105, 64 y 36 kilos para la palomilla de Aníbal Romano.
Productiva cacería en La Verde para la cuadrilla de Manuel Julio García al cobrar cuatro macarenos de 83, 74, 55 y 36 kilos, con disparos de Florentino Díaz, José Ramón Iglesias, Rafa Antuña y Chema Sordo. Este grupo también había apiolado cinco suidos en un excursión cinegética a la localidad leonesa de Boca de Huérgano.
En el Barracón, Roberto Cuanda Ruenes fusilaba un verraco de 94 kilos, mientras que Emilio Cuanda del Río fulminaba otros dos, de 67 y 43 kilos. En Sierra Plana, José Félix Díaz Longo, Carlitos García Perela y José Carlos García ‘Josepín’ pasaportaban tres cerdos salvajes de 73, 46 y 40 kilos.
En La Mar, Víctor Covielles Cerezo atinaba sobre un gorrino de 62 kilos. En Cuetu Meré, el ovetense Juan Valdés acertaba sobre un bermejo de 33 kilos.

Piloña. La cuadrilla de José Junco andaba alicaída en la actual campaña pero el domingo abatió tres macarenos en Cayón, un lote talismán para el grupo como refleja esta foto histórica de una inolvidable y lejana cacería en la que allí cobraron seis suidos.

Piloña
Inolvidable jornada
En Anayo, inolvidable jornada cinegética para Manuel Montequín Álvarez con la captura de dos navajeros de 120 y 50 kilos, mientras que Javier Cardín Toraño tumbaba un bermejo de 32.
En Cayón, Enrique Castaño Fernández abatía dos macarenos de 87 y 61 kilos, en tanto que Isaac González Fernández prendía otro de 54, para la palomilla de José Junco.
En Los Montes, Florentino Fresno Forcelledo y Sergio Fernández Espina apiolaban dos cerdos salvajes de 70 kilos, cada uno. En La Cueva, Luis Miguel Herrero Rodríguez y Toño Toraño Riega fusilaban dos verracos de 63 y 50. En Sellón, Esteban Iglesias Alonso y Rafael Montes Moreira acertaban sobre dos marranos de 55 y 50.
En Cereceda, Gustavo González Vega fulminaba un guarro de 70 kilos. En La Carbazosa, Juan Ramón Molina tumbaba un suido de 60.
Se cobraron cuatro venados hembra en los lotes de La Cueva, La Carbazosa, Sellón y Rollamiu, con disparos de José Manuel Nuño Álvarez, Francisco Javier Céspedes Piñera, José Quintes Somohano y Francisco Javier Estrada Rodríguez, respectivamente.

Cazadores riosellanos con los dos verracos abatidos en Moru. :: G. F. B.

Ribadesella
Una boca singular
En Santianes, Francisco Ruiz Berdial y Enrique Suárez Celorio abatían dos jabalíes de 77 y 46 kilos. En Moru, Javier Núñez Rodríguez pasaportaba dos verracos de 67 y 45 kilos, en la postura de Covarrosa.
En Barréu, Cosme Carril Vega fusilaba un macareno de 87 kilos. Este suido presentaba un extraño traumatismo en el hocico que le hacía propietario de una boca singular, porque los colmillos le crecían en forma horizontal.

Cabrales. Sergio Díaz Sierra está viviendo una temporada espléndida. Tras abatir un jabalí de 132 kilos en tierras lebaniegas de Bicobres, el pasado domingo fulminaba un verraco de 108 kilos.

Cabrales
Cuatro en El Escobal
Espectacular montería de la cuadrilla de Pepe Huerta en El Escobal con la captura de cuatro titánicos navajeros que pesaron 108, 93, 77 y 70 kilos. Fueron abatidos por el llanisco Sergio Díaz Sierra, César Gancedo, Ricardo Valdés Tejeiro y Javier Huerta Bartolomé.
En La Ría, Salvador Matarranz, Manuel Antonio García Viejo y Dionisio Álvarez tumbaban tres macarenos de 72, 60 y 56 kilos. En Berodia, Manuel Pumares fusilaba dos gorrinos de 44 y 30 kilos, mientras que Ángel Soberón Martín apiolaba otro de 40.
En Poo, José María Anillo y José Antonio Dosal atinaban sobre dos verracos de 40 kilos, cada uno. En Bierru, Manuel Pumares había cobrado la semana anterior un cerdo salvaje de 95 kilos, que los cazadores habían dejado herido.

Colunga
Productiva cacería
En Lue, productiva cacería para la cuadrilla de Toni Fonseca con la captura de dos jabalíes de 110 y 84 kilos, abatidos por Amalio Estrada Fernández y Daniel Gancedo Ruiz.
En Carrandi, José Manuel Solís Molleda fusilaba dos suidos de 63 y 30 kilos, mientras que José Antonio Cuesta Martino cobraba otro de 34. En Libardón, José Manuel Alonso Fresno y Luciano Álvarez Prada abatían dos verracos de 74 y 60 kilos. En Selorio, Falo Toyos acertaba sobre un gorrino de 72.

Onís
Triplete en Maliciegu
En Maliciegu, José Carlos Fuentes Álvarez ‘Carli’, Ricardo Valdés Tejeiro e Iván Peón Pendás tumbaban tres suidos de 74, 33 y 25 kilos.
En Sirviella, Arturo Vázquez Iglesias y Eugenio Cimadevilla Suárez prendían dos guarros de 72 y 53 kilos. Sin tocar pelo regresó de La Cuestona la cuadrilla de Avín, gestionada por Paco Cadenaba.

La cuadrilla ribadedense de Juanjo Andréu tumbó dos jabalíes en el lote de Ulpiones, el sábado. :: N. A.

Ribadedeva
Invitados a comer
En Ulpiones, la palomilla de Juanjo Andréu tumbó dos cerdos salvajes de 84 y 53 kilos, con certeros disparos de Iván Amieva y el cangués Teleña. Al finalizar la montería fueron invitados a comer en el restaurante El Pontón, de Noriega, donde Juan Carlos Posada les obsequió con hígado, picadillo y huevos fritos con patatas. ¡Buen provecho!

Reserva del Sueve
‘Manita’ para Falo Toyos
Extraordinaria cacería para la cuadrilla colunguesa de Falo Toyos en el lote de Cofiño con la captura de cinco voluminosos jabalíes que sobre la báscula dieron pesos de entre 70 y 80 kilos. David Alonso abatía dos y otra pareja de suidos apiolaba José Baldó. El quinto entregó el salvoconducto con disparos de José Benito Alonso ‘Ito’.
Una palomilla de Laviana fusilaba un verraco de 80 kilos en Libardón. En el mismo lote, un grupo de Pravia tumbó un gorrino.
Un cazador de Piloña y otro de Pravia abatían dos gamos selectivos en Fontanielles. En El Potril, se cobraron dos gamos hembra.

Reserva de Piloña
Sólo venados hembra
En Degoes, un cazador regional pasaportó dos venados hembra. Otra hembra de ciervo se cobró en el cuartel de Los Montes.

Ver Post >
Un cazador riosellano abate de un jabalí de 128 kilos

Aumenta ligeramente el número de capturas en la comarca y durante el pasado fin de semana se abatieron 97 piezas de caza mayor en los diferentes cotos de la zona. Se cazaron 87  jabalíes, ocho gamos y dos venados. Pero sobre ellas destacó la pieza abatida por Matías Pendás: un jabalí de 128 kilos y espectaculares colmillos.

Matías Pendás, en el centro, con el jabalí que pesó 128 kilos. :: G. F. B

Ribadesella
Matías ‘Tirofijo’
Espectacular cacería en el prolífico lote de Barréu para la palomilla gestionada por Juan Carlos García con el cobro de un titánico navajero, que sobre la báscula reflejó un peso de 128 kilos. El autor de los dos disparos definitivos, en la ería de Fresnu, fue el veterano e infalible Matías Pendás Fonticiella, uno de los más certeros cazadores de la comarca en los últimos 30 años.
En Collera, Víctor Caravia y José Ramón Fernández Martínez ‘el del Derby’, pasaportaban dos verracos de 63 y 45 kilos. En Moru, el peñamellerano Daniel San Román Dosal abatía dos macarenos de 40 kilos, cada uno.
Sin encontrar rastros regresó del cuartel de Llovio la cuadrilla capitaneada por Josín Granda Cabrales.

Parres. El montero Javier Peruyero recorre la comarca auxiliando a varias cuadrillas en el difícil arte de desencamar al navajero. Viaja con un excelente Azul de Gascuña, can que los franceses definen como «una nariz que lleva un perro detrás».

La Parraguesa
Triplete de Servando
Productiva cacería para la cuadrilla de Lolo Meré en Bustevela al pasaportar cinco jabalíes. Servando Escandón Rodríguez abatía tres macarenos de 53, 34 y 30 kilos, mientras que Juan Bautista Sánchez Cuesta y Mariano Díaz Díaz tumbaban otros dos de 62 y 50.
En Següenco, Jesús Manuel Fernández Arenas apiolaba un verraco de 60 kilos, en tanto que Víctor de Dios Díaz, José Villa Estébanez y Ángel Sánchez Alonso volteaban tres bermejos de 25 kilos, cada uno.
En Sinariega, Iván Alonso Suárez fusilaba dos gorrinos de 73 y 30 kilos y Víctor Fernández Corral cobraba otro de 33. En Triongo, Francisco Antón Caldevilla, José Antonio Sánchez Argüelles y Manuel Antonio Martínez fulminaban tres suidos de 54, 50 y 42.
En La Cuesta, José Manuel Bastián Quesada y Rubén Fernández Ordiz acertaban sobre dos cerdos salvajes de 73 y 50 kilos. En el Aspru, Javier Peruyero García y Manuel González Campo abatían dos marranos de 62 y 43. En Cetín, Ángel Rodríguez Álvarez y Rafael Fournier Gancedo tumbaban dos puercos de 40 kilos, cada uno. En Teleña, Ricardo Escalante Camus pasaportaba un chon de 53.

Llanes
Los Cuanda, tío y sobrino
En Cuetu Meré, Manolo Cuanda del Río, en la postura del Puente de los Palomos, apiolaba un jabalí de 92 kilos, mientras que su sobrino Roberto Cuanda Ruenes abatía dos suidos de 40 kilos, cada uno.
En La Verde, José Miguel Gutiérrez Buergo, el cangués Teleña y Roberto Sobero tumbaban tres cerdos salvajes con pesos de 71, 65 y 33 kilos para la peña Ceferino Gutiérrez.
En La Mar, Manuel García Toribio ‘Garci’, José Félix Díaz Longo y Ángel Borbolla volteaban tres gorrinos de 70, 62 y 44 kilos.
En el Barracón, Joaquín Riestra Hidalgo y Juanjo Pesquera cobraban dos marranos de 50 y 40 kilos. En Sierra Plana, donde los cazadores pusieron en fuga a dos nutridas piaras con un total de once jabalíes, José Luis Martínez Vega acertaba sobre un puerco de 55 kilos.
En Mañanga, la cuadrilla dirigida Chuchi Álvarez Nieda realizó disparos fallidos sobre dos macarenos en la zona de Los Llodos.

 

La palomilla piloñesa de Armando Cueto, en Cayón, con cinco suidos de 110, 79, 75, 42 y 36 kilos. :: G. F. B.

Piloña
Dos poderosos navajeros
Interesante montería para la cuadrilla de Tito en el lote de Los Montes con la captura de dos poderosos navajeros de 94 y 80 kilos, pasaportados por Ángel Busto Fraile.
En el fecundo lote de Anayo, Miguel Ángel Álvarez González y Efrén Barbón apiolaban dos jabalíes de 70 kilos, cada uno.
En Cayón, Jorge Luis Alonso Menéndez abatía un macareno de 84 kilos. En El Castellanu, Gustavo González Vega cobraba un cerdo salvaje de 76 kilos.
En Cereceda, José Luis Vázquez Cueto tumbaba un verraco de 73 kilos. En El Estelleru, Humberto Santaeugenia Muñiz acertaba sobre un suido de 70 kilos. En Rollamiu, Pedro Villa de la Fuente pasaportaba un guarro de 70.
A destacar que en el coto de Piloña se abatieron esta semana nueve jabalíes y que ninguno bajó de los 70 kilos sobre la báscula. Y sin tocar pelo se quedaron las cuadrillas que acudieron a los cuarteles de Sellón, Beroñes, La Cueva y La Castañal.
En el lote de El Castellanu, José Saavedra abatía un venado macho selectivo. En La Castañal, Isidro Menéndez Morán tumbaba un venado hembra.

 

Fotografía histórica del grupo ribadedense de Piney que el sábado cobró 4 jabalíes en Cabrales . :: G. F. B.

Cabrales
Imparables los de Piney
Productiva cacería para la cuadrilla ribadedense de Pepe Piney en el lote de La Ría con la captura de cuatro verracos que pesaron 73, 67, 44 y 30 kilos, abatidos por Juan Simón Martínez Lucas, José María Anillo, Manuel Ángel García Viejo y Dionisio Álvarez.
Y no menos fértil fue la cacería de la palomilla de Reyes Martínez al pasaportar cuatro macarenos de 66, 62, 60 y 43 kilos en el cuartel de El Escobal. Dos los abatía José Alejo Carús y los otros dos entregaban el pellejo con disparos de Leoncio Soberón Corral y Santiago Álvarez Moradiellos.
En Poo, José Ángel González, de la cuadrilla de Fernando Pidal, tumbaba dos suidos de 60 kilos, cada uno. En Berodia, Lucas Valdés Tejeiro y José Collado Collado apiolaban dos marranos de 52 y 30 kilos, para el grupo de Pepe Huerta.

Cabrales. El pasado fin de semana se abatieron en el coto de Cabrales 12 jabalíes y desde el principio de la temporada se llevan cobrados 112 macarenos. La palomilla de Pepe Huerta, en la fotografía, apioló dos cerdos salvajes en el lote de Berodia.

Colunga
‘La Roja’, tres en Carrandi
En Carrandi, David Vega Valdés, Enrique Castaño Fanjul y Alberto Prieto Cueto abatían tres jabalíes de 84, 53 y 32 kilos. En Selorio, Benjamín Menéndez Muñiz, Amaro Blanco Díaz y Joaquín Cernuda Felgueres acertaban sobre tres macarenos de 67, 44 y 40 kilos.
En Lue, Óscar Viñes Corripio fusilaba un suido de 72 kilos. En Pernús, Celestino García Canal tumbaba un cerdo salvaje de 63.

Amieva
Colmillos espectaculares
En La Fresneda, Ramón Álvarez, vecino de Villaverde, apiolaba un navajero de 88 kilos y colmillos espectaculares, en tanto que Josué Castiello y Pablo Llana cobraban otros dos de 70 y 43.

 

Onís. El montero cántabro Santiago Sañudo, vecino de Los Corrales de Buelna, ya sabe lo que es proclamarse campeón de España con perros de rastro. El año pasado vendió a ‘Calé’ en 18.000 euros y le gusta acudir a montear «gratis» en Onís.

Onís
Doblete de Carlos Lomana
En Sirviella, Carlos Fernández Lomana tumbaba dos verracos de 45 kilos, cada uno, mientras que Abelardo Granda Cabrales fusilaba otro de 64, para la palomilla llanisca capitaneada por ‘Garci’.
En La Cuestona, José Antonio Rodríguez Lastra y Alfonso Collado López fulminaban dos navajeros de 70 kilos, cada uno.

 

Ribadesella. El coto de Ribadesella está experimentado un giro al alza espectacular. Cada año se dispara el número de capturas y el peso de las piezas. Algo habrá que apuntar en el haber del guarda Carlos Callejón. En la foto aparece Enrique Suárez Celorio, del grupo de Toto, con un suido de 104 kilos.

Peñamellera Baja
‘Litri’ estuvo en Panes
En Cavandi, José Luis Guerrero Alonso, de la palomilla de Sergio Bada, tumbaba un hercúleo jabalí de 96 kilos. En el Argayu, el riosellano Manuel Antonio Cerra Arada ‘Litri’ apiolaba un suido de 53.

Peñamellera Alta
Un cerdo salvaje
En Jana, José Ángel Arenas ‘Rotura’ pasaportaba un cerdo salvaje de 47 kilos. En blanco regresó de Rubó la cuadrilla de José Ángel Pérez.

Reserva del Sueve
¿La arcea? Viento en popa
En Libardón, la palomilla de Caravia que capitanea Julián Valle Díaz abatía dos asimétricos jabalíes con pesos de 94 y 50 kilos. Una cuadrilla de Pravia se llevó del lote de Cofiño un bermejo de 40 kilos.
En El Potril se cobró un gamo macho selectivo y en el mismo lote un cazador de Siero fulminó una pareja de gamos hembra. En Fontanielles, un cazador de Colunga fusiló dos gamos hembra y otro ejemplar se llevaba del mismo cuartel un cazador de Cangas de Narcea.
Viento en popa marcha la temporada sobre la arcea. De Cofiño se llevó una percha de cinco becadas un grupo de Tineo y dos pitorras apeaban en Libardón unos cazadores de Siero.

Reserva de Piloña
«Encantados y felices»
Un grupo de cazadores de Cangas de Narcea, en excursión cinegética al cuartel de Degoes, tumbaban cinco jabalíes de 77, 63, 50, 43 y 37 kilos. Y manifestaron que se iban «encantados y felices» de su incursión en un espacio de la comarca que les pareció «maravilloso».

Ver Post >
El PP defiende una licencia de caza única para toda España

Monteros con sus perros en una cacería de jabalí en el Oriente de Asturias. / G. F. B.

El PP defenderá la implantación de una licencia única de caza para todo el territorio nacional con el fin de facilitar los trámites a los cazadores, simplificar los procedimientos y fomentar el turismo cinegético en nuestro país. La secretaria ejecutiva de Agricultura y Medio Ambiente del Partido Popular, María Luisa Soriano, ha expuesto esta propuesta tras una reunión en Madrid con los consejeros autonómicos de Agricultura y Medio Ambiente del PP. En el encuentro, los populares se han mostrado partidarios de dar un primer e importante paso que lleve hacia la licencia única de caza en todo el territorio nacional para la convalidación mutua de las licencias para que los cazadores no tengan que solicitar una para cada región.

Según han recordado durante la reunión, la caza es una actividad “deportiva y de ocio que genera más de 3.600 millones de euros al año en España”. Con esta medida el PP busca impulsar el turismo cinegético, “del que se benefician especialmente las zonas rurales”, y que beneficia no sólo a los cotos de caza sino también a la hostelería, restauración y comercios, e impulsando la creación de empleo en estas áreas, según ha explicado Soriano.

Por otro lado, los responsables de Agricultura y Medio Ambiente del PP también han abordado la necesidad de adoptar medidas para implementar el control oficial de la cadena agroalimentaria en todos sus eslabones -producción, industria, distribución y consumido-, que pasan por una mayor coordinación entre las distintas administraciones implicadas. También han tratado la simplificación administrativa en los trámites relacionados con asuntos medioambientales. Así, han abogado por reducir los plazos de resolución en todos los procedimientos y se van a regular, en todos los casos en que sea posible, el silencio administrativo como estimatorio para el administrado, lo que se conoce como “silencio positivo”.

Ver Post >
A tiro de los mil jabalíes en el Oriente

En el último y lluvioso fin de semana se cobraron en los diferentes cotos de la comarca 79 suidos, cinco venados, cinco gamos y un rebeco. Con el resultado de estas cacerías, es probable que en los cotos del Oriente de Asturias se alcance la cifra de mil jabalíes abatidos. El piloñés Pablo Gancedo Corte tumbó un navajero de 110 kilos, mientras que el riosellano Enrique Suárez y el peñamellerano David Fernández pasaportaron dos verracos de 104 y 103 kilos, respectivamente. El cabraliego Álvaro Martínez Cofiño apioló tres gorrinos en La Ría.

Piloña. Pablo Gancedo Corte, a la derecha, disfrutó el domingo de su particular día de gloria cinegética al abatir en Cayón un descomunal navajero de 110 kilos. Le acompaña en la foto Falo Ibaseta.

Piloña
Navajero en Cayón
Espectacular y efectiva montería de la cuadrilla gestionada por Armando Cueto Ardavín en el lote de Cayón, con la captura de cinco macarenos. Pablo Gancedo Corte apiolaba un poderoso navajero de 110 kilos, mientras que Vicente Valle Isla, Javier Robledo García, Ignacio Laviada Catrón y José María Vallejo Sierra cobraban otros cuatro cerdos salvajes con pesos de 79, 75, 42 y 36 kilos.
En otro festín cinegético participó la palomilla de Melendreras al pasaportar cinco gorrinos en Anayo, aunque en esta ocasión eran de menor trapío. José Quintes tumbó dos suidos de 52 y 30 kilos, en tanto que José Moro Vigil, José Moro Camblor y José Sánchez Granda abatían tres marranos de 43, 34 y 30 kilos. Significar que los cuatro matadores se llamaban José.
En Cereceda, Luis Antonio Solares Ceñal y Adolfo Robledo Hevia prendían dos guarros de 40 kilos, cada uno, para el grupo de Juan Vena. En La Castañal, Francisco Barbón Suárez volteaba dos bermejos de 36 y 30 kilos, para la cuadrilla de Molina.
En El Estelleru, Juan Ramón Redondo Fernández no temblaba ante la llegada de un navajero de 94 kilos. En La Cueva, Ángel Caldevilla Álvarez fusilaba un verraco de 43. En El Castellanu, José Álvarez Martínez le retiraba el salvoconducto a un bermejo de 30.
Sin tocar pelo regresaron de los lotes de Rollamiu, La Carbazosa, Los Montes, Beroñes y Sellón, las cuadrillas capitaneadas por Chuso, Efrén Barbón, Germán Noriega y Adolfo Faza, esta última en dos ocasiones.
Un venado macho selectivo cobraba en Sellón el cazador Hernán Taberna Ceñal y otro ciervo macho abatía Diego Noval en terrenos de Los Montes. En El Castellanu, Enrique García Palacio pasaportaba una hembra de venado.

Onís. La cuadrilla de Avín que gestiona Paco Cadenaba, abandonó el cuartel de Maliciegu el pasado domingo con la captura de tres cerdos salvajes que pesaron 72, 60 y 25 kilos. Los cazadores se acompañaban de excelentes monteros, entre los que destacaba el cántabro Santiago Sañudo, de Los Corrales de Buelna, propietario de algunos canes con los que ya sabe lo que es proclamarse campeón de España en rastro.

La Parraguesa
Cuatro en Bustevela
En Bustevela, José Manuel Narciandi Gao abatía dos jabalíes de 64 y 60 kilos, mientras que Francisco Antonio Caldevilla Pérez y José Antonio Cuenco Viego tumbaban otros dos de 40 kilos, cada uno, para la palomilla de Rivero.
En Teleña, Francisco Javier Collado Prieto estaba certero frente a dos macarenos de 66 y 60 kilos, en tanto que Manuel Antonio Blanco Carrio y José Ángel Escandón Bulnes prendían otros dos de 37 y 30.
En Sinariega, Marcos Carbajal Pérez apiolaba dos cerdos salvajes de 69 y 38 kilos, mientras que Olegario Fernández de la Parte pasaportaba un bermejo de 30.
En Següenco, los llaniscos Rafa Antuña Isla y José Ramón Iglesias Blanco fulminaban dos suidos de 66 y 27 kilos.
En Triongo, Manuel García Marcos ‘el Molineru’ fusilaba un gorrino de 64 kilos. En La Cuesta, Pablo García Hevia acertaba sobre un guarro de 57. En La Toya, Ramón del Cueto Gutiérrez cobraba un jabalí de 53 kilos.
En Fondrigones, Ángel Cibrián Tornín y José Ferrero Granda fusilaban dos venados machos con baremos de 140 y 132 puntos, respectivamente.
Sin nada que llevarse al morral regresaron de los cuarteles de Zardón y Cetín las cuadrillas de Celestino Prieto y Javier Collado.

La certera palomilla llanisca de Garci, en Porrúa, con tres macarenos cobrados en Mañanga. :: G. F. B.

Llanes
El infalible Carlitos
En Mañanga, el infalible Carlos García Perela ‘Carlitos’, Manuel García Toribio ‘Garci’ y el ovetense José Carlos García ‘Josepín’ abatían tres verracos de 70, 58 y 50 kilos.
En La Mar, el ribadedense Juanjo Andréu apiolaba dos macarenos de 56 y 30 kilos, mientras que su vecino Manolín Erice Junco pasaportaba un bermejo de 36.
En el Río de Nueva, Rafael Díaz Sierra tumbaba un suido de 64 kilos. En La Verde, Pedro Jesús Ruenes Piquero fulminaba un cerdo salvaje de 60.
De vacío regresaron las cuadrillas gestionadas por Víctor Cotera y Manolo Cuanda de los lotes de San Cecilio y el Barracón, respectivamente.

Llanes. La palomilla de Roberto Cuanda Ruenes tras una exitosa cacería celebrada en parajes del Cuetu Meré en la que capturó tres suidos de 92, 64 y 30 kilos, con disparos de Manuel Torga Sánchez, Gabino Álvarez González y Sergio Cuanda Bilbao.

Cabrales
Triplete para Álvaro
Interesante y productiva montería para la palomilla ribadedense de Pepe Piney en el cuartel de El Escobal con la captura de cinco navajeros. Dos verracos, de 67 y 32 kilos, los abatía el certero Manuel Ángel García Viejo y los otros tres suidos, de 73, 44 y 32 kilos, perdían el pellejo con disparos recetados por José Borbolla, Ángel Gómez y José Alejo Carús.
En La Ría, hazaña individual para Álvaro Martínez Cofiño, de la cuadrilla de José Vigil, al tumbar tres navajeros de 73, 62 y 34 kilos, mientras que Carlos López apiolaba otro suido de 70.
En Berodia, César Gancedo, Rafael Campillo y Ángel del Corro fusilaban tres cerdos salvajes con pesos de 83, 35 y 30 kilos.

La cuadrilla de Bobia, en el concejo de Onís, abatió el pasado sábado tres verracos en Sirviella. :: G. F. B.

Onís
Todos estuvieron certeros
En Maliciegu, José María Alonso Antolín, Noel Tomé Remis y José Luis García Alonso ‘Vivís’ abatían tres suidos con pesos de 72, 60 y 25 kilos para la cuadrilla de Avín.
En Sirviella, José Manuel Pereira del Corro, José Antonio García Amieva ‘Caín’ y César Fernández ‘Cesarín’ tumbaban tres cerdos salvajes de 57, 44 y 33 kilos para la palomilla de Bobia.
En La Cuestona, Diego Fernández González, del grupo capitaneado por Armando Amieva, cobraba un jabalí de 74 kilos.

Peñamellera. En Peleas, uno de los mejores lotes de caza de Peñamellera Alta, fusilaba David Fernández un poderoso jabalí que sobre la báscula sentenció un peso de 103 kilos. La jornada la completaba la cuadrilla de Felipe Trespalacios con otro verraco apiolado por Millán Martínez.

Peñamellera Alta
Hercúleo verraco
En Peleas, David Fernández pasaportaba un hercúleo verraco de 103 kilos, mientras que Millán Martínez fusilaba otro de 73, para la cuadrilla de Felipe Trespalacios.

El grupo riosellano de Benito Cibrián, en el lote de Collera. :: G. F. B

Ribadesella
Descomunal macareno
En Barréu, Enrique Suárez Celorio abatía un descomunal macareno de 104 kilos, en tanto que Roberto Capín Sánchez fulminaba otro de 47, para la palomilla de Toto Peón. En Llovio, Benito Cibrián Pubillones tumbaba un gorrino de 63 kilos.

Ribadedeva
Bermejo para Lolo Erice
En La Franca, Pedro Ibáñez y Lolo Erice ‘el de La Barata’, fusilaban dos verracos de 52 y 33 kilos.

Peñamellera Baja
Casi nada que contar
En el Argayu, José Luis García ‘Pepón’ tumbaba un bermejo de 30 kilos. Sin disparos y sin avistar piezas se fue de Cuñaba una cuadrilla llegada desde Laviana.

Amieva
Fallan los prestigiosos
En Vis, con fallos de cazadores muy prestigiosos en el manejo del rifle, la cuadrilla canguesa gestionada por José María Fernández Soto, de Cañu, cobró un guarro de 42 kilos con disparos del lavianés Tonín.

Colunga
Una jornada aciaga
Jornada aciaga para los discípulos de San Huberto colungueses, excesivamente relajados tras los éxitos de semanas anteriores. En blanco regresaron de Lue, Libardón y Selorio las cuadrillas de Jaime Alberto Llera, Toni Fonseca y Jesús Sánchez Vega, respectivamente.

Reserva del Sueve
Nueve para Carrandi
La cuadrilla de Carrandi, que para cazar en el Sueve capitanea César Somavilla, abatió nueve verracos en dos monterías celebradas en los espacios de Cofiño y Libardón. Los tres suidos pasaportados en Cofiño pesaban 80, 73 y 61 kilos, mientras que los seis macarenos apiolados en Libardón eran de fisonomía muy variada con pesos de entre 35 y 80 kilos. En Cofiño, un grupo de Aller cobró un jabalí de 74 kilos.
En El Potril, un cazador regional acertó sobre un gamo selectivo. En el mismo cuartel, un cazador de Parres y otro de Mieres tumbaban dos gamos hembra, cada uno de ellos.

Reserva de Piloña
Percha de tres arceas
En Los Montes, Juan Luis Toraño abatía un rebeco macho selectivo. Del mismo lote se llevó una omteresante percha de tres arceas el grupo de Ángel Caldevilla.

Ver Post >