El Comercio
img
Fecha: septiembre, 2013
Hercúleos jabalíes en Parres y Piloña

En los lotes de La Toya y Anayo se abatieron dos navajeros con pesos de 120 y 110 kilos, respectivamente.

A lo largo del pasado fin de semana se cobraron 73 macarenos, tres venados y un corzo. Espectacular resultó la montería de La Toya con la captura de un navajero de 120 kilos, desencamado en Sobrepiedra y abatido en Les Caseríes. Acuchilló a dos grifones y Javier Peruyero describió al gorrino como «grandísimo, recortado, de buen color y con mucho pelo».

Llanes
17 macarenos pasaportados
Los cazadores llaniscos pasaportaron 17 jabalíes a lo largo del fin de semana. En San Cecilio, Nacho Santoveña Gutiérrez, el riosellano Miguel Silva y Casimiro Riestra ‘Miro’ tumbaban tres verracos de 70, 60 y 50 kilos. En Mañanga, Adrián Guerra, Manuel Llorente y Francisco Gutiérrez ‘Panchín el de Rales’ fusilaban tres cerdos salvajes de 40 kilos, cada uno.

En Cuetu Meré, Juan Valencia prendía un macareno de 53 kilos y Juanjo Pesquera fulminaba dos guarros de 40, cada uno. En el Barracón, Servando Casas apiolaba un suido de 43 kilos y José Luis García Alonso ‘Vivís’, llegado desde Benia, abatía dos marranos de 50 y 37.

En La Verde, José Antonio Quintana Vallejo y Francisco Duarte Roco acertaban sobre dos navajeros de 55 kilos, cada uno. En La Mar, José Félix Díaz Longo y Jesús Pesquera atinaban sobre dos asimétricos jabalíes de 60 y 26 kilos. En Río de Nueva, Juan Bautista Villa Díaz ‘Juanón’ prendía un bermejo de 30.

Sin tocar pelo, y tras efectuar disparos, regresó de vacío del lote de Sierra Plana la palomilla gestionada por Roberto Cuanda.

Ribadesella
Triplete en Barréu
En Barréu, Javier Cobián, Ángel López Maraver y Alejandro Toraño abatían tres macarenos de 47, 44 y 40 kilos para la cuadrilla de Víctor Caravia. En Llovio, el llanisco Carlos García Perela ‘Carlitos’ apiolaba un cerdo salvaje de 53.

La palomilla liderada por Javier Peruyero con el navajero de 120 kilos abatido en La Toya. :: G. F. B.

La palomilla liderada por Javier Peruyero con el navajero de 120 kilos abatido en La Toya. :: G. F. B.

La Parraguesa
Gran navajero para Peruyero
Los cazadores de Parres y Cangas de Onís aceleran el ritmo y el pasado fin de semana regresaban con 15 jabalíes y un corzo abatidos.
Espectacular montería en La Toya de la palomilla de Javier Peruyero con la captura de un descomunal navajero, de 120 kilos, pasaportado por Javier Peruyero García, el padre del jefe de la cuadrilla. Y Francisco Sarmiento Sánchez tumbaba dos suidos de 50 kilos, cada uno.

La cuadrilla canguesa de Cardes con los tres jabalíes de 92, 54 y 40 kilos tumbados en el prolífico lote de Teleña. :: G. F. B.

La cuadrilla canguesa de Cardes con los tres jabalíes de 92, 54 y 40 kilos tumbados en el prolífico lote de Teleña. :: G. F. B.

José Ramón Laruelo, en Carreña. :: G. F.

José Ramón Laruelo, en Carreña. :: G. F.

El audaz grupo de Cardes pasaportó en Teleña tres macarenos de 92, 54 y 40 kilos, abatidos, respectivamente, por Faustino Laruelo Solís, Manuel García Marcos y Francisco Sarmiento Sánchez.

Otro festín cinegético se dio en La Cuesta la cuadrilla capitaneada por Javier Collado al cobrar tres suidos de 90, 55 y 50 kilos, apiolados, respectivamente, por Rubén Blanco Carbajal, José Manuel Gutiérrez y Juan Antonio Rodríguez Lastra.

La palomilla de Félix Soto también fusiló tres jabalíes de 53, 45 y 30 kilos. Fue en el lote de Següenco y los autores de los certeros disparos fueron Manuel Blanco Álvarez, Pedro Fernández del Valle y José Antonio Rodríguez Ramos.

En Bustevela, Luis Blanco Marcos y Miguel Truán Vereterra estaban certeros frente a dos bermejos de 35 kilos, cada uno. En Zardón, Lucas Fernández González apiolaba un navajero de 74 kilos, mientras que Héctor Carcedo Simón fulminaba un corzo de 78,5 puntos.

Sin tocar pelo regresó del cuartel de Triongo la certera cuadrilla de Olegario Fernández y no se cazó en el lote de Sinariega.

Piloña
Benito la lía en Anayo
Interesante montería en Cayón con la captura de tres jabalíes de 74, 55 y 50 kilos, abatidos por Jorge Luis Alonso Menéndez, José María Vigón y Juan Ramón Molina.

En Anayo, Benito López Melendi, del restaurante La Reboria, pasaportaba un navajero de 110 kilos, mientras que Luis Antonio Solares Ceñal tumbaba un bermejo de 25.

En La Castañal, Carlos Rodríguez y ‘Cundi’ abatían dos gorrinos de 83 y 65 kilos. En Sellón, José Luis Rodríguez Álvarez y Arturo Álvarez volteaban dos suidos de 80 y 50.

Sin tocar pelo ni apretar el gatillo, regresaron de los lotes de El Castellanu, Los Montes y La Cueva las palomillas gestionadas por Rubén, Germán y Faza.

En El Estelleru, Juan Carlos Cernuda apiolaba un venado de trofeo de 162 puntos. En La Carbazosa, José María Chozas Narro cobraba un ciervo de trofeo de 161 puntos.

Cabrales
Cinco jabalíes para Reyes
Impecable fin de semana para la cuadrilla de Reyes Martínez con la captura de cinco jabalíes en dos monterías. En La Ría, José Ramón Laruelo, Manuel Ángel García Viejo y Dionisio Álvarez fulminaban  tres verracos de 64, 60 y 52 kilos. En Poo, Salvador Matarranz y Javier Huerta Bartolomé fusilaban dos gorrinos de 64 y 33.

Amieva
En Sebarga y Argolibiu
Seis suidos doblaron la rodilla en dos monterías de las palomillas de José María Fernández Soto y Pancho Martínez.
En Sebarga, José María Fernández Soto, Javier Fernández y el polés Paco tumbaban tres verracos de 74, 53 y 42 kilos. En Argolibiu, Javier Fernández, Ángel Vega y Ángel Quero pasaportaban tres gorrinos de 78, 54 y 40.

Ribadedeva
Buen guarro en La Franca
En La Franca, el cangués Teleña e Iván Amieva apiolaban dos cerdos salvajes de 94 y 52 kilos. En Ulpiones, José Ibarlucea y Víctor Ruiz prendían dos macarenos de 83 y 64 kilos.

Colunga
Sólo mojaron en Lue
En Lue, José Gerardo Costales Cortés, José Bernardo González López y Efrén Rodríguez Meana fulminaban tres jabalíes de 73, 60 y 44 kilos para la cuadrilla de Servando Fernández Berros.

Peñamellera Alta
A dos por palomilla
En Jana, Francisco Noriega ‘Panchín el lecheru’ y Pedro Roque abatían dos macarenos de 84 y 40 kilos. En Rubó, Javier Noriega cobraba un suido de 50 kilos, en tanto que entre Óscar Campillo y David Fernández fusilaban otro de 47.

Peñamellera Baja
A cuentagotas
En Cuñaba, Antonio Santos Romiña atinaba sobre un gorrino de 63 kilos. En Arria, Marcos Esparza Zuloaga cobraba un bermejo de 25 kilos.

Reserva del Sueve
Patricio cuatrea en Cofiño
En Cofiño, la palomilla parraguesa gestionada por Patricio Fernández de la Parte apiolaba cuatro marranos. Dos, de 60 y 30 kilos, entregaban el salvoconducto ante los disparos de Alberto Fernández. Miguel Cibrián prendía un suido de 40 y Bernabé Suardíaz pasaportaba un proyecto de navajero.

En Libardón, el colungés Ignacio Laviada Catrón derribaba un venado de trofeo.

Onís
Cacería desierta
La cacería programada en La Cuestona para ser adjudicada por la Consejería, con un coste de 675 euros, quedó desierta. La crisis.

Ver Post >
Los cazadores siguen a lo suyo

En las cuatro primeras jornadas de caza de la temporada se llevan abatidos 267 jabalíes, ocho venados y cinco corzos en los diferentes cotos de la comarca.

Cangas de Onís. La cuadrilla que gestiona Félix Soto, una de las de más solera y tradición de Asturias, disfrutó de una extraordinaria montería en el lote de Següencu y daba por concluida la jornada con la captura de tres macarenos de 53, 45 y 30 kilos.

Cangas de Onís. La cuadrilla que gestiona Félix Soto, una de las de más solera y tradición de Asturias, disfrutó de una extraordinaria montería en el lote de Següencu y daba por concluida la jornada con la captura de tres macarenos de 53, 45 y 30 kilos.

Ribadedeva. La palomilla ribadedense gestionada por Juanjo Andréu abatió dos jabalíes en el cuartel de La Franca.

Ribadedeva. La palomilla ribadedense gestionada por Juanjo Andréu abatió dos jabalíes en el cuartel de La Franca.

Cabrales. Pepe Piney, a la izquierda, uno de los grandes monteros de la comarca, se acompaña de perros de la raza Porcelana.

Cabrales. Pepe Piney, a la izquierda, uno de los grandes monteros de la comarca, se acompaña de perros de la raza Porcelana.

Cabrales. El grupo de Reyes Martínez tumbó a lo largo del pasado fin de semana tres verracos en La Ría y otros dos en Poo.

Cabrales. El grupo de Reyes Martínez tumbó a lo largo del pasado fin de semana tres verracos en La Ría y otros dos en Poo.

Ver Post >
Cazan en Llanes un jabalí de 130 kilos que hirió a cuatro perros

La cuadrilla de Manuel Julio García con los jabalíes abatidos, entre ellos el ejemplar de 130 kilos.

A lo largo de los más de 30 años de historia de la sociedad de cazadores de Llanes las batallas cinegéticas llaniscas son innumerables. Una más de entre las que añadir a la larga lista ocurría el pasado fin de semana y tenía como protagonistas a los cazadores de la cuadrilla de la villa que gestiona Manuel Julio García ‘Manolón’. El sábado monteaban a la puerta de casa y en la zona de La Arquera desencamaron lo que por sus pisadas se suponía que era un enorme navajero. Por delante de la jauría, el suido caminaba de forma pausada. Faldeó la cuesta del Cristo, bajó hacia las tierras de labor de La Portilla, casi se mete en la playa de Toró y, finalmente, encaminó sus pasos por la ería de Cue, hasta un enorme bardal debajo de la iglesia parroquial de San Román. Allí se detuvo, se aculó y acuchilló con sus desafiantes colmillos a cuatro sabuesos que terminaron la jornada en una clínica veterinaria.
Para llegar a los dominios del macareno, los cazadores tuvieron que aplastar la maleza pisando en un viejo somier que servía de artesanal cierre a una finca. El tupido bardal medía más de cien metros y los cazadores no querían renunciar al trofeo. Pasaron lentamente los minutos hasta que el gorrino se dejó ver, momento en el que Rafa Antuña le descerrajó un certero disparo, casi a quemarropa. Sobre la báscula, el jabalí detuvo el fiel de la balanza en la raya que marcaba 130 kilos.
Al día siguiente, domingo, los cazadores del grupo de ‘Manolón’ tenían montería en la zona conocida como Río de Nueva, un espacio con monte y también con abundantes morías a la orilla del Cantábrico, entre la playa de Cuevas del Mar, donde desemboca el río Ereba, y la de Llames de Pría, donde sale el río Mía. Pues bien, entre las localidades de Villanueva y Garaña dieron con una nutrida piara de jabalíes y acabaron la jornada en muy poco tiempo, con tres navajeros apiolados y otro perro camino del veterinario. Uno de los guarros pesaba cien kilos y presentaba colmillos espectaculares.
Al encontrarse ante situaciones como las que le tocó vivir el pasado fin de semana al grupo de ‘Manolón’ es necesario reflexionar, hacerse preguntas, al menos una: ¿De dónde vienen y dónde viven durante el año estos verracos enormes, de cinco o seis años de edad, con una boca espectacular, que están a gusto entre las casas habitadas, no tienen miedo al perro ni al hombre y no hay quien los mueva del encame?

En tres fines de semana hábiles para la caza mayor, las once cuadrillas llaniscas llevan cobrados 51 jabalíes. El primero dobló la rodilla el pasado 1 de septiembre, a las nueve de la mañana, a orillas del río Purón, con certeros disparos efectuados por el riosellano Abelardo Granda Cabrales, que milita en el grupo capitaneado por Manuel García Granda. Aquel día los llaniscos tumbaron 16 piezas. A la jornada siguiente abatieron otros 16 y el pasado fin de semana retiraban el salvoconducto a 19 suidos. En total, 51 cerdos salvajes.

La caza en Llanes está tutelada por la Sociedad de Cazadores del Oriente de Asturias (Socoa), una entidad fundada en el mes de octubre del año 1982. En la primera temporada sólo se abatieron dos jabalíes en las 26.000 hectáreas que tiene el coto. Pero los guarismos fueron aumentando de forma espectacular y en los últimos cinco años se cazaron 1.652 jabalíes: 203, en la temporada 2008-2009; 362, en la campaña 2009-2010; 355, en el curso 2010-2011; 395, en el periodo 2011-2012, y 307 en el invierno de 2012-2013.

Ver Post >
Dos bautismos en Onís y Llanes

Alberto González, en Sirviella, y Jaime Sobrado, en Mañanga, abatían el sábado el primer jabalí de su vida

A lo largo del pasado fin de semana se cobraron 64 navajeros y tres venados en los cotos de la comarca. Llanes, con 19 verracos pasaportados, continúa siendo la locomotora que arrastra al resto de vagones. La actividad sigue paralizada en el concejo de Parres y sólo está permitida la caza amparándose en el paraguas de los daños.

Llanes
19 suidos en siete monterías
Excelente jornada en el coto que gestiona Socoa con la captura de 19 jabalíes el pasado fin de semana. Algunos verracos eran auténticos acorazados. Al lote de La Mar acudió el sábado la palomilla gestionada por Manuel Julio García y de allí regresó con un navajero de 130 kilos, abatido por Rafael Antuña Isla, y otro de 83, pasaportado por José Antonio de la Fuente. La misma cuadrilla se desplazó el domingo al Río de Nueva donde Felipe Núñez Martín apiolaba un cerdo salvaje de acerados colmillos y de 100 kilos de peso, mientras que Rafael Antuña Isla y Andrés López Gutiérrez cobraban otros dos gorrinos de 81 y 48 kilos.

En San Cecilio, Ignacio Santoveña Gutiérrez ‘Nacho’, Jorge Borbolla San Juan ‘Tato’ y Víctor Díaz Guerra tumbaban tres suidos de 74, 70 y 43 kilos. En Cuetu Meré, Servando Casas, Nisio y el riosellano José María García Martínez volteaban tres guarros de 82, 44 y 30 kilos.

En La Verde, el audaz riosellano Miguel Silva, el ribadedense Manolín Erice y el llanisco Víctor Díaz Guerra abatían tres verracos de 74, 62 y 47 kilos. En Mañanga, Jaime Sobrado, Manuel García Toribio y Ángel Borbolla fusilaban tres marranos de 73, 54 y 27 kilos.

En Sierra Plana, Benigno Cuanda del Río, cazador con residencia habitual en Estados Unidos, pasaportaba dos bermejos de 47 y 33.

Y sin tocar pelo quedaba en El Barracón la palomilla capitaneada por Pedro Amieva, aunque realizaron un elevado número de disparos en Bustavaces y en la falda del Benzúa.

Carlos González, en el cuartel de Bustevela. :: G. F. B.

Carlos González, en el cuartel de Bustevela. :: G. F. B.

La Parraguesa
Sin actividad en Parres
No se cazó en los lotes del concejo de Parres y se cobraron nueve verracos en los montes de Cangas de Onís. En Bustevela, Carlos González López pasaportaba un navajero de 95 kilos y Emilio José Gago Bruzos fusilaba un gorrino de 63 para la cuadrilla de Cardes.

El grupo de Lláu con dos jabalíes cobrados en el lote de La Cuesta de Cangas. :: G. F.

El grupo de Lláu con dos jabalíes cobrados en el lote de La Cuesta de Cangas. :: G. F.

En Teleña, David Cofiño Gavito y Julio Cofiño Medina apiolaban dos macarenos de 60 kilos, cada uno. En Zardón, Justo Emilio Samalea González y Alejandro Narciandi Intriago tumbaban dos suidos de 54 y 42 kilos. En La Cuesta de Cangas, Valentín Izquierdo Gutiérrez y Francisco Díaz Villa fulminaban dos guarros de 50 y 40.

En Triongo, Roberto Calvete Sáenz de Villaverde acertaba sobre un jabalí de 67 kilos.

Onís
Triplete en Sirviella
Triplete para la palomilla de Armando Amieva en el lote de Sirviella con la captura de tres verracos de 70, 60 y 50 kilos,  pasaportados por Segundo Ovín, Diego Fernández González y Alberto González.

La cuadrilla peñamellerana de Ramón Campillo tumbó tres jabalíes en el difícil lote de Rubó y terminó la faena bien entrada la noche. :: G. F. B.

La cuadrilla peñamellerana de Ramón Campillo tumbó tres jabalíes en el difícil lote de Rubó y terminó la faena bien entrada la noche. :: G. F. B.

Peñamellera Alta
Rubó, un lote agreste
Extraordinaria cacería de la palomilla de Ramón Campillo en Rubó, un lote agreste que no regala nada y de donde resulta habitual regresar sin ver ni tocar pelo. Pues bien, Ramón Galán pasaportaba dos verracos de 58 y 45 kilos, mientras que Javier Noriega Roque fulminaba un gorrino de 49. El cobro de las piezas resultó muy complicado.

Y de Peleas, que es un espacio extraordinario, en el que se integra una parte de la sierra del Cuera, regresó de vacío el grupo capitaneado por José Ángel Pérez Torre.

Piloña
El veterano José Junco Luis
Seis jabalíes y tres venados doblaron la rodilla en territorio piloñés. En Cereceda, Manuel Martínez Cuétara y Roberto Artidiello Álvarez apiolaban dos verracos de 63 y 55 kilos para el grupo que gestiona Juan Antuña. En Anayo, Jacinto Viñas y Alberto Barredo Valiente fulminaban dos cerdos salvajes de 72 y 44 kilos para la cuadrilla dirigida por José Ramón Martino.

En Cayón, José Junco Luis, certero y veterano discípulo de San Huberto, tumbaba un suido de 62 kilos. En La Carbazosa, el langreano José Manuel Huerta Secades fusilaba un bermejo de 30.

En Beroñes, Juan Carlos Fernández Cernuda atinaba sobre un venado de trofeo con un baremo de 163,46 puntos.

En El Castellanu, Pedro Sánchez Amieva, del restaurante La Roca, cobraba un ciervo macho selectivo. En Beroñes, José Manuel Mauricio abatía otro venado selectivo.

Colunga
Cuatro macarenos en Lue
Excelente montería de la cuadrilla de Falo Toyos en el cuartel de Lue con la captura de cuatro macarenos de 74, 63, 50 y 22 kilos, que fueron fusilados, respectivamente, por José Rodríguez Moral, José María Collado Toraño, Rafael Toyos Álvarez y Amalio Estrada Fernández.

En Pernús, el maliayo Narciso Poladura Marcos prendía un guarro de 53 kilos. En Selorio, Enrique Villar Gancedo apiolaba un bermejo de 40.
Sin nada que llevarse al morral regresó del lote de Carrandi la cuadrilla dirigida por Gil Pérez Cuétara.

Ribadedeva
Matarranz e Ibarlucea
Cuatro jabalíes abatió la palomilla de Pepe Piney en dos monterías. En La Franca, Salvador Matarranz acertaba sobre dos gorrinos de 50 kilos, cada uno. En Ulpiones, José Ibarlucea pasaportaba dos verracos de 70 y 53 kilos, aunque al primero ya le había hecho sangre Isidoro.

Ribadesella
Cuétara, el incombustible
En Moru, el incombustible Miguel Ángel Cuétara, poseedor del elixir de la eterna juventud, abatía un macareno de 68 kilos y Víctor Casado Ramos cobraba un suido de 43. En Collera, Félix Fanjul y Héctor Simón Sánchez apiolaban dos bermejos de 40 y 35.

De Llovio y Santianes regresaron en blanco las cuadrillas de José Carlos García y Toto Peón.

Amieva
A dos por palomilla
En Sames, la palomilla gestionada por Félix Sánchez cobraba dos cerdos salvajes de 82 y 43 kilos. En La Fresneda, Manolín Rona volteaba un navajero de 72 kilos y otro de 50 doblaba la rodilla ante los disparos efectuados por José María Fernández Soto y Longinos Coviella.

Peñamellera Baja
Verracos de escaso trapío
En Cavandi, Juan Carlos García Orlé atinaba sobre un jabalí de 44 kilos. En el Argayu, el riosellano Juan Carlos prendía un bermejo de 31.

Cabrales
Muy poco que contar
En El Escobal, Reyes Martínez no temblaba frente a un macareno de 57 kilos. En La Ría, Felipe López fusilaba un verraco de 53 kilos.

Reserva del Sueve
Dos guarros para Caravia
En Libardón, la cuadrilla de Caravia abatía dos guarros de 60 kilos, cada uno.

Ver Post >
Debuta la cuadrilla de Peruyero

Pedro Roque abatió cuatro jabalíes en dos monterías celebradas en Jana y Peleas.

Javier Peruyero con el perro ‘Tor’, un Gran Azul de Gascuña,. :: G. F. B.

Javier Peruyero con el perro ‘Tor’, un Gran Azul de Gascuña,. :: G. F. B.

A lo largo de la última jornada de caza en la comarca se abatieron 80 jabalíes y un corzo. La cifra refleja un dato para la esperanza y cuando mejoren las condiciones del monte y vaya descendiendo el mercurio del termómetro, el número de verracos apiolados cada fin de semana se aproximará a la centena. Sí se observa que la edad media de los cazadores se dispara al alza, muy cerca de los 50 años, y por ello es motivo para la esperanza el debú de una cuadrilla gestionada por el joven montero cangués Javier Peruyero, que tiene previsto para este año completar un calendario de 15 cacerías en tierras de Cangas de Onís y Parres.

La palomilla de Peruyero es heredera directa de la cuadrilla del ‘Pozu los Llobos’, la que capitaneaba Pedro García Rama, que ha decidido acogerse este curso a una temporada relajada, sin sobresaltos, casi sabática. Del nuevo grupo de Peruyero forman parte 15 escopetas y ocho monteros. Los cazadores proceden de Parres, Cangas de Onís, Luanco y la vecina Cantabria. Y dentro de la jauría, formada por doce perros, el predominio es de canes de dos encastes: el grifón Azul de Gascuña y el grifón Asturcántabro, un perro de escasa definición hasta el momento y que procede de cruces entre lo que quedó de la descuidada raza que fue el sabueso español y grifones de pelo duro. Pese a carecer de estándar viven su momento de gloria, están solicitados y se defienden en el rastro y la persecución.

El grupo de Javier Peruyero disfrutó el pasado domingo de su primera cacería en el lote de Triongo y de allí regresó con dos jabalíes abatidos. Uno lo pasaportaba Manuel García San Feliz, ubicado para el disparo definitivo en la peña de Sargalláu, y el otro lo tumbaba José Manuel Bastián, en la ería de Triongo, muy cerca de las cristalinas aguas del río Sella.

Al término de la montería, Javier Peruyero adelantaba que «se nos va a dar bien este año porque contamos con un grupo de gente joven y muy hábil para la caza», y llevado por su gran afición al arte venatorio explicaba que «vamos a preparar muy bien las monterías a lo largo de la semana». Mirando al futuro, no dudó en señalar que las expectativas de su equipo para la actual campaña pasan por cobrar «20 jabalíes».

El 22 de septiembre tendrán la próxima montería en el lote de La Toya. En el cuartel de Triongo, a la puerta de casa, van a disfrutar de tres cacerías. Y a los mejores lotes del coto, Següenco y Teleña, sólo acudirán en una ocasión.

Una parte importante de la caza, y más en los tiempos que corren, guarda relación directa con la economía. Ser socio del coto de La Parraguesa significa enfrentarse a un desembolso de 540 euros y a esa cantidad habría que sumar los gastos de mantenimiento de la cuadrilla, aunque Peruyero estima que no sobrepasarán los «80 euros».

La cuadrilla peñamellerana de Ramón Campillo abatió tres jabalíes en el cuartel de Jana y otros dos en el lote de Peleas. :: G. F. B.

La cuadrilla peñamellerana de Ramón Campillo abatió tres jabalíes en el cuartel de Jana y otros dos en el lote de Peleas. :: G. F. B.

A nivel particular, la pasada jornada dejó muy buenas sensaciones en dos cazadores: el peñamellerano Pedro Roque y el maliayo José Ignacio Vallina Palacios. Ni en sus mejores sueños habría imaginado Pedro Roque que iba a tumbar cuatro navajeros en un margen de apenas 24 horas: abatió un suido el sábado en el lote de Peleas y el domingo fulminaba tres verracos en el cuartel de Jana. Y José Ignacio Vallina, cazador de la cuadrilla que capitanea Gil Pérez, fusilaba tres macarenos en el lote colungués de Pernús.

Otros nueve cazadores de la comarca conseguían el ansiado doblete: los cabraliegos Máximo Echizarreta Palacios y Juan Valdés Tejeiro; los piloñeses Arturo Nicolás Valiente y Arturo Álvarez Suárez; los colungueses Luciano Álvarez Prada y Octavio Rodríguez Monteiro; el cangués Daniel Pomarada Robledo; el riosellano Walter Bouzán y el llanisco Jesús Pesquera.

Ver Post >