El Comercio
img
Fecha: febrero, 2015
La Parraguesa se despide con 17 jabalíes

Se acabó la caza en tierras de Parres y Cangas de Onís, en una temporada en la que se abatieron 377 verracos. En el último fin de semana hábil para la caza en los cotos regionales, en los espacios de la comarca se apiolaban 45 macarenos, 10 venados y 4 gamos.

La cuadrilla colunguesa capitaneada por Aladino Álvarez Aladro despidió la temporada con cuatro jabalíes abatidos en el lote de Selorio. :: G. F. B.

La cuadrilla colunguesa capitaneada por Aladino Álvarez Aladro despidió la temporada con cuatro jabalíes abatidos en el lote de Selorio. :: G. F. B.

La cuadrilla canguesa de Pedro García Rama pasaportaba tres cerdos salvajes en Bustevela y otros tres en Següenco. Y un grupo de cazadores llaniscos y cabraliegos, bajo el mando de Manolín García, tumbaba tres gorrinos en Sinariega y otros tres en Fondrigones.

La Parraguesa
El intrépido García Rama

El intrépido cazador y excelente montero Pedro García Rama, del Pozu los Llobos, participó como jefe de partida en dos cacerías en las que se abatieron seis suidos. En Bustevela, Sergio Simón, René Fernández Cortina y Walter Bouzán fusilaban tres verracos de 64, 35 y 30 kilos. Y en Següenco, José Luis García Alonso ‘Vivis’, José Manuel Pereira del Corro y Alberto González Ramos tumbaban tres gorrinos de 54, 46 y 40 kilos.

La palomilla que gestiona el llanisco Manolín García Granda, en la que se integraban cazadores cabraliegos, también cobraba seis cerdos salvajes en dos monterías. En Sinariega, José Gonzalo Bembibre Rodríguez, José Luis Ruiz Vega y Mateo Martínez Gutiérrez fusilaban tres jabalíes de 46, 40 y 33 kilos. Y en Fondrigones, José Félix Díaz Longo fulminaba dos marranos de 35 kilos, cada uno, mientras que Ángel del Corro González volteaba un bermejo de 30 kilos.

Del lote de Teleña se llevó tres macarenos una cuadrilla llegada desde el concejo de Siero. Un jabalí apiolaba en el Aspru un grupo de cazadores de Cudillero.

En Cetín, Amalio Suárez Roces tumbaba un navajero de 78 kilos para la cuadrilla llanisca de Cuanda.

Amieva
Acerados colmillos

En Sebarga, Amador Priede, Manolo Vega ‘Solellera’ y Rafael Castiello abatían tres verracos de 82, 76 y 70 kilos para la cuadrilla de Pancho Martínez. En Amieva, Esteban Iglesias, Francisco Concha y Abraham tumbaban tres navajeros de acerados colmillos y pesos de 87, 80 y 75 kilos para la palomilla que gestiona Efrén Barbón.

En Llerimundi, Aurelio Álvarez, Miguel Herrero y Fernando Castro cobraban tres cerdos salvajes de 63, 60 y 42 kilos. En Ríu Melón, Luis Poladura pasaportaba un macareno de 60 kilos.

Sin tocar pelo y después de realizar varios disparos en dos echadas, regresó de Vis la palomilla gestionada por Daniel Revuelta.

Grupo de monteros de la palomilla de Manolín García. :: G. F. B.

Grupo de monteros de la palomilla de Manolín García. :: G. F. B.

Peñamellera Alta
Triplete en Peleas

En Peleas, José Luis Díaz García ‘Pepón’, Manuel Berdial Merino y Alfonso, el de Comillas, tumbaban tres jabalíes de 53, 50 y 44 kilos para una palomilla mixta formada por cazadores de Peñamellera Baja.

En Jana, la cuadrilla ribadedense gestionada por Pepe Piney fusilaba un cerdo salvaje.

Reserva del Sueve
‘Litri’ pasó por la Viescona

En Cofiño, en la zona de la Viescona, la cuadrilla riosellana capitaneada por Manuel Antonio Cerra Arada ‘Litri’ pasaportaba cuatro jabalíes de 72, 53, 46 y 40 kilos. Dos los abatía Félix Fanjul y de fusilar los otros dos macarenos se encargaron Carlos Fuentes ‘Carli’ y Benito Cibrián.

En Libardón, una palomilla de Nava apiolaba dos cerdos salvajes de 83 y 44 kilos.

En Cofiño, el grupo riosellano de Juan Carlos García tumbaba cuatro venados hembra.

En El Potril, el piloñés Armando Cueto Ardavín fulminaba un gamo macho selectivo. Y en Fontanielles, dos cazadores regionales cobraban otros dos gamos selectivos.

Colunga
Cuatro verracos para Aladino

En Selorio, la palomilla que capitanea Aladino Álvarez Aladro pasaportaba cuatro verracos. José Ramón Suárez Riera abatía dos macarenos de 73 y 42 kilos, mientras que Juan José Tomás Pidal apiolaba otros dos de 40 kilos, cada uno.

En Libardón, Diego Álvarez Menéndez, Avelino Braña Vigil y Jesús Sánchez Vega fusilaban tres navajeros de 82, 74 y 40 kilos para la cuadrilla denominada ‘La Roja’.

En Pernús, David Vicente Gutiérrez, Carlos Alonso Sánchez y Enrique Pérez Pérez fulminaban tres cerdos salvajes de 60, 44 y 40 kilos.

En Lue, Benigno Vázquez González acertaba sobre un gorrino de 60 kilos para el grupo de Toni Fonseca.

Mario Raigoso, abajo a la derecha, tumbó un venado en Piloña. :: G. F. B.

Mario Raigoso, abajo a la derecha, tumbó un venado en Piloña. :: G. F. B.

Peñamellera Baja
En Cavandi y el Argayu

En Cavandi, Ángel Ernesto Sánchez Sánchez y Juan Manuel Álvarez Pastor abatían dos macarenos de 47 y 40 kilos para la cuadrilla que gestiona Sergio Bada.

En el Argayu, David Posada Gómez y Tomás García Corral cobraban dos suidos de 40 y 30 kilos para el grupo de Ángel Echave.

Piloña
Fallece Carlos Tartiere Díaz

En Cereceda, Luis García de Tuñón Landeta fulminaba un gamo macho de 154,5 puntos.
En La Castañal, Daniel Manjón Rodríguez pasaportaba un venado macho de 150 puntos. En La Cueva, Celestino Fernández García tumbaba un ciervo macho de 149,5 puntos. En Cayón, Manuel Ávila Crespo atinaba sobre un venado macho de 137 puntos.
En Beroñes, Nicanor González y José Rodríguez González fulminaban dos venados hembra en batida para la cuadrilla que gestiona Adolfo Faza.

El acontecimiento triste del fin de semana habría que situarlo en el fallecimiento en Oviedo del cazador Carlos Tartiere Díaz, de 83 años y miembro de la cuadrilla piloñesa de Germán Noriega.

Reserva de Piloña
Tres suidos para Nava

En Degoes, una cuadrilla procedente de Nava se llevó tres cerdos salvajes de 55 kilos, cada uno. En Los Montes, un cazador regional abatía un venado macho selectivo.

Ver Post >
Venados de oro, gamos de plata y 255 suidos en el parte de bajas de Piloña

Durante la campaña que acaba de finalizar se cobraron dos navajeros de 120 kilos y Patricia Lago abatía en Cayón un macareno de 87.

La cuadrilla de Jesús Alonso ‘Chuso’ al finalizar una montería en Cayón con la captura de cuatro navajeros de 102, 64, 55 y 50 kilos . :: G. F. B.

La cuadrilla de Jesús Alonso ‘Chuso’ al finalizar una montería en Cayón con la captura de cuatro navajeros de 102, 64, 55 y 50 kilos . :: G. F. B.

Sin contar los recechos de la primavera, la temporada regular de caza en el coto de Piloña finalizaba con la captura de 255 navajeros, 69 venados, 17 gamos y nueve corzos. La caza del jabalí es la más emblemática y además de cantidad hubo calidad en las piezas abatidas. Se cobraron dos macarenos de 120 kilos, en Anayo y Cayón; otros dos de 115, en Cereceda y El Estelleru, y uno de 110, en Cereceda. Dos venados, ambos de 186 puntos y pasaportados de El Castellanu y Rollamiu, merecieron la medalla de oro, y dos gamos medalla de plata entregaba el pellejo en los cuarteles de Cayón y Cereceda.

La mejor cacería en el mes de septiembre la protagonizaba la cuadrilla capitaneada por Tito Busto Naredo al fusilar cinco macarenos en el lote de Cayón. Tres de ellos, de 68, 29 y 25 kilos, los abatía José Moro Vigil. Y en Rollamiu, un cazador nacional fulminaba un venado de 186 puntos, medalla de oro.

En octubre, José Manuel Iglesias Valdés, miembro de la palomilla que gestiona Adolfo Faza, tumbaba un navajero de 120 kilos en el lote de Cayón. Días más tarde, y en el mismo cuartel, Patricia Lago Izquierdo, de la cuadrilla de Jesús Alonso ‘Chuso’, apiolaba un macareno de 87 kilos.

En Anayo, Gumersindo Martínez Rodríguez, del grupo que gestiona Efrén Barbón, pasaportaba un excelente corzo, de 119,5 puntos. Y en El Castellanu, Francisco Sánchez Pamplona, asiduo visitante al coto, acertaba sobre un venado medalla de oro, de 186 puntos.

La cuadrilla de Tito Busto Naredo volvió a cobrar protagonismo al tumbar cinco gorrinos el primer fin de semana de octubre: tres en Beroñes y dos en Rollamiu.

La palomilla que dirige Tito Busto Naredo finalizó varias cacerías con cinco jabalíes abatidos . :: G. F. B.

La palomilla que dirige Tito Busto Naredo finalizó varias cacerías con cinco jabalíes abatidos . :: G. F. B.

Otro navajero de 120 kilos
En noviembre, otro acorazado doblaba la rodilla, un navajero de 120 kilos pasaportado en Anayo por Secundino Felgueroso Fuentes para la cuadrilla de Efrén Barbón. Y Manuel Buelga Álvarez atinaba sobre un verraco de 115 en El Estelleru.

En Cayón, Jesús Martínez Lobeto se apuntaba un triplete personal al cobrar tres suidos de 60, 34 y 30 kilos. En el mismo lote, Daniel Manjón Rodríguez firmaba otro triplete al tumbar tres gorrinos de 60, 55 y 50 kilos.

Hasta tierras leonesas de Oseja de Sajambre se desplazó una cuadrilla gestionada por Diego Noval para regresar con ocho macarenos de pesos entre 24 y 102 kilos.
En el mes de diciembre, la cuadrilla de Efrén Barbón terminaba una exitosa montería en Cayón con la captura de cinco hercúleos jabalíes que sobre la báscula señalaban pesos de 83, 67, 60, 56 y 50 kilos. Otros cinco verracos pasaportaba la palomilla de Tito Busto en el lote de El Castellanu.

En Cereceda, Enrique Rodríguez Noriega, cazador del grupo de Germán Noriega, tumbaba un navajero de 110 kilos. En el mismo lote, Luis Antonio Solares Ceñal acertaba sobre un gorrino de 100 kilos. Y en Cayón, en la modalidad de rececho, Isaac Fernández volteaba un extraordinario ejemplar de gamo con un baremo de 184 puntos.

Patricia Lago tumbó en Cayón un macareno de 87 kilos. :: G. F. B.

Patricia Lago tumbó en Cayón un macareno de 87 kilos. :: G. F. B.

24 jabalíes un fin de semana
El fin de semana de los días 24 y 25 de enero los cazadores piloñeses abatían 24 jabalíes. Cuatro apiolaba en Anayo el grupo de Armando Cueto y otros cuatro cobraba en Cayón la palomilla de Adolfo Faza. Los de Jesús Alonso ‘Chuso’ prendían otros cuatro suidos: dos en La Cueva y dos en El Castellanu. Y otros cuatro abatía la cuadrilla de Martino: dos en Cereceda y dos en Rollamiu.

A primeros de 2015 Ismael Cofiño conseguía un triplete personal al fulminar en Cayón tres macarenos de 74, 43 y 40 kilos. Y el jabalí de más peso en el mes de enero, un cerdo salvaje de 115 kilos, detenía su estampida ante los disparos efectuados por Ángel Caldevilla Pandiella, de la cuadrilla de Ismael Cofiño. Un cerdo salvaje de 105 kilos pasaportaba en Cayón José Ovidio Suárez García.

La última cacería de jabalí de la temporada 2014-2015 tenía lugar en el cuartel de Rollamiu, donde la palomilla que lidera Ismael Cofiño fulminaba cuatro marranos de 47, 40, 35 y 30 kilos.

A lo que parece, el mes de enero resultó extraordinario para la partida que gestiona Ismael Cofiño.

En febrero se realizaron exclusivamente recechos y batidas sobre gamos y venados. Se causaron bastantes bajas en la población de cérvidos pero en cuanto a calidad en los trofeos solo es digno de mención un gamo de 181,5 puntos, volteado en el cuartel de Cereceda por el ovetense Carlos Tartiete Reiberg.
Importantes asambleas

El coto de Piloña acoge en la actualidad a 412 socios y cuenta con doce cuadrillas de caza mayor que operan en doce lotes. Esta presidido desde hace años por el dinámico Arturo Nicolás Valiente Díaz y el próximo sábado 28 de febrero, a partir de las 20 horas, en la sala polivalente de Infiesto, se van a celebrar dos asambleas. En la ordinaria se tratará el descontento de un grupo de socios con la gestión del coto y en la extraordinaria la junta directiva presentará los resultados de la temporada, la situación económica del coto y el plan de caza para la campaña 2015-1016.

Ver Post >
Siete jabalíes para el grupo de Olegario

La cuadrilla parraguesa de Tospe pasaportaba cuatro navajeros en La Cuesta y otros tres en Següenco. El ovetense Carlos Tartiere Reiberg, de la palomilla piloñesa de Germán Noriega, abatía un gamo medalla de plata, de 181,5 puntos, en Cereceda.

La cuadrilla llanisca capitaneada por Manolo Garci regresó del lote parragués de La Toya con cuatro navajeros de 77, 70, 66 y 30 kilos. :: G. F. B.

La cuadrilla llanisca capitaneada por Manolo Garci regresó del lote parragués de La Toya con cuatro navajeros de 77, 70, 66 y 30 kilos. :: G. F. B.

A lo largo del pasado fin de semana, con pocos cotos en funcionamiento, se cobraron 61 macarenos, diez venados y diez gamos. Alfonso González fusilaba tres verracos en Teleña y el mierense David Hevia Texeira fulminaba otros tres en el lote de La Fresneda.

La Parraguesa
¡¡¡360 cerdos salvajes!!!

En el coto que engloba tierras de los concejos de Parres y Cangas de Onís se llevan cobrados 360 cerdos salvajes desde el inicio de la temporada.

Siete jabalíes pasaportó esta semana la cuadrilla parraguesa que gestiona Olegario Fernández de la Parte en dos extraordinarias monterías. En La Cuesta de Cangas, Manuel Vega Blanco, Juan Antonio Rodríguez Lastra, Aitor Collía y José Luis Ordieres Diego abatían cuatro verracos de 72, 53, 44 y 40 kilos. En Següenco, Enrique Medina Maestre, Eladio González Quirós y Marino Díaz tumbaban tres cerdos salvajes de 83, 60 y 54 kilos.

En La Toya, Didier André Viego, José Manuel Pereira del Corro, Benito Buenaga Palmero y Javier Peruyero García apiolaban cuatro navajeros de 77, 70, 66 y 30 kilos para la palomilla llanisca capitaneada por Manuel García Toribio ‘Garci’.

Inolvidable cacería en Teleña para Alfonso González García, que de tres certeros disparos abatía tres gorrinos de 60, 49 y 40 kilos.

En el Aspru, Jonathan Riego Montequín, Luis Foncueva Solares y Amable Poladura Martínez fusilaban tres macarenos de 70, 60 y 40 kilos. En Fondrigones, Santiago Castro Visoqui fulminaba dos guarros de 63 y 40 kilos, en tanto que Antonio Mora Parejo tumbaba otro de 50.

En Zardón, Roberto Cuanda Ruenes y Juan Miguel de la Vega García volteaban dos jabalíes de 78 y 53 kilos. En Sinariega, Jesús Fernández Niembro abatía dos marranos de 60 y 50 kilos. En Bustevela, José Ramón Iglesias Blanco atinaba sobre un suido de 70 kilos.

Piloña
Gamo de plata en Cereceda

En Cereceda, Carlos Tartiere Reiberg tumbaba un gamo medalla de plata, con un baremo de 181,5 puntos. En El Estelleru, Carlos Saro Suárez fusilaba un venado de 161,5 puntos. Ambos cazadores pertenecen a la cuadrilla de Germán Noriega.

Se cobraron cinco venados hembra a rececho en los lotes de Rollamiu, Beroñes, La Carbazosa, El Castellanu y El Estelleru, con disparos de José Ignacio Estévez, Abel García Carrio, José Mauricio Fernández ‘Chicho’, Pablo Canellada y Dionisio Fernández, respectivamente.

En Cayón, Gumersindo Martínez y Esteban Iglesias Alonso, del grupo de Efrén Barbón, pasaportaban dos venados hembra en batida. En el mismo lote, José Argüelles Rodríguez fulminaba un gamo hembra.

Amieva
Triplete de Texeira

Espectacular montería en el lote de La Fresneda para la palomilla mierense de Alfredo Suárez al cobrar tres macarenos de 62, 47 y 40 kilos, con certeros disparos efectuados por David Hevia Texeira.

En Vis, la palomilla gijonesa de Luis Poladura Ordiales pasaportaba cuatro navajeros de 83, 70, 56 y 50 kilos. Los dos primeros con bocas excepcionales. En Vega de Cien, el grupo gestionado por el piloñés Javier Robledo fusilaba cuatro verracos de 55, 47, 43 y 35 kilos.

En Sebarga, Esteban, Carlos y Efrén apiolaban tres jabalíes de 70, 40 y 33 kilos para la cuadrilla lavianesa de Carlos Orviz.

Carlos Tartiere tumbó un gamo medalla de plata en Cereceda. :: G. F. B.

Carlos Tartiere tumbó un gamo medalla de plata en Cereceda. :: G. F. B.

Ribadesella
Toto cumplió en Moru

En Moru, Enrique Suárez Celorio, Miguel Truan Vereterra y Walter Bouzán tumbaban tres gorrinos de 47, 42 y 34 kilos para la cuadrilla que dirige Toto Peón.

En Llovio, Juan Viego Gonzalo fusilaba un suido de 77 kilos. En Santianes, Manuel Antonio Cerra Arada ‘Litri’ fulminaba un proyecto de navajero de 35 kilos.

Peñamellera Alta
Cabraliegos en Rubó

En Rubó, la cuadrilla cabraliega que gestiona Pepe Huerta abatía tres marranos de 84, 60 y 47 kilos, con disparos de Cosme Guerra Agudo, Javier Huerta Bartolomé y Ricardo Valdés Tejeiro.

En Peleas, una palomilla llegada desde el concejo de Belmonte de Miranda apiolaba tres guarros de 80, 50 y 40.

Peñamellera Baja
En Cavandi y el Argayu

En Cavandi, Víctor Odriozola Zamanillo y Evencio Bada fusilaban dos gorrinos de 53 y 44 kilos.

En el Argayu, Ignacio Casado Oyarbide pasaportaba un cerdo salvaje de 72 kilos.

Colunga
Un poco de todo

En Lue, Víctor Ignacio Prieto Iglesias cobraba un verraco de 50 kilos, mientras que Luciano Álvarez Prada tumbaba un gamo macho y Pablo Álvarez Álvarez un venado hembra.

En Carrandi, Ángel Marqués Morís abatía un macareno de 44 kilos y Alejandro Mostaza Nieves fusilaba un venado macho.

Reserva del Sueve
Una ‘manita’ en Libardón

En Libardón, un grupo de cazadores alleranos apiolaba cinco jabalíes de 66, 60, 49, 42 y 33 kilos.

En Cofiño, la cuadrilla piloñesa de Ismael Cofiño fulminaba un navajero de 73 kilos.

En Libardón, en una montería selectiva sobre cérvidos, de las llamadas tuti fruti, una palomilla de Candamo cobraba cuatro gamos hembra y un venado selectivo. En los lotes de El Potril y Fontanielles se abatieron tres gamos machos selectivos por cazadores llegados desde diferentes puntos de la región.

Reserva de Piloña
Raigoso en Degoes

En Degoes, el dinámico cazador piloñes Mario Raigoso Espina abatía un venado macho selectivo.

Ver Post >
El coto de Ribadesella finaliza la campaña con 135 verracos abatidos

La cuadrilla de Toto Peón fue la más certera al tumbar 35 navajeros y el espacio más prolífico fue el de Moru, con 42 cerdos salvajes apiolados.

El grupo de Víctor Caravia tumbó 32 jabalíes en Ribadesella y completó un fin de semana de noviembre con una docena de suidos apiolados . :: G. F. B.

El grupo de Víctor Caravia tumbó 32 jabalíes en Ribadesella y completó un fin de semana de noviembre con una docena de suidos apiolados . :: G. F. B.

El pasado fin de semana se escuchaban los últimos disparos de la temporada en el coto de caza de Ribadesella, un espacio geográfico en el que a lo largo de la campaña se abatieron 135 jabalíes, 14 corzos, dos gamos y un venado. Son cifras de récord. Y buena parte del éxito, sin desmerecer a nadie, se debe a la excelente gestión que del espacio realiza desde hace años el guarda Carlos Callejón. Eso sí, el coto riosellano depende bastante de los llamados lotes suministradores, como son la Reserva del Sueve y el cuartel parragués de Sinariega, lugares limítrofes con los enclaves de Moru y Barréu, los mejores del coto de Ribadesella.

A la hora de realizar el inevitable resumen anual, la cuadrilla más certera fue la que capitanea Toto Peón, con 35 navajeros pasaportados. Y a continuación se situaron las palomillas gestionadas por Víctor Caravia (32 macarenos); Benito Cibrián Pubillones (30); Josín Granda Cabrales (25) y Juan Carlos García (14).

Por lotes, el espacio más prolífico fue el de Moru, donde 42 jabalíes entregaron el pellejo. En Barréu se apiolaron 41 cerdos salvajes y en Collera eran 25 los verracos que doblaban la rodilla. En Santianes se cobraron 15 gorrinos y 12 en Llovio. Más allá de los fríos números, el mejor comportamiento habría que adjudicárselo al cuartel de Collera porque de los 30 jabalíes posibles que contemplaba el plan de caza para la campaña 2014-2015 se abatieron 25. Un 80% de efectividad.

La palomilla que capitanea Benito Cibrián finalizó la campaña con 30 verracos pasaportados . :: G. F. B.

La palomilla que capitanea Benito Cibrián finalizó la campaña con 30 verracos pasaportados . :: G. F. B.

Mejores ejemplares
No fue la de este año una temporada espectacular en lo que a volumen de los jabalíes hace referencia. El verraco de más peso, un navajero de 115 kilos, lo pasaportaba en el mes de noviembre, en el lote de Collera, José Faustino Bulnes Bueres, para la cuadrilla de Benito Cibrián.

Se apiolaron siete cerdos salvajes de entre 90 y 100 kilos y estos fueron los certeros tiradores: José Alberto Valle Villanueva (97 kilos, en Moru); René Fernández Cortina (96 kilos, en Barréu); Manuel Antonio Cerra Arada ‘Litri’ (95 kilos, en Barréu); Tomás Colino (92 kilos, en Barréu); Didier André Viego (90 kilos, en Moru); Alberto Prieto (90 kilos, en Barréu) y Mario Ampudia Valle, un navajero de 90 kilos el día que estrenaba rifle en el lote de Collera.

Un fin de semana pletórico
A mediados del mes de noviembre, la cuadrilla que gestiona Víctor Caravia disfrutó de tres cacerías consecutivas y regresó a la villa con una docena de jabalíes: Cinco abatidos en Cofiño; otros cinco pasaportados en Bandujo, en el concejo de Proaza, y dos más en Barréu.

La nota más pintoresca de la temporada que acaba de finalizar es la captura de dos gamos machos en tierra de Calabrez, abatidos por Marcos Martino Pintado y Santos Gutiérrez Bulnes. El único venado apiolado lo tumbaba Víctor Caravia, en el cuartel de Barréu.

En el mes de septiembre ya se habían cobrado en Ribadesella 24 jabalíes y ése es un dato importante para valorar la buena campaña. El calor en esas fechas afecta al rendimiento de la jauría y la maleza en pleno esplendor impide la buena visibilidad de los cazadores en sus posturas. Casi todas las monterías de septiembre se dan por finalizadas a mediodía.
La opinión del guarda Carlos Callejón valora la temporada como «extraordinaria, muy tranquila y sin incidencias dignas de resaltar. Todas las cuadrillas colaboraron y las cacerías de jabalí fueron un éxito». A pesar de que los peores resultados se produjeron en los lotes de Llovio y Santianes, Callejón opina que son «mucho mejores que en temporadas anteriores. Este año, se cobraron allí 27 jabalíes en los dos lotes, frente a los 15, más o menos, que se abatían en anteriores temporadas». Y alabó los buenos números de Collera, «con una efectividad superior al 80% al tratarse de un espacio que te permite cazar a lo largo de todo el día aunque las piezas superen las posturas».

La cuadrilla de Tonto Peón fue la más certera esta temporada. :: G. F. B.

La cuadrilla de Tonto Peón fue la más certera esta temporada. :: G. F. B.

También confirmó la importancia de que Sinariega, el Sueve y el coto de Llanes tengan una elevada población de jabalíes «porque esos espacios son limítrofes con los nuestros y el flujo de la fauna es constante de unos lugares a otros. La buena gestión en todos esos espacios resulta imprescindible de cara al futuro», matizaba.

Sí detecta el guarda del coto de Ribadesella un preocupante descenso en la población de faisanes, una especie alóctona que criaba bien en tierras de la Mediana y Collera y en lugares próximos a la costa. La causa de este despoblamiento habría que situarla en «el aumento del jabalí en estas zonas, donde devora todos los huevos de la puesta de faisán». Y tiene que ser el jabalí el culpable porque en épocas anteriores «el zorro y el faisán eran perfectamente compatibles. Ambas especies mantenían el equilibrio».

Hace años el coto de Ribadesella puso en marcha una repoblación con conejos en la zona de Collera y la colonización se encuentra ahora en punto muerto. Callejón opina que hubiera sido importante «continuar con las sueltas y realizar un efectivo control de depredadores».

Ver Post >
Triplete para los abuelos en Lue

Cazadores colungueses de todas las cuadrillas y mayores de 60 años, abatían tres suidos de 80, 47 y 40 kilos. En un fin de semana con muchas monterías suspendidas por la nieve, los cazadores apiolaban 21 jabalíes, siete venados, cinco gamos y dos corzos.

La cuadrilla riosellana de Benito Cibrián Pubillones tumbaba dos jabalíes en Llovio, con disparos de Roberto Capín y Félix Fanjul. :: G. F. B.

La cuadrilla riosellana de Benito Cibrián Pubillones tumbaba dos jabalíes en Llovio, con disparos de Roberto Capín y Félix Fanjul. :: G. F. B.

En tierras de Parres y Cangas de Onís no se celebraron las diez cacerías previstas y otras tres se aplazaban en el coto de Amieva. En Piloña solo se dedican a la persecución de cérvidos y los mejores lances se daban en los espacios de Colunga, Ribadesella y la Reserva del Sueve.

Colunga
Los abuelos en el monte

El Lue, los socios del coto mayores de 60 años, pertenecientes a diversas cuadrillas, disfrutaron de una interesante montería en la que abatieron tres macarenos de 80, 47 y 40 kilos, con disparos efectuados por Ángel Díaz-Caneja del Cueto, Adolfo Suárez González y Javier Peláez González.

En Selorio, Raúl Estrada Granda, Rafael Toyos Álvarez y Miguel Ángel García Fernández fusilaban tres verracos de 50 kilos, cada uno, para la palomilla de Falo Toyos.

En Carrandi, Francisco García Álvarez apiolaba un gorrino de 60 kilos para el grupo de Toni Fonseca.

Sin tocar pelo regresaron de Libardón y Pernús las cuadrillas de Jaime Alberto Llera Soberón y Servando Fernández Berros, respectivamente.

Reserva del Sueve
Cinco suidos para Mieres

En Cofiño, una cuadrilla llegada desde Mieres abatía cinco cerdos salvajes de 83, 56, 47, 42 y 35 kilos.

En Libardón, la palomilla colunguesa gestionada por Toni Fonseca Palacios pasaportaba tres suidos de 70, 60 y 50 kilos.

El Libardón, el grupo piloñés capitaneado por Arturo Valiente fusilaba un venado y dos gamos.

En Fontanielles, el colungués Alfonso Fierros abatía un gamo selectivo. Y otro gamo macho pasaportaba un cazador de Bimenes en el cuartel de El Potril.

Ribadesella
En Llovio y Collera

En Llovio, Roberto Capín Blanco y Félix Fanjul Cobián abatían dos macarenos de 57 y 43 kilos para la palomilla de Benito Cibrián.

En Collera, Antonio Cuesta y Matías Pendás Fonticiella apiolaban dos verracos de 55 y 38 kilos para la cuadrilla de Juan Carlos García.

En blanco regresó el grupo de Toto Peón del lote de Santianes.

Eduardo Cuesta abatió un verraco de 45 kilos en el lote de Sebarga. :: G. F. B.

Eduardo Cuesta abatió un verraco de 45 kilos en el lote de Sebarga. :: G. F. B.


La Parraguesa
Diez monterías suspendidas

La nieve fue motivo suficiente para que se suspendieran las diez monterías que estaban previstas para el fin de semana en terrenos de Parres y Cangas de Onís. Al no haber fechas disponibles esta campaña, es posible que las cacerías se recuperen la próxima temporada.

Amieva
Solo cazaron los de Cañu

En Sebarga, José Ángel, el de Aballe, y Eduardo Cuesta fulminaban dos jabalíes de 74 y 45 kilos para la cuadrilla de José María Fernández Soto.

A causa de las intensas nevadas del fin de semana quedaron sin cazar las palomillas de José Teleña, José Rivero y Pancho Martínez en los lotes de Baenu, Riu Melón y Vis, respectivamente. Van a recuperar las monterías los días 21 y 25 de este mes de febrero.

Piloña
Tres navajeros para Llerandi

Finalizada la temporada del jabalí, la actividad cinegética tiene como principal objetivo la persecución de cérvidos. El mejor lance se produjo en el lote de Cayón, donde Juan Antonio Machargo Molina pasaportaba un gamo macho con baremo de 171 puntos.

Se cobraron tres venados machos en la modalidad de batida. En Anayo, Rafael Ibaseta Lueso tumbaba un ciervo de 145,50 puntos para la palomilla de Armando Cueto. En Cayón, José Quintes Somohano atinaba sobre un venado de 128 puntos para la cuadrilla de Tito Busto Naredo. En Cereceda, Juan Manuel Pérez Díaz fulminaba un ciervo para el grupo de Juan Luis Toraño.

Se realizaron tres recechos exitosos sobre hembras de venado en los lotes de La Castañal, Rollamiu y La Carbazosa que finalizaron con certeros disparos a cargo de Carlos Maojo Molina, Nicanor González y José Mauricio Fernández Gómez, respectivamente.

Y se completaron dos recechos sobre hembras de corzo en los que se encargaron de apretar el gatillo Olegario Nuño García y Diego García Camino.

Esther Lobeto y Luisa Ruenes Piquero, cazadoras llaniscas. :: G. F. B.

Esther Lobeto y Luisa Ruenes Piquero, cazadoras llaniscas. :: G. F. B.

Peñamellera Baja
Daños colaterales por nieve

Más de lo mismo en este coto. Se suspendió la cacería que la cuadrilla de Evencio Bada tenía para el sábado en el cuartel de Arria. Esta palomilla tenía previsto acudir el domingo al lote de Peleas, en Peñamellera Alta, y tampoco se pudo celebrar la montería.

Reserva de Piloña
Nieve, nieve y nieve

Se suspendieron dos batidas de jabalí y un rececho sobre venado macho por la nieve acumulada.

Ver Post >