El Comercio
img
Fecha: noviembre, 2015
La lluvia, una bendición para los jabalíes

El diluvio del pasado fin de semana posibilitó que solo se cobraran 45 suidos en los cotos de la comarca. Un total de 22 cuadrillas daban por finalizadas sus cacerías sin haber tocado pelo en las dos jornadas más improductivas de los últimos quince años.

La cuadrilla llanisca que gestiona Manolín García Granda fusiló tres navajeros de 95, 85 y 65 kilos en el prolífico cuartel de La Verde, del coto de Socoa. :: V. B. A.

La cuadrilla llanisca que gestiona Manolín García Granda fusiló tres navajeros de 95, 85 y 65 kilos en el prolífico cuartel de La Verde, del coto de Socoa. :: V. B. A.

El mejor festín cinegético corría a cargo de la palomilla colunguesa que gestiona Aladino Álvarez Aladro, al tumbar cuatro cerdos salvajes de 60, 50, 45 y 40 kilos en el cuartel de Lue.

Llanes
Tres navajeros en La Verde

Los cazadores llaniscos tuvieron el mejor comportamiento cinegético del pasado fin de semana al pasaportar una decena de jabalíes. Excelente resultó la montería de la cuadrilla de Manolín García Granda en el lote de La Verde, donde Vicente Buj Ampudia abatía dos navajeros de 95 y 65 kilos, en tanto que Ramón Canal apiolaba otro de 85.

En el Ríu de Nueva, en zonas próximas al Cantábrico, Rafael Antuña Isla, Felipe Sordo Tomás y José Ramón Iglesias Blanco fusilaban tres macarenos de 60, 50 y 40 kilos, para la palomilla de Manuel Julio García.

En San Cecilio, en una productiva traviesa colocada en el Camino Real que pasa por delante del palacio del Conde de la Vega del Sella, Manuel Cuanda del Río, Jovino Santoveña Llaneza y Roberto Noriega fulminaban tres gorrinos de 50, 38 y 34 kilos, para el grupo que gestiona Roberto Cuanda Ruenes.

En La Mar, Luis Meré volteaba un cerdo salvaje de 60 kilos, para la cuadrilla de Pedro Amieva.

Sin tocar pelo regresaban del Barracón y Sierra Plana la peña Ceferino Gutiérrez y la palomilla de Riocaliente, respectivamente.

El grupo colungués de Aladino Álvarez Aladro pasaportó cuatro macarenos en el lote de Lue. :: J. M. H.

El grupo colungués de Aladino Álvarez Aladro pasaportó cuatro macarenos en el lote de Lue. :: J. M. H.

Piloña
Triplete en Cayón

Seis jabalíes, cinco venados y un gamo abatían los cazadores piloñeses. En Cayón, Fernando Piquero Valiente, José María Cachero Armayor y Pablo Rodríguez López pasaportaban tres macarenos de 93, 46 y 40 kilos, para la cuadrilla que capitanea Arturo Nicolás.

En La Cueva, Rubén Martínez Sánchez fusilaba un cerdo salvaje de 80 kilos. En Anayo, Ramón Méndez apiolaba un suido de 60. En El Castellanu, Santiago Álvarez Gayol fulminaba un verraco de 53. En Beroñes, José Ramón Martino Alonso cobraba en batida un venado macho, de 152 puntos.

De vacío volvían para casa las cuadrillas dirigidas por Ismael Cofiño, Roberto Pérez, Adolfo Faza y Chuso, de los cuarteles de Sellón, Cereceda, La Castañal y El Estelleru, respectivamente.

Un venado selectivo a rececho volteaba Manuel Vázquez Rodríguez. Tres hembras de venado abatían a rececho José Mauricio Fernández Gómez, Vicente Fernández Guerra y Fernando Piquero Valiente en los lotes de La Carbazosa, Rollamiu y Sellón, respectivamente.

En Cereceda, Jacinto Viñas atinaba sobre un gamo de 155 puntos.

La palomilla de Cardes-Celes pasaportó tres cerdos salvajes en el lote cangués de Següenco. :: L. G. Q.

La palomilla de Cardes-Celes pasaportó tres cerdos salvajes en el lote cangués de Següenco. :: L. G. Q.

La Parraguesa
Apenas seis jabalíes

Apenas seis jabalíes doblaban la rodilla en parajes de los concejos de Parres y Cangas de Onís. La mejor montería tuvo lugar en Següenco, donde Juan Carlos Fernández Díaz pasaportaba dos bermejos de 40 y 35 kilos, mientras que Pablo Hevia Castaño atinaba sobre un macareno de 75 kilos, para la cuadrilla de Cardes-Celes.

En Triongo, José Luis Ordieres Diego y Alberto Fernández Fernández tumbaban dos marranos de 55 y 50 kilos, para el grupo de Patricio Fernández de la Parte. En Fondrigones, Manuel Antonio Vigil Acebo fulminaba un navajero de 80 kilos, para la palomilla de Pedro García Rama.

Con el morral vacío regresaban de Bustevela, Zardón, Teleña y La Toya, las cuadrillas de Bandy, Javier Peruyero, Olegario Fernández de la Parte y Los Norteños. No se cazó en los cuarteles de La Cuesta, Sinariega, Cetín y el Aspru.

El joven ribadedense Borja Sanromán en el lote de El Cuera. :: Laruelo.

El joven ribadedense Borja Sanromán en el lote de El Cuera. :: Laruelo.

Cabrales
Los de Reyes en La Ría

Cinco jabalíes abatían los cazadores cabraliegos. En La Ría, Reyes Martínez, el jefe de la cuadrilla, y José Ramón Laruelo pasaportaban dos verracos de 85 y 55 kilos.

En Berodia, Javier Huerta Bartolomé y Juan Valdés Tejeiro acertaban el sábado sobre dos cerdos salvajes de 60 kilos, cada uno, para la palomilla de Pepe Huerta. Este grupo quedaba en blanco el domingo en la montería celebrada en el cuartel de Bierru.

En Poo, el ribadedense Salvador Matarranz fulminaba un suido de 40 kilos, para el grupo de Piney.

El llanisco Manuel Cuanda con tres verracos en San Cecilio. :: R. C. R.

El llanisco Manuel Cuanda con tres verracos en San Cecilio. :: R. C. R.

Colunga
Cuarteto para los de Aladino

La palomilla que gestiona Aladino Álvarez Aladro cobraba cuatro jabalíes en una montería celebrada en el lote de Lue. Ramón Antonio Gómez Gómez fusilaba dos macarenos de 50 y 40 kilos, mientras que los otros dos verracos, de 60 y 45 kilos, caían abatidos con certeros disparos efectuados por Francisco Álvarez Álvarez y Fernando Álvarez Villa.

Sin tocar pelo regresaban de los cuarteles de Pernús, Selorio y Libardón, las cuadrillas de Jaime Alberto Llera Soberón, Toni Fonseca y La Roja, respectivamente.

Amieva
Otra rebeca para Madrid

En el lote de Amieva, Santiago Toraño volteaba un navajero de 80 kilos, para la cuadrilla que gestiona Pancho Martínez. En Sebarga, la palomilla de Iñaki Crespo abatía un jabalí de 50 kilos, pasaportado por un cazador que acudía como invitado.

En blanco, y sin realizar disparos, finalizaban sus monterías en La Fresneda y Vis los grupos capitaneados por José María Fernández Soto y José Rivero, respectivamente.

En Pierzu, un cazador madrileño abatía una hembra de rebeco.

Gamo medalla de bronce abatido en el lote de Fontanielles por Eduardo Bros. :: R. G. L.

Gamo medalla de bronce abatido en el lote de Fontanielles por Eduardo Bros. :: R. G. L.

Ribadesella
Un gran verraco en Barréu

En Barréu, Ricardo Hoyos abatía un navajero de 100 kilos, para la palomilla de Juan Carlos García, cuyos cazadores disparaban sin fortuna sobre otros cuatro verracos.

En Llovio, Ramón Quesada de la Vega ‘Carpio’, que esta temporada no conoce límites, pasaportaba un suido de 60 kilos, para el grupo de Josín Granda Cabrales.

De vacío regresaban de Collera y Moru las cuadrilla que dirigen Toto Peón y Benito Cibrián Pubillones, respectivamente.

Peñamellera Baja
Dos asimétricos jabalíes

En Cuñaba, Celestino Mateos Dobarganes ‘Carra’ apiolaba para la cuadrilla de Evencio Bada dos asimétricos jabalíes que sobre la báscula pesaban 95 y 25 kilos.

Sin disparos ni capturas regresaban los cazadores que habían acudido al cuartel de Arria.

Peñamellera Alta
Doblete para Ramón Galán

En Peleas, Ramón Galán Escandón fusilaba el domingo dos cerdos salvajes de 60 y 50 kilos para el grupo de Ramón Campillo, que el sábado había monteado sin fortuna en el lote de Rubó.

Gamo medalla de bronce tumbado en el cuartel de El Potril por Pablo Álvarez. :: R. G. L.

Gamo medalla de bronce tumbado en el cuartel de El Potril por Pablo Álvarez. :: R. G. L.

Onís
Un gorrino y gracias

En Maliciegu, Alfonso Collado López atinaba sobre un gorrino de 55 kilos, para la cuadrilla que dirige Paco Cadenaba.
Tras realizar bastantes disparos, la palomilla de Luis Sierra regresaba sin capturas de Sirviella. Sin detonaciones ni jabalíes volvía de La Cuestona el grupo que capitanea Armando Amieva.

Reserva del Sueve
Primer cupo de arceas

En el lote de Cofiño, una cuadrilla de cazadores llegados desde Piloña conseguía el primer cupo de arceas del año, una percha de seis codiciadas becadas.

En los cuarteles de Fontanielles y El Potril, el ovetense Eduardo Bros y el colungués Pablo Álvarez abatían, respectivamente, dos gamos machos con el baremo de medalla de bronce.

En espacios de Caravia-Alea, la cuadrilla colunguesa denominada La Roja pasaportaba tres verracos de 100, 60 y 50 kilos. En Libardón, la palomilla de Caravia que gestiona Julián Valle Díaz tumbaba dos macarenos de 77 y 44 kilos.

Reserva de Piloña
Nada más que un venado

Un cazador regional apiolaba un venado macho selectivo.

Ver Post >
La palomilla de Pepe Piney se impone en el ‘Encuentro de Cuadrillas Jabalineras’

Asistidos por dos monteros, que conducían a los perros ‘Pol’ y ‘Zar’, el cazador Iván Amieva abatía dos jabalíes a los 13 minutos del desencame.

La cuadrilla de Pepe Piney tras la montería de Villaviciosa. :: E. C.

La cuadrilla de Pepe Piney tras la montería de Villaviciosa. :: E. C.

El grupo de cazadores ribadedenses que gestiona Pepe Piney Roiz se proclamaba el pasado sábado en Villaviciosa ganador del ‘Encuentro de Cuadrillas Jabalineras’, una prueba cinegética en la que a lo largo de varios fines de semana participaron cerca de 60 palomillas de cazadores. Cada grupo debía estar formado por dos monteros, dos perros y ocho cazadores armados. Los monteros utilizaban un perro para localizar el jabalí y otro para la persecución. Y se proclamaba campeón la cuadrilla que tardara menos tiempo en abatir dos verracos.
En la cuadrilla ribadedense actuaron como monteros Pepe Piney y Alejandro Fernández Martínez. Piney se acompañaba por ‘Pol’, un perro cruzado de Bruno del Jura y sabueso español, mientras que Alejandro conducía a ‘Zar’, un can de la moderna línea conocida como grifón asturcántabro.
El plantel de hombres armados, que aguardaban la aparición de los navajeros en las traviesas de la espesura, estaba integrado por certeros cazadores, metralletas humanas de reconocido prestigio: José Ibarlucea, Salvador Matarranz, Manuel Ángel García Viejo, Borja Sanromán, Iván Amieva, Senén Sánchez, José Borbolla y Carlos Noriega. A los trece minutos de haber desencamado una piara de jabalíes se escuchaban dos detonaciones y era Iván Amieva el autor de los definitivos disparos como consecuencia de los cuales entregaban el salvoconducto un par de verracos de 60 y 45 kilos. ¿El premio? Dos cacerías en 2016 para 20 cazadores, cada una.

Ver Post >
Rebecos de Amieva para Estados Unidos

Un matrimonio llegado desde el estado de Colorado abatía dos rupicapras en el lote de Valdelpino. En un fin de semana magnífico para la actividad cinegética los cazadores abatían 87 piezas: 74 jabalíes, ocho venados, tres rebecos y dos gamos.

La cuadrilla riosellana que capitanea Víctor Caravia abatía el pasado fin de semana en el lote de Barréu tres verracos con pesos de 60, 40 y 35 kilos. :: E. C.

La cuadrilla riosellana que capitanea Víctor Caravia abatía el pasado fin de semana en el lote de Barréu tres verracos con pesos de 60, 40 y 35 kilos. :: E. C.

El mejor lance a nivel individual tenía lugar en el cuartel piloñés de Anayo, donde Rubén Piñera pasaportaba un navajero de 118 kilos. En Sebarga, territorio del concejo de Amieva, José Alberto García Coviella, vecino de Vís, recibía el bautismo como discípulo de San Huberto al tumbar un macareno que sobre la báscula pesaba 100 kilos.

Amieva
Dos rebecos para Colorado

Al cuartel de Valdelpino llegó un matrimonio estadounidense, del estado de Colorado, para llevarse una pareja de excelentes rebecos. Emprendieron viaje de regreso con las pieles y la cornamenta. Otro rebeco abatía un cazador vizcaíno en el lote de La Conia.

En Sebarga, José Alberto García Coviella y Miguel Truan Vereterra pasaportaban dos navajeros de 100 kilos, cada uno. En Ríu Melón, José Ángel Alonso y Juan Luis Rubiera fulminaban dos macarenos de 60 kilos, cada uno, mientras que Alfonso Vázquez, ‘Fonso el de Ceneya’, tumbaba un venado.

Una palomilla de Cantabria cobraba un jabalí de 80 kilos en el lote de Amieva. Y en Baenu, donde cazaba la cuadrilla de José Rivero, un suido de 60 kilos se despeñaba en la zona del Argayalón.

Piloña
Navajero en Anayo

Quince jabalíes y dos venados se cobraban en el coto de Asdeca. En Anayo, Rubén Piñera García tumbaba un navajero de 118 kilos, mientras que Juan Vicente García y Miguel García Corzo volteaban dos guarros de 70 y 50, para la palomilla de Juan Luis Toraño.
En El Castellanu, la cuadrilla llanisca capitaneada por Lolo Piquero fusilaba tres macarenos de 64, 57 y 55 kilos, con disparos de Ricardo del Campo, Juan Carlos González y Ángel Galán Campillo. En Cayón, Juan Antonio Crespo Corral apiolaba dos gorrinos de 70 y 50 kilos, en tanto que Luis Ureta Quidiello cobraba otro de 50 para el grupo de Rubén.

En Los Montes, José Luis Sánchez Granda y Diego García Camino fulminaban dos cerdos salvajes de 60 kilos, cada uno. En La Castañal, Juan Antuña Álvarez atinaba sobre dos bermejos de 35 y 40.

En Cereceda, Carlos Saro Suárez acertaba sobre un marrano de 70 kilos. En Beroñes, Alejandro Zapico Asenjo pasaportaba un guarro de 64.

En El Castellanu, Ángel Busto Fraile abatía un venado selectivo. En La Castañal, Emilio González cobraba un venado hembra.

En Los Montes, la palomilla piloñesa de Tito Busto pasaportaba dos suidos de 60 kilos, cada uno. :: E. C.

En Los Montes, la palomilla piloñesa de Tito Busto pasaportaba dos suidos de 60 kilos, cada uno. :: E. C.

Llanes
Excursiones a Caso y León

Once jabalíes se cobraron en el coto llanisco. En Mañanga, en menos de una hora, Ramón del Campo Alonso, Toni Navaz Carrera y Juan Antonio González Menéndez ‘Nono’ abatían tres verracos de 74, 63 y 35 kilos, para el grupo de Lolo Piquero.

En La Verde, el riosellano Miguel Silva, Rafael Díaz y el cangués Carleto fusilaban tres macarenos de 80, 65 y 60 kilos. En el Cuetu Meré, Sergio Cuanda Bilbao, Roberto Noriega y Jovino Santoveña apiolaban tres cerdos salvajes de 60, 44 y 33 kilos.

En San Cecilio, Tomás Elvira Buergo y Manuel Julio García pasaportaban dos navajeros de 80 kilos, cada uno, para la cuadrilla de Manolón. Este mismo grupo realizó dos productivas excursiones cinegéticas. En el lote casín de Muniaco, Josán Quintana fulminaba dos suidos de 80 y 40, mientras que Julio Rubín tumbaba otro de 65. Y en tierras leonesas de Boca de Huérgano, Manuel Espina Cepa, Pepe Fierro y Carlos abatían tres verracos de 80, 65 y 60.

El grupo de Hilario González apioló dos jabalíes de 80 y 70 kilos en el lote cangués de Bustevela. :: E. C.

El grupo de Hilario González apioló dos jabalíes de 80 y 70 kilos en el lote cangués de Bustevela. :: E. C.


La Parraguesa
Triplete para Olegario

Una decena de cerdos salvajes entregaban el pellejo en tierras de Parres y Cangas de Onís. En Cetín, Eladio González Quirós abatía dos macarenos de 60 y 35 kilos, mientras que Servando Escandón fusilaba otro de 60, para el grupo de Olegario.
En Bustevela, Gabriel Hernández Valverde e Isidro Herrera Lastra apiolaban dos navajeros de 80 y 70 kilos. En Teleña, José Enrique Alonso Lueje y César Suárez Mata pasaportaban dos bermejos de 40 y 30.

En La Cuesta, Justo Emilio Samalea abatía un cerdo salvaje de 83 kilos. En el Aspru, Francisco Sarmiento Sánchez, auténtica metralleta humana, atinaba sobre un guarro de 50. En Següenco, Juan José Montes Huelga fulminaba un jabalí de 40.
De vacío regresaron las cuadrillas que monteaban en los lotes de Sinariega, La Toya y Fondrigones.

Cabrales
Productiva salida a Teverga

En El Escobal, Manuel Fernández Sánchez pasaportaba un navajero de 100 kilos, mientras que Manuel Fernández Guerra abatía otro de 60.

En Poo, Manuel Torre y Máximo Echizarreta Palacios volteaban dos cerdos salvajes de 65 y 30 kilos. En El Cuera, Salvador Matarranz y eljoven Borja Sanromán fulminaban dos macarenos de 50 kilos, cada uno. En Bierru, Reyes Martínez acertaba sobre un marrano de 50.

La palomilla de Pepe Huerta viajó a Teverga y en el lote de Santa Marta Lucas Valdés Tejeiro tumbaba dos gorrinos de 80 y 60 kilos.

El piloñés Manuel Espina Cepa con un guarro de 80 kilos. :: E. C.

El piloñés Manuel Espina Cepa con un guarro de 80 kilos. :: E. C.

Colunga
Doblete de Chema en Pernús

En Carrandi, Nemesio de la Cera Rodríguez, Alejandro Mostaza Mieres y Raúl Espina Menéndez abatían tres jabalíes de 90, 70 y 30 kilos, para una cuadrilla llegada de Grado.

En Pernús, José María Hevia García ‘Chema’ pasaportaba dos macarenos de 55 y 44 kilos. En Libardón, Efrén Rodríguez Meana apiolaba un cerdo salvaje de 62.

Ribadesella
Los de Víctor en Barréu

En Barréu, Juan Luis García Ortiz volteaba dos verracos de 60 y 40 kilos, en tanto que Enrique Suárez Celorio cobraba otro de 35, para la cuadrilla de Víctor Caravia.

En Santianes, José Manuel Fuentes ‘Pepito’ y Falo Robledo fusilaban dos macarenos de 50 y 35.

Peñamellera Alta
Dos cántabros en Jana

En Jana, los cántabros Julio Esga y Urbano Sánchez Salce ‘Bano’ abatían dos cerdos salvajes de 60 y 40 kilos. En Peleas, José Ángel Pérez atinaba sobre un suido de 60.

Dos suidos y un venado para los de Pancho Martínez en Ríu Melón. :: E. C.

Dos suidos y un venado para los de Pancho Martínez en Ríu Melón. :: E. C.

Peñamellera Baja
Cinco sabuesos heridos

En Cavandi, Felipe Guerrero Alonso y José Luis Díaz García ‘Pepón’ pasaportaban dos verracos de 84 y 42 kilos. El jabalí de mayor peso, que estaba manco, mandó a cinco sabuesos hacia una clínica veterinaria con importantes cuchilladas. Los canes son propiedad de los monteros Senén, Javi y Sergio. En el Argayu, el ribadedense Juan Caso acertaba sobre un cerdo salvaje de 70 kilos.

Reserva del Sueve
Montería mixta en Caravia

En Libardón, la cuadrilla piloñesa de Rubén Martínez, los del Regueru, tumbaba cuatro macarenos de 60, 50, 45 y 35 kilos. En el mismo lote, un grupo de cazadores llegados desde el concejo de Aller pasaportaba un jabalí de 55 kilos.

En el lote de Caravia-Alea, en una montería mixta sobre ciervos y gamos, la cuadrilla de cazadores locales que capitanea José Luis Freile Caunedo apiolaba cinco venados: cuatro hembras y un macho.

En los cuarteles de Fontanielles y en El Potril se cobraban dos gamos hembra con disparos de un cazador piloñés y otro ovetense.

Reserva de Piloña
Pareja de suidos

En Los Montes, el grupo colungués de Aladino Álvarez Aladro abatía un jabalí de 60 kilos. En Degoes, la palomilla piloñesa gestionada por Pablo Bermúdez cobraba un cerdo salvaje de 55 kilos.

Onís
‘Vivís’, el depredador

La cuadrilla de Bobia, capitaneada por Luis Sierra, pasaportaba un macareno de 50 kilos gracias a un certero disparo efectuado por José Luis García Alonso ‘Vivís’, reconocido depredador de suidos.

Ver Post >
Abaten cuatro ‘acorazados’ en Llanes

Los cazadores llaniscos tumbaron un cuarteto de jabalíes que pesaban de 124, 114, 110 y 105 kilos. Los monteros se acercaron al centenar de capturas y durante el fin de semana abatían 94 piezas: 77 verracos, once venados y seis gamos.

Final de una exitosa cacería de la cuadrilla cabraliega que gestiona Pepe Huerta. Hasta la fecha se llevan abatidos 53 cerdos salvajes en los diferentes lotes del concejo.

Final de una exitosa cacería de la cuadrilla cabraliega que gestiona Pepe Huerta. Hasta la fecha se llevan abatidos 53 cerdos salvajes en los diferentes lotes del concejo.

En los dos primeros meses de la actual campaña se llevan fusiladas en la comarca 871 piezas: 744 jabalíes, 36 corzos, 57 venados, 19 gamos y 15 rebecos. Uno de los mejores lances de la última jornada lo escenificaban los cazadores de Ribadesella al tumbar cinco macarenos en el lote de Caravia-Alea, en el Sueve. En el cuartel piloñés de Cayón, el exalcalde Juan Roberto Pérez fulminaba un navajero de 110 kilos. Los cazadores de Peñamellera Alta no conseguían tocar pelo.

Llanes
Cuatro macarenos de postín

Doce verracos abatían los cazadores llaniscos, cuatro de ellos de porte singular. En Sierra Plana, Pedro Rodríguez Díaz, vecino de Gomezán, pasaportaba un descomunal navajero de 124 kilos, mientras que el ovetense Laureano apiolaba otro de 79, para la palomilla de Pedro Amieva. El titánico gorrino doblaba la rodilla en la postura de ‘Los Postes’ y fue pesado en la romana del Sucón.

En el Río de Nueva, Joaquín Riestra Hidalgo, situado cerca del Portillín, volteaba un hercúleo jabalí de 114 kilos, mientras que Manuel Buenaga Palmero y Luis Gómez Ardines apiolaban otros dos de 70 y 65 kilos, para el grupo de Riocaliente que gestiona Ángel Martínez.

En Mañanga, Miro Riestra fusilaba un cerdo salvaje de 110 kilos para la palomilla de Aníbal Romano. En La Verde, el riosellano Ramón Quesada de la Vega ‘Carpio’ fulminaba un suido de 105 kilos, en tanto que Manuel García Toribio ‘Garci’ y José Félix Díaz Longo cobraban otros dos de 60 y 30, para la cuadrilla de Manolín García.

En El Barracón, Dionisio Ruiz Moradiellos acertaba sobre un guarro de 63 kilos. En La Mar, José Manuel Gutiérrez Martínez prendía un marrano de 50 kilos.

La palomilla llanisca de Riocaliente fulminó tres verracos de 65, 70 y 114 kilos en el Río de Nueva.

La palomilla llanisca de Riocaliente fulminó tres verracos de 65, 70 y 114 kilos en el Río de Nueva.

La Parraguesa
Tres para Pedro en Triongo

Una decena de jabalíes cobraban los cazadores de Parres y Cangas de Onís. En Triongo, Ramón Villarroel Pandiella pasaportaba un gorrino de 80 kilos, mientras que el riosellano Iván Peón Pendás fusilaba otros dos de 60 y 50, para la palomilla de Pedro García Rama.

En Teleña, Ángel Álvarez Bada, Bernabé Suardíaz Menéndez y Miguel Rosete tumbaban tres verracos de 70, 45 y 35 kilos. En Següenco, Rafael Rodríguez González, Javier Peruyero García y Manuel Antonio Vigil Acebo acertaban sobre tres suidos de 60, 50 y 35 kilos. En La Toya, Eusebio Pérez Fernández fulminaba un guarro de 60.

Sin tocar pelo regresaron los cazadores de los lotes de Fondrigones, Zardón y Bustevela. No se cazó en Cetín, el Aspru y La Cuesta.

Grupo de cazadores cabraliegos con un jabalí de 93 kilos, cobrado en El Escobal por Rafael Mier.

Grupo de cazadores cabraliegos con un jabalí de 93 kilos, cobrado en El Escobal por Rafael Mier.

Piloña
El exalcalde Juan Roberto

Doce jabalíes y seis venados pasaportaban los monteros piloñeses. En Cayón, Juan Roberto Pérez Rodríguez, el que fuera alcalde del municipio, abatía un navajero de 110 kilos, mientras que Carlos Saro Suárez cobraba otro de 76. En Los Montes, Jorge Rodríguez González prendía un macareno de 100 kilos.

En La Cueva, Faustino Vidal Menéndez y Alejandro Vega Ortiz apiolaban dos verraos de 80 y 60 kilos. En Anayo, Ignacio Laviada Catrón y Fabián Huerta Martino fusilaban dos cerdos salvajes de 60, cada uno.

En El Castellanu, Pablo López Esmez y Carlos Maojo Valiente tumbaban dos bermejos de 30 y 25 kilos. En Beroñes, Diego García Camino y José Joglar Arduengo acertaban sobre dos proyectos de navajero, de 25 kilos cada uno. En Sellón, Luis Miguel Herrero fulminaba un guarro de 45 kilos.

Tomás Blanco Burón y José Antonio Cueva Canal abatían dos venados selectivos en el lote de Rollamiu. José Luis González, Óscar Montero, José Mauricio Fernández y Javier Estrada apiolaban cuatro venados hembra en los cuarteles de La Cueva, El Estelleru, El Castellanu y La Carbazosa, respectivamente.

Macareno de 80 kilos abatido por Isidoro, en La Franca. :: J. R. Laruelo.

Macareno de 80 kilos abatido por Isidoro, en La Franca. :: J. R. Laruelo.

Cabrales
Navajero para Rafael Mier

Nueve jabalíes abatían los cabraliegos en cinco monterías. En El Escobal, Rafael Mier Mier tumbaba un navajero de 93 kilos, mientras que Luis Montes apiolaba otro de 50, para el grupo de Pepe Huerta.

En La Ría, José Ibarlucea y Reyes Martínez fusilaban dos macarenos de 87 y 56 kilos. En Bierru, Víctor Manuel Torre y Dionisio Álvarez cobraban dos verracos de 70 y 60, para la palomilla de Felipe López. En Berodia, José Carlos Maroto y Jesús Díaz volteaban dos gorrinos de 60 y 30 para la cuadrilla de Vigil.

En Poo, José Martínez fulminaba un cerdo salvaje de 77 kilos.

El llanisco Miro Riestra con un navajero de 110 kilos en Mañanga.

El llanisco Miro Riestra con un navajero de 110 kilos en Mañanga.

Onís
Juanjo y Javier, en Sirviella

En Sirviella, el llanisco Juanjo Navaz y el gijonés Javier prendían dos suidos de 67 y 50 kilos, para la cuadrilla de Paco Cadenaba. En blanco se quedaba la palomilla de Luis Sierra en el lote de Maliciegu.

Ribadedeva
Doblete para Piney

En La Franca, Isidoro, el de La Franca, y Carlos Noriega pasaportaban dos jabalíes de 80 y 50 kilos para la cuadrilla de Pepe Piney.

Colunga
Variedad de especies en Lue

En Lue, Argimiro Sal Castro abatía un verraco de 73 kilos, mientras que Javier Villamandos Gómez tumbaba un gamo y Bernardo Blanco apiolaba una hembra de venado.

El riosellano ‘Carpio’ con un verraco de 105 kilos, en La Verde. :: V. B. A.

El riosellano ‘Carpio’ con un verraco de 105 kilos, en La Verde. :: V. B. A.

En Libardón, Nicanor Villar Gancedo y Modesto Menéndez Muñiz fusilaban dos navajeros de 92 y 50 kilos. En Pernús, César Luis Álvarez y Enrique Minervino González cobraban dos macarenos de 80 y 35.

En Selorio, Juan Carlos Pendás Bada y Cándido Villar Álvarez volteaban dos bermejos de 35 kilos, cada uno. En Carrandi, Sergio Fernández Villar acertaba sobre un cerdo salvaje de 90.

Peñamellera Baja
Roberto no temblaba

En Cuñaba, Roberto Sainz Pereda no temblaba ante la llegada a su puesto de dos verracos que pesaron 80 y 50 kilos. En el Argayu, Fermín Pérez Bada fusilaba un guarro de 50 kilos. En Arria, Luis Vázquez Cotera atinaba sobre un bermejo de 25.

El parragués Andrés Díaz Mateo con un venado de 193 puntos. :: R. G. L.

El parragués Andrés Díaz Mateo con un venado de 193 puntos. :: R. G. L.

Ribadesella
‘Litri’, en todas las salsas

Ocho jabalíes abatían los cazadores riosellanos en tres exitosas monterías. En Barréu, Manuel Antonio Cerra Arada ‘Litri’, Enrique Suárez Celorio y Tomás Colino apiolaban tres verracos de 80, 50 y 45 kilos, para el grupo de Toto Peón.

En Llovio, Julio Miranda Rodríguez, Manuel Antonio Longo y Manuel Antonio Cerra Arada ‘Litri’ pasaportaban tres macarenos de 40 kilos, cada uno, para la cuadrilla de Benito Cibrián Pubillones.

En Moru, Ricardo Hoyos y Javier Vicente Vega cobraban dos cerdos salvajes de 80 y 40 kilos, para la palomilla de Juan Carlos García.

Amieva
Mario reaparece en Amieva

En La Fresneda, el riosellano Mario Ampudia Valle y Pedro Sánchez Amieva ‘el de La Roca’, abatían dos macarenos de 50 kilos, cada uno, para la palomilla de Iñaki Crespo.

En Argolibiu, Alberto Alonso Mestas y Josué Castiello tumbaban dos cerdos salvajes de 53 y 34 kilos, para la cuadrilla de José Rivero.

En Sebarga, Manuel Granda ‘Rona’ volteaba un verraco de 72 kilos para el grupo de Pancho Martínez.

Peñamellera Alta
Con el morral vacío

Sin tocar pelo regresaban las cuadrillas de José Ángel Pérez y Felipe Trespalacios de los lotes de Jana y Rubó, respectivamente.

Reserva del Sueve
Una ‘manita’ en Caravia-Alea

En Caravia-Alea, una cuadrilla regional, integrada por cazadores del coto de Ribadesella, abatía cinco jabalíes de entre 60 y 45 kilos, con disparos de Javier Cobián Martino, Pedro Sánchez Amieva, Miguel Rosete Rosete, José Alberto Valle Villanueva y Víctor Casado Ramos. En Libardón, un grupo de cazadores alleranos cobraba dos venados macho, dos gamos hembra y un gamo macho. En El Potril, el piloñés José Ramón Martino fusilaba un gamo hembra. En Fontanielles, el parragués José Manuel Díaz Mateo fulminaba otro gamo hembra.

Reserva de Piloña
Venados para Piloña y Gijón

En los cuarteles de Degoes y Los Montes, dos cazadores llegados de los municipios de Gijón y Piloña pasaportaban dos venados macho.

Ver Post >
Un venado medalla de oro en el Sueve

El parragués Andrés Díaz Mateo, de la palomilla de Iván Mier, abatía en Caravia un ciervo de 193 puntos. El piloñés Javier Robledo García, de la cuadrilla de Armando Cueto, tumbaba un navajero de 130 kilos en el cuartel de Rollamiu. Un auténtico acorazado.

El cabraliego Iván Mier con el venado medalla de oro, de 193 puntos, abatido en el lote de Caravia-Alea, del Sueve, por el cazador parragués Andrés Díaz Mateo. :: R. G. L.

El cabraliego Iván Mier con el venado medalla de oro, de 193 puntos, abatido en el lote de Caravia-Alea, del Sueve, por el cazador parragués Andrés Díaz Mateo. :: R. G. L.

A lo largo del pasado fin de semana los cazadores de la comarca pasaportaban 96 piezas: 81 jabalíes, nueve venados, dos corzos, dos venados y dos rebecos. La cuadrilla colunguesa de Libardón apiolaba seis verracos en Cofiño y no pudieron cobrar dos de ellos al precipitarse en una torca de diez metros de profundidad. En Peñamellera Alta, el grupo de Ramón Campillo fusilaba seis suidos en tres monterías, uno de ellos de 112 kilos, fulminado en Rubó por Pancho Noriega Roque.

Reserva del Sueve
Un venado de oro en Caravia

Semana extraordinaria en el Sueve con la captura de nueve jabalíes, tres venados y tres gamos.

En el área de Caravia-Alea una cuadrilla capitaneada por el cabraliego Iván Mier tumbaba tres venados, dos machos y una hembra. Uno de los venados, pasaportado por el parragués Andrés Díaz Mateo, ofrecía un baremo de 193 puntos, lo que le otorga la medalla de oro. La guardería de la Reserva del Sueve nunca antes había visto un ciervo de semejantes proporciones y cornamenta. El lance se produjo muy cerca del campo de golf de la Rasa de Berbes y del lavadero de mineral de la localidad de Torre.

En Cofiño, la palomilla colunguesa de Libardón, gestionada por Ignacio Laviada Catrón, abatía seis jabalíes con pesos de entre 30 y 70 kilos. Dos de ellos no se pudieron cobrar al precipitarse por una torca de diez metros de profundidad. Francisco, el de la ambulancia, tumbó cuatro cerdos salvajes y los otros dos los apiolaban Sergio y Víctor.

En el lote de Libardón, una cuadrilla llegada desde el municipio de Aller fusilaba dos asimétricos macarenos con pesos de 100 y 40 kilos. En Caravia-Alea, el grupo de José Luis Freile Caunedo fulminaba un verraco de 50.

Cazadores llegados desde Tineo y San Martín del Rey Aurelio cobraban tres gamos hembra en Fontanielles.

El cazador piloñés Javier Robledo García, junto al navajero de 130 kilos que tumbó en Rollamiu. :: asdeca.

El cazador piloñés Javier Robledo García, junto al navajero de 130 kilos que tumbó en Rollamiu. :: asdeca.

Piloña
Un acorazado en Rollamiu

En Rollamiu, Javier Robledo García, de la cuadrilla de Armando Cueto, abatía un navajero de 130 kilos. Un auténtico acorazado. Esta misma palomilla pasaportaba dos macarenos de 90 y 70 kilos en Cayón, con certeros disparos de Carlos Priede y Clemente Villa.

En Anayo, Carlos Saro Suárez, José Quintes Somohano y Ricardo Guisasola Argüelles tumbaban tres verracos de 50, 45 y 30 kilos.
En Cereceda, Alfredo Suárez y Alejandro Redondo apiolaban dos gorrinos de 60 kilos, cada uno. En La Castañal, Ismael Cofiño Fernández y Luis Cardín Martino ‘Moli’ cobraban dos suidos de 55 y 50.

Juan Vicente García y Primitivo de la Riera fusilaban dos gamos selectivos en El Castellanu y Rollamiu, respectivamente. Carlos Saro, Alberto García y José Mauricio Fernández fulminaban tres venadas.

Cazadores cabraliegos de la palomilla de Pepe Huerta en la exitosa montería de Vegabaxu. :: E. C.

Cazadores cabraliegos de la palomilla de Pepe Huerta en la exitosa montería de Vegabaxu. :: E. C.


La Parraguesa
Los de Pedro en Bustevela

Trece jabalíes y dos corzos tumbaban los cazadores de Parres y Cangas de Onís. En La Toya, Francisco Sarmiento Sánchez, César Suárez Mata y Javier Peruyero García abatían tres suidos de 85, 60 y 50 kilos, para la cuadrilla del audaz Pedro García Rama.
En Bustevela, Rubén Blanco Carbajal abatía dos verracos de 80 y 35 kilos, mientras que Miguel Ángel Collado Prieto cobraba otro de 60.

En Zardón, Servando Escandón Rodríguez y Alberto Fernández Fernández volteaban dos macarenos de 70 y 50 kilos. En Sinariega, Manuel García Sanfeliz y José Manuel Bastián García fulminaban dos cerdos salvajes de 50 y 35.

En Teleña, José María Ferrero Zapico fusilaba un marrano de 75 kilos, en tanto que Francisco Pis Ruiz atinaba sobre un corzo de 108 puntos. En Fondrigones, Miguel Ángel Cibrián Martínez no temblaba frente a un jabalí de 60 kilos y un corzo de 107 puntos para la palomilla de Olegario Fernández de la Parte.

En Següenco, Ángel Jesús Castro Monteserín pasaportaba un navajero de 84 kilos.

Ramón Canal con el gorrino de 70 kilos que abatió en La Verde. :: E. C.

Ramón Canal con el gorrino de 70 kilos que abatió en La Verde. :: E. C.

Llanes
Tres navajeros en La Verde

En La Verde, Sergio Díaz Sierra, Manuel García Toribio y Ramón Canal abatían tres navajeros de 90, 80 y 70 kilos, para la palomilla de Manuel García Granda.

En el Cuetu Meré, Manuel Cuanda del Río, Servando Casas y Enrique Valle fulminaban tres verracos de 80, 60 y 50 kilos. En Mañanga, Francisco Robles pasaportaba dos gorrinos de 60 y 50 kilos, mientras que Juan Antonio González Menéndez ‘Nono’ tumbaba otro de 50.

En El Barracón, Ricardo Escalante y Francisco Duarte Roco fusilaban dos cerdos salvajes de 70 y 50 kilos. En San Cecilio, José Alberto Valle Villanueva ‘El Polés’ atinaba sobre un bermejo de 35.

Jorge Álvarez, Unai Ruenes, Sara Buenaga y Alejandro del Río, con un macareno de 80 kilos cobrado en el lote llanisco del Cuetu Meré. :: E. C.

Jorge Álvarez, Unai Ruenes, Sara Buenaga y Alejandro del Río, con un macareno de 80 kilos cobrado en el lote llanisco del Cuetu Meré. :: E. C.

Peñamellera Baja
Jabalí y perro se despeñan

En el Argayu, Jaime del Portillo y Manuel Berdial Merino abatían dos verracos de 60 y 50 kilos. En Cavandi, la palomilla de Ángel Echave ‘recogía’ un jabalí de 80 kilos que, junto a un perro del montero Toñín Cotera, entregaban el pellejo al despeñarse por un desfiladero.

Colunga
Triplete en Selorio

En Selorio, Sergio Fernández Villar apiolaba dos macarenos de 80 y 50 kilos, mientras que Miguel Crespo Villar abatía otro de 80.
En Pernús, Joaquín Cernuda Villar y Celestino Álvarez Suárez tumbaban dos verracos de 80 y 30 kilos. En Carrandi, Luciano Álvarez Prada y Nicanor Villar Gancedo cobraban dos marranos de 60 y 40.

En Lue, Pedro Sánchez Suárez atinaba sobre un venado hembra.

Peñamellera Alta
Seis suidos para Campillo

La palomilla de Ramón Campillo tumbaba seis suidos en tres exitosas monterías. En Rubó, Pancho Noriega Roque abatía un navajero de 112 kilos, mientras que Milán Martínez fulminaba dos suidos de 60 y 30. En Peleas, Pedro Roque Llamazares y Eduardo Roque Campillo apiolaban dos gorrinos de 40 kilos, cada uno. En El Cuera, Ramón Galán pasaportaba un navajero de 80.

La cuadrilla piloñesa de Roberto tumbó tres suidos en Anayo. :: asdeca.

La cuadrilla piloñesa de Roberto tumbó tres suidos en Anayo. :: asdeca.

Cabrales
Excursión a Vegabaxu

En Bierru, José Ángel Mestas y Felipe López abatían dos navajeros de 100 y 70 kilos, para la cuadrilla de Felipe López. La misma palomilla cazó en La Ría, donde Manuel Fernández Sánchez pasaportaba dos suidos de 60 y 30 kilos.

En El Escobal, Juan Valdés Tejeiro y Manuel Ángel Gancedo tumbaban dos jabalíes de 65 y 30 kilos, para el grupo que dirige Pepe Huerta. Esta cuadrilla viajó hasta el lote casín de Vegabaxu, donde Ricardo Valdés Tejeiro cobraba dos guarros de 50 kilos, cada uno, mientras que Antón García Amieva y Víctor Guerra fusilaban otros dos de 80 y 60.

Amieva
Rebecos en Valdelpino

En Ríu Melón, Servando Rodríguez Escandón cobraba dos cerdos salvajes de 83 y 60 kilos, para el grupo de Iñaki Crespo. En Vis, José Ángel Alonso abatía un jabalí de 80 kilos. En Sebarga, el infalible Eduardo Cuesta no temblaba frente a un verraco de 60, para la palomilla de Pancho Martínez. Un cazador madrileño se llevó del lote de Valdelpino dos hembras de rebeco.

Onís
Vinieron desde Salas

En Sirviella, Alfonso Collado López y Alejandro Fernández Huerta pasaportaban dos jabalíes de 70 y 50 kilos. Una palomilla llegada desde Salas tumbaba dos verracos de 60 y 30 kilos, con disparos de Abel Menéndez y David García Gamero.

Ribadesella
El incombustible Cuétara

En Moru, el incombustible Miguel Ángel Cuétara Pandiello abatía dos gorrinos de 45 y 30 kilos, mientras que Javier Cobián Martín acertaba sobre un navajero de 80.

En Collera, Roberto Capín Blanco fusilaba un bermejo de 30.

Ribadedeva
Doblete en Ulpiones

En Ulpiones, Pedro Pérez y Juan Caso tumbaban dos suidos de 80 y 65.

Reserva de Piloña
Trabajo para sacarlo

En Degoes, el colungués José Ignacio Camino Villa, de la cuadrilla de Aladino, fusilaba un navajero de 110 kilos, que dio más guerra para sacarlo del monte que para abatirlo.

Ver Post >