El Comercio
img
Cazadores de Onís y Salas abaten un jabalí de 132 kilos en el lote de Oseja
img
Guillermo Fernández y Dani Busto | 08-11-2016 | 16:04

El cangués Miguel Ángel Collado Prieto cobró un ejemplar de 116 kilos en el prolífico cuartel de Sinariega.

Ubicuo. El llanisco José Alberto Valle Villanueva ‘El Polés’ acude al coto de Ribadesella y el sábado pasaportaba un jabalí en Barréu. :: G. F. B.

Ubicuo. El llanisco José Alberto Valle Villanueva ‘El Polés’ acude al coto de Ribadesella y el sábado pasaportaba un jabalí en Barréu. :: G. F. B.

En un fin de semana lluvioso los cazadores de la comarca oriental abatían 72 jabalíes, doce venados, cuatro gamos y un rebeco. La mejor montería tuvo lugar en Oseja (León), donde una cuadrilla de cazadores de Onís y Salas, capitaneada por Sergio Simón, abatía un navajero de 132 kilos, apiolado por Abel Menéndez Salas, y otros cuatro suidos de 103, 60, 40 y 30, cobrados por Manuel, Javi, Chechu y José Luis.

En Parres y Cangas de Onís se abatieron diez suidos. En el lote de Sinariega, Miguel Ángel Collado Prieto cobraba un navajero de 116 kilos, mientras que Rubén Blanco, Francisco Montes y Jesús Fernández Moral tumbaban otros tres gorrinos. En Següenco, la cuadrilla de Fernando, el de Villa, prendía tres verracos.

En Triongo, Ricardo Díaz fusilaba un macareno de 85. En Teleña, Manuel García Marcos fulminaba un guarro de 60. En La Cuesta, Manuel García Marcos, que repetía, pasaportaba un cerdo salvaje de 50.

En el Argayu, en tierras de Peñamellera Baja, José Ángel Berdial Merino ‘Negrín’ apiolaba un navajero de 105 kilos y Ramón Corces Río otro de 90. En Cuñaba, Álvaro Morán atinaba sobre un jabalí de 80.

En tierras de Piloña se cobraron doce jabalíes, siete venados y un gamo. En Cayón, Juan Antonio Crespo, Rubén Martínez, Manuel Ávila y Celedonio Toimil pasaportaban cuatro suidos. En Anayo, Santiago Toraño abatía dos macarenos, mientras que Esteban Iglesias y José David Blanco apiolaban otros dos.

Quinto pleno consecutivo. La cuadrilla de José Galindo, de Cabranes, ayer, en los montes de la Puerta y el Fresno. :: M. toyos

Quinto pleno consecutivo. La cuadrilla de José Galindo, de Cabranes, ayer, en los montes de la Puerta y el Fresno. :: M. toyos

En Cereceda, Hermógenes Fernández y Pablo Fernández Llames cobraban dos gorrinos. En Sellón, Pablo Fernández Rodríguez volteaba un navajero de 90 kilos. En La Cueva, Berto Albino Díaz acertaba sobre un suido.

En Cayón, Bernardo Busto cobraba un gamo. En Rollamiu, Ángel Lorenzo apiolaba un venado selectivo. Se abatieron seis venados hembra con disparos de Patricia Lago, José Luis González, Alberto Llera, Claudio Suárez y Raúl González, que tumbó una pareja.
Diez macarenos en el Sueve

En el Sueve, la palomilla piloñesa de Rubén Martínez pasaportaba cuatro navajeros en Caravia-Alea. Otros cuatro tumbaba en Libardón el grupo colungués de Jaime Alberto Llera. Y dos macarenos más abatía en Cofiño la cuadrilla piloñesa que capitanea Germán Noriega.
El piloñés Bernabé Cuétara prendía un gamo de 171 puntos en El Potril. Se cobraron otros dos gamos en Fontanielles y El Potril.
Una decena de suidos perdieron el pellejo en Cabrales. En El Escobal, José Mier, Daniel San Román y Miki abatían tres suidos. En El Cuera, Cristian Gandarillas y los hermanos Ricardo y Lucas Valdés Tejeiro apiolaban tres macarenos. En La Ría, Iván Mier volteaba dos verracos y José María Ceferino Palacios tumbaba otro. En Berodia, Carlos López acertaba sobre un cerdo salvaje.
Siete guarros se abatieron en Llanes. En el Cuetu Meré, el riosellano José María García acertaba sobre dos marranos de 60 y 40 kilos, mientras que Roberto Cuanda pasaportaba otro de 45. En La Verde, Rafael Díaz Herrera y José Ramón Pardo cobraban dos suidos de 90 y 50. En el Río de Nueva, Juan Antonio González ‘Nono’ y Ricardo del Campo fusilaban dos verracos de 60 y 50 kilos.

Tremenda montería. Los cazadores de Onís y Salas, capitaneados por Sergio Simón, abatieron un navajero de 132 kilos en Oseja, con disparos de Abel Menéndez, y cobraron otros cuatro cerdos salvajes. :: Pepillo.

Tremenda montería. Los cazadores de Onís y Salas, capitaneados por Sergio Simón, abatieron un navajero de 132 kilos en Oseja, con disparos de Abel Menéndez, y cobraron otros cuatro cerdos salvajes. :: Pepillo.

Jabalíes y venados en Colunga
En Colunga, en el lote de Lue, Ramón Piñera y Pedro Pérez abatían dos jabalíes de 50 kilos cada uno, mientras que Mariano Rodríguez fulminaba un venado. En Selorio, Javier Miravalles y Valentín Tronco cobraban dos gorrinos de 60 y 50. En Carrandi, José Ignacio Camino prendía un macareno de 50 y Víctor Prieto un venado. En Libardón, Javier Tomás atinaba sobre un venado.

En Ribadesella, en el cuartel de Barréu, Víctor Caravia apiolaba dos jabalíes y José Alberto Valle pasaportaba otro. En Moru, Benito Cibrián fusilaba un venado de diez puntas.

En el lote de Rubó, perteneciente al concejo de Peñamellera Alta, Ramón Galán Escandón y Víctor Ruiz volteaban dos bermejos de 30 kilos, cada uno. En el cuartel ribadedense de La Franca, José Ibarlucea tumbaba un jabalí de 50 kilos para el grupo de Pepe Piney. En el lote de Sañín, concejo de Amieva, el lavianés Daniel Revuelta cobraba un rebeco hembra. En el cuartel de Degoes, territorio de la Reserva de Piloña, una cuadrilla llegada desde el concejo de Aller regresaba con cuatro macarenos de entre 60 y 90 kilos. En Los Montes, un cazador de Piloña fulminaba un venado hembra.

En el coto La Becacina de Castropol, la cuadrilla de Obanza se quedó con un macho de 30 kilos en la zona 5, con un buen aplace y levante de Raúl y Ricardo, para ser tiroteado por Suso Chalán, herido por Boucía y rematado por Ricardo Chalán. Por su parte, la cuadrilla La Parrilla también abatió otro ejemplar en la zona 1.

A la izquierda, dos verracos de 105 y 90 kilos cobrados en el Argayu; a la derecha, Venado. Ángel Lorenzo con un selectivo cobrado en Rollamiu. :: Asdeca.

A la izquierda, dos verracos de 105 y 90 kilos cobrados en el Argayu; a la derecha, Venado. Ángel Lorenzo con un selectivo cobrado en Rollamiu. :: Asdeca.

Catorce suidos en Mieres
En Mieres, pese a la meteorología adversa, con frío y lluvia, se mataron catorce jabalíes. La cuadrilla de Lloreo se llevó el mayor premio, en Riquela, con dos piezas que rondaron los 110 y 65 kilos. El resto de verracos variaron entre los 30 y los 70 kilos. La cuadrilla La Marina selló uno en Olloniego, al igual que los de La Xana, en la Teyerona.

Con dos trofeos finalizaron su jornada las cuadrilla del Urogallo, en Carraspientes; la de Villandio, en Carcarosa; la de Vegalafonte, en la Güeria de Urdies; la de Mieres, en Foz; y la del Fayeu, en Nicolasa.

Cuarteto. La cuadrilla canguesa que capitanea Miguel Ángel Collado Prieto regresó de Sinariega con cuatro cerdos salvajes que pesaron 116, 60, 50 y 30 kilos :: L. G. Q.

Cuarteto. La cuadrilla canguesa que capitanea Miguel Ángel Collado Prieto regresó de Sinariega con cuatro cerdos salvajes que pesaron 116, 60, 50 y 30 kilos :: L. G. Q.

El Coto de Aller se sobrepasó el centenar de capturas de jabalíes esta temporada. Son ya 102, diez más que la temporada anterior a estas alturas. En Pelúgano, el joven Manuel abatió un ejemplar de más de 70 kilos para la cuadrilla del Vinateru, que consiguió el cupo en esta área con dos machos. Los de Mesio el de Cao (Nembra) se llevaron en Conforcos un jabalí macho. No hubo suerte en las áreas 3 y 7, pero sí en el resto de cuarteles. Así, a pesar del mal tiempo, los de Gelín el de Boo capturaron un macho y una hembra en el Rasón. La Cuadrillona de Piñeres hizo lo propio en Boo; y otra pareja de jabalíes fue capturada por los de Fermín el de Soto en Piñeres.
En la caza menor, pocos fueron los que salieron a desafiar el mal tiempo para llevarse algunas piezas.

En Morcín se redujo el número de cacerías y de piezas abatidas debido al mal tiempo, con mucha lluvia y frío, pero aún así una cacería de turismo apioló tres jabalíes en Palomar. La cuadrilla de Galindo abatió dos en Sardín y la de Marcial, uno en Tenebredo. Todos ellos de peso mediano, entre 30 y 60 kilos. Otras dos batidas finalizaron sin resultados.

Certera. La piloñesa Patricia Lago, sonriente en Sellón. :: Asdeca.

Certera. La piloñesa Patricia Lago, sonriente en Sellón. :: Asdeca.

La Agrupación deportiva de Cazadores San Bartolomé, de Nava, registró tres cupos. Fueron para la cuadrilla de Villa, el pasado miércoles, en El Cordal, con dos hembras de 50 kilos abatidas por Luis Arcadio Zapatero y José Manuel Vigón.

La cuadrilla de Monga también volteó dos hembras de 60 kilos, una de ellas abatida por Antonio Martínez en El Mosquil. Manuel Arias, de la cuadrilla de Riosa, hizo doblete al apiolar una hembra de 60 kilos y un macho de 25 kilos en el Valle.

Finalmente, la cuadrilla de Sierra abatió un jabalí de 70 kilos a cargo de Alejandro Castañón, mientras que no obtuvieron resultados las batidas de las cuadrillas de Priandi y La Barraca.

LO MÁS DESTACADO:
En Oseja (León): una cuadrilla de cazadores de Onís y Salas, capitaneada por Sergio Simón, abatió un jabalí de 132 kilos, apiolado por Abel Menéndez, y otro suido de 103, cobrado por Manuel.
En Parres: en el lote de Sinariega, Miguel Ángel Collado cobró un navajero de 116 kilos.
En Peñamellera Baja: en el Argayu, José Ángel Berdial ‘Negrín’ apioló un suido de 105 kilos y Ramón Corces otro de 90.
En Mieres: la cuadrilla de Lloreo se llevó el premio en Riquela con una pieza de 110 kilos.
En Piloña: en Sellón, Pablo Fernández volteó un jabalí de 90 kilos. Bernabé Cuétara prendió un gamo de 171 puntos en El Potril. En el cuartel de Degoes, una cuadrilla llegada desde el concejo de Aller regresó con cuatro macarenos de entre 60 y 90 kilos.
En Llanes: en La Verde, Rafael Díaz cobró un suido de 90 kilos.