El Comercio
img
389 jabalíes abatidos en Parres y Cangas de Onís
img
Guillermo Fernández y Dani Busto | 28-02-2017 | 04:50

En el último fin de semana hábil para la caza, la cuadrilla piloñesa que gestiona Tito Busto Naredo cazaba seis ejemplares en Cofiño

La caza de la temporada 2016-2017 ya es historia. En la tarde del pasado domingo se escuchaban los últimos disparos y los cazadores de la comarca oriental conseguían abatir 51 jabalíes, tres venados, tres gamos y dos rebecos.

La cuadrilla piloñesa que capitanea Tito Busto Naredo abandonó el lote de Cofiño tras abatir seis cerdos salvajes. :: J. Ll.

La cuadrilla piloñesa que capitanea Tito Busto Naredo abandonó el lote de Cofiño tras abatir seis cerdos salvajes. :: J. Ll.

Los mejores resultados correspondieron al coto de La Parraguesa, que engloba terrenos de los concejos de Parres y Cangas de Onís, donde los discípulos de San Huberto pasaportaban 16 verracos. El resumen final del coto refleja que a lo largo de la campaña se abatieron 389 jabalíes, 32 corzos y once venados.

El grupo de Manolín García cerró la campaña con dos suidos en Següenco. :: V. B.

El grupo de Manolín García cerró la campaña con dos suidos en Següenco. :: V. B.

En Teleña, Héctor Gómez, Juan Carlos Sánchez Camblor, Luis Suárez Iglesias y Javier Rojo Longo fusilaban cuatro navajeros de 70, 55, 50 y 40 kilos. En la zona de Fondrigones y El Aspru, Manuel García Marcos tumbaba un macareno de 50 kilos, mientras que Olegario Fernández de la Parte, Iván Alonso Suárez y Manuel García Sanfeliz apiolaban otros tres suidos de 40 kilos, cada uno. En Sinariega, una cuadrilla llegada desde Belmonte de Miranda fulminaba tres cerdos salvajes. En Següenco, Ramón Quesada de la Vega ‘Carpio’ volteaba dos gorrinos de 60 y 40. En Triongo, los cántabros Emilio Gago Bruzos y Pedro Gaspar Fernández atinaban sobre dos marranos de 50 y 30. En Bustevela la cuadrilla lavianesa de Roberto Sánchez cobraba un puerco.

Los colungueses de Aladino terminaron en el lote de Lue. :: J. Ll.

Los colungueses de Aladino terminaron en el lote de Lue. :: J. Ll.

Así se despidieron los de Aitor Collía en Teleña. :: J. Ll.

Así se despidieron los de Aitor Collía en Teleña. :: J. Ll.

En la Reserva del Sueve, una docena de verracos y un gamo doblaban la rodilla. Del lote de Libardón se fue la palomilla piloñesa de Tito Busto Naredo con seis excelentes macarenos. En Caravia-Alea, la cuadrilla piloñesa gestionada por Armando Cueto fusilaba cuatro cerdos salvajes. En Libardón, un grupo de cazadores de Laviana apiolaba dos suidos. En El Potril, un cazador regional fusilaba un gamo.

En la zona de Amieva once jabalíes y dos rebecos entregaban el salvoconducto. En el lote de Amieva, Iñaki Crespo abatía dos macarenos de 70 y 40 kilos, mientras que José Ramón Pardo Cortina tumbaba un navajero de 80. En Argolibiu, la palomilla de Israel, de Grado, prendía tres guarros de 70, 50 y 45. En Vis, José María Casado Ramos y Miguel Rosete fulminaban dos gorrinos de 70 y 35 para la cuadrilla riosellana de Víctor Caravia. En Ríu Melón, el grupo gijonés gestionado por Nicanor González volteaba dos suidos de 70 y 40. En Sebarga, Manuel, el de Taránes, apiolaba un navajero de 95 kilos y muy buena boca. Un cazador de Extremadura y otro de Madrid abatían un rebeco, cada uno, en las zonas de Valdelpino y La Conia.

Último día por Buiza (León), con dos buenos ejemplares abatidos. :: F. M. Galán

Último día por Buiza (León), con dos buenos ejemplares abatidos. :: F. M. Galán

En Colunga se cobraron seis jabalíes y un gamo. Excepcional resultó la montería de la cuadrilla de Aladino Álvarez Aladro en el cuartel de Lue, donde José Manuel Alonso Fresno pasaportaba un verraco de 40 kilos y un gamo, mientras que Renato Sánchez Tuero, Luciano Álvarez Prada y Enrique Villar Gancedo apiolaban tres suidos de 50, 45 y 40. En Libardón, José Manuel Fernández Naredo y Antonio Menéndez Fernández fusilaban dos cerdos salvajes de 70 y 60.
Efectuado el recuento de piezas abatidas en Colunga a lo largo de la campaña, el saldo final es de 199 jabalíes, 37 corzos, catorce venados y ocho gamos apiolados.

Jonathan y Josemari Fernández Soto, en tierras de Amieva, con tres excelentes ejemplares a orillas del río Sella. :: J. Ll.

Jonathan y Josemari Fernández Soto, en tierras de Amieva, con tres excelentes ejemplares a orillas del río Sella. :: J. Ll.

En Peñamellera Baja se cobraron cuatro macarenos en dos monterías. En Cuñaba, José Verdeja Alles y Evencio Bada pasaportaban dos gorrinos de 80 y 40 kilos. En Cavandi, José Ramón Laruelo y el maliayo Mandi atinaban sobre dos verracos de 70 y 50. En este coto se abatieron 49 cerdos salvajes y seis corzos.
En Piloña, Borja Sánchez Rodríguez y Javier Sánchez González tumbaban un venado, cada uno, en El Castellanu y Sellón, respectivamente. Un cazador de Villaviciosa cobraba un gamo en Cereceda. En la Reserva de Piloña, un grupo de cazadores regionales se llevaba dos jabalíes del lote de Degoes. Y en Los Montes, un piloñés pasaportaba un venado.

Los cazadores ribadedenses José Ramón Laruelo y José Alejo Carús. :: J. Ll.

Los cazadores ribadedenses José Ramón Laruelo y José Alejo Carús. :: J. Ll.

Veteranos en Morcín

En Morcín se realizaron las dos últimas batidas de la temporada. La del pasado sábado fue para cazadores veteranos. Se avistaron ejemplares y hubo disparos, pero sin fortuna. Mejor suerte hubo en Grandiella, con tres verracos abatidos, de 70, 40 y 35 kilos, aproximadamente, en una batida mixta compuesta por miembros de las cuadrillas de Mino, Manolo y Galindo.

El certero cazador cangués Francisco Sarmiento. :: E. C.

El certero cazador cangués Francisco Sarmiento. :: E. C.

En Villaviciosa se cerró el curso con buenos resultados. El Club Deportivo Carrión realizó tres batidas. En Miravalles, la cuadrilla de Fernando abatió tres jabalíes, de 90, 50 y 30 kilos; en Torolles, la cuadrilla de Antonio cazó una hembra de 65 kilos; y en Vallés, la cuadrilla de Luciano apioló cuatro suidos, dos machos (de 70 y 60 kilos) y dos hembras (de 35 y 25 kilos). También destacó, entre otros, un cerdo salvaje de 90 kilos, con buena boca, abatido en la zona de Argüero.

Abuelo, padre y nieto se llaman Sergio Díaz. :: V. B. A.

Abuelo, padre y nieto se llaman Sergio Díaz. :: V. B. A.

La suerte fue dispar para los cazadores en Pravia. Se realizaron tres batidas, pero solo una logró resultados. Los de Puentevega quedaron a cero en el lote de Villarigar, al igual que los de Cudillero, en la zona de Somado. Sí cazaron dos jabalíes los de la cuadrilla de Agones, de 35 kilos, abatidos por Chelo y Silverio en el área de Puentevega. De esta forma, se cierra el año con cerca de 130 jabalíes pasaportados en el coto.
También concluyó la temporada en Nava, que en las últimas semanas había realizado batidas de venado. La cuadrilla de La Barraca abatió un ejemplar en Don Diego a cargo de Corsino Montes Camblor; y la cuadrilla de Sierra abatió otro en Gamonal, a cargo de José Víctor Cueto.

La cuadrilla Carasu, con dos jabalíes en Veguín, consiguió un pleno en todas las cacerías realizadas en Socasino. :: D. M. M.

La cuadrilla Carasu, con dos jabalíes en Veguín, consiguió un pleno en todas las cacerías realizadas en Socasino. :: D. M. M.

Finalmente, la cuadrilla de Pablo Sierra, perteneciente al coto de caza El Picón, de Tapia de Casariego, recibirá el próximo 25 de marzo el primer premio en el VI Día de la Caza y Pesca de Coaña por haber sido la cuadrilla con más piezas abatidas de los cotos encuadrados en los municipios de la Comarca del Parque Histórico del Navia, con 40 muescas en su haber.