El Comercio
img
Abaten un jabalí de 115 kilos en El Escobal
img
Guillermo Fernández y Dani Busto | 08-11-2017 | 16:20

Grupo de cazadores de Parres y Cangas de Onís, con tres ejemplares abatidos en el lote de La Toya.

Grupo de cazadores de Parres y Cangas de Onís, con tres ejemplares abatidos en el lote de La Toya.

Cristian Gandarillas tumbó al descomunal navajero y otros dos suidos en tierras de El Cuera. Las intensas lluvias del pasado fin de semana no fueron inconveniente para que los cazadores regresaran a casa con importantes capturas

Cristian Gandarillas, con el navajero de 115 kilos. :

Cristian Gandarillas, con el navajero de 115 kilos. :

A pesar de las intensas lluvias del pasado fin de semana, los cazadores mantuvieron el tipo y consiguieron que decenas de jabalíes doblaran la rodilla. A destacar la captura de un navajero de 115 kilos en el lote cabraliego de El Escobal, con certero disparo del montero local Cristian Gandarillas.

En los diferentes espacios de la comarca oriental asturiana se abatieron 74 jabalíes y cinco gamos. Además de la exitosa cacería de El Escobal, conviene destacar la montería celebrada en tierras llaniscas de La Verde, donde la cuadrilla de Manolín García Granda tumbaba tres navajeros de 90, 85 y 40 kilos. En el prolífico cuartel piloñés de Cayón, la palomilla capitaneada por Juan Molina pasaportó cuatro cerdos salvajes. Y otros cuatro macarenos doblaban la rodilla en espacios parragueses de La Toya.

La cuadrilla Casero con tres jabalíes abatidos en el coto de Les Regueres. :: P. García

La cuadrilla Casero con tres jabalíes abatidos en el coto de Les Regueres. :: P. García

En tierras de Parres y Cangas de Onís se abatieron 16 jabalíes. En el lote de La Toya, Luis Ángel Fernández Barrigón, José Luis Gutiérrez Soto, Sergio Díaz Fernández y Ramón Villarroel Pandiella fusilaron cuatro macarenos de 65, 60, 50 y 30 kilos. En Teleña, Servando Escandón Escandón pasaportó dos bermejos de 35 y 30, mientras que José Ignacio González Blanco tumbó un verraco de 60. En Següenco, Manuel Julio García, Javier Núñez Martín y Antonio Zabala Ingelmo fulminaron tres cerdos salvajes de 50, 45 y 40. En Triongo, Juan Carlos Morán Medina apioló dos suidos de 40 y 30, en tanto que Eusebio Pérez Fernández tumbó otro de 45. En Cetín, Guillermo Rodríguez Carmona volteó un navajero de 80. En Bustevela, Juan Miguel de la Vega atinaba sobre un marrano de 75. En Zardón, Miguel Ángel Cibrián Martínez cobró un guarro de 70.

Cristian Gandarillas, con el navajero de 115 kilos. :

En el cuartel llanisco de La Verde la cuadrilla que gestiona Manolín García Granda tumbaba tres verracos de 90, 85 y 40 kilos. :: V. B. A. :

Quince jabalíes perdieron el pellejo en territorio llanisco. En el cuartel de La Mar, José Ramón Pardo Cortina abatió dos navajeros de 70 y 40 kilos, mientras que Manuel Llorente pasaportó otros dos verracos de 60 y 40. En La Verde, Sergio Díaz Sierra, Josín Granda Cabrales e Iván Mier apiolaban tres macarenos de 90, 85 y 40. En Mañanga, Rafael Díaz Herrero fusiló dos cerdos salvajes de 70 y 30, mientras que Casimiro Riestra ‘Miro’ fulminó otro de 50. En El Barracón, en la postura de ‘Bucherí’, Pedro Coro atinó sobre un suido de 90, mientras que Luis Meré, a quien le entraron 14 verracos, cobró un bermejo de 30. En el Cuetu Meré, Jesús del Río Rodríguez y Miguel Alonso Campo prendieron dos gorrinos de 80 y 50. En el Río de Nueva, Ignacio Díaz Alonso ‘Nacho’ pasaportó un marrano de 50.

En el coto de Onís se cobraron dos jabalíes. En La Cuestona, Valentín Martínez Nicolás, llegado desde Bélgica para la ocasión, fusilo un navajero de 80 kilos. Y en Maliciegu, César Rodríguez González ‘Cesarín’ apioló un cerdo salvaje de 50.

Grupo de monteros de la cuadrilla ribadedense de Juanjo Andreu. :: G. F. B.

Grupo de monteros de la cuadrilla ribadedense de Juanjo Andreu. :: G. F. B.

Un navajero de 115 kilos

En un buen fin de semana, los cazadores cabraliegos abatieron una decena de jabalíes. En El Escobal, Cristian Gandarillas pasaportó un navajero de 115 kilos, mientras que Manuel Ángel Gancedo y José García Amieva ‘Antón’ tumbaron dos macarenos de 60 y 30. En Bierru, Máximo Echizarreta Palacios y Jesús Celada apiolaron dos verracos de 70, cada uno. En Berodia, Iván Mier Rojo capturó dos suidos de 75 y 30. En El Cuera, Cristian Gandarillas, una metralleta humana, fulminó dos gorrinos de 60 y 30. Y en Poo, Javier García tumbaba un cerdo salvaje de 60.

Media docena de jabalíes abatieron los cazadores colungueses. En Pernús, David Alonso Morán, José Luis Navedo Lobeto y José Ángel Entrialgo Funcasta tumbaron tres verracos de 60, 40 y 45 kilos. En Selorio, Moisés Fernández Aller y José Ignacio Camino Villa apiolaron dos macarenos de 70 y 50. En Lue, Miguel Ángel Crespo Villar fulminó un cerdo salvaje de 80. Sin premio regresaron de Carrandi y Libardón las cuadrillas de Toni Fonseca y Jaime Alberto Llera.

La cuadrilla Casero con tres jabalíes abatidos en el coto de Les Regueres. :: P. García

La cuadrilla Casero con tres jabalíes abatidos en el coto de Les Regueres. :: P. García

Cuatro jabalíes y un gamo se cobraron en Ribadesella. En Barréu, Benito Cibrián Pubillones, Enrique Suárez Celorio y José Ferrero Granda pasaportaron tres suidos de 45 kilos, cada uno. En Moru, Javier Vicente Vega volteó un gorrino de 55. Y en la Genosa, por tierras de Calabrez, Pedro Sánchez Amieva fusiló un gamo.

En la Reserva del Sueve, el colungués Alfonso Fierros cobró un gamo de trofeo, de 170 puntos, en el lote de El Potril. Dos cazadores regionales abatieron dos gamos hembra en los cuarteles de Fontanielles y El Potril. En Caravia-Alea, la cuadrilla colunguesa denominada La Roja pasaportó un jabalí. Sin nada en el morral regresaron el domingo dos palomillas de los prolíficos lotes de Libardón y Cofiño.

El cabraliego Máximo Echizarreta Palacios. :: E. C.

El cabraliego Máximo Echizarreta Palacios. :: E. C.

Quince jabalíes en Piloña

En Piloña se abatieron quince jabalíes y un gamo. En Cayón, Jorge Luis Alonso, José Miguel Vigón, Faustino Vidal y Alejandro Vega pasaportaban cuatro macarenos de 70, 50, 40 y 30 kilos. También en Cayón, Emilio González, José Luis González y Celestino González sentenciaron tres verracos de 60, cada uno. En El Castellanu, Santiago Toraño apioló dos suidos de 60 y 55. En Los Montes, Juan Villa Martínez fusiló dos gorrinos de 55 y 50. En Beroñes, Arturo Nicolás Valiente y José Manuel Martínez fulminaron dos bermejos de 30, cada uno. En Anayo, el lavianés Rogelio volteó un guarro de 50. En La Cueva, Ángel Cortina cobró un cerdo salvaje de 50. Y en Cereceda, José Fernández Junco prendió un gamo.

En el coto de Peñamellera Alta se cobraron tres suidos. En Peleas, Isidoro López ‘Prones’ pasaportó dos verracos de 40 kilos, cada uno. Y en Rubó, Pedro Roque atinó sobre un macareno de 50. En Cavandi, términos de Peñamellera Baja, Evencio Bada fulminó un jabalí de 50. Y en el lote de Cuñaba se produjeron disparos fallidos. En el costero cuartel ribadedense de La Franca, entre José Ibarlucea y Juan Caso apiolaron un cerdo salvaje de 70 kilos.

A la izquierda, el ‘belga’ Valentín Menéndez, en Onís. A la derecha, el piloñés Mario Raigoso Norniella. :: S. S. / E. C.

A la izquierda, el ‘belga’ Valentín Menéndez, en Onís. A la derecha, el piloñés Mario Raigoso Norniella. :: S. S. / E. C.

Más de un centenar de suidos

En el coto de Aller ya se superan las 120 capturas en lo que va de temporada. En Pelúgano, los de Tino el de Boo, abatieron un macho de 70 kilos y una hembra de 50. En el área de Piñeres cayeron seis ejemplares: Los de Juanma pasaportaron tres hembras de 70, 25 y 30 kilos y los de Gelín, el de Boo, hacían lo propio, al tumbar un jabalí macho de 70 kilos y dos hembras de 50. En Boo, los de Nespral consiguieron un triplete al fusilar tres bermejos de 25, 30 y 50 kilos, volteados por el jefe de la cuadrilla, Juan Carlos y Quico.

En el valle del Río Negro se cobraron cuatro cerdos salvajes. En Los Tornos, zona de Nembra, los de Javi el de Bello abatían un macho de 60 kilos y una hembra de 50. Los de Cafixu eran profetas en su tierra, Santibanes, apiolando Berto un ejemplar macho. Y en El Rasón, los del Vinateru se llevaron un jabalí macho abatido por Juan Ángel. En la Reserva hay que destacar el jabalí de 110 kg cobrado en los Picos de la Liebre, por José Luis.

En relación a la caza menor habría que destacar la presencia, algo escasa, de las primeras arceas, esas embajadoras del frío que realizan viajes de hasta 4.000 kilómetros para pasar el invierno en tierras cálidas del norte peninsular. Con vientos favorables, la primera semana de noviembre acostumbra a marcar el flujo de lo que los cazadores conocen como la reina del bosque.

La cuadrilla Los Tremendos con tres jabalíes cobrados en tierras de Piñeres. :: R. Nembra

La cuadrilla Los Tremendos con tres jabalíes cobrados en tierras de Piñeres. :: R. Nembra