El Comercio
img
Ocho jabalíes en el lote colungués de Cofiño
img
Guillermo Fernández y Dani Busto | 21-11-2017 | 19:34

La cuadrilla de Angelotti estuvo atinada y abatió seis ejemplares en la zona del Puntal, en Villaviciosa. El piloñés José Benito tumbó un verraco de 120 kilos en Cereceda y Francisco Sarmiento cobró otro de 118 en el lote cangués de Zardón

La palomilla riosellana de Víctor Caravia, con cinco jabalíes en Quirós. :: E. C.

La palomilla riosellana de Víctor Caravia, con cinco jabalíes en Quirós. :: E. C.

En los días centrales de noviembre, la temporada de caza alcanza su momento culminante. Cada fin de semana, más y mejores jabalíes doblan la rodilla. Y para la actual campaña se hace evidente la excelente entrada de arceas, que poco a poco, tras detener su primer vuelo a orillas del litoral, van poblando los suelos húmedos de todos los montes de la región.
Extraordinaria resultó la montería en la Reserva del Sueve para la cuadrilla colunguesa capitaneada por Aladino Álvarez Aladro, que en el lote de Cofiño consiguió cobrar ocho jabalíes de 100, 80, 70, 65, 60, 55, 50 y 40 kilos. Dos los abatió David Álvarez y de tumbar los otros seis se encargaron Fernando Álvarez, Aladino Álvarez, Jorge Álvarez, Pablo Álvarez, Alfonso Roza y Dani. Y en el cuartel de Libardón, el grupo piloñés gestionado por Adolfo Faza fusilaba cinco cerdos salvajes.
Doce jabalíes y un gamo apiolaban los cazadores de Piloña. En Cereceda, José Benito y Juan Villa fulminaban dos navajeros de 120 y 90 kilos. En Cayón, Santiago Toraño volteaba dos macarenos de 60 y 55, mientras que Borja Iglesias y Esteban Iglesias tumbaban otros dos de 50 y 45. En Anayo, Luis Vicente Argüelles y Carlos Canteli pasaportaban dos verracos de 85 y 70. En El Estelleru, Ricardo Guisasola y Juan Antonio Pérez atinaban sobre dos suidos de 77 y 57. En La Cueva, Santiago Álvarez abatía un gorrino de 90. En La Castañal, Olegario Niño prendía un cerdo salvaje de 60. En Cereceda, José Joglar Arduengo cobraba un gamo.

La cuadrilla piloñesa de Arturo Nicolás, con dos macarenos en La Carbazosa. :: E. C.

La cuadrilla piloñesa de Arturo Nicolás, con dos macarenos en La Carbazosa. :: E. C.

Quince jabalíes pasaportaron los cazadores llaniscos. En La Verde, Ignacio Santoveña ‘Nacho’ tumbaba un navajero de 100 kilos, en tanto que Miguel Argüelles apiolaba otros dos de 70, cada uno. En Mañanga, Manuel García ‘Garci’, Ángel Borbolla y Ramón Quesada ‘Carpio’ fusilaban tres macarenos de 70, 50 y 45. En El Barracón, Juan Antonio González Menéndez ‘Nono’ pasaportaba dos verracos de 50 y 40, mientras que Carlos Sordo cobraba otro de 60. En San Cecilio, José María García abatía dos suidos de 50 y 30, mientras que Florentino Vela atinaba sobre otro de 60. En el Río de Nueva, Ángel Villa Díaz, Luis de la Fuente y Ramón Inés acertaban sobre tres gorrinos de 50, 45 y 40.

Catorce jabalíes se cobraron en tierras de Parres y Cangas de Onís. En Zardón, Francisco Sarmiento volteaba un navajero de 118 kilos, en tanto que Iván Peón pasaportaba otros dos de 80 y 40. En Següencu, Ricardo Díaz, Marcial Manzano y Rogelio Prado abatían tres verracos de 90, 70 y 50. En Bustevela, Ángel Escobio, Eladio González y Marcos García Marcos prendían tres bermejos de 50, 30 y 25. En Teleña, Manuel Ángel Fernández fusilaba dos jabalíes y otro lo apiolaba Jaime Carbajal. En Fondrigones, Faustino Laruelo prendía un marrano de 60. Y en Triongo, Manuel García Marcos fulminaba un cerdo salvaje.

Cazadores, perros y escopetas, con el navajero de 90 kilos abatido por Ricardo Díaz Fernández en el lote cangués de Següencu. :: E. C.

Cazadores, perros y escopetas, con el navajero de 90 kilos abatido por Ricardo Díaz Fernández en el lote cangués de Següencu. :: E. C.

‘Manita’ de Víctor en Quirós
La cuadrilla riosellana gestionada por Víctor Caravia regresaba de Quirós con cinco jabalíes. Tres suidos, de 90, 60 y 30 kilos, tumbaba Víctor Caravia, en tanto que José Alberto Valle ‘El Polés’ y Pedro Sánchez Amieva cobraban otros dos de 60 y 45. En el lote de Moru, Matías Pendás y Tomás Colino pasaportaban dos verracos de 60 y 40. El Llovio, Javier Núñez Fernández fusilaba dos gorrinos de 40 kilos, cada uno. En Barréu, Eduardo Gutiérrez Cano fulminaba un navajero de 85 . En Collera, Félix Fanjul Covián volteaba un cerdo salvaje de 85.

En Peñamellera Alta se cobraron seis suidos en dos monterías. En Jana, donde se hicieron visibles más de 20 suidos, Aurelio Ibáñez ‘Cazman’ tumbaba dos navajeros de 90 y 80 kilos, mientras que Luis Ángel Galán Posada y Luciano Trespalacios abatían otros dos de 70 y 30. En Peleas, Luciano Trespalacios y Ramón Galán apiolaban dos cochinos de 70 y 30. Siete jabalíes perdían el pellejo en Cabrales. En La Ría, Javier García pasaportaba dos suidos de 60 y 55 kilos, mientras que Jesús Fernández tumbaba otro de 50. En Poo, el infalible José Ibarlucea, auténtica metralleta humana, apiolaba dos navajeros de 100 y 50. En Berodia, Reyes Martínez y Francisco Sánchez fusilaban dos macarenos de 60 y 40.

Dos navajeros de 120 y 90 kilos abatidos por cazadores piloñeses en Cereceda. :: E. C.

Dos navajeros de 120 y 90 kilos abatidos por cazadores piloñeses en Cereceda. :: E. C.

Siete cerdos salvajes y dos venados abatían los cazadores colungueses. En Selorio, Alfonso Toyos, Gilberto Gancedo y Juan Villa apiolaban tres verracos de 70, 55 y 50 kilos. En Carrandi, Rogelio González García tumbaba un navajero de 105 kilos, en tanto que José Ángel Entrialgo y Argimiro Sal prendían dos hembras de venado. En Pernús, Marcelino García Canal y José Ramón Ruiz fulminaban dos gorrinos de 70 y 35. En Libardón, Miguel Ángel Cuétara volteaba un guarro de 60.

En Peñamellera Baja se cobraron tres suidos. En el Argayu, César Fernández y Jaime del Portillo atinaban sobre dos jabalíes de 50 y 30 kilos. En Arria, Pascual Lebeña tumbaba un verraco de 65. En el lote ribadedense de La Franca, Juanjo Andreu pasaportaba un macareno de 50. En el cuartel de Degoes, en la Reserva de Piloña, la palomilla gestionada por Adolfo Faza pasaportaba cinco cerdos salvajes, uno de ellos de 90 kilos. Y sin tocar pelo regresaron de los lotes de Maliciegu y Sirviella, en Onís, las cuadrillas de Armando Amieva y Paco Cadenaba.

La temporada avanza a buen ritmo, en líneas generales, en el resto de la región. La asociación de cazadores El Rebeco, en el coto de caza de Aller, tiene registradas 146 piezas, 26 más que el año pasado. Esta jornada, los de Tino el de Boo mataron dos ejemplares en Bello. Igual suerte tuvieron los de Juanma, en Conforcos, donde Jesús Francisco capturaba dos buenos jabalíes. Los Argüelles se llevaban de Los Tornos (Nembra) dos machos, alcanzando el primero los 80 kilos. Para terminar, en Pelúgano, la cuadrilla de Gelín el de Boo cazaba tres buenas piezas y los del Vinateru hacían lo propio en Piñeres. Fue también un fin de semana de suelta de perdices en el coto aunque hubo cazadores que prefirieron salir a la arcea.

Cuadrilla de Sánchez Peña, con el cupo en Siero, en el lote de Muño. :: D. M. M.

Cuadrilla de Sánchez Peña, con el cupo en Siero, en el lote de Muño. :: D. M. M.

En el concejo de Mieres, la cuadrilla Lloreo abatió dos jabalíes en el lote Nicolasa, el pasado miércoles. Ya el fin de semana, los del Lloreo completaron su jornada con un triplete en el lote Gallegos. También tres verracos apiolaron los de Solapena en la Gueria Urbies. Con el doblete regresaron a casa los de Villandio, en el coto que da nombre a su cuadrilla; los de Vegalafonte, en La Riquela; los de Monte Llosorio, en Olloniego, y El Fayeu, en el Picu Gua. La Botellona abatió uno en Carraspientes. Todos fueron de pesos medianos, entre 50 y 70 kilos.

En Morcín se registraron dos tripletes, los conseguidos por los de Avelino, en Santolaya, y por los de José Manuel, en La Esperanza, donde se vieron bastantes suidos. Los de Miguel, en Castañedo, voltearon dos jabalíes de 60 kilos, mientras que en Palomar, la cuadrilla de Víctor se cobró otras dos piezas. Con uno se quedaron los de Alberto, en El Sardín, y los de Maximino, en Siones, a pesar de que tuvieron varios lances. La media de todas las capturas rondó los 50 y 60 kilos.
En Nava, los de Villa, en la zona del Cordal, abatieron dos machos de 70 y 60 kilos, mientras que los de Monga, en El Mosquil, voltearon otro macho de 55 kilos. Los de Sierra, en El Valle, se quedaron a cero.

Francisco Sarmiento, con un jabalí de 118 kilos, en Zardón. :: E. C.

Francisco Sarmiento, con un jabalí de 118 kilos, en Zardón. :: E. C.

La Agrupación de Cazadores El Portal alcanzó los seis jabalíes abatidos, en la zona del Puntal, con disparos de la cuadrilla de Angelotti. Tres sumaron los de Juan Pezón en Osil, y los de Li en Playa España. Y cuatro lograron los de José María, en Poreño. Completó la jornada la cuadrilla de Manuel Castiello, con dos, en Cañeu. Todos los pesos rondaron los 40 y 70 kilos.
La Sociedad de Cazadores El Tejón realizó tres batidas. Los de Pesoz cazaron el sábado un macho de 70 kilos con disparo de Borja, y repitieron el domingo, al abatir una hembra de 64 kilos, con disparo de Antonio Pereira. Los de Villabrille regresaron sin suerte.

caza-11

En el coto Monte Aliño, de Cabranes, los de José Galindo lograron el cupo con dos hembras y dos machos, en monte Castro, de 40 kilos cada ejemplar. Cupo también para los de Mino, con dos parejas de 70 y 40 kilos en Mases.

En el coto de caza El Picón, de Tapia de Casariego, los de Pablo apiolaron dos verracos en Breces, y el domingo, los de Agustín, una hembra. Todos ellos de pesos medianos.

En Pravia, la cuadrilla de Puente Vega fusiló cuatro suidos en el lote de Villarigán, entre 40 y 70 kilos, y la de Cudillero completó otro ‘póker’ en el lote de San Damiés, con los mismos pesos. La de Agones completó la jornada con dos piezas en el lote de Ablanedo. Finalmente, en el coto La Becacina, de Castropol, destacó el cupo logrado por la cuadrilla de Obanza.