El Comercio
img
Categoría: Noticias
Tres jabalíes se despeñan en el lote de Peleas

La jornada estuvo marcada por el mal tiempo y la lluvia, que complicaron la faena a varias cuadrillas. 

La cuadrilla piloñesa que gestiona Jesús Alonso ‘Chuso’ regresaba del lote de La Cueva con un navajero de 120 kilos, abatido por Higinio Suárez. :: Asdeca

La cuadrilla piloñesa que gestiona Jesús Alonso ‘Chuso’ regresaba del lote de La Cueva con un navajero de 120 kilos, abatido por Higinio Suárez. :: Asdeca

En un fin de semana con frío, lluvia y tímidos rayos de sol, los cazadores de la región salieron en busca de nuevos trofeos, aunque en ocasiones varias cuadrillas regresaron de vacío ya que el agua borró numerosos rastros. Pese a todo, hubo buenos registros, como en la comarca oriental, donde se abatieron 87 jabalíes y un venado.

En el lote de Peleas, en Peñamellera Alta, la cuadrilla de José Ángel Pérez disfrutó de una cacería cuando menos sorprendente. Después de que David Fernández abatiera dos jabalíes de 50 kilos, cada uno, y Ramón Galán pasaportara otro de 60, la jauría continuó en la persecución de una nutrida piara de verracos que se saldaba con tres macarenos despeñados en el prau del Arcu, en las cercanías de la localidad de Llonín. Y en Rubó, Felipe Trespalacios apiolaba un suido de 70.

Los cazadores llaniscos abatían 14 jabalíes. En el Río de Nueva, Jaime Rodríguez Ruiz, Iván Mier y Ramón Granda tumbaban tres verracos de 70, 50 y 40 kilos. En el Cuetu Meré, Emilio Cuanda, Florentino Vela y Jesús del Río volteaban tres gorrinos de 70, 45 y 40. En La Verde, Didier André Viego fusilaba dos marranos de 60 y 50, mientras que Miro Riestra pasaportaba otro de 50. En Sierra Plana, José María Sordo Tomás y Manuel Julio García fusilaban dos navajeros de 80 y 45. En Mañanga, José María Anillo y Pedro Rodríguez fulminaban dos cerdos salvajes de 40, cada uno. En San Cecilio, José Antonio Teleña atinaba sobre un jabalí de 60.

La agrupación de monteros Los Gambas, con un buen número de jabalíes capturados en Teverga. :: Ricardo Suárez Morán

La agrupación de monteros Los Gambas, con un buen número de jabalíes capturados en Teverga. :: Ricardo Suárez Morán

Un navajero en La Cueva
Otros 14 jabalíes caían en Piloña. En La Cueva, Higinio Suárez pasaportaba un navajero de 120 kilos. En Anayo, Enrique Granda, Carlos Priede, Javier Robledo y Florentino Carreño abatían cuatro suidos de 70, 65, 45 y 40. En Rollamiu, José Antonio Rodríguez y José Quintes tumbaban dos macarenos de 80 y 75. En El Castellanu, Jesús del Río y Jorge Alonso apiolaban dos gorrinos de 60, cada uno. En La Castañal, Secundino Felgueroso y Miguel Herrero fusilaban dos marranos de 65 y 30. En Sellón, Rodrigo Roces y Eduardo Cardín pasaportaban dos cerdos salvajes de 50 y 30. En Cereceda, Roberto Díaz volteaba un suido de 60.

Trece verracos doblaban la rodilla en tierras de Parres y Cangas de Onís. En Següenco, el riosellano Iván Peón abatía dos navajeros de 70 y 60 kilos, mientras que Bautista García apiolaba otro de 40. En Teleña, Simón Carús tumbaba dos gorrinos de 40 y 35, en tanto que José Luis González Suárez pasaportaba otro de 70. En Bustevela, Higinio Rodríguez Santín y Sergio Díaz fusilaban dos suidos de 85 y 70. En Zardón, Hilario González y Javier Salazar Torre fulminaban dos gorrinos de 80 y 60. En Sinariega, David Cofiño Gavito volteaba un jabalí de 50. En La Toya, José Miguel de la Vega cobraba un marrano de 50. En Fondrigones, Germán Collado atinaba sobre un bermejo de 30 kilos.

La palomilla llanisca de Manolín García Granda tumbaba a primeras horas del sábado tres macarenos en el Río de Nueva. :: V. B. A.

La palomilla llanisca de Manolín García Granda tumbaba a primeras horas del sábado tres macarenos en el Río de Nueva. :: V. B. A.

En la Reserva del Sueve se desarrollaron espectaculares monterías. En Libardón, la cuadrilla parraguesa de Javier Feliz abatía ocho macarenos, con pesos de entre 50 y 90 kilos. En Cofiño, la palomilla gestionada por Ramsés Martínez tumbaba cinco cerdos salvajes. En Caravia-Alea, un grupo de cazadores regionales pasaportaba cuatro suidos. En Cofiño, la partida colunguesa de Aladino Álvarez conseguía una percha de seis arceas. Otras tres arceas apeaba en Caravia-Alea el grupo piloñés de Juan Luis Toraño.

Nueve jabalíes perdían el pellejo en Cabrales. En El Escobal, Manuel Fernández Sánchez, Cipriano Capitas y José Mier fusilaban tres macarenos de 70, 60 y 30 kilos. En Bierru, Francisco Sánchez y Máximo Echizarreta Palacios abatían dos verracos de 80 y 40. En Berodia, Reyes Martínez y Julio Díaz Gómez cobraban dos navajeros de 70 y 50. En La Ría, Cipriano Capitas volteaba dos cerdos salvajes de 60 y 30.

José Luis González Suárez, en el cuartel cangués de Teleña. :: E. C.

José Luis González Suárez, en el cuartel cangués de Teleña. :: E. C.

En el lote colungués de Selorio, Santiago Ares, Eduardo Rodríguez Fonseca y Constantino Sánchez Tuero fulminaban tres gorrinos de 65, 60 y 40 kilos. En Pernús, Daniel Gancedo y José Antonio Fonseca Palacios tumbaban dos verracos de 60 y 40. En Carrandi, Víctor García Barranco atinaba sobre un venado.

Cinco jabalíes apiolaban los cazadores riosellanos. En Barréu, Felipe González Valle pasaportaba dos macarenos de 45 y 35 kilos, mientras que Ángel Pablo Martínez volteaba un navajero de 85. En Moru, Roberto Capín Sánchez y Alberto Pérez tumbaban dos suidos de 60 kilos, cada uno. En el cuartel de La Cuestona, del concejo de Onís, Juan Sierra Suero y Jesús Pesquera Gómez cobraban dos marranos de 80 y 40. Y en tierras ribadedenses de Ulpiones, Pelayo Izquierdo fusilaba un verraco de 60 kilos. Seis arceas se llevaba de Los Montes, en la Reserva de Piloña, un grupo de Colunga.

Los llaniscos Didier André Viego y Miro Riestra abatieron tres jabalíes en el lote de La Verde para la cuadrilla que capitanea Aníbal Romano. :: E. C.

Los llaniscos Didier André Viego y Miro Riestra abatieron tres jabalíes en el lote de La Verde para la cuadrilla que capitanea Aníbal Romano. :: E. C.

Disparo certero
Con un disparo certero se estrenó el joven Roberto Cotallo, de 24 años, en el coto de caza de Aller, al abatir su primer jabalí en el año de su debut como cazador en el coto. No fue tarea fácil, pero el lavianés realizó un oportuno disparo con el que hizo caer a una hembra de unos 50 kilos para la cuadrilla Los Tremendos en el área de Piñeres. Su cuadrilla, además, abatió otras dos hembras de 50 y 20 kilos, ambas volteadas con disparos de Bernardo.

En Pelúgano, la peña Curvil abatió también tres ejemplares. Los de Juanma cazaron en Bello una hembra de 50 y un macho de 40 kilos. Igual suerte corrieron los de Cundo en dicho lote. Los de Lolo se llevaron del área de Conforcos dos piezas: Senén abatió un macho de 60 kilos y Chuso Torre, una hembra de 30. En el Rasón, los de Javi Palomar solo pudieron capturar un ejemplar y en Boo, la Cuadrillona de Piñeres cazó un macho de 70 y una hembra de 40 kilos.

Cabe destacar los doce jabalíes abatidos en la Reserva: cinco en La Panda, cinco en Casomera y dos en Coalnegro. En la menor, la repoblación de perdices prevista fue suspendida y se busca una fecha para la que será la última de la temporada.

La cuadrilla El Caraxu, con un par de ejemplares que pesaron 80 y 109 kilos. :: D. M. Molina

La cuadrilla El Caraxu, con un par de ejemplares que pesaron 80 y 109 kilos. :: D. M. Molina

En Morcín, tres cuadrillas lograron el triplete: los de Manolo, en Palomar; los de Avelino, en la Esperanza, y los de Berto, en Santolaya. Todos de pesos medianos, y alguno un poco más grande. La cuadrilla de José Luis, en Llamo, regresó con dos, al igual que los de Galindo, en Sardín. Finalmente, los de Marcial abatieron uno, de 60 kilos, en Tenebredo.

En Nava, la cuadrilla de Monga fusiló un macho de 80 kilos en El Mosquil. Los de la Barraca, en Gamonal, se llevaron una pareja de 75 y 45 kilos. La cuadrilla de Sierra, en el área del Valle, apioló una hembra de 60 kilos. Y los de Priandi, en El Cordal, abatieron otra pareja de 90 y 50 kilos.

En Villaviciosa, la Agrupación de Cazadores El Portal registró cuatro batidas. El sábado, la cuadrilla de Pezón abatió a primera hora seis jabalíes en El Puntal. La de Poreño, en Breceña, firmó cuatro en Breceña. La cuadrilla de Manuel Castiello, en Nievares, selló otros cuatro. Ya el domingo, la cuadrilla de Angelotti apioló cuatro verracos en Osil. Todas las capturas estuvieron entre los 40 y 60 kilos.

En el coto Monte Aliño, de Cabranes, fue un buen fin de semana. En la zona de Pandenes, la cuadrilla de José Galindo pasaportó cinco piezas. Una de ellas de 70 kilos y las otras cuatro de 40 kilos. Además, en la zona de Naveda, se cobraron otra jabalina de 70 kilos. Ya el domingo, en ese mismo coto, la cuadrilla de Mino abatió tres jabalíes en Miao: un macho de 60 kilos y dos hembras de 40. Y otros tres en Torazu, de 60, 50 y 40 kilos.

En Tapia de Casariego, los de Sierra abatieron el sábado un macho en la zona 1, y los de Agustín, el domingo, dos machos y una hembra en la zona 2. Todos de entre 60 y 70 kilos.

En Pravia, la cuadrilla de Cudillero fusiló cuatro suidos, todos bastante grandes, en la zona de Loro, uno de ellos de más de cien kilos. La cuadrilla de Agones cazó dos en Somao, también de buen tamaño. Y la cuadrilla de Puentevega, tres en Villagonzay. Todos pasaron de los 50 kilos, en su mayoría machos.

Ver Post >
108 jabalíes abatidos en Nochebuena

Una cuadrilla de Onís y Salas, capitaneada por Sergio Simón, tumbó 21 suidos en Oseja de Sajambre

En plenas fiestas navideñas, los cazadores obtuvieron los mejores resultados de la temporada. Con la meteorología muy favorable, los discípulos de San Huberto en la comarca oriental abatieron el pasado fin de semana 108 jabalíes.

La cuadrilla gestionada por Sergio Simón regresó de Oseja con 21 jabalíes.

La cuadrilla gestionada por Sergio Simón regresó de Oseja con 21 jabalíes.

La cuadrilla capitaneada por Sergio Simón y formada por cazadores de Onís y Salas abatió 21 jabalíes, con pesos de entre 30 y 90 kilos, en el lote de Los Negros, territorio de la fronteriza localidad leonesa de Oseja de Sajambre. Como conductores de una jauría formada por diez perros asturcántabros tuvieron un papel destacado Pedro García Rama, de Cangas de Onís; Vicente Suero, de Gamonéu, y Paco, Luis María y Ramonín, llegados desde las localidades cántabras de Cabanzón y Cosío. En el coto de Onís, la palomilla de Luis Sierra tumbó un verraco de 50 kilos, en La Cuestona.

La palomilla piloñesa de Armando, con dos suidos abatidos en el lote de La Carbazosa.

La palomilla piloñesa de Armando, con dos suidos abatidos en el lote de La Carbazosa.

Diecinueve jabalíes doblaron la rodilla en tierras de Piloña. En Cayón, Juan García pasaportó dos bermejos de 30 kilos, cada uno, mientras que Eladio García y Rubén Piñera abatieron otros dos de 50 y 30. En El Estelleru, Jesús Alonso fulminó dos navajeros de 115 y 45. En La Carbazosa, Ignacio Laviada y Clemente Villa cobraron dos macarenos de 90 y 40. En La Cueva, Mario Raigoso Espina y Mario Raigoso Norniella fusilaron dos verracos de 70 y 60. En Beroñes, José Quintes y José Antonio Cuevas voltearon dos suidos de 70 y 30. En Cereceda, José Argüelles e Higinio Suárez tumbaban dos cerdos salvajes de 60 y 30. En El Castellanu, Benito López y Luis Antonio Solares atinaron sobre dos guarros de 50, cada uno. En La Castañal, Jesús Martínez y Julio Porras prendieron dos gorrinos de 50 y 30. En Anayo, David González apiolaba un marrano de 60.

El grupo piloñés capitaneado por Adolfo Faza volvió de Cofiño, en el Sueve, con ocho jabalíes.

El grupo piloñés capitaneado por Adolfo Faza volvió de Cofiño, en el Sueve, con ocho jabalíes.

Los cazadores llaniscos abatieron 16 cerdos salvajes. En Mañanga, Pedro Jesús Ruenes Piquero ‘Suso’ tumbaba dos navajeros de 100 y 70 kilos, mientras que Francisco Robles abatía otro de 80. En San Cecilio, Juan Antonio Martín Cisneros, Manuel Buenaga y Víctor Ángel Sánchez fusilaban tres macarenos de 90, 80 y 60. En El Barracón, Juan José López Vallejo, Miguel Ángel Mier y Félix González cobraban tres suidos de 80, 50 y 40. En el Cuetu Meré, Casimiro Riestra ‘Miro’ fulminaba dos gorrinos de 80 y 70, en tanto que Víctor Díaz volteaba un bermejo de 30. En el Río de Nueva, Manuel Julio García y Enrique González Santoveña acertaban sobre dos verracos de 90 y 50. En La Verde, los hermanos Manuel y Pedro Rodríguez acertaban sobre dos cerdos salvajes de 70 y 50.

Once jabalíes entregaron el pellejo en Parres y Cangas de Onís. En Teleña, José Manuel Bastián pasaportó dos suidos de 40 y 35, mientras que Bautista García cobraba otro de 65. En Següencu, Bernabé Suardíaz tumbaba dos macarenos de 55 y 35, en tanto que Adrián Sánchez fusilaba otro de 40. En Triongo, Alberto Figaredo y Javier Feliz apiolaban dos verracos de 65 y y 60. En La Toya, Manuel Blanco Carrio y Alberto Escobar fulminaban dos bermejos de 35, cada uno. En La Cuesta, Adrián Sánchez Remis volteaba un cerdo salvaje de 60.

Una decena de jabalíes abatieron los cazadores de Colunga. En Selorio, Juan Ramón Piquero tumbaba dos verracos de 70 y 60, mientras que Álvaro Fernández Nava cobraba otro de 60. En Libardón, Víctor Prieto Iglesias, Octavio Rodríguez Monteiro y David Álvarez pasaportaban tres macarenos de 65, 60 y 50. En Lue, Luciano Álvarez Prada, José Manuel Alonso Fresno y Pablo Álvarez apiolaban tres gorrinos de 50, cada uno. En Pernús, Jonathan Solar prendía un suido de 40.

Nueve jabalíes entregaban el salvoconducto en Cabrales. En La Ría, Máximo Echizarreta Palacios fusilaba dos verracos de 60 y 30, mientras que José Ibarlucea tumbaba otro de 70. En Bierru, Santiago Toraño y José Ibarlucea, que repetía, tumbaban dos navajeros de 70 y 60. En Berodia, Matías Mier Rojo prendía un gorrio de 50 y otro del mismo peso se despeñaba en la zona de Pálvora. En El Escobal, la cuadrilla gestionada por Reyes Martínez volteaba dos cerdos salvajes.

El grupo peñamellerano de Evencio Bada estuvo certero en Cavandi.

El grupo peñamellerano de Evencio Bada estuvo certero en Cavandi.

Cuatro jabalíes abatían los cazadores de Peñamellera Baja. En el Argayu, Gabriel Conde y Manuel Berdial fusilaban dos navajeros de 80 y 70 kilos. En Cuñaba, César Fernández Martínez y Gabriel Conde, que repetía, pasaportaban dos macarenos de 90 y 70. Otros cuatro suidos caían en Peñamellera Alta. En Peleas, Ramón Galán fulminaba dos gorrinos de 60 y 30, mientras que Francisco Noriega apiolaba otro de 50. En Jana, Millán Martínez acertaba sobre un marrano de 40.
En el lote de Cofiño, en la Reserva del Sueve, la palomilla piloñesa de Adolfo Faza pasaportaba ocho cerdos salvajes. En Libardón, una cuadrilla de Colunga abatía un jabalí.

En el lote riosellano de Santianes, Ramón del Campo y Pablo Martínez abatían dos jabalíes de 70 y 40. Y en Barréu, Víctor Caravia volteaba un guarro de 40. En el cuartel ribadedense de Ulpiones, Alberto Sobero pasaportaba un chon de 50.

 

Ver Post >
Los cazadores ya están de vuelta

El comienzo de la temporada cinegética en la comarca oriental se salda con la captura de 63 jabalíes. Los discípulos llaniscos de San Huberto apiolaban quince verracos y el mejor lance lo protagonizaba el piloñés Alejandro García al cobrar un suido de 95 kilos.

La cuadrilla llanisca que gestiona Manolín García Granda acudía el sábado al cuartel de El Barracón, donde los cazadores pasaportaban tres verracos de 56, 45 y 40 kilos. :: V. B.

La cuadrilla llanisca que gestiona Manolín García Granda acudía el sábado al cuartel de El Barracón, donde los cazadores pasaportaban tres verracos de 56, 45 y 40 kilos. :: V. B.

Se inició la campaña en diez espacios y a partir de hoy también entran en actividad los cazadores de Colunga y Onís.

Llanes
Vicente cobra el ‘campanu’

En El Barracón, Vicente Buj Ampudia abatía el ‘campanu’ del coto, un verraco de 56 kilos, mientras que Antonio Martín Cisneros tumbaba dos suidos de 45 y 40 kilos.
En Mañanga, Manuel Llorente, Jesús Lobeto y Ricardo del Campo cobraban tres jabalíes de 60, 55 y 50 kilos. En San Cecilio, Luis de la Fuente, Ramón Granda Pontigo y Nacho Alonso fusilaban tres macarenos de 52, 34 y 30 kilos.
En La Verde, José Félix Díaz Longo y Santos pasaportaban dos gorrinos de 70 y 50 kilos. En Sierra Plana, Servando Casas y Florentino Vela del Río apiolaban dos guarros de 60 y 45. En el Cuetu Meré, José María Martínez y Manuel Torga fulminaban dos marranos de 50, cada uno.

Piloña
Un navajero en El Estelleru

En Cayón, la cuadrilla que gestiona Arturo Nicolás Valiente abatía tres cerdos salvajes de 65, 60 y 30 kilos.
En el lote de El Estelleru, Alejandro García Fernández tumbaba un excelente navajero, de 95 kilos, para la palomilla que dirige Adolfo Faza.

En Rollamiu, Ángel Busto y Arturo Álvarez apiolaban dos verracos de 60 kilos, cada uno, para el grupo de Tito Busto Naredo.

En La Cueva, la cuadrilla de Efrén Barbón pasaportaba un suido de 60 kilos. En El Castellanu, la cuadrilla de José Ramón Martino tumbaba un macareno de 45. En Sellón, Celestino Fernández apiolaba un guarro de 40 para el grupo de Chuso. En La Carbazosa, Juan Carlos Rodríguez atinaba sobre un bermejo de 35 para la palomilla de Ismael Cofiño.

En el lote parragués de Sinariega, Antonio Caldevilla cobraba un macareno de 65 kilos. :: L. G. Q.

En el lote parragués de Sinariega, Antonio Caldevilla cobraba un macareno de 65 kilos. :: L. G. Q.

La Parraguesa
Tres dobletes

En La Toya, Rubén Blanco Carbajal pasaportaba dos navajeros de 73 y 60 kilos. En Bustevela, Francisco Javier Feliz Collía y Pedro Fernández del Valle tumbaban dos macarenos de 54 y 33. En Següenco, Ángel Rodríguez Álvarez fulminaba dos gorrinos de 40 y 30 kilos.
En Sinariega, Antonio Caldevilla Pérez atinaba sobre un jabalí de 65 kilos. En Zardón, Manuel Antonio Vigil Acebo fusilaba un gorrino de 60. En Cetín, Alberto Fernández Fernández cobraba un suido de 40.

Amieva
Quero los tumba a pares

En Vis, Ángel Quero abatía dos navajeros de 75 y 65 kilos, mientras que Pancho Martínez pasaportaba un gorrino de 40.
En Baenu, los lavianeses Cristian y Josepón apiolaban dos cerdos salvajes de 40 kilos, cada uno.

Cabrales
Triplete en El Escobal

En El Escobal, Juan Simón Martínez Lucas, José Manuel Borbolla e Iván Mier volteaban tres macarenos de 70, 55 y 50 kilos.
En El Cuera, Máximo Echizarreta Palacios fulminaba un navajero de 80 kilos. En Poo, Felipe López atinaba sobre un cerdo salvaje de 75. En Berodia, Antonio García Amieva ‘Caín’ fusilaba un gorrino de 60.

Ribadesella
Los de Toto ya carburan

En Barréu, Marcos Martino Pintado tumbaba un navajero de 90 kilos, en tanto que Manuel Antonio Cerra Arada ‘Litri’ y Miguel Truan Vereterra apiolaban dos suidos de 70 y 45, para el grupo de Toto Peón.

En Moru, Ramón Quesada de la Vega ‘Carpio’ abatía dos macarenos de 70 y 40 kilos. En Collera, Miguel Ángel Cuétara Pandiello cobraba un cerdo salvaje de 50.

En Vis, concejo de Amieva, Ángel Quero tumbaba dos suidos. :: J. L. F.

En Vis, concejo de Amieva, Ángel Quero tumbaba dos suidos. :: J. L. F.

Ribadedeva
Cuatro suidos para empezar

En La Franca, el torrelaveguense Marco y Sergio Vigil apiolaban dos jabalíes de 70 y 50 kilos. En Ulpiones, Eloy Martínez y Carlos Noriega abatían dos marranos de 55 y 50.

Peñamellera Alta
En Peleas y Jana

En Peleas, Luciano Trespalacios y Jesús Lobeto fusilaban dos navajeros de 80 y 55 kilos. En Jana, Pablo José Soberón Flores y Pedro Roque Llamazares ‘Turri’ fulminaban dos suidos de 70 y 45.

Peñamellera Baja
Dos verracos para ‘Carra’

En Cuñaba, Celestino Mateo Dobarganes ‘Carra’ atinaba sobre dos verracos de 45 y 25 kilos.

Reserva del Sueve
Feliz regreso a Cabranes

En Libardón, la cuadrilla de José Galindo, llegada desde Cabranes, pasaportaba dos navajeros de 90 y 80 kilos y un bermejo, de 30.

Ver Post >
Un jabalí causa estragos en la jauría

Cuatro perros fueron acuchillados por un navajero de 90 kilos en el lote de Sirviella, del coto de Onís. Cinco de los trece espacios cinegéticos de la comarca dieron por finalizada la campaña y el pasado fin de semana se cobraban 36 jabalíes y 25 venados

El montero cántabro Santiago Sañudo con sus perros en una cacería celebrada en el coto de Onís. :: N. A.

El montero cántabro Santiago Sañudo con sus perros en una cacería celebrada en el coto de Onís. :: N. A.

La Reserva del Sueve se convertía en gran protagonista con los seis navajeros abatidos en el lote de Cofiño por la cuadrilla colunguesa capitaneada por Toni Fonseca. Y una palomilla de Aller tumbaba en Libardón un verraco de 100 kilos.

Onís
Épica cacería en Sirviella

Bajo la dirección del experto y eficiente guarda Sergio Simón, se celebró una épica cacería en el lote de Sirviella, la última de la actual temporada en el coto de Onís, con la captura de un navajero de 90 kilos. Sobre el verraco se realizaron más de una veintena de disparos hasta que el llanisco Ramón del Campo Alonso, situado en la postura del Espinu, en la sierra de Ibéu, le acertaba en una pata. El macareno se hizo fuerte en la riega de los Catalinos donde lo remataba el gijonés Javier Menéndez Fernández, miembro de la cuadrilla que gestiona Armando Amieva.

Pero antes de entregar el pellejo, el cerdo salvaje se enfrentaba a la jauría hasta el punto de causar estragos, una escabechina, entre los canes punteros. Tres perras del montero cántabro Santiago Sañudo, que responden a los nombres de ‘Yulia’, ‘Tana’ y ‘Saja’, tuvieron que ser derribadas de urgencia hacia una clínica veterinaria, al igual que otra perra de Vicente Suero, vecino de Gamonéu de Onís, aunque esta última solo presentaba una herida superficial en el pecho.

Las tres perras de Santiago Sañudo terminaban la jornada sobre la fría mesa de aluminio de un quirófano y continúan debatiéndose entre la vida y la muerte. ‘Yulia’ tiene varias costillas rotas, mientras que ‘Tana’ presenta un costado completamente abierto y desgarrado, y ‘Saja’ se llevaba la peor parte ya que sus intestinos se hacían visibles hacia el exterior.

Santiago Sañudo, de 36 años, ganadero y maderista de profesión, con residencia en la localidad cántabra de Coo, en el municipio de Los Corrales de Buelna, responde a la figura del montero apasionado y su excelente jauría no está basada en perros sujetos al canon de una raza determinada, sino que proceden a cruces entre grifones y sabuesos españoles. Desde hace casi 20 años conserva la misma línea de sangre y suyo era el perro ‘Calé’, un campeón de España de rastro que vendía en diciembre de 2009 por la bonita cifra de 18.000 euros. Sañudo mantiene la teoría de que para tener un buen perro de rastro «resulta imprescindible pasar muchas horas y días en el monte».

Con esta dramática cacería se da por finalizada la actividad cinegética en el coto de Onís, un espacio con tres lotes: La Cuestona, Sirviella y Maliciegu, en los que se pasaportaron 70 jabalíes en batida y diez corzos a rececho.

 La cuadrilla parraguesa de Javier Peruyero con cinco jabalíes abatidos en el cuartel de Libardón. :: E. C.

La cuadrilla parraguesa de Javier Peruyero con cinco jabalíes abatidos en el cuartel de Libardón. :: E. C.

La Parraguesa
Triplete personal en Teleña

En Teleña, Servando Escandón Rodríguez conseguía un triplete personal al tumbar tres verracos de 60, 50 y 45 kilos.
En Següenco, Pablo Álvarez Álvarez, Pablo Fernández González y Héctor Sampedro Valdés abatían tres macarenos de 80, 60 y 40 kilos.

En La Toya, Julio Tamés Miguel y Antonino Zabala Ingelmo apiolaban dos jabalíes de 70 y 40 kilos, mientras que Manuel Julio García cobraba un venado de 160 puntos.

En Zardón, David Posada Gómez pasaportaba dos gorrinos de 80 y 50 kilos. En La Cuesta, Sergio Vigil Obeso y Javier Concha Alonso volteaban dos suidos de 60 y 30. En Fondrigones, Jorge Menéndez Álvarez derribaba un navajero de 70 kilos y Marcos Calvo Álvarez un venado de 137 puntos. En Sinariega, Manuel Pumares García acertaba sobre un cerdo salvaje de 70. En Triongo, Jesús Rodríguez Huergo atinaba sobre un marrano de 40.

No se cazó en los lotes de Cetín y el Aspru y la palomilla llanisca de Manolín García regresaba de Bustevela sin haber tocado pelo.

La palomilla piloñesa de Juan Roberto Pérez con tres venados pasaportados en el lote de Beroñes. :: E. C.

La palomilla piloñesa de Juan Roberto Pérez con tres venados pasaportados en el lote de Beroñes. :: E. C.

Piloña
Un venado medalla de plata

En Sellón, José Benito Fernández Iglesias abatía un venado macho de 175 puntos, medalla de plata, mientras que Juan Manuel Pérez Díaz y Paulino Villar Argüelles tumbaban dos venados hembra, para la palomilla de Juan Luis Toraño.

En El Estelleru, Raúl González Fernández pasaportaba un venado macho, en tanto que Antonio Montes Melendreras cobraba dos venados hembra y otra hembra fusilaba Ramón Pendones, para el grupo de Tito Busto Naredo.

En La Cueva, Jorge Villarroel García fulminaba un venado macho, mientras que Enrique Castaño y Javier Castaño acertaban sobre dos hembras de venado, para la cuadrilla de Martino. En Beroñes, Enrique Rodríguez Noriega volteaba un venado macho, en tanto que Carlos Saro y Bernabé Cuétara atinaban sobre dos venados hembra, para el grupo de Juan Roberto Pérez.

En El Castellanu, Alejandro Vega Ortiz derribaba un venado macho, mientras que Jesús del Río Díaz abatía dos hembras de venado, para la cuadrilla de Juan Antuña.

Pablo Caldevilla, Celso Reguera Álvarez, José David Blanco Rodríguez y Borja pasaportaban un venado selectivo, cada uno de ellos, en la modalidad de rececho. Otro venado hembra abatía Abel García Carrio en el lote de Rollamiu.

Ribadedeva
Laruelo estuvo en La Franca

En La Franca, José Ramón Laruelo y José Alejo Carús fusilaban dos cerdos salvajes de 60 y 35 kilos, para la cuadrilla de Pepe Piney.

Productiva batida de venados para la cuadrilla piloñesa de Jesús Alonso ‘Chuso’, en Sellón. :: E. C.

Productiva batida de venados para la cuadrilla piloñesa de Jesús Alonso ‘Chuso’, en Sellón. :: E. C.

Reserva del Sueve
Seis jabalíes extraordinarios

En el lote de Cofiño la cuadrilla colunguesa capitaneada por Toni Fonseca tumbaba seis extraordinarios jabalíes con pesos de 90, 85, 80, 70, 55 y 45 kilos. Tres de ellos doblaban la rodilla con disparos de Benigno Vázquez y los otros tres entregaban el pellejo con detonaciones efectuadas por Joaquín Cernuda, José Ramón Muñiz y Tomás.

En Libardón, una cuadrilla de cazadores alleranos regresó encantada a su municipio tras haber pasaportado un navajero de 100 kilos.

En El Potril, un cazador regional apiolaba una hembra de gamo.

El ribadedense José Luis Nosti ‘Pepinucu’ con un jabalí en Jana. :: E. C.

El ribadedense José Luis Nosti ‘Pepinucu’ con un jabalí en Jana. :: E. C.

Colunga
‘La Roja’ en Libardón

En Libardón, Ceferino Pérez Canuto, Miguel Crespo Villar y Alberto José Prieto Cueto abatían tres macarenos de 75, 45 y 40 kilos, para la cuadrilla denominada ‘La Roja’. Con el morral vacío regresaba del lote de Selorio la palomilla que gestiona Jaime Alberto Llera Soberón.

En Carrandi, los foráneos Sergio Gutiérrez González y Jonathan Fernández Marcos tumbaban dos venados, macho y hembra respectivamente. Cazadores llegados desde Laviana y Llanera disfrutaban de dos permisos en los cuarteles de Lue y Pernús, de donde regresaban sin haber tocado pelo.

Ribadesella
Carpetazo con dos verracos

En un fin de semana lluvioso los cazadores riosellanos daban carpetazo a la temporada con la captura de dos verracos. En el lote de Barréu, Eduardo Gutiérrez Cano apiolaba un suido de 50 kilos, para la palomilla de Juan Carlos García. En el cuartel de Santianes, José Antonio Peón ‘Toto’, el jefe de la partida, tumbaba un cerdo salvaje de 40.

Sin realizar disparos y sin novedades que contar regresaban de Moru y Barréu, respectivamente, los grupos gestionados por Benito Cibrián y Víctor Caravia.

El balance de bajas de la campaña 2015-2016 es de 115 jabalíes, 16 corzos, seis venados y dos gamos abatidos.

José Ramón Laruelo despidió la temporada en La Franca. :: E. C.

José Ramón Laruelo despidió la temporada en La Franca. :: E. C.

Amieva
Navajero en La Fresneda

En Vis, la palomilla gijonesa que dirige Luis Poladura fulminaba dos marranos de 50 y 40 kilos.

En el lote de La Fresneda, Óscar Laviada tumbaba un navajero de 80 kilos y buena boca, para el grupo piloñés de Armando Cueto.

En Sebarga, Pepe Escandón apiolaba un guarro de 40 para la cuadrilla de Iñaki Crespo.

Peñamellera Baja
Echizarreta en Cuñaba

En Cuñaba, en términos de la localidad de Bores, el cabraliego Máximo Echizarreta Palacios, auténtica metralleta humana, pasaportaba un navajero de 80 kilos y acerados colmillos, para el grupo que capitanea Sergio Bada.

Venado medalla de plata cobrado por José Benito en Sellón. :: E. C.

Venado medalla de plata cobrado por José Benito en Sellón. :: E. C.

Ver Post >
Mueren dos perros despeñados en Cocón

Los canes punteros se precipitaron al vacío persiguiendo un jabalí en el lote peñamellerano de Rubó. A lo largo del pasado fin de semana se abatían 104 piezas en los diferentes cotos de la comarca: 98 cerdos salvajes, tres venados y tres gamos

La cuadrilla llanisca que capitanea Manuel Julio García regresaba del lote leonés de Boca de Huérgano con diez verracos. Y los cangueses de José Rivero tumbaban tres navajeros en tierras de Caso.

Monteros de la cuadrilla llanisca de Garci, con los tres jabalíes que los tiradores habían abatido en el prolífico lote cangués de Següenco el pasado martes. :: E. C.

Monteros de la cuadrilla llanisca de Garci, con los tres jabalíes que los tiradores habían abatido en el prolífico lote cangués de Següenco el pasado martes. :: E. C.

 

 

Peñamellera Alta
Dos perros despeñados
Muy desagradable resultó la montería celebrada en Rubó por la palomilla de Felipe Trespalacios. La cacería se daba por concluida al fallecer dos perros punteros propiedad del montero Ramón Campillo, que se despeñaron por un desfiladero en la sierra de Cocón cuando marchaban encelados en la persecución del jabalí.

En Peleas, José Luis Nosti y Felipe Trespalacios abatían dos cerdos salvajes de 50 kilos, cada uno, para el grupo de Ramón Campillo.

Piloña
Tres para Antuña en Anayo
Dieciocho jabalíes, tres venados y un gamo abatían los cazadores piloñeses. En Anayo, Roberto Artidiello Álvarez, Alejandro Vega Ortiz y Jorge Luis Alonso Menéndez tumbaban tres verracos de 65, 55 y 30 kilos, para la palomilla de Juan Antuña.

En El Estelleru, Vicente Cuervo y José Rodríguez apiolaban dos asimétricos macarenos de 105 y 30 kilos. En Sellón, Jorge Villarroel García y Olegario Niño cobraban dos suidos de 85 y 50. En Cereceda, Ignacio Roces Quintes y Gabriel Hernández Valverde atinaban sobre dos cerdos salvajes de 60 y 55.

En La Carbazosa, Mario Raigoso Espina y Bernardo Busto Naredo fusilaban dos gorrinos de 55 kilos, cada uno. En Rollamiu, Luis Cardín y Humberto Santaeugenia volteaban dos guarros de 50 y 25. En La Castañal, Borja Crespo Álvarez y Primitivo Riera Fernández pasaportaban dos marranos de 45 y 40.

En Cayón, Enrique Noriega Guillén prendía dos bermejos de 30 kilos, cada uno. En El Castellanu, José Nuño fusilaba un jabalí de 65.
En Cereceda, Jesús Sanz Bozal abatía un gamo macho de 142 puntos.

En Beroñes, José Ángel Suárez Zarabozo volteaba un venado macho selectivo. En los lotes de Sellón y El Castellanu se cobraban dos hembras de venado, con disparos realizados por José Daniel Arenas y José Mauricio Fernández, respectivamente.

La cuadrilla canguesa de José Rivero en el lote de Xulió, perteneciente al concejo de Campo de Caso. :: E. C.

La cuadrilla canguesa de José Rivero en el lote de Xulió, perteneciente al concejo de Campo de Caso. :: E. C.

Llanes
Triplete de Ricardo
Dieciocho jabalíes en seis monterías tumbaban los cazadores llaniscos. Fueron seis cupos extraordinarios.

En el Río de Nueva, Ricardo del Campo pasaportaba tres macarenos de 70, 45 y 40 kilos para la cuadrilla que capitanea Lolo Piquero.
En Cuetu Meré, Pedro Coro abatía dos navajeros de 90 y 60 kilos, mientras que Víctor Covielles fusilaba otro de 65. En El Barracón, Benigno Cuanda del Río, José Rodríguez Blanco y Roberto Cuanda Ruenes apiolaban tres cerdos salvajes de 80, 75 y 70 kilos.

En La Verde, Florentino Díaz, José Ramón Iglesias y Tomás Elvira Gutiérrez prendían tres gorrinos de 80, 50 y 45 kilos. En Sierra Plana, Fernando Blanco Concha fusilaba dos suidos de 70 y 35 kilos, mientras que Rafael Díaz volteaba otro de 35. En La Mar, José Félix Díaz Longo atinaba sobre dos jabalíes de 60 y 40 kilos, en tanto que Antonio Martín Cisneros prendía otro de 45.

La palomilla llanisca que gestiona Manuel Julio García pasaportaba diez jabalíes en una montería celebrada en tierras leonesas de Boca de Huérgano. Manuel Julio García tumbaba tres verracos de 80, 45 y 40 kilos. Agustín Noriega Sampayo cobraba dos suidos de 90 y 60. Felipe Sordo volteaba dos gorrinos de 60 y 40. Pedro Rodrigo abatía un navajero de 95. Y los otros dos, de 60 y 30, los fusilaban Alberto y Ferchi.

La Parraguesa
Un navajero en Zardón
Catorce jabalíes cobraban los cazadores que operan en tierras de Parres y Cangas de Onís.

En Cetín, Francisco Pis Ruiz tumbaba dos verracos de 60 y 40 kilos, mientras que José Ramón Fernández Díaz prendía otro de 50, para la palomilla de Cardes-Celes. En Següenco, Walter Bouzán, Ángel Borbolla e Iván Sphan pasaportaban tres suidos de 60, 50 y 30 para la cuadrilla llanisca de Garci.

En La Toya, Salvador Gutiérrez Noriega fusilaba dos macarenos de 75 y 60 kilos. En Teleña, Vicente Valle Isla y Javier Robledo apiolaban dos cerdos salvajes de 65 y 60.

En Zardón, Bernabé Suardíaz Menéndez abatía un suido de 98 kilos. En Bustevela, Enrique Medina Maestre fulminaba un guarro de 50. En el Aspru, Juan José Montes Huelga acertaba sobre un marrano de 50. En Fondrigones, Manuel García Sanfeliz prendía un jabalí de 40 kilos.

En el lote de Xulió, en tierras del municipio de Caso, la cuadrilla canguesa de José Rivero pasaportaba tres verracos. José Rivero tumbaba dos navajeros de 90 y 60 kilos, mientras que Baldomero Díaz Toca fulminaba otro de 70.

Los cazadores de la palomilla de Cardes-Celes sacando los tres macarenos que cobraron en Cetín. :: E. C.

Los cazadores de la palomilla de Cardes-Celes sacando los tres macarenos que cobraron en Cetín. :: E. C.

Ribadesella
Los hermanos Colino en Moru
En Moru, Miguel Ángel Colino, Tomás Colino y Marcos Pintado González fulminaban tres macarenos de 55, 45 y 40 kilos, para la palomilla de Toto Peón.

En Barréu, Guzmán Pérez Collera y Fran Cuesta abatían dos verracos de 40 kilos, cada uno. En Llovio, Juan Luis García Ortiz cobraba un navajero de 80. En Collera, Jorge Cerra apiolaba un guarro de 50 kilos.

Amieva
Inolvidable montería
Siete verracos en tres cacerías entregaban el salvoconducto. Inolvidable resultó la montería para la cuadrilla de Iñaki Crespo en el lote de Amieva al fusilar cuatro macarenos de 100, 90, 70 y 65 kilos, pasaportados, respectivamente, por Iñaki Crespo, Javier Robledo, René Fernández Cortina y el cántabro Isidro.

En Sebarga, José Ángel Alonso tumbaba dos suidos de 70 y 60 kilos, mientras que Rafael Castiello volteaba otro de 60. En Vís, la cuadrilla lavianesa de ‘Los Chavales’ cobraba un jabalí de 60.

El llanisco Fernando Blanco tumbó dos cerdos salvajes. :: G. F. B.

El llanisco Fernando Blanco tumbó dos cerdos salvajes. :: G. F. B.

Cabrales
Todo fueron dobletes
En El Escobal, Francisco Sánchez y Carlos López acertaban sobre dos cerdos salvajes de 70 y 60 kilos. En La Ría, Carlos Noriega y José Ibarlucea apiolaban dos marranos de 60 y 30.

En Berodia, Rafael Mier y David Berdial Bellarra pasaportaban dos gorrinos de 50 kilos.

Colunga
‘La Roja’ pasó por Carrandi
En Carrandi, Mario Pando Riestra abatía dos verracos de 80 y 40 kilos, en tanto que David Vega tumbaba otro de 70, para la cuadrilla denominada ‘La Roja’.

En Lue, José Manuel Solís Molleda y Juan Carlos Pendás Bada cobraban dos navajeros de 90 y 40 kilos.

Cazadores de Siero con un gamo medalla de bronce en el Sueve. :: R. G.

Cazadores de Siero con un gamo medalla de bronce en el Sueve. :: R. G.

Peñamellera Baja
Lo mejor en Cavandi
En el cuartel de Cavandi, Aníbal Gutiérrez Cordera, Víctor Ruiz García y Luis Vázquez Cotera fulminaban tres gorrinos de 45, 40 y 35 kilos.

En el lote de Arria, José Luis Díaz García ‘Pepón’ tumbaba un cerdo salvaje de 50 kilos.

Onís
Tres bermejos en Sirviella
En Sirviella, José Luis de Diego Zurbano cobraba dos bermejos de 35 y 30 kilos, mientras que José Manuel Rodrigo Ordóñez prendía un proyecto de navajero de 30.

En Maliciegu, Arsenio Pérez Díaz y José Ramón Ordóñez Montes apiolaban dos verracos de 90 y 70 kilos. En La Cuestona, Álvaro Navarro Uribe pasaportaba un suido de 60.

La palomilla de Roberto Cuanda con los tres navajeros apiolados en El Barracón. :: E. C.

La palomilla de Roberto Cuanda con los tres navajeros apiolados en El Barracón. :: E. C.

Reserva del Sueve
Seis verracos para Laviana
En Cofiño, una cuadrilla de Laviana tumbaba seis jabalíes, de entre 40 y 80 kilos. En Caravia-Alea, un grupo de Morcín abatía dos verracos. En Libardón, la palomilla parraguesa de Olegario apiolaba un suido.

En Fontanielles, un cazador de Siero cobraba un gamo medalla de bronce. En El Potril, un cazador regional pasaportaba una gama.

Reserva de Piloña
Cinco suidos, no está mal
En Los Montes, la cuadrilla piloñesa de Armando Cueto volteaba dos navajeros. En Degoes, un grupo de Bimenes abatía tres jabalíes.

Gamo pasaportado por Jesús Sanz en el cuartel piloñés de Cereceda. :: Asdeca.

Gamo pasaportado por Jesús Sanz en el cuartel piloñés de Cereceda. :: Asdeca.

Ver Post >
El primer mes de caza mayor se saldó con la captura de 297 jabalíes en la comarca

De los diez venados abatidos en el coto de Piloña, uno fue medalla de plata, tres de bronce y otros tres superaban el baremo de 160 puntos.

El intrépido cazador cabraliego José Miguel Mier pasaportó un navajero de 84 kilos en El Cuera. :: Laruelo

El intrépido cazador cabraliego José Miguel Mier pasaportó un navajero de 84 kilos en El Cuera. :: Laruelo

El primer mes de caza mayor en la comarca, cuatro fines de semana de septiembre, se saldó con la captura de 337 piezas, de las que 297 eran jabalíes, 14 corzos, 14 venados y 12 rebecos. La maquina cinegética que tira del resto de los vagones la conducen los cotos de Llanes, La Parraguesa y Piloña, donde se llevan abatidos 165 verracos, el 55% del total de las bajas en el censo de macarenos.

José Ibarlucea y Matías Mier, en El Escobal. :: Laruelo

José Ibarlucea y Matías Mier, en El Escobal. :: Laruelo

Los cazadores llaniscos llevan pasaportados 64 suidos en 27 monterías celebradas. Solo en dos ocasiones regresaron del monte con el morral vacío y ese par de ‘fracasos’ se produjeron en los lotes de Sierra Plana y El Barracón. El cupo por cacería es de tres cerdos salvajes, pero el pasado domingo la cuadrilla que gestiona Manuel Julio García regresaba de La Verde con cuatro marranos.
Los cazadores de Parres y Cangas de Onís, aglutinados en el espacio conocido como La Parraguesa, llevan abatidos 57 jabalíes y seis corzos. Hasta la fecha, en trece ocasiones los cazadores regresaron del monte sin haber tocado pelo. Y esa circunstancia ya se produjo en dos ocasiones en los lotes de Triongo, el Aspru, La Cuesta y Sinariega, y una vez en Zardón, Bustevela, La Toya, Cetín y Fondrigones. La montería más productiva la escenificaba la cuadrilla de Olegario Fernández de la Parte, al tumbar en Teleña cuatro jabalíes y un corzo. Y la mejor hazaña a nivel individual la protagonizaba Roberto Sánchez Fernández, al pasaportar en el Aspru tres macarenos de 50, 48 y 45 kilos.

Venado abatido por Eloy Sánchez. :: R. G. L

Venado abatido por Eloy Sánchez. :: R. G. L

En Piloña, tras el cambio en la presidencia que ahora ostenta José Ramón Martino, la actividad cinegética marcha viento en popa. Hasta la fecha se llevan cobrados 44 jabalíes, diez venados y tres corzos. De la decena de ciervos abatidos sorprende el hecho de que uno sea medalla de plata, tres de bronce y que otros tres hayan superado el baremo de los 160 puntos. De momento, el lote de Cayón es el más productivo, con once macarenos apiolados. Allí consiguieron el triplete las palomillas gestionadas por Tito Busto, Chuso e Ismael Cofiño.

Del resto de los cotos reseñar que Ribadesella lleva 27 suidos abatidos y por detrás marchan Amieva (22 verracos); Cabrales (18), Colunga (15), Peñamellera Baja (11); Onís (10); Ribadedeva (9); Peñamellera Alta (7) y la Reserva del Sueve (13).

Ver Post >