El Comercio
img
Palestras y mucho trabajo de camino a Málaga
img
Óscar Pandiello | 08-08-2017 | 07:56| 0

Durante los días de travesía en mar abierto, cualquier momento es bueno para aprender un poco sobre la mar y los profesionales que viven de ella. Después de salir de Mallorca, el buque escuela Creoula continuó su ruta hacia Málaga pasando dos días y dos noches sobre las aguas del Mediterráneo. Las tareas de limpieza, navegación, vigía, cocina y arriado de velas, por tanto, se combinaron durante estas jornadas con las palestras: charlas informativas que tratan temas tan diversos como contaminación marina, el papel de la Armada portuguesa o la geografía y política los estados del Mediterráneo.
Una de las que tuvo lugar ayer incidió en la creciente presencia de plástico marino y fue impartida por el profesor Rui Cabral e Silva, de la  Universidade de Porto. “Las previsiones para 2015 indican que habrá una tonelada de plástico en los océnaos por cada tres de peces. Para 2050 la cosa se complica. Según los estudios, habrá una tonelada de plástico por cada una de animales”, explicó el profesor. Los microplásticos, presentes en muchos de los objetos de nuestra vida cotidiana, también son una amenaza para nuestro fondo marino. “Por cada lavado de prendas de polyester se desprenden 3.000 fibras de plástico que se depositan en zonas naturales”, explica. Solo a través de la actuación ciudadana se puede revertir este proceso, que amenaza con acabar con buena parte de la vida subacuática a raíz de nuestro consumo desmedido.
El domingo, asimismo, también se dieron cita varias charlas sobre la cubierta del buque. La primera, sobre la marina portuguesa y sus funciones. “Llevamos a cabo cometidos militares, científicos, medioambientales e incluso culturales. Todo depende de las líneas maestras que nos marque el estado, pero nuestras funciones son muy amplias”, explicó a pupilos y marineros  el Capitán de Mar y Guerra Silva, uno de los cargos militares de más alto rango en el buque. A diferencia del caso español, en Portugal la Armada desempeña competencias tan diversas como el salvamento marítimo o la gestión de aduanas. El director de la UIM Fermín Rodríguez, asimismo, planteó una didáctica conferencia sobre el origen de la comunidad Mediterránea desde sus primeros pueblos hasta la actualidad.
Ese mismo día, cuando el sol ya comenzaba a caer a estribor del navío, varios integrantes de la guarnición del barco ofrecieron un taller de nudos, una de las facetas fundamentales en la vida marítima. “Es la base del trabajo en el barco, es esencial conocer la función y técnica de cada uno y llevarlo a la práctica de la mejor manera posible”, afirmó uno de los tutores. Entre las técnicas aprendidas por la tripulación destacó, de menos a más complejidad, el direito, la escota, el lais de guía y el lais de guía español.
A estas horas, el Creoula ya ha llegado al puerto de Málaga. Así, esta tarde los tripulantes del barco serán recibidos por el alcalde de la ciudad, el vicerrector del a Universidad de Málaga y el consul de Portugal en la ciudad. Entre las visitas previstas para el día destaca la parada en el Museo Picasso, la Alcazaba y la catedral. A partir de la tarde, tanto instruendos como tripulación podrán disfrutar de la ciudad hasta las 7 horas de mañana, momento en el que el Creoula empezará los preparativos para soltar amarras para cruzar el estrecho de Gibraltar y, finalmente, encarar su llegada a Lisboa, última parada de la aventura.

Ver Post >
Cantando habaneras con el coro de abordo
img
Óscar Pandiello | 05-08-2017 | 05:32| 0

Una de las novedades de este año en la ruta del Creoula está en la música. Instruendos y tutores participan a diario en el ensayo de varias canciones de inspiración marinera. A cargo de ello está Román , profesor de conservatorio e instruendo.

Vídeo de Jorge Gutiérrerz.

Ver Post >
Primer arriado de velas
img
Óscar Pandiello | 05-08-2017 | 05:22| 0

Ver al Creoula desplegar todas sus velas es un lujo que no se puede ver todos los días. Este espectáculo, sin embargo, conlleva un duro trabajo que puede llegar a durar más de dos horas. Aquí la prueba:

Ver Post >
A toda vela por Es Freus
img
Óscar Pandiello | 04-08-2017 | 11:45| 0
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Cuando el ‘Creoula’ despliega sus alas, pocos quedan indiferentes al espectáculo. Ya sea los alumnos del buque, que ayudaron en su segundo día a bordo a arriar velas junto a la tripulación; o bien a los habitantes y turistas alojados en Ibiza, que pudieron disfrutar del buque escuela portugués hacia su paso hacia Mallorca. Así se hizo durante la jornada del jueves: a toda vela,  con dirección noreste y con un Mediterráneo manso durante todo el día. El camino escogido para llegar a Porto Pi, primera escala del curso, fue Es Freus, uno de los pasos “más míticos” de la navegación española. Situado entre Ibiza y Formentera, el estrecho no es navegable durante oprte del año debido a los islotes, rocas y peligros ocultos que esconde la zona. “Hace no mucho un ferry encalló por aquí, hay que ser muy preciso”, afirmó un miembro de la guarnición portuguesa.
Por megafonía, y como muestra de respeto por el lugar, atronó la Salve Marinera, uno de los himnos de la Armada española desde hace décadas. También en el horizonte se dibujó la silueta de la isla de Es Vedrá, una de las pequeñas islas ibicencas que acumula siglos de leyendas y misterios. “Dicen, de hecho, que las sirenas de la Odisea salieron de esa isla“, explica Pachu Díez, director de colegio, avezado marinero y uno de los 39 pupilos que este año integra el ‘Creoula’.
El calor, presente durante toda la ruta, no dio tregua ni a alumnos ni a marinos durante las primeras jornadas en el Mediterráneo. Así, las mínimas no bajaron en ningún momento de 20 grados, una situación que se compaginó con las horas de guardia, de limpieza de los baños o la asistencia en cocina. Algunos, de hecho, decidieron subir el saco de dormir a cubierta para disfrutar de la brisa y alejarse, dentro de lo posible, del horno en el que se convierten los camarotes.
A primera hora de hoy, el ‘Creoula’ llegó a su primer destino. Porto Pi recibió a la tripulación con los brazos abiertos y una interesante historia que contar. Su faro, tercero más antiguo del mundo, funciona desde 1.300 y ha servido para que miles de marineros sigan su ruta por el Mediterráneo. Así lo explicó el responsable de relaciones públicas del puerto, que guió a la expedición hispano-portuguesa por los entresijos de la construcción, de sus luces y de las familias que lo habitaron. Ya por la tarde, los ‘instruendos’ de la embarcación puedieron contar con sus primeras horas libres en tierra. Mientras unos decidieron disfrutar de las playas baleares, otros optaron por llenar las terrazas de la costa y disfrutar de una cerveza antes de emprender el camino de nuevo. El próximo objetivo, Málaga, ya asoma en el horizonte.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA
Ver Post >
Los pupilos del ‘Creoula’ parten hacia Mallorca
img
Óscar Pandiello | 02-08-2017 | 11:38| 0

Comienza la aventura. Tras una larga noche en autobús, la expedición española llegó ayer a Cartagena para comenzar su viaje a bordo del ‘Creoula’. Una vez en la ciudad, el grupo tomó contacto por primera vez con sus homólogos portugueses. En total, 39 alumnos que aprenderán durante 10 días los entresijos de la vida en el mar. Poco después de las 9.30, el buque escuela portugués despedía a los integrantes de la UIM Junior, que terminaban su viaje desde Lisboa. Después de la protocolaria entrega de diplomas, Fermín Rodríguez, uno de los directores del curso, hizo entrega al capitán del navío de una bandera azul, “la primera itinerante que se concede en la historia”.

Una vez cambiados y arreglados con el polo blanco del curso, los participantes en esta nueva edición de la Universidad Itinerante del Mar pudieron visitar el Arsenal y el Museo Naval de Cartagena, unos astilleros, almacenes del siglo XVII dedicados a poner a punto los buques de la Armada. En las instalaciones se pudo contemplar, entre otras cosas, el submarino Isaac Peral, el primero de la historia en utilizar proyectiles. Se hizo un repaso, asimismo, de los buques españoles que desde hace varios siglos repasan la geografía marina del globo: desde las galeras de remos hasta los últimos modelos utilizados por la Armada.

De vuelta al muelle, tocó explicar las dinámicas y ‘protocolos’ en alta mar. Los alumnos estarán divididos en cuatro grupos, uno por cada mástil, y se dividirán las tareas en función de un estricto horario. Así, durante la ruta, todos participarán en la limpieza del barco, en el mantenimiento de las velas o en las guardias nocturnas. Todo ello, a merced de los imprevistos que surjan durante la navegación.

Poco después de las 14 horas, y apenas familiarizados con el navío en el que pasarán los próximos días, el ‘Creoula’ soltó amarras hacia su primer destino. Mallorca ya aguarda a los pupilos  del mar.

Ver Post >
Listos para zarpar
img
Óscar Pandiello | 01-08-2017 | 09:36| 0

Asturias y Portugal vuelven a sumar fuerzas para una aventura en alta mar. El buque escuela portugués UAM ‘Creoula’ vuelve a soltar amarras un año más con un claro cometido: unir a 39 alumnos españoles y portugueses para completar diez intensos días de navegación, enseñanza y trabajo. Esta duodécima edición llevará como lema ‘Líderes que conocen el rumbo. Equipos que navegan por el mundo’ y saldrá mañana  desde Cartagena. Las escalas previstas, asimismo, se realizarán en Palma de Mallorca, Málaga y Lisboa, donde concluirá el viaje el próximo día 12.

El proyecto, bautizado con el nombre de Universidad Itinerante del Mar y coordinado por las Universidades de Oviedo y Porto y la Escola Naval de Lisboa, volverá a contar otro año más con la colaboración del EL COMERCIO, que ofrecerá un taller de periodismo a bordo del buque e informará de la travesía a través de sus páginas y de este blog.

Este aula navegante, según explican sus coordinadores, «acelera los procesos de aprendizaje y enseña a saltar ante las malas situaciones como un resorte». Así lo explica el geógrafo Fermín Rodríguez, uno de los directores del proyecto, que ya acumula varios miles de millas a bordo del ‘Creoula’. «En el barco, y a través del trabajo en equipo, se adquieren valores muy útiles para la vida profesional. El viaje siempre es una incertidumbre y es importante hacerse a ello», destaca.

Como muestra de los proyectos autogestionados que se desarrollarán dentro del navío, junto al taller de periodismo se desarrollará por primera vez un coro que inundará de fados y habaneras las jornadas de navegación. Un ilusionante proyecto que unirá, más si cabe, a españoles y portugueses. «El intercambio es muy interesante, además, teniendo en cuenta que cada uno de los alumnos viene de un estudio o disciplina totalmente diferente», explica Rodríguez. En las escalas, asimismo, habrá recepciones institucionales y visitas a emplazamientos culturales e históricos. Todo esta listo, por tanto, para soltar amarras.

visita4-001-1_opt-2
Ver Post >