El Comercio
img
Fecha: febrero 6, 2012
Parejas de hecho y pensión de viudedad
Cuervo Alfageme Abogados 06-02-2012 | 10:56 | 1

 

Poco a poco las parejas de hecho se han ido reconociendo en el mundo jurídico y se han ido regulando sus derechos y obligaciones en relación con diversos aspectos. Cierto es que el desarrollo se ha ido produciendo sobre todo a través de leyes autonómicas y especialmente en aquellas comunidades que cuentan con competencias en el ámbito del derecho civil. No obstante, también han encontrado cabida  numerosas cuestiones que afectan a su funcionamiento en numerosas leyes estatales. Una de ellas es la relativa a la pensión de viudedad.
Actualmente, cumpliendo un conjunto de requisitos relacionados con la duración y acreditación de la convivencia, nivel de ingresos, etcétera, los miembros de una pareja de hecho pueden tener derecho a obtener una pensión de viudedad cuando fallece su compañero, al igual que sucede con los cónyuges de un matrimonio.
No obstante, la concesión legal de este derecho lleva también su contrapartida. Del mismo modo que se reconoce la posibilidad de obtener esta pensión a las parejas de hecho también se va a extinguir aquellas que estuvieran percibiendo de una unión anterior no solo cuando contraen nuevo matrimonio sino también cuando deciden formar una pareja de hecho. Es decir, una persona que esté percibiendo una pensión de viudedad porque ha fallecido su esposo pierde el derecho a esta pensión si decide formar una pareja de hecho posteriormente con otra persona.
Esta es la regla general pero tiene sus excepciones. La extinción no se produce y se puede mantener la pensión inicial siempre que se cumplan determinados requisitos, entre los que se encuentran, por ejemplo: ser mayor de 61 años o menor y tener reconocida también una pensión de incapacidad permanente absoluta o de gran invalidez o acreditar una discapacidad en grado superior al 65%, que la pensión de viudedad constituya la principal o única fuente de ingresos del pensionista, tener el matrimonio o pareja de hecho unos ingresos anuales, de cualquier naturaleza e incluida la pensión de viudedad, que no superen dos veces el importe, en cómputo anual, del SMI vigente en cada momento…
Por tanto, ya no funciona, salvo en los casos en los que se aplican las excepciones, esa idea extendida de que convivir, mientras no exista matrimonio, no tiene consecuencias sobre la  pensión que se está percibiendo de la relación anterior. Claro que, a cambio, la relación dentro de una pareja de hecho da derecho después a contar con una pensión de viudedad. Una cosa por la otra.

 

 

 

Ver Post >
El seguro de la comunidad y los bajos
Cuervo Alfageme Abogados 06-02-2012 | 10:50 | 0

Marta nos plantea el siguiente supuesto. Una comunidad de propietarios quiere asegurar el edificio, que cuenta con ocho viviendas y dos bajos comerciales. Marta se plantea si los propietarios de los bajos están obligados a asegurarlos conjuntamente con las viviendas y, en caso afirmativo, si se tendrían en cuenta los metros, dado que los bajos son más pequeños que los  pisos.
Si la comunidad decide en junta de propietarios contratar un seguro que cubra los riesgos en elementos comunes del edificio, todos los propietarios, los de viviendas y los de los bajos comerciales, deben participar en abonar su coste.
En cuanto a la forma de pago de dicho seguro, si no se especifica otra cosa en el título constitutivo de la comunidad o estatutos ni se acuerda otra forma de pago distinta por la junta, acuerdo que debe ser adoptado por unanimidad, todos los propietarios deberán pagar conforme a su cuota de participación. Se utiliza, por tanto, este criterio, y no el de metros como nos indicas en tu consulta.
Una última cuestión de interés respecto al seguro. La contratación de un seguro puede hacer a cargo del fondo de reserva que necesariamente deben tener constituidas todas las comunidades de propietarios, fondo de reserva al que igualmente deben contribuir todos los propietarios conforme a su cuota de participación.

Ver Post >
Obligaciones de los locales en una comunidad
Cuervo Alfageme Abogados 06-02-2012 | 10:49 | 0

Rafael tiene una vivienda adquirida a finales de los años noventa en un edificio compuesto por tres viviendas y un local comercial pero sometido a la Ley de propiedad horizontal. Desde el principio el bajo comercial, que todavía pertenece al constructor, no abonó cuota mensual alguna de comunidad. Rafael se plantea ahora las siguientes cuestiones: ¿se le puede exigir al propietario del local una cuota mensual?, ¿debe participar en la parte que le pudiera corresponder en los arreglos de la comunidad?, ¿se le pueden exigir las cuotas atrasadas?
El primer paso para aclarar tus dudas, Rafael, es comprobar lo dispuesto en el título constitutivo de la comunidad de propietarios y en sus estatutos. Puedes conseguir una copia de los mismos en el Registro de la Propiedad correspondiente.
La regla general es que los propietarios de los locales son copropietarios de la comunidad como todos los demás y, por tanto, deben participar abonando la cuota mensual que les corresponda, si bien, es habitual que en el título constitutivo y estatutos se les excluya de determinados gastos  como, por ejemplo, los que se deriven del portal y escalera si no cuentan con acceso a ellos.
También deben contribuir a la conservación, mantenimiento y reparación de los elementos comunes y al pago del seguro comunitario o del administrador si la comunidad de propietarios tuviera contratados estos servicios.
No obstante, como decimos, hay que comprobar muy bien lo que dice el título constitutivo y estatutos. Deberán participar en todo aquello en lo que no se encuentren expresamente excluidos y deberán hacerlo, si no se especifica otra cosa, conforme a su cuota de participación.
Respecto a poder exigirles cantidades atrasadas, entendemos que no podrán reclamarse aquellas cuotas no incluidas y no reclamadas en todos los ejercicios anteriores en los que ya  han sido aprobadas definitivamente las cuentas por la junta de propietarios. Ahora bien, puede reclamarse su participación en los gastos desde este momento en adelante con independencia, eso sí, de quien sea el propietario, el inicial constructor o un tercero.

Ver Post >

Etiquetas