El Comercio
img
Fecha: mayo, 2017
Mi comunidad quiere demandarme por impago
Cuervo Alfageme Abogados 31-05-2017 | 1:45 | 0

blog

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Pedro ha observado que en el orden del día de la próxima reunión de su comunidad de propietarios aparece un punto que se refiere a la liquidación de la su deuda con la comunidad por impago de varias cuotas mensuales. También se menciona la adopción del acuerdo necesario para reclamarle el pago judicialmente. Pedro se ha preocupado pues no cuenta con dinero para hacer frente de manera inmediata a la deuda pero no quiere que se le generen más gastos. Nos pregunta qué puede hacer.

El primer paso es comprobar el importe de la liquidación. Puedes llamar al administrador o al presidente de la comunidad para verificar si el importe que ellos mencionan que adeudas efectivamente es correcto según tus cálculos.

Si es así y lo debes y no hay ninguna causa para oponerte a su reclamación, lo que te recomendamos es que acudas a la junta en la que se vaya a tratar este asunto y plantees a la comunidad que te concedan un aplazamiento o una forma de pago que te permita hacer frente a la deuda sin que se inicie el procedimiento judicial. Una vez adoptado el acuerdo de liquidación de la deuda y reclamación judicial en la comunidad y notificados a ti los mismos la comunidad puede interponer en cualquier momento la demanda de reclamación y, a partir de ahí, ya se generan gastos judiciales.

 

Si tienes dudas o curiosidades jurídicas, puedes seguirnos aquí:

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Expectativas y realidad
Cuervo Alfageme Abogados 29-05-2017 | 3:09 | 0

blogTodos quienes creen tener derecho a algo se van generando ciertas expectativas y alimentan sus suposiciones, más cuanto mayor es el tiempo que tardan en dar los primeros pasos legales para lograr su objetivo. Sin embargo, tres son los problemas a los que se enfrentan aun cuando no lo sepan.

El primero, que la legislación respalde lo que consideran justo, cosa que no siempre sucede y que limita y mucho lo que se puede lograr en una negociación o en un procedimiento judicial. No es recomendable dejarse llevar por lo que opinan amigos y vecinos, ni por la información que se pueda encontrar en foros o páginas web. No siempre es correcta y, aún siéndolo, hay que adaptarla a las circunstancias concretas de nuestro caso particular.

El segundo, que los hechos de los que partimos sean ciertos, pues a veces se presuponen ciertos datos o circunstancias que al ahondar un poquito se comprueba que no lo eran, lo que lógicamente hace variar las expectativas. Por ello, antes de dar nada por hecho hay que asegurarse y comprobar las cosas.

El tercero, que podamos obtener pruebas suficientes y adecuadas que puedan demostrar que los hechos de los que partimos son ciertos.

No se puede obviar ninguno de estos pasos y los dos últimos pueden ir preparándose desde un primer momento. El abogado puede dirigir la averiguación de los hechos y la obtención de pruebas, pero sólo desde que toma las riendas de un caso. Por ello es muy recomendable que sea el propio interesado el que tenga una actitud precavida y activa, comprobando todo aquello que esté en su mano, acudiendo a los técnicos o especialistas que en cada caso corresponda y siendo muy cuidadoso al recopilar y conservar toda la documentación que pueda afectar al caso.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, puedes leernos y seguirnos en:

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
En un universo de contratos
Cuervo Alfageme Abogados 26-05-2017 | 2:47 | 0

blogSi nos paramos a pensarlo por un momento, toda nuestra vida gira en torno a un universo de contratos.

El de la energía eléctrica, el que guarda relación con nuestra vivienda, en propiedad o en alquiler, el de trabajo, el del transporte público en el que viajamos o el de la adquisición de combustible en una gasolinera, todos los de telecomunicaciones, los bancarios, el del suministro de agua, de gas, cualquiera de los que hacemos cada vez que compramos en una tienda…

Es imposible eludir el contacto con el mundo jurídico y es imposible evitar sus consecuencias en nuestra vida, entonces, ¿cómo sobrevivir evitando problemas con cualquiera de nuestros contratos? No hay una fórmula mágica y tener algún inconveniente es prácticamente ineludible, sobre todo, si tenemos en cuenta que muchos de los contratos que utilizamos a diario son contratos de adhesión con cláusulas tipo que nos imponen las grandes empresas y que apenas podemos modificar. No obstante, sí que podemos tomar una serie de precauciones.

Leer bien el contenido, pedir explicaciones de los puntos que no entendamos, guardar una copia de lo firmado y, en caso de duda, consultar con un abogado especialista en la materia, consejo especialmente necesario si son contratos en los que sí que es posible negociar o redactar todas o parte de sus cláusulas, van a tener una larga duración o suponen una inversión importante como ocurre, por ejemplo, con un arrendamiento, o con una compra de una vivienda.

Hacer un contrato con un buen contenido, pensar  y prever con antelación las futuras dificultades y  dejarlas resueltas de antemano evita problemas que una vez que surgen ya pueden acarrear soluciones más complicadas. Por este motivo, contar con un asesoramiento previo adecuado es fundamental y probablemente mucho menos costoso que lidiar con las consecuencias negativas de realizar un contrato con dudas.

 

Si tienes dudas o curiosidades jurídicas puedes seguirnos en

Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
¿Y si intentamos un acuerdo?
Cuervo Alfageme Abogados 22-05-2017 | 2:16 | 0

blog

En cualquier asunto en el que exista una controversia entre dos o más partes, la mejor solución siempre es tratar de lograr un acuerdo que ponga fin de forma que resulte interesante a todas las personas implicadas. Esta, que es una norma aplicable a cualquier ámbito de nuestra vida, es especialmente importante cuando se trata de solventar una cuestión jurídica se trate de la materia que se trate.

Esa máxima conocida por todos que asegura que “más vale un mal acuerdo que un buen juicio”, aún con su simpleza, resulta completamente cierta.
Con un acuerdo todos los afectados ponen fin a un problema con una medida pactada a la que dan su conformidad con lo que de mano se evitan trámites, mayores costes y se logra un cumplimiento mucho más efectivo y rápido en la mayor parte de los casos.

Pero, alcanzar un acuerdo no siempre es tan sencillo de conseguir. Para lograrlo es preciso dar unos pasos esenciales.

En primer lugar, es imprescindible que cada parte tenga la intención real de solucionar la cuestión planteada y a esta intención no se añadan emociones negativas hacia los otros implicados o, si existen, que prime siempre el poner fin a la situación creada.

En segundo lugar, es fundamental que todas las partes estén informadas de sus derechos, de lo que realmente pueden conseguir o no en un procedimiento judicial si el acuerdo no se alcanza, de cuáles son los riesgos y el coste en tiempo y en dinero que eso puede suponer.

Y, por último, no hay que perder la paciencia ni el objetivo a lo largo de cada paso de la negociación. Es normal que alguna de las partes haga alguna petición que sobrepase nuestras expectativas pero precisamente para eso existe esa negociación, para sentar los puntos del futuro acuerdo dentro de unos límites legales y aceptables.

En definitiva, contar con una información clara y completa y aparcar los sentimientos negativos son las claves para conseguir un acuerdo pero también contar con un buen asesoramiento a lo largo del proceso.

Hoy en día existen numerosas opciones que ayudan a conseguirlo pero el punto de partida siempre es tener talante para encontrar la mejor y más fácil solución.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas puedes leernos y seguirnos aquí:

Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
¿Siendo deudor puedo ser presidente?
Cuervo Alfageme Abogados 18-05-2017 | 6:14 | 0

blogÁngeles es la presidenta actual de su comunidad de propietarios. A finales de junio suele celebrarse una junta en la que se aprueban las cuentas y se designan nuevos cargos. Su comunidad sigue un turno rotatorio para el nombramiento de presidente y vicepresidente. El propietario al que le toca ahora el cargo de presidente adeuda una importante suma a la comunidad e incluso está demandado judicialmente por este motivo. Ángeles nos pregunta si esta persona puede ser presidente.

La respuesta evidentemente es negativa. No puede ser presidente de la comunidad de propietarios una persona que mantiene un litigio con la comunidad de propietarios por cualquier motivo.

La razón nos la da la propia ley. El presidente de una comunidad de propietarios representa a esa comunidad. Y lo hace en todos los ámbitos. La ley especifica incluso que lo hace “en juicio y fuera de él”. Por tanto, es incompatible que sea presidente y represente a la comunidad en juicio existiendo uno abierto contra él.

En la junta de nombramiento de cargos la comunidad debe elegir a otro propietario para el cargo, acuerdo que se adopta por simple mayoría.

 

También puedes seguirnos aquí:

Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >

Etiquetas