El Comercio
img
Fecha: mayo 15, 2017
¿Me puedo divorciar sin pasar por el Juzgado?
Cuervo Alfageme Abogados 15-05-2017 | 3:36 | 0

one-wedding-251029_opt-1Hoy en día sí. Nos podemos divorciar, o separar, sin necesidad de dar un solo paso por ningún Juzgado, haciéndolo directamente ante un notario. No obstante, esto no es posible en todos los casos y, a su vez, conlleva unos trámites que son imprescindibles. Analicemos estos extremos.

¿En qué casos es posible un divorcio o una separación ante notario? Esta opción solo existe si la separación o el divorcio se plantea una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio, de mutuo acuerdo por ambos cónyuges y no tienen hijos o tienen hijos mayores de edad o que ya se han emancipado. No pueden hacerlo aquellos matrimonios cuya separación o divorcio se presenta de forma contenciosa o, aun habiendo acuerdo, tienen hijos menores que no se han emancipado o hijos incapacitados judicialmente que dependan de ellos.

¿Qué trámites conlleva este tipo de separaciones y divorcios? Una separación o divorcio ante un notario no implica poder prescindir de la asistencia letrada. Los cónyuges deben contar con un abogado (uno para cada uno o uno para los dos, según decidan) que les asesore en todos los pasos de su ruptura y en los acuerdos que es preciso incluir en el convenio regulador de su divorcio o separación.

Esos acuerdos se trasmiten a la notaría que ambos elijan y se recogen en una escritura pública. Al otorgamiento de la escritura deben acudir los cónyuges de modo personal y su abogado (o abogados en caso de que cada uno tenga el suyo). La escritura también debe estar firmada por los hijos mayores de edad o menores emancipados en relación con las medidas si todavía carecen de ingresos propios y conviven en el domicilio familiar.

Si a la hora de formalizar la escritura el notario observa que algún acuerdo puede ser dañoso o gravemente perjudicial para uno de los cónyuges o para los hijos, tiene que advertírselo a los cónyuges y cerrar el expediente. En este caso, a los cónyuges, si no modifican ese extremo y desean mantenerlo, solo les queda la vía judicial para la aprobación por el juez de su propuesta de convenio regulador.

¿Qué ventajas tiene este sistema? Sin duda la rapidez y la comodidad. A nadie le suele gustar acudir al Juzgado para ningún trámite. El inconveniente es que suele resultar más caro acudir a una notaría. Un divorcio o separación por este sistema conlleva hacer frente a la factura de notario y abogado. No a la de procurador que sí es necesario en vía judicial pero aun así suele ser menos económica la vía notarial.

Si tienes más dudas jurídicas, puedes seguirnos en

Nuestra Web

Nuestro Facebook

Nuestro Twitter

Nuestro Canal de Youtube

 

Ver Post >

Etiquetas