El Comercio
img
¿Cobraré pensión de viudedad después de tantos años de convivencia?
img
Cuervo Alfageme Abogados | 19-06-2017 | 08:30

blog

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Por mucho que todos sepamos que debemos ser precavidos en cualquier materia pero especialmente en las que se refieren a la protección de nuestros derechos, muchas veces caemos en el mismo error de acordarnos cuando ya es demasiado tarde.

Son muchas las parejas que conviven juntas que, hasta que no fallece uno de los dos, no se plantean si podrían o no tener derecho a una pensión de viudedad y qué requisitos sería necesario cumplir para poder conseguirla. Una vez se produce el hecho o desgraciadamente se encuentran ante una enfermedad terminal las posibilidades de solución se reducen tanto que a veces son directamente imposibles de conseguir.

Por este motivo, hoy recordamos, aunque sea muy someramente, algunos de esos requisitos para todos aquellos que convivís sin pensar en el matrimonio y sin pensar formalizar vuestra unión. Por supuesto, cada pareja es libre de elegir su camino, pero esa elección tiene consecuencias legales en uno u otro sentido. Al menos, para llegar a percibir una pensión de viudedad es preciso cumplir con lo siguiente:

  • La inscripción de la pareja en alguno de los registros específicos que existen en las Comunidades Autonómas o en los Ayuntamientos del lugar de residencia o la formalización en un documento público (una escritura notarial) en el que conste la constitución de dicha pareja. Esto debe hacerse con una antelación mínima de dos años respecto a la fecha de fallecimiento del causante de la pensión.
  • La convivencia estable y notoria justo antes del fallecimiento del causante con una duración ininterrumpida no inferior a cinco años (el empadronamiento en el mismo domicilio es lo más adecuado).
  • Que durante el periodo de convivencia ningún componente de la pareja estuviera impedido para contraer matrimonio ni tuviera vínculo matrimonial con otra pareja (es decir, deben estar solteros, viudos o divorciados).
  • Y, por último, determinados requisitos económicos relativos a los ingresos de ambos miembros de la pareja y de cotización previa.

 

Como podéis observar, por los plazos exigidos de convivencia y de antigüedad de la inscripción, es fundamental, prever con mucha antelación los efectos que pretendemos dar a nuestra pareja.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, también puedes seguirnos y leernos aquí:

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Etiquetas