El Comercio
img
Verano, luz, sol, calor y… ¡rebajas!
img
Cuervo Alfageme Abogados | 28-06-2017 | 09:55

blog

 

Comienza el verano y con el calor, el sol, la luz, las vacaciones… llegan también las tradicionales rebajas de verano. Aunque sigue siendo habitual que se continúen respetando los dos períodos habituales de rebajas en verano y en invierno, cada comerciante decide si en su establecimiento van a existir descuentos y promociones en  cualquier momento del año y si va a realizar rebajas y su duración en esos u otros períodos estacionales.

Aunque en Asturias oficialmente suele ser el 1 de julio el pistoletazo de salida ya hay tiendas que se han adelantado y otras muchas que han anunciado que por la forma en que cuadra el calendario la fecha inicial se traslada al 30 de junio. Sea como sea, entre tanto tumulto, especialmente porque en esta ocasión el punto de partida cae en fin de semana, no está de más recordar nuestros principales derechos y algún que otro consejo que resumimos del siguiente modo:

  • Es muy importante hacer una lista de los productos que realmente necesitamos adquirir y, a la hora de comprar, ceñirnos en la medida de lo posible a la misma. Es muy fácil, al ver precios buenos, caer en la tentación de comprar cosas innecesarias.
  • Los artículos que se encuentren con precio rebajado tienen que ser los mismos que ese establecimiento haya estado ofreciendo normalmente durante la temporada y, como mínimo, durante el mes anterior y no pueden haber sido objeto de ninguna otra práctica de promoción dentro de ese mes anterior a la fecha de inicio de la venta de rebajas.
  • No se pueden ofertar como rebajas productos deteriorados. Un producto con una tara puede tener un descuento por tal motivo pero no entra dentro de lo que entendemos por rebajas.
  • En los artículos y en la publicidad que se utilice deben aparecer el precio nuevo y el antiguo para poder apreciar la rebaja. Si se trata de la rebaja de un mismo porcentaje para un grupo de artículos entonces basta con el anuncio expuesto de forma genérica.
  • Los pagos podemos realizarlos de la misma forma que el establecimiento viniera admitiendo de forma normal. Si una tienda admite el pago con tarjeta a lo largo de todo el año también debe admitírnosla en período de rebajas.
  • En cuanto a las devoluciones, la forma y el tiempo en que pueden producirse lo fija cada establecimiento y debe encontrarse debidamente indicado en el mismo o en el tique de compra.
  • Si compramos un producto duradero este contará con las mismas garantías que marca la ley si lo compramos en un periodo que no es de rebajas.

 

Por último, no hay que olvidar algo que siempre recordamos en esta época: lo que se rebajan son los precios no nuestros derechos. Si algún establecimiento no cumple con estos requisitos hay que adoptar las medidas oportunas: pedir la información necesaria y, en su caso, interponer la oportuna reclamación.

 

Si te apetece leer más…

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Etiquetas