El Comercio
img
Fecha: diciembre, 2017
Balances, objetivos, sueños…
Cuervo Alfageme Abogados 29-12-2017 | 12:03 | 0

blog

Estamos en un momento de hacer balances y plantear propósitos, valorar lo hecho y lo que ha quedado por hacer y planear nuevos objetivos.

El cambio de año hace que se cruce en nuestra mente nuestro pasado más inmediato y nuestro futuro próximo.

Es inevitable y es positivo. De lo vivido se aprenden lecciones para aplicar más adelante. Del diseño de sueños surgen planes sobre los que se terminan alcanzando metas.

De cualquier modo, no olvidemos lo esencial: disfrutar cada segundo del presente.

Feliz 2018.

 

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
A vueltas con las terrazas…
Cuervo Alfageme Abogados 26-12-2017 | 6:13 | 0

blog

 

Si hay un tema que antes o después preocupa y ocupa a las comunidades de propietarios es qué sucede con las terrazas del edificio, especialmente aquellas que constituyen el suelo de patios interiores o la cubierta del edificio. Por lo general el objeto de consulta suele ser quién debe hacerse cargo del coste de una obra a realizar en una de estas terrazas o qué pueden hacer o no los propietarios que tienen acceso a las mismas.

Tanto esta como cualesquiera otra cuestión que tenga que ver con una terraza de un inmueble en propiedad horizontal requiere, antes de aproximar la respuesta, el estudio del título constitutivo de la comunidad.

¿Y qué es el título constitutivo? Es un documento esencial mediante el cual el propietario inicial del edificio hace la división en viviendas y locales, definiendo los elementos comunes y privativos, cuotas de participación y algunas otras cuestiones que desde entonces regirán la vida legal de dicha comunidad y que no podrán cambiarse a no ser por acuerdo unánime de la junta de propietarios. Este documento puede ir acompañado a su vez de unos estatutos, aunque esto último ya no es imprescindible. Y resulta que, en lo que a las terrazas se refiere, estos documentos pueden definirlas como elementos comunes, establecer o no el derecho de uso exclusivo de algunos propietarios e incluso determinar limitaciones de uso o formas de reparto de costes en caso de acometer una obra. Es por ello que la comunidad debe tener muy presente, cuando tome decisiones que afecten a las terrazas del edificio, que han de consultar primero si estas son un elemento común y actuar en consecuencia tras el estudio detallado de la documentación de la comunidad, así como de la legislación aplicable al caso. Es importante contar con el asesoramiento de un experto, porque incluso sucede en ocasiones que una terraza, aun no estando definida en el título constitutivo como elemento común, pueda serlo por destino, como por ejemplo sucede cuando la terraza hace de cubierta del edificio.

Pero no son las terrazas comunes las únicas que requieren análisis jurídico antes de actuar. Incluso en aquellas terrazas que son privativas, es decir, que forman parte de la vivienda de alguno de los propietarios, deben sujetarse a normas, pues no puede el propietario actuar sobre dicho elemento a su antojo y prescindiendo de la comunidad. Ejemplo habitual sobre estas terrazas privativas es encontrar obras de cierre o acondicionamiento que afectan al aspecto externo del inmueble. No hay que olvidar que cualquier actuación que afecte a la fachada (cosa que sucede obviamente en lo que tiene que ver con las terrazas) requiere autorización de la Junta de Propietarios, a no ser que se trate de un simple mantenimiento que suponga dejar las cosas tal como antes se encontraban si bien debidamente acondicionadas.

Por último, toda obra que se lleve a cabo en cualquier terraza, ya sea común o privativa, requiere de la correspondiente licencia municipal. Prescindir del acuerdo de la junta o de la preceptiva licencia puede suponer una reclamación judicial o administrativa que puede finalizar con tener de deshacer aquellas obras que se hayan realizado indebidamente, con el consiguiente coste.

 

Más temas jurídicos en…

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Síguenos…

Ver Post >
Cambio de domicilio de la madre por motivos laborales
Cuervo Alfageme Abogados 18-12-2017 | 2:52 | 0

blog

 

Marta está divorciada y tiene un hijo de cinco años. En el procedimiento judicial se le atribuyó la custodia, estableciéndose visitas a favor del padre. Recientemente ha optado a un puesto de trabajo fuera de su lugar de residencia que va a aceptar y quiere llevarse al niño con ella. Nos pregunta si tiene que consultarlo con su ex pareja o hacer algún trámite judicial.

El cambio de domicilio en este caso afecta al colegio y entorno del niño y puede limitar de forma importante las posibilidades de que el padre cumpla el régimen de visitas en su día establecido por sentencia. Por todo ello no puedes hacer el cambio de domicilio sin más. Habla con tu ex pareja e intenta obtener su consentimiento expreso. Si no lo consigues debes solicitar autorización judicial para el cambio de domicilio del menor e instar una modificación judicial de las medidas si fuera necesario adecuar las visitas y estancias del padre a la nueva situación.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, síguenos…

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Abandonar la vivienda arrendada
Cuervo Alfageme Abogados 11-12-2017 | 3:48 | 0

blog

Juan es inquilino de una vivienda desde hace tres meses y ha firmado un contrato de un año más las prórrogas legalmente previstas. Ha perdido su trabajo y quiere volver a casa de sus padres. Nos pregunta si puede irse alegando su situación económica y si pueden reclamarle algo, ya que el contrato no dice nada sobre esta cuestión.

La ley permite que el inquilino desista del contrato de arrendamiento, pero pone unas condiciones: que hayan transcurrido al menos seis meses de contrato y que se avise con al menos treinta días de antelación. Por tanto el propietario puede exigirte que pagues al menos los seis primeros meses. No obstante, habla con el arrendador para explicarle tu situación e intenta llegar a un acuerdo.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, síguenos…

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
Matrimonio, tareas del hogar, compartir… ¿qué dicen nuestras leyes?
Cuervo Alfageme Abogados 07-12-2017 | 5:42 | 0

blogHablamos, y mucho, y normalmente para bien, de la igualdad, del reparto de tareas en las parejas en el hogar, en el cuidado de los hijos, en la atención a los mayores… pero, al margen de opiniones, ¿nuestras leyes dicen algo al respecto?

Pues sí. La respuesta es positiva. Desde el año 2005 nuestro Código Civil incorpora, en la regulación del matrimonio y entre las obligaciones de los cónyuges, la de compartir las responsabilidades domésticas y el cuidado y atención de ascendientes y descendientes y otras personas dependientes a su cargo, obligación que se contiene en el artículo 68, que también se refiere a la clásica obligación de fidelidad, convivencia y socorro mutuo. Este precepto se lee durante las ceremonias civiles y es de aplicación con independencia de cual sea la forma de celebración del matrimonio elegida.

Es una de esas obligaciones legales que tienen muy difícil exigencia cuando no se quiere llevar a cabo de forma voluntaria. Sin embargo, son muchos los divorcios que se han llegado a producir por desacuerdos continuos en este tipo de cuestiones, entre otras muchas.

Hoy en día no hace falta alegar causa alguna para divorciarse. Cualquiera de los dos cónyuges puede instar el divorcio con tan solo tres meses de matrimonio (incluso menos si existe una situación de maltrato). Tampoco el hecho de que se produzcan o no este tipo de situaciones tiene relevancia alguna para las medidas que van a adoptarse como consecuencia del divorcio, salvo cuando hay hijos menores, en cuyo caso se valorará la atención que cada cual venía prestando a su cuidado para determinar el sistema de custodia.

Es por ello que aunque a veces nos consulta alguna persona sobre este particular, entendemos que si lo que quiere es mantener su matrimonio y lograr la colaboración del otro en las tareas domésticas y en el cuidado de los hijos, el camino judicial no es el más adecuado. Quizás el diálogo o una terapia de pareja dirigida por un psicólogo puedan encaminar la situación que, si llega a hacerse insostenible, terminará con la ruptura de la pareja. Lo ideal buscar el acuerdo que facilite la convivencia.

 

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, síguenos:

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar