El Comercio
img
Autor: Cuervo Alfageme
¿Me puedo divorciar sin pasar por el Juzgado?
img
Cuervo Alfageme Abogados | 15-05-2017 | 3:36| 0

one-wedding-251029_opt-1Hoy en día sí. Nos podemos divorciar, o separar, sin necesidad de dar un solo paso por ningún Juzgado, haciéndolo directamente ante un notario. No obstante, esto no es posible en todos los casos y, a su vez, conlleva unos trámites que son imprescindibles. Analicemos estos extremos.

¿En qué casos es posible un divorcio o una separación ante notario? Esta opción solo existe si la separación o el divorcio se plantea una vez transcurridos tres meses desde la celebración del matrimonio, de mutuo acuerdo por ambos cónyuges y no tienen hijos o tienen hijos mayores de edad o que ya se han emancipado. No pueden hacerlo aquellos matrimonios cuya separación o divorcio se presenta de forma contenciosa o, aun habiendo acuerdo, tienen hijos menores que no se han emancipado o hijos incapacitados judicialmente que dependan de ellos.

¿Qué trámites conlleva este tipo de separaciones y divorcios? Una separación o divorcio ante un notario no implica poder prescindir de la asistencia letrada. Los cónyuges deben contar con un abogado (uno para cada uno o uno para los dos, según decidan) que les asesore en todos los pasos de su ruptura y en los acuerdos que es preciso incluir en el convenio regulador de su divorcio o separación.

Esos acuerdos se trasmiten a la notaría que ambos elijan y se recogen en una escritura pública. Al otorgamiento de la escritura deben acudir los cónyuges de modo personal y su abogado (o abogados en caso de que cada uno tenga el suyo). La escritura también debe estar firmada por los hijos mayores de edad o menores emancipados en relación con las medidas si todavía carecen de ingresos propios y conviven en el domicilio familiar.

Si a la hora de formalizar la escritura el notario observa que algún acuerdo puede ser dañoso o gravemente perjudicial para uno de los cónyuges o para los hijos, tiene que advertírselo a los cónyuges y cerrar el expediente. En este caso, a los cónyuges, si no modifican ese extremo y desean mantenerlo, solo les queda la vía judicial para la aprobación por el juez de su propuesta de convenio regulador.

¿Qué ventajas tiene este sistema? Sin duda la rapidez y la comodidad. A nadie le suele gustar acudir al Juzgado para ningún trámite. El inconveniente es que suele resultar más caro acudir a una notaría. Un divorcio o separación por este sistema conlleva hacer frente a la factura de notario y abogado. No a la de procurador que sí es necesario en vía judicial pero aun así suele ser menos económica la vía notarial.

Si tienes más dudas jurídicas, puedes seguirnos en

Nuestra Web

Nuestro Facebook

Nuestro Twitter

Nuestro Canal de Youtube

 

Ver Post >
¿Dónde está el arrendatario?
img
Cuervo Alfageme Abogados | 12-05-2017 | 11:35| 0

blog

Amalia nos comenta que hace un par de meses que no sabe nada del arrendatario al que tiene alquilado un apartamento. No solo no le ha pagado la renta sino que tiene constancia, por los vecinos del edificio, de que se ha ido y ha dejado el piso  vacío. Amalia ha conservado un juego de llaves de la vivienda y nos pregunta qué hacer. Si puede entrar sin más y dar por terminado el contrato o tiene que notificárselo al arrendatario de algún modo.

No puedes recuperar sin más, como propones, el apartamento. Es preciso solucionar legalmente la situación.

Caben dos posibilidades: localizar al arrendatario y firmar la extinción del contrato de arrendamiento previo pago de las cantidades que te adeuda, salvo que no las quieras percibir ya, o, si esto es imposible, iniciar un procedimiento judicial de desahucio por impago de rentas  en el que es posible la reclamación de ambas cuestiones: la extinción del  contrato y el cobro de lo impagado.

 

Si tienes más dudas jurídicas, puedes seguirnos en

Nuestra Web

Nuestro Facebook

Nuestro Twitter

Nuestro Canal de Youtube

Ver Post >
Si no lo tienes claro, compra un peluche.
img
Cuervo Alfageme Abogados | 10-05-2017 | 1:46| 0

blog

(Foto: Thor de Bigote de Gato)

Es tan fácil dejarse convencer. A los niños les vuelven locos los animales y han prometido encargarse ellos solos de su cuidado y tú vas a esa tienda y les ves tan tiernos, tan indefensos, tan pequeños… Además hablan maravillas del efecto terapéutico de los perros y los gatos: tranquilizan, socializan, ayudan a asumir responsabilidades a los niños…

Todo eso es cierto pero igualmente es cierta una segunda parte que es mucho más importante que la primera y que indefectiblemente la acompaña. Antes de adquirir un animal hay que pararse a pensar en todo lo que este conlleva porque su tenencia está expresamente regulada en nuestra legislación y su incumplimiento conlleva importantes sanciones, incluso penales. Cierto que las leyes en materia de protección de animales son mejorables pero cierto también que existen y que cada vez más nos encontramos con sentencias que las imponen penas y multas aquellos que las infringen.

Tener un animal implica, lo primero de todo, elegir bien. Debemos ser muy conscientes del espacio y tiempo del que disponemos a la hora de escoger especie y raza. Igual de importante es no dejarse llevar por modas o elegir especies extravagantes que requieran cuidados que seamos incapaces de procurar. Hacer un estudio previo es fundamental.

Además debemos contar con los gastos y obligaciones que va a implicar: veterinario para vacunas y control y cuando tenga alguna enfermedad, chip y alta en registro, comida adecuada, salidas, ejercicio y también atención, juegos… Si optamos por un perro de una raza de las consideradas peligrosas estas obligaciones son más amplias y si nos decidimos por una especie exótica también. Casi todas estas obligaciones están recogidas en leyes autonómicas y alguna estatal y su incumplimiento es una infracción sancionable.

En cualquier caso cuidar a un animal no es tan solo cumplir para evitar una multa… es mucho más. Y, por supuesto, no es una opción el abandono cuando lleguen las primeras vacaciones y no sepamos que hacer con él, cuando el animal crezca y ya no haga tanta gracia, o cuando nos deje de apetecer cuidarlo. Tanto el abandono como el maltrato son delito en nuestro Código Penal además de una conducta claramente antisocial.

Por este motivo, si no estás dispuesto a cuidar y a querer a un animal hasta el final de su vida, mejor compra o regala un peluche.

Y si sí lo estás, una vez calculadas y asumidas todas tus responsabilidades, no compres, adopta. Da oportunidad a uno que no tuvo la suerte de encontrar a alguien como tú. y de paso deja hueco en esa protectora a otro que todavía se encuentra en la calle.

 

Más curiosidades jurídicas si nos sigues aquí:

Nuestra Web

Facebook

Twitter

Canal de Youtube

Ver Post >
¿Cómo funcionan los cambios y devoluciones?
img
Cuervo Alfageme Abogados | 08-05-2017 | 2:15| 0

Cuántas veces nos ha ocurrido eso de llegar entusiasmados con un regalo que consideramos muy especial para la persona para la que va dirigido y al final no le gusta o no es su talla o ya cuenta con algo similar y decide cambiarlo… También es muy habitual  que cualquiera de nuestras compras no nos parezcan adecuadas al examinarlas en casa y finalmente optemos por hacer un cambio o una devolución. ¿Deben admitir siempre las tiendas estos cambios? ¿Deben devolvernos el dinero? ¿Tenemos un plazo para ello?

Las normas a este respecto son claras:

Solo existen dos supuestos en que los comerciantes están obligados a aceptar un cambio o una devolución. El primero es cuando el producto es defectuoso. Aplicando las normas de garantía de bienes de consumo, los consumidores tenemos derecho a la reparación, sustitución, rebaja del precio o retorno del dinero según marca esta ley de garantía. El plazo que dura la garantía es de dos años.

El segundo es cuando, por el tipo de venta, exista el derecho de desistimiento. Esto ocurre en las ventas que no se realizan de forma presencial, las ventas a domicilio o a distancia, por ejemplo, las que hacemos  por internet, por teléfono, por correo… El plazo de desistimiento en estos casos es de catorce días naturales y no es necesario tener motivo o dar justificación alguna.

En el resto de supuestos, los comerciantes tienen el derecho de establecer las normas que deseen sobre cambios y devoluciones. Ahora bien, si ofertan esta posibilidad, deben dejar clara esta opción y las condiciones en las que se va a llevar a cabo. En estos casos, será vinculante para ellos, es decir, podremos exigir el cambio o devolución en la forma previamente publicitada por el vendedor.

Hoy en día casi todas las tiendas tienen regulado el sistema de cambios y devoluciones que aplican por lo que es muy importante que nos fijemos en él y lo tengamos en cuenta. Si no está expuesto o aparece en el tique de compra, conviene preguntarlo, especialmente si estamos realizando una compra de la que no estemos seguros al cien por cien y puede ser susceptible de cambio.

Conocer las condiciones en que ha de efectuarse es garantía para poder exigir después nuestros derechos.

 

Si tienes más curiosidades jurídicas, puedes seguirnos en:

Nuestro Facebook

Nuestro Twitter

Nuestra Web

Nuestro canal de Youtube

Ver Post >
Asistir a una junta de propietarios por delegación
img
Cuervo Alfageme Abogados | 05-05-2017 | 2:32| 0

El padre de María ha fallecido y puesto que su madre es muy mayor será ella la que en adelante tenga que asistir a las reuniones de comunidad. Nos pregunta si necesitará una autorización de su madre para justificar su presencia en las juntas.

Si al fallecer tu padre tú te has convertido en propietaria de al menos una parte de esa vivienda no necesitarás autorización alguna, aunque debes comunicar esta nueva situación al presidente para que haga los cambios oportunos en la documentación de la comunidad. Si no eres propietaria, tu madre deberá firmar un simple escrito de delegación, especificando sus datos, los tuyos, los de la comunidad de propietarios y la fecha en que la junta va a celebrarse.

 

Puedes también seguirnos en:

 

Nuestra Web

Nuestro Facebook

Nuestro Twitter

Nuestro canal de Youtube

Ver Post >

Etiquetas

No hay tags a mostrar