El Comercio
img
¿Hay alguien ahí en el Gobierno?
img
José María Urbano | 20-11-2017 | 18:31| 0

Póngase cómodo en el sofá, encienda el televisor y dispóngase a ver ‘Informe Semanal’, uno de los clásicos de TVE. A la hora prevista comprueba que el programa no acaba de iniciarse y en cambio poco después aparece un texto que dice: “Hoy, en vista de la situación política que vive el país con el asunto de Cataluña, no hay programa, no tenemos ganas de hacerlo”.

Tras el fundido en negro, usted no da crédito, al principio piensa que es una broma o una forma original de empezar el programa. Pero no, pronto se dará cuenta que ese día no habrá ‘Informe Semanal’. Y se imaginará en ese momento que al día siguiente rodarán cabezas, empezando por la del director general de TVE, porque un escándalo de ese calibre usted no lo había visto ni en la época de Franco –lógico, nadie quería ir a Carabanchel-, pero tampoco en la televisión del régimen del 78, que ha sido el periodo de mayor libertad vivido en este país hasta nuestros días, aunque ahora alguno de los que ha crecido y hasta medrado en todos los aspectos de su vida gracias a ese ‘régimen’, trate de denostarlo y borrarlo.

¿Surrealista, verdad? ¿Cómo va a suceder eso, a quién se le va a ocurrir?

Jueves, 2 de noviembre de 2017. El programa Polònia, de TV3, la televisión pública de Cataluña que lógicamente pagamos todos, exactamente igual que TVE, decide que, debido a los encarcelamientos de los autores de un golpe de Estado en Cataluña (esto lo digo yo) no van a emitir el programa. Y sale un rótulo con el siguiente mensaje: “Hoy no hay programa, no tenemos ganar de reír”.

Polònia es un programa satírico, dirigido por Toni Soler, puesto al servicio de los independentistas, en donde tachar al Gobierno de Mariano Rajoy de nazi es algo habitual. Sirva como mero apunte.

¿Ha pasado algo? ¿Ha habido alguna modificación en TV3? ¿Ha sido suspendido Polònia?

Dicen que el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, exigió que la aplicación del 155 no afectara para nada a TV3, que se la dejara campar a sus anchas, con sus informativos, sus tertulias y hasta sus programas de humor lanzados unidireccionalmente para servir de soporte al circo montado por ese gobierno que Puigdemont abandonó como las ratas ante el hundimiento del barco, sólo que olvidó lo que es el honor y la dignidad, y el primero en huir fue él.

Pedro Sánchez es ese señor que sigue buscando cuál es su sitio y que tras la mascarada y la ilegalidad del llamado referéndum de Cataluña salió al día siguiente diciendo que pediría en el Congreso explicaciones a Soraya Sáenz de Santamaría para que diera cuenta de la actuación policial, hasta que alguien en su propio partido debió decirle que se había pasado de frenada y optó por “aplazar sine die” la propuesta. Quedará en nada seguramente.

¿Dónde está el Gobierno de Rajoy ante esta provocación de TV3?

Ni el PP ni el PSOE han parecido enterarse de que son los dos grandes responsables de que en Cataluña se hayan dilapidado en los últimos años miles de millones de euros en crear un relato independentista, basado en el ‘España nos roba’, que ha inundado las escuelas, los medios de comunicación públicos, muchos medios privados, que vergonzantemente dieron marcha atrás una semana antes del referéndum, y en general una sociedad que optó, o por subirse a ese carro de una independencia en la que no creían ni siquiera los que la promovieron (los Pujol, Mas, Puigdemont y su cuadrilla, ERC, la señora ‘Ambigua Colau’, la derecha pudiente catalana), o callar, en esa postura cómoda de “mientras a mí no me afecte…”.

Convocadas las elecciones del 21D en Cataluña, a las que extrañamente van a acudir los independentistas, pese al ‘España nos roba’, se ha iniciado la escalada verbal que de momento ha liderado Marta Rovira, la señalada por Junqueras para que sea la aspirante a ser la próxima presidenta de la Generalitat -todo muy democrático-. Y sólo se le ha ocurrido decir que “según sus fuentes”, que no va a revelar, el Estado amenazó con muertos en la calle si se producía la Declaración Unilateral de Independencia (DUI).

¿Dónde está el Gobierno de Mariano Rajoy ante una acusación de esa naturaleza? ¿No hay una Fiscalía que actúe de oficio para obligar a esta señora a dar explicaciones sobre unas gravísimas acusaciones que sólo pueden generar un ambiente permanente de confrontación?

Voy a hacer una revelación y espero que no tenga consecuencias. Hace unos días recibí una notificación del entorno de Marta Rovira en la que se me amenazaba de muerte, a mí y a mi familia, por haber llamado payaso a Puigdemont en un reciente artículo. Lógicamente no voy a dar las fuentes, faltaría más. Entre otras cosas porque soy periodista y las fuentes son sagradas. Fueron comentarios públicos hechos en mi entorno, según escuché en un par de cafeterías mientras me tomaba una caña de cerveza. ¿No se lo creen?

Hace unos días, la Fiscalía belga trasladó al Gobierno de España una serie de preguntas antes de decidir sobre el futuro de Puigdemont, si se aprueba o no su entrega a España para su entrada inmediata en la cárcel, no porque lo diga el Gobierno de Rajoy, sino porque fue lo que firmó la jueza de la Audiencia Nacional en su requerimiento a la justicia belga para su extradición.

Entre las preguntas, según trascendió a los medios de comunicación, figuraban las condiciones de la cárcel a la que se conduciría a Puigdemont, las medidas de la celda, el tipo de comida, la seguridad del patio a donde deberá salir, la atención sanitaria…

¿Es posible que el Gobierno de Mariano Rajoy no haya presentado todavía una queja formal ante la Comisión Europea por el intolerable tono de la Fiscalía de un estado miembro de la UE, como es Bélgica?

Curiosamente, el informe del mes de julio pasado del Comité para la Prevención de la Tortura y el Tratamiento o Castigo Inhumano o Degradante (CPT) del Consejo de Europa señalaba que España cumple con todos los estándares de calidad que exige el propio Consejo de Europa.

En cambio, ese mismo informe mostraba su “profunda preocupación” por el estado de las cárceles de Bélgica, que calificó de “intolerables”.

Existe una coincidencia general en señalar que el movimiento independentista catalán –al margen de apoyos exteriores, de los que se habla ahora- fue mucho más inteligente y supo trasladar mucho mejor su relato y su posición, interna y externamente, frente a un Gobierno español y unos partidos constitucionalistas que se vieron sorprendidos por el pulso de toda la organización independentista, teniendo que ir a continuación a remolque de una situación que ha provocado un destrozo incalculable en Cataluña y en el resto del Estado español.

Ahora, mientras el Gobierno de Rajoy no tome la iniciativa para desmontar las barbaridades de Marta Rovira, la TV3 o la posición belga, se corre el riesgo de asistir a una campaña electoral en Cataluña que sólo va a aportar más crispación, más daño general y menos salidas hacia la normalización del país.

 

Ver Post >
Y LUEGO LOS LAMENTOS
img
José María Urbano | 19-11-2017 | 18:44| 0

Avilés padece los retrasos de la obra de las baterías de cok de Gijón y de la política cada vez más contestada del Centro Niemeyer con la organización de congresos

Asturias siempre ha tenido fama de tender a la melancolía, un poco al lamento permanente. Y de ahí a la queja, como bien sabemos, solo queda un paso. Avilés no iba a ser menos y además hubo etapas en las que esa queja estaba más que justificada cuando hasta no hace tanto tiempo estaba incrustada en un emparedado que dominaban Oviedo, Gijón y las Cuencas. Afortunadamente aquella fue una etapa superada, fundamentalmente porque Avilés supo afrontar las mil y una crisis que le vinieron encima y a la vez encontrar su camino, algo en lo que ya se ha insistido tanto que no merece la pena incidir sobre ello.
Las fortalezas de Avilés y comarca –un concepto este último a la baja, con unas responsabilidades que tienen nombre y apellidos y sobre las que un día habrá que extenderse– están muy claras desde las plasmación de muchas de las cuestiones que se plantearon en el último Plan General de Ordenación Urbana, que logró cambiar no solo la fisonomía de la ciudad, sino que marcó las pautas por las que se debían regir esas políticas para alumbrar la nueva ciudad del siglo XXI.
No le fue ni le va mal a Avilés en ese sentido –todo parecerá siempre poco, eso es natural–, pero no queda otra que vivir en una alerta permanente si no se quiere naufragar en esa travesía continua que no suele conceder segundas oportunidades.
La ciudad ha asistido esta semana a dos planteamientos que deberían hacer recapacitar a los responsables políticos: el retraso en la concesión de los permisos de obra de las nuevas baterías de cok de ArcelorMittal en Gijón –con el perjuicio que ello ocasiona a Avilés– y la denuncia del congreso de ergonomía sobre las trabas que ha encontrado en el Centro Niemeyer para poder desarrollar su actividad.grossman-blog
En el primer caso volvemos a darnos de bruces con esa inmensa maquinaria burocrática que no solo dilata los procesos de una forma desesperante, sino que en ocasiones frustra y hasta destruye proyectos empresariales que, o no pueden soportar financieramente determinados retrasos, o simplemente se cansan de esperar y deciden abortarlos o cambiarlos de ubicación.

Ver Post >
SENSATEZ, QUESO Y ACERO
img
José María Urbano | 12-11-2017 | 18:57| 0

El asturiano entra en el debate con mal pie, mientras La Peral y el ITMA anuncian inversiones y nuevos proyectos

Quizá no sea este el momento más adecuado para pedir sensatez a la clase política y exigirle que colabore en serenar el ambiente en una sociedad cada día más crispada, en parte por culpa de esa misma clase política, de sus decisiones, de sus formas. Ahora que la dignidad se ha puesto a precio de saldo (Forcadell ante el juez, a la hora de la verdad: «Todo era una broma»), o que el circo está de moda en Bruselas con ese histrión que intenta por todos los medios embarrar la imagen de este país, convendría trasladar el debate a nuestro territorio y pedir a nuestros políticos que hagan el esfuerzo por elevar el nivel y no dejarse llevar por esa cultura cada día más atosigante de resumirlo todo en una frase más o menos ingeniosa, que es a lo que nos llevan las redes sociales.
Queramos o no, el asturiano ya ha entrado en el debate en nuestra región. Y no parece que lo haya hecho de la mejor forma, cuando lo que ha trascendido hasta ahora es lo de siempre: el enfrentamiento entre los que están a favor de la oficialidad y los que se oponen.
Mercedes Fernández, presidenta del PP de Asturias, defendió su posición, sobradamente conocida –por lo que no debería sorprender a nadie– y en tono jocoso, tal y como recogieron los medios, dijo eso de que ella hablaba más asturiano que Gaspar Llamazares, que nació en Logroño. El portavoz del grupo parlamentario de IU contestó de inmediato a través de las redes sociales y lo hizo de esta forma: «¿Xenofobia? Mercedes Fernández asegura que habla más asturiano que Llamazares, nacido en Logroño».

Xenofobia. Nada menos.peral-blog

Xuan Bello, uno de los escritores en asturiano de referencia, se metió en redes sociales para preguntarse si el diputado Ignacio Prendes, de Ciudadanos, que previamente había censurado la posibilidad de la oficialidad del asturiano, sabría que su apellido se pronunciaba Priendes desde el siglo XII. La reflexión del escritor provocó este primer comentario por parte de una persona que obviamente estará a favor de la oficialidad: «¿Qué cojones va a saber este tipo?». A continuación Xuan Bello pidió limitar «nuestro lenguaje a la cordialidad».

Ver Post >
LOS TRENES PERDIDOS
img
José María Urbano | 05-11-2017 | 18:14| 0

Hablar de nuevo de la Isla de la Innovación supone el reconocimiento del fracaso colectivo de una ciudad que pena su falta de ambición y el lastre de decisiones políticas

 

El Real Madrid fue laminado el miércoles por el Tottenham de Mauricio Pochettino, en partido de la Champions en el que los de Zidane fueron una caricatura de sí mismos y pusieron en duda todos los fundamentos de su brillantez reciente. Los aficionados, más pendientes del juego de Harri Kane o Delle Alli, o de la baja forma de Cristiano, Modric o Kross, vibraron en un estadio de Wembley –‘residencia’ temporal del Tottenham–, sin reparar seguramente en que el templo del fútbol mundial inaugurado en 1923 con motivo de la Exposición del Imperio Británico y escenario de la final del Mundial de 1966 en la que Inglaterra se impuso a Alemania Federal, es hoy una de las obras de referencia de Norman Foster, que en 2007 levantó el nuevo estadio para dar cabida a 90.000 espectadores. Una obra convertida también en reclamo turístico de la capital londinense y en el que destacan, aparte de un aforo que se asemeja más a una cómoda sala de cine que a un campo de fútbol, sus 26 ascensores, 30 escaleras mecánicas, 8 restaurantes y 34 bares.
Ayer mismo, LA VOZ DE AVILÉS se hacía eco de la intención del Ayuntamiento, de su equipo de Gobierno, de impulsar el Parque Tecnológico Isla de la Innovación, con la consecución de nuevas ayudas europeas con las que hacer de este espacio situado en el área del Parque Empresarial el eje de esa ciudad nueva, en la que las empresas de servicios avanzados de tecnologías de la información y los centros de I+D hace tiempo que forman ya parte de un tejido empresarial y laboral sobre el que es necesario profundizar.foster-para-blog
Avilés, casi en solitario, cuarta población de Asturias durante años de abandono por parte de las administraciones central y regional (frente a Oviedo, Gijón y el poder sindical y político socialista de las Cuencas) no sólo fue capaz de salir del túnel en el que le metieron las sucesivas reconversiones industriales y la siderúrgica del Plan del 92 (9.707 puestos de trabajo eliminados de un plumazo, la mayoría de la comarca de Avilés), sino que acertó en el diseño de una ciudad del siglo XXI. Un Plan General de Ordenación Urbana ambicioso, apadrinado por el entonces presidente del Principado Vicente Álvarez Areces, la puesta en valor de dos elementos originales y claves, como fueron la recuperación de la ría y el ‘descubrimiento’ del casco histórico, se dieron la mano con otro valor incuestionable, casi único en España y en Europa –el de la presencia de cinco multinacionales en plena forma tras sus reconversiones internas– y la aparición de un grupo de empresas que supieron incluso liderar la irrupción de nuevos sectores, como el de las energías renovables. El Grupo Daniel Alonso es el mejor ejemplo.

Ver Post >
¿Y ESTE ODIO?
img
José María Urbano | 01-11-2017 | 19:52| 0

Lluís Llach fue durante muchos años un referente de la ‘Nova cançó’ catalana y algo más: fue el banderín de enganche de miles de españoles, de miles de universitarios que veían en sus canciones y en el movimiento en el que participaba una forma más de protesta contra la dictadura franquista.  Es cierto que Llach fue protagonista de hitos que han quedado para la historia, como su L’Estaca o su concierto en el Olimpia de París, su exilio y sus conciertos a la vuelta a España, pero tampoco es que pueda arrogarse para sí algo distinto a todos los que participaron en aquel movimiento: Els Setze Jutges, Escamilla, Nuria Feliú, Raimon, Guillermina Motta, Pi de la Serra María del Mar Bonet, y por supuesto el grande: Joan Manuel Serrat.

Serrat el facha, según los descerebrados que como Lluis Llach se han arrogado el derecho de otorgar carnés de catalanes puros, que es el primer paso hacia el fascismo puro y duro.

Luis Llach, hijo de terratenientes carlistas y de origen extremeño, es hoy uno de los diputados de Junts pel Si, que lo mismo habla de España como ‘Ñ”,  que no se corta en insultar a “esos cerdos españoles”, traicionando así a todos aquellos “cerdos españoles” que le aclamaron, le siguieron y ayudaron a engordar su cuenta corriente.

Lluís Llach. Foto Laura Gómez.

Lluís Llach. Foto Laura Gómez.

Lluis Llach acaba de declarar que el MHP (Molt Honorable Presidente) de la República Catalana viajó a Bruselas para denunciar la opresión española,  como si este país fuese el mismo que él combatió a partir de los 60-70, cuando se encontraba secuestrado por una dictadura.

El MHP (según Luis Antonio Alías, el ‘Muy Hijo de Puta’), el escapista, el cobarde,  ha dejado en ridículo a ridículos como Lluis Llach, que se erigieron en salvadores de una República de circo en el que él y por supuesto el MHP Puigdemont encarnan el papel de payasos. Payasos que deshonran a los payasos. Con una salvedad: este ridículo tiene un precio gravísimo. En primer lugar, la quiebra en la sociedad catalana; la quiebra entre la sociedad catalana y la española; el coste de una aventura que ya se ha cifrado en 12.000 millones de euros que tenemos que pagar todo el país, sí, también los “cerdos españoles”; el ridículo de este país ante la UE…

Sería de agradecer que Lluis Llach y tantos Lluis Llach como han aparecido en los últimos tiempos nos explicaran a todos los españoles (no sólo a los catalanes) de dónde ha salido ese odio que desde hace un tiempo ha florecido contra una ciudadanía que luchó por una sociedad más justa en la que se supieron agradecer movimientos como el de la ‘Nova cançó’, que auparon a gente como Lluis Llach y que al final consiguieron el objetivo máximo: un país moderno, democrático, que lucha por la igualdad, que figura por derecho propio entre los más destacados del mundo y que, gracias a esos logros,  hasta permiten que un idiota como Lluis Llach nos insulte a todos impunemente.

 

 

 

 

Ver Post >
EL MUNDO DE YUPI SEGÚN MERCEDES FERNÁNDEZ
img
José María Urbano | 30-10-2017 | 19:38| 0

La presidenta del PP pinta un paisaje idílico del partido en Avilés y omite que las denuncias de irregularidades ya han llegado a Génova.

Cataluña lo inunda todo, minuto a minuto, en cada rincón de este país, por lo que resulta difícil centrar la atención en algo distinto al drama que se está viviendo ante el desafío a la legalidad más grave que ha vivido la democracia española, incluido el 23-F. Pero quizá una forma de responder al dislate de quienes representan sólo a una parte de la sociedad catalana –y no la mayoritaria– y por supuesto a una ínfima de la española, sea la de seguir avanzando en el objetivo de quienes buscan el bien común y la mejora de un país democrático, libre, moderno, del que podemos sentirnos orgullosos, más allá de nuestros problemas y nuestras carencias, exactamente iguales a los de todos los países desarrollados, cada uno con sus características particulares. Así que vayamos al análisis más cercano de la semana que hoy cerramos.

 

PP y propaganda
Si los políticos, en general, abandonaran la acolchada moqueta por la que pisan habitualmente y bajaran a la realidad de la calle, hace tiempo que hubiesen entendido que el ciudadano de a pie cada vez se siente más irritado con:
1. La mentira. 2. Las luchas internas en los partidos, en los que se pisotea si hace falta el buen nombre de las personas con tal de lograr los objetivos marcados por el grupo dirigente. 3. El «quítate tú para ponerme yo». 4. La falta de democracia interna. 5. Pensar que el militante, el ciudadano en general, es un ser amorfo, que no piensa, que no analiza y que está dispuesto a tragar con todo.
Mercedes Fernández, presidenta del PP de Asturias, estuvo el miércoles en Avilés, la ciudad en la que no encontró mejor fórmula para acabar con una junta local crítica que dar un golpe de mano y nombrar una junta gestora con la promesa de convocar un congreso que debería restituir la «normalidad».

mercedes-fernandez-blog
Fernández lanzó un discurso optimista, casi triunfalista, de la situación del partido en Avilés, al asegurar que había que felicitar la labor de una gestora que dice haber sumado trescientos afiliados en los últimos cinco meses: «Queremos simbolizar con nuestra presencia nuestro apoyo y satisfacción por la labor desarrollada por el PP de Avilés en su nueva andadura de apertura de puertas con la que ha conseguido 300 afiliados más en los escasos cinco meses que llevan trabajando».

Ver Post >
DESEMBARCO EN MÉXICO
img
José María Urbano | 23-10-2017 | 18:14| 0

La multinacional avilesina Windar Renovables echa andar la producción de su tercera planta de torres eólicas en el exterior, en un paso más de su liderazgo mundial.

Con la discreción habitual de este grupo avilesino, Windar Renovables, la multinacional del Grupo Daniel Alonso, ha desembarcado definitivamente en México, con la puesta en marcha, ya efectiva, de la que constituye su tercera planta en el exterior, tras las de India y Brasil.
WindarMex, que así se llama la nueva sociedad, se levanta en el estado de Tamaulipas, en el puerto de Altamira, sobre una parcela de unos sesenta mil metros cuadrados, en los que la instalación propiamente dicha ocupa algo más de 18.000, y en la que se fabricarán torres eólicas para 600 MW.
En el momento en que alcance la producción prevista, dará empleo a 350 trabajadores. En este momento operan ya 80 empleados, de los que quince son avilesinos, desplazados allí para la formación de la plantilla, en la que, por cierto, se ha constatado una mano de obra muy cualificada.eolicoparablog
La producción de torres eólicas ya se ha iniciado para atender el mercado interior, pero con vistas a aprovechar en el futuro el de Centroamérica y el de Estados Unidos, gracias a su situación estratégica en el Golfo de México. De momento, las amenazas de la Administración Trump al país mexicano no han pasado a concretarse en nada, por lo que no existen problemas para que sigan existiendo las ventajas del libre comercio.

Ver Post >
‘EL REY ESTÁ DESNUDO’
img
José María Urbano | 15-10-2017 | 16:32| 0

El veterano dirigente vecinal de Llaranes Gabriel Alzola denuncia, como el niño del cuento de Andersen, la inconsistencia de la polémica con la marquesina de El Pozón

A uno le tocó en cuarto o quinto de bachiller el estudio en la clase de francés de una de las obras más conocidas de Hans Christian Andersen, ‘Le roi est nu’, la simpática fábula que nos sirvió durante algunas semanas como texto sobre el que profundizar en nuestro conocimiento y en el manejo de un idioma que nos inculcaba el padre Jesús, un dominico asturiano que había vivido durante años en Bruselas y que había introducido en el aula técnicas avanzadas de enseñanza, como el método Assimil, todo un lujo en aquel tiempo.
El caso es que aquella fábula del escritor danés dio para mucho en aquella clase y desde entonces el título de esa obra me sigue provocando una sonrisa no solo por el recuerdo de un tiempo especial por tantas cosas –¡ay la edad–, sino por el resumen perfecto de situaciones en las que el ser humano muestra en ocasiones su condición más descarnada. Y que cada uno elija el que a su juicio mejor defina ese estado mental que a veces lleva a alguno a ir más allá de lo razonable.marquesina-blog
Ya saben: dos pícaros se colaron en la corte del emperador y le hicieron ver que eran capaces de confeccionarle el traje con la tela más suave y delicada, aunque, eso sí, ese traje sería invisible para cualquier estúpido o incapaz en su cargo. Después de pedir ingentes cantidades de dinero para comprar aquellas telas, llegó el día de mostrar el nuevo traje. Los pícaros simularon vestir al emperador, que lógicamente no se atrevió a decir «ni pamplona» sobre su desnudez para que no pensaran que era estúpido o incapaz, y cuando salió a la calle para que la muchedumbre conociera la obra de aquellos ‘genios’, todo el mundo optó por callar, cuando no a mostrar su admiración por la obra, hasta que un niño exclamó: Le roi est nu. El rey está desnudo. Adiós a la memez.

Ver Post >
Perplejidad y fracaso
img
José María Urbano | 09-10-2017 | 10:45| 0

Al dislate catalán, al aprovechamiento de algunas formaciones políticas, se une esta semana el fracaso de la Universidad para dar respuesta a las necesidades de las empresas

Cuando empiezo a escribir ese comentario dominical en el pequeño despacho de casa suena (http://radio.garden/live/)  la música de Radio Sonera, de Santiago de Cuba, que en este momento traslada a sus oyentes su mensaje habitual desde «la capital cultural del Caribe». Podría cambiar a golpe instantáneo de clic los ritmos caribeños por el rock de Lower Hut, de Nueva Zelanda; o los sonidos de Radio Vazo Gasy, de Tomasina, Madagascar. El mundo musical a través de sus emisoras de radio a golpe de clic.

Por eso, el contraste cada minuto es más brutal. Uno llega de un mes de vacaciones y se da cuenta que de poco sirve el intento de analizar nuestra realidad más cercana, que es la que nos corresponde desde la cabecera histórica de un periódico local-comarcal, si todo el mundo tiene la mente puesta en ese rincón de este país en donde uno descubre, minuto a minuto, la deriva de un personaje, el president Puigdemont, pero sobre todo la demagogia, la frivolidad y la inconsistencia de organizaciones que hasta ahora han gozado de una amplia confianza general tras haber protagonizado en los últimos cuarenta años buena parte de la modernización y el espectacular avance de este país. Hay formaciones políticas, líderes de nuevo cuño de los que no esperas absolutamente nada, anclados en la inanidad, representados, por ejemplo, por ese epítome de la mediocridad de nombre Alberto Garzón, que aparece en todas las ruedas de prensa dos pasos por detrás de Pablo Iglesias, exhibiendo esa sonrisa seráfica del que sabe que su papel se limita a complementar el atrezzo del escenario.
En cambio, en toda esta historia de ese golpe a la legalidad en Cataluña al que asistimos en las últimas semanas sorprende la posición de un PSOE que va a lo suyo –mejor dicho, a las ansias de su líder–, con una calculada ambigüedad y con peticiones extemporáneas, sin importarle que este país se encuentra ante el mayor desafío desde al advenimiento de la democracia; y unos sindicatos, UGT y CCOO, que deberían explicar a sus afiliados del conjunto del Estado –incluidos los de Cataluña– qué es eso del «paro de país», y que se lo digan a los millones de afiliados y trabajadores en general que salieron a la calle cuando se hizo necesario para conseguir las ventajas sociales y laborales que se alcanzaron desde la dictadura hasta aquí, hasta que llegó una crisis global (2008) y un Gobierno del PP que se llevó por delante buena parte de los logros y derechos que había costado sangre, sudor y lágrimas conseguir.

Se podrá censurar al Gobierno que no ha hecho bien determinadas cosas –entre otras, su gran derrota de la imagen del 1-O, dentro y fuera del país, o su falta de visión de que en Cataluña llevaban muchos meses, quizás años, preparando al milímetro cada uno de sus pasos para tratar de sacar adelante este desafío: o su nula percepción de que en Cataluña llevan años advirtiendo de que su relación con España no les gusta–, pero tratar en este momento de aprovechar políticamente –y hasta personalmente– lo que simplemente es un golpe a la legalidad que nos obliga a todos, que nadie dude que va a tener en el futuro su reflejo en las urnas. Que tome nota el PSOE. Y que UGT y CCOO empiecen a explicar la posición de sus líderes en Cataluña, que en el caso del sindicato ugetista coincide con su secretario general estatal, el asturiano José María Álvarez (Josep para ellos, Pepe para nosotros, según la propia UGT).

Por todo ello, no deja de ser sorprendente que mientras a golpe de clic uno se traslada a la plaza mayor de Santiago de Cuba para escuchar sus invitaciones musicales, aquí haya quien, después de años de intoxicación consentida, decida la imposición de fronteras y que quiere irse por encima de la ley, incluida la de su propio estatuto, para satisfacer un ansia nacionalista basada en la manipulación y en la mentira, que ha desembocado en el odio a todo lo español por parte de muchos catalanes.

 

Carencia local

Dicho lo anterior casi por obligación, porque no se entendería hablar de cuestiones internas sin reparar antes en la gravedad de la situación del país, después de un mes en la distancia uno llega a Avilés y se encuentra, como es lógico, con casi lo mismo que dejó.

De todas formas, por ir a lo sustancial, ha habido en las últimas semanas una noticia que debería inquietarnos como ciudad, mientras la Universidad de Oviedo tendría que tomar nota.

ArcelorMittal se ha visto obligada a lanzar una segunda convocatoria para tratar de cubrir las diez plazas que ya había ofertado en el mes de mayo para el Centro Global de I+D de Asturias (Avilés) y que quedaron sin asignar al no encontrar entre los candidatos el perfil exigido.

centro-global

Se trata de plazas para las que se exige una titulación universitaria relativa a Informática, Telecomunicación, Industriales, Minas, Ciencias, Matemáticas o Física, con experiencia en Inteligencia Artificial, Optimización Matemática y Ciencia de los Datos.

Alguien podría pensar que las condiciones no son demasiado atractivas, pero no parece que ese sea el problema. De entrada, se pasaría a formar parte de la plantilla del Centro de I+D más relevante del líder mundial del acero, ArcelorMittal. Se les daría a los seleccionados una formación relativa al acero que no iban a encontrar en ninguna otra empresa global. Su contrato sería de 24 meses, con posibilidad de quedarse, mientras que su trabajo se desarrollaría en un entorno internacional (Francia, Bélgica, entre otros), exigiéndose disponibilidad fuera de nuestras fronteras del 50 por ciento.

Deberíamos reflexionar todos qué es lo que sucede en una comunidad autónoma (visto lo visto, un país en toda regla; que no falte el humor), que lleva años haciendo trabajos de campo sobre las cuestiones que nos acucian, entre las que siempre ha resaltado la importancia de que la Universidad de Oviedo dé respuesta a las necesidad de las empresas asentadas en nuestra región, tanto las implantadas como las que en los últimos tiempos han dado un salto cualitativo espectacular en nuevos sectores estratégicos como el TIC o en la denominada ‘Industria 4.0’.

Nos pasamos el tiempo lamentándonos por el talento que se va y el que queremos recuperar, y nos encontramos con que no somos capaces de cubrir determinados perfiles laborales en nuestra propia casa. No sé si somos conscientes, como ciudad, como Avilés, de lo que perdemos cada vez que a estos niveles e incluso más bajos, en el la de la FP, tenemos que recurrir a licenciados y a técnicos de fuera, perdiendo así la posibilidad de afrontar otro grave problema: el de la incapacidad para asentar población en una ciudad que sigue perdiendo habitantes años tras año.

La Universidad debe dar sin dilación pasos en un asunto que no tiene solución a corto plazo, mientras urge que Principado, agentes sociales y empresas articulen las bases de una FP dual que responda de verdad a las necesidades de los sectores productivos y deje formados a especialistas de alto nivel.

Publicado en La Voz e Avilés el día 8 de octubre de 2017

Ver Post >
Acusaciones sin datos
img
José María Urbano | 21-08-2017 | 17:50| 0

La propuesta de IU de retirar del callejero el nombre de ‘alcaldes franquistas’ no ha sido acompañada de un solo apunte documental 

 

Para Izquierda Unida, al menos para una de sus portavoces en el grupo municipal del Ayuntamiento de Avilés, Carmen Conde, algunos alcaldes que presidieron las corporaciones municipales durante la etapa franquista son «nombres de la vergüenza». Y de ahí su propuesta, presentada el jueves en el Pleno, de que se quiten del callejero los nombres de José López-Ocaña, Francisco Orejas Sierra, se cambie el del estadio Román Suárez Puerta, que fue otro alcalde, y finalmente la de Sabino Álvarez Gendín.

Nadie en su sano juicio le daría el nombre de una calle a persona alguna que se hubiese significado por haber cometido cualquier crimen de guerra o participado o colaborado directamente en alguno de los horrores de la Guerra Civil. Para eso no se necesita ningún recordatorio por parte de la Ley de Memoria Histórica. Basta el sentido común de la ciudadanía.

España vivió una guerra, un régimen franquista que se prolongó hasta 1975, fecha de la muerte del dictador, y abrió un proceso, el de la Transición, que sirvió, entre otras cosas, para que este país asombrara al mundo por su capacidad para alumbrar una democracia a través de una transición modélica, no exenta de graves dificultades, como sabemos los que vivimos esa etapa, sin necesidad de que nadie nos la quiera contar ahora. Ni los que llaman despectivamente el ‘Régimen’ a la Transición, ni los que quieren reescribir la historia a base de descontextualizar las etapas en las que este país, esta ciudad, fue construyendo su futuro hasta el día de hoy.

maestria-para-blog

La concejala de IU no ha aportado más datos que los de esa generalidad de ‘dirigentes franquistas’ y ‘nombres de la vergüenza’ para reclamar que se les retire del callejero avilesino a las personas ya citadas. Si ella dispone de datos reveladores que comprometieran el buen nombre de esas personas, por haber sido protagonistas de cualquier hecho rechazable, y ya no digamos autores directos de algunos de ellos, debería haberlos aportado en el momento de presentar su moción. El que no lo haya hecho nos deja a todos con la duda de si no estamos ante una petición demagógica más o el olvido intencionado de la misma Transición ya aludida y hasta de la primera Corporación democrática de nuestro Ayuntamiento, que dejó sin efecto algunas decisiones tomadas en su día que, dentro de su contexto político y temporal, no dejaron de ser en muchas ocasiones meros gestos protocolarios.

Ver Post >
Sobre el autor José María Urbano
José María Urbano. Periodista. Jefe de Redacción de La Voz de Avilés-El Comercio. El relato de los hechos y los fundamentos de la opinión sólo pueden tener su base en el poder de los datos. En un mundo en el que imperan los clics, los shares, las notas teledirigidas, las ruedas de prensa sin preguntas y las declaraciones huecas en busca de un titular, hay que reivindicar el periodismo hecho por profesionales. Política, economía, cultura, deportes... la vida en general, tienen cabida en este espacio que pretende ir más allá de la inmediatez, la ficción y el ruido que impera apoyado en las redes sociales. El periodismo es otra cosa.