El Comercio
img
Fecha: diciembre, 2017
Felicitación y hormigas
José María Urbano 17-12-2017 | 7:14 | 0

Una postal navideña y un proyecto basado en el comportamiento de las hormigas confirman el cambio de modelo al que debe aferrarse la ciudad y la comarca

Una simple felicitación de Navidad nos acaba de confirmar el cambio de paradigma en el modelo productivo de nuestra región, y más en concreto en el de nuestra ciudad. Efectivamente, la felicitación navideña enviada este año por el presidente de la Autoridad Portuaria de Avilés, Santiago Rodríguez Vega, utiliza un elemento propio y característico del puerto de Avilés: la del barco Rolldock Sea saliendo por la bocana de la ría cargado con cinco fundaciones offshore de las que fabrica el Grupo Daniel Alonso, en dirección a Borkum (Alemania) para uno de los parques eólicos que se construyen en el Mar del Norte. «Embarcamos hacia el futuro», señala el mensaje del presidente portuario.
Casi sin darnos cuenta hemos pasado de la carga y descarga de graneles sólidos como único elemento destacado del puerto comercial de Avilés en los últimos tiempos, a convertirse en uno de los puertos de referencia de Europa por el tráfico de grandes piezas destinadas a nuevos sectores como el eólico, gas&oil o hasta el de investigación cósmica. Y además, sin perder la potencia y el valor de la mercancía que mueven empresas como Asturiana de Zinc.

 

potalparablog
Nunca se va a insistir bastante en la importancia de que Avilés se vuelque en este nuevo paradigma que nos abre extraordinarias posibilidades de cara al futuro para incrementar el empleo productivo y con él las perspectivas de una ciudad con más riqueza para asentar población e incluso para atraerla. Por eso, en este mismo espacio comentaba el domingo pasado que la propuesta de IU en el Ayuntamiento de Avilés de establecer la renta social va en dirección contraria a las políticas que deben marcarse como objetivo la creación de empleo y riqueza, siempre y cuando la atención a los más necesitados esté cubierta adecuadamente, como sucede en la actualidad en Avilés.
Pero eso no impide, ni mucho menos, que la Corporación se implique en todas aquellas cuestiones que faciliten espacios y proyectos como el del Parque Tecnológico Isla de la Innovación, porque es por ahí por donde demandan las empresas, las grandes y las pequeñas, que se mueva la política local: la de tener claro el modelo y facilitarlo.

 

Ver Post >
Gasto innecesario
José María Urbano 11-12-2017 | 1:03 | 0

La propuesta de la renta social planteada por IU en Avilés no parece tener encaje en una ciudad que es modélica desde hace décadas en atención a los más necesitados.

En el ambiente político en el que se mueve habitualmente este país es difícil que algo nos sorprenda, pero aún así, cuando se trata de analizar lo más cercano y por lo tanto se conocen mejor los detalles todavía nos damos cuenta que existe un terreno inexplorado y una cierta capacidad de sorpresa. Más o menos eso es lo que ha suscitado la última reclamación del grupo municipal de IU en el Ayuntamiento de Avilés, a través de una rueda de prensa en la que estuvo presente el coordinador general de la coalición, Juan José Fernández. La propuesta, presentada nada menos que como condición sine qua non para «hablar» de los presupuestos municipales de 2018, es la de establecer en Avilés una renta social. Más o menos, asegurar una renta de 665 euros al mes a todas aquellas personas que vivan solas. Según sus propios cálculos, el coste de su implantación y desarrollo ascendería a un millón de euros. El modelo a seguir sería el que propuso la marca de Podemos en el Ayuntamiento de Gijón, apoyada por IU.

Lo sorprendente de esta propuesta concreta en Avilés es que la haga IU. De cualquier otra formación política cabría albergar dudas, pero de IU no cuando se habla de los servicios sociales municipales. Y si se quiere hilar más fino todavía, mucho menos cuando el que presenta la propuesta es Juan José Fernández, que formó parte del equipo de Gobierno municipal como concejal de Cultura.

IU sabe de sobra que Avilés es una de las ciudades que supo ir por delante en todo lo relativo a la atención social, poniendo en marcha programas que fueron mucho más allá del plan concertado de servicios sociales que delimitaba lo que le correspondía a cada una de las tres administraciones, la central, la autonómica y la local, un plan que recogía las prestaciones sanitarias básicas, recién iniciada la etapa democrática.

fotoserviciossociales
Cuando el Ayuntamiento de Avilés se involucró de lleno en la tarea existía el padrón de beneficiencia que atendía a las personas excluidas en el aspecto sanitario y poco más.
Y a partir de ahí nombres como el de Nelly Fernández, Laura González, Ana Álvarez, Antonio Molejón, Ángel Álvarez, Jesús Llera Arrojo, Mariví González, Purificación García y Yolanda Alonso, todos ellos concejales, además de dos funcionarias reconocidas por todo el mundo, como Adelaida Fernández Brañas y Encarnita Lanzas, hicieron posible un largo camino que nos lleva a la realidad de hoy.

Ver Post >
Dalí, más cerca, otra maravilla a golpe de clic
José María Urbano 07-12-2017 | 9:37 | 0

Ventana de la casa de Dalí de Portlligat, utilizada por el artista para una de sus obras más conocidas. La fotografía corresponde a un viaje de 2005.

Ventana de la casa de Dalí de Portlligat, utilizada por el artista para una de sus obras más conocidas. La fotografía corresponde a un viaje de 2005. Foto: JMU.

 

La Fundación Gala-Salvador Dalí acaba de hacer el milagro. Con un clic cualquiera puede tener acceso a 1.000 obras del genial artista, gracias al proyecto puesto en marcha por esa fundación. Se trata, según su propia exposición, del Catálogo Razonado de Pinturas de Salvador Dalí, un proyecto online de catalogación y atribución que reúne, de forma científica y definitiva, las obras que forman parte de la producción pictórica de Dalí comprendida entre los años 1910 y 1983. El proyecto se concibe como un work in progress que periódicamente se modifica y amplía con los datos facilitados por los especialistas de la Fundación Gala-Salvador Dalí y por los estudiosos y las instituciones colaboradoras.

Aquí está el enlace: https://www.salvador-dali.org/es/obra/catalogo-razonado/

Viajar a Girona es una experiencia extraordinaria, como lo es descubrir tantos rincones de este país (España) que te maravilla a cada kilómetro. Pero descubrir la obra de Dalí a través de su museo de Figueras, vivir el encanto de Cadaqués, su casa de Portlligat o el castillo de Púbol, donde está enterrada Gala, es sumergirte en un mundo que te atrapa de tal manera que ya no podrás olvidar nunca.

Ahora, con este catálogo que la Fundación acaba de poner en marcha, Dalí se nos acerca un poco más para ofrecernos su ingente obra, un mundo que sólo puede ser obra de un genio, y que tiene en Girona un espacio tan sorprendente como excepcional.

 

Publicado el día 7 de diciembre de 2017

Ver Post >
Cien abrazos
José María Urbano 05-12-2017 | 1:36 | 0

“Este ha sido el homenaje de los abrazos, no de los saludos”. Me pareció una definición perfecta de lo que viví el pasado viernes, 1 de diciembre, cuando abrí una puerta y cien personas me esperaban, puestas en pie, con un aplauso que me pareció interminable mientras mis manos alisaban mis cabellos y buscaban, nerviosamente, una forma de situarse y mantener el tipo antes de que afloraran las primeras lágrimas.

Esta es la crónica más personal que me toca escribir al término (oficial) de cuarenta y cinco años de profesión periodística ejercida en La Voz de Avilés, con un paréntesis de cinco años en El Comercio como Jefe de Fin de Semana, al que siguieron los últimos diez años de nuevo en Avilés como responsable de la cabecera centenaria, la vicedecana de la prensa asturiana.

El pasado viernes yo formaba parte de un encuentro de amigos, cinco matrimonios, que supuestamente teníamos reservado un comedor privado en el restaurante La Serrana, del complejo hotelero 40 Nudos, en la calle de La Fruta, para celebrar por todo lo alto los 86 cumpleaños de Octavio Granda, un ingeniero gijonés que podría escribir un libro sobre la industria gijonesa y asturiana de la segunda mitad del siglo XX, simplemente porque él fue un actor importante de ese sector. Cuando cumplió 80 años decidimos todos sus amigos que repetiríamos la fiesta de su onomástica cada año. Y en esta ocasión se había decidido que lo haríamos en Avilés.

Tras el encuentro de los cinco matrimonios en el Germán, nos encaminamos hacia La Serrana, en donde de forma un poco “sorprendente” su jefe de sala nos dijo que el reservado no estaba  disponible porque “ha surgido un problema”, con lo que el almuerzo se había pasado a un rincón del salón principal.

Fue entonces cuando se abrió la puerta, cuando mis amigos me dejaron solo, y me vi  ante cien personas que, puestas en pie, no paraban de aplaudir. De aplaudirme. Supe luego que algún amigo llevó una pastilla de cafinitrina “por si acaso”. No hizo falta afortunadamente, pero pasaron unos cuantos minutos hasta que logré reponerme para darme cuenta de la dimensión de lo que Armando Arias, miembros de la Redacción de La Voz de Avilés y la ayuda de mi hija Ángela habían preparado.

Luego me explicaron que Armando Arias lo había explicado a la perfección antes de que yo llegara allí: “Este es un encuentro de amigos de José María. Aquí nadie ha venido en representación de ninguna institución, de ninguna empresa, de ninguna entidad, se trata de personas que durante cuarenta y cinco años han tenido una relación cercana con José María, incluso con discrepancias, pero siempre desde el respeto, la cercanía y el cariño. Personas con las que José María se va a encontrar a gusto”

No se pudo exponer mejor. Eran cien caras con las que, como dije más tarde en el discurso improvisado que me tocó hacer, yo había tenido una historia particular y ellas conmigo.

La lámpara regalada por todos los presentes, en recuerdo de Mieres, mi lugar de nacimiento.

La lámpara regalada por todos los presentes, en recuerdo de Mieres, mi lugar de nacimiento.

Empecé diciendo que estaba en el limbo sobre aquel acto, porque aunque Vicente Álvarez Areces me había insinuado algo unas semanas antes, estaba convencido de que mi mensaje a mis compañeros del periódico, a mi familia y a mis amigos se iba a cumplir: no quería ningún tipo de homenaje, ni de encuentro, ni de almuerzo ni de nada. Y dije que de hecho el único homenaje que me había permitido desde el pasado 1 de noviembre –fecha oficial de mi pase a la reserva- había estado organizado por mí mismo al invitar a comer a mis tres jefes de sección –Alberto Santos, Yolanda de Luis y Nacho Gutiérrez- y al coordinador del Aula de Cultura del periódico en los últimos cuatro años, Armando Arias, porque ellos me ayudaron en todo y me hicieron la vida y mi trabajo mucho más fácil en los últimos diez años al frente del periódico.

Ver Post >
Sobre el autor José María Urbano
José María Urbano. Periodista. Jefe de Redacción de La Voz de Avilés-El Comercio. El relato de los hechos y los fundamentos de la opinión sólo pueden tener su base en el poder de los datos. En un mundo en el que imperan los clics, los shares, las notas teledirigidas, las ruedas de prensa sin preguntas y las declaraciones huecas en busca de un titular, hay que reivindicar el periodismo hecho por profesionales. Política, economía, cultura, deportes... la vida en general, tienen cabida en este espacio que pretende ir más allá de la inmediatez, la ficción y el ruido que impera apoyado en las redes sociales. El periodismo es otra cosa.