El Comercio
img
Dedazo tumbado por un juez
img
José María Urbano | 11-02-2017 | 16:59| 0

El Conservatorio de Avilés, otra vez en el ojo del huracán por culpa de una política equivocada de la concejalía de Cultura

Dice el magistrado-juez Juan Carlos García López, del Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº 1 de Oviedo que en el caso del Conservatorio no hay excusa sobre -y esto lo digo yo- el «dedazo» de la concejala de Cultura para nombrar al director  del centro que sustituyera a Raquel García. Dice el juez que no hubo la previa y preceptiva publicidad y llama la atención al Ayuntamiento de que recurra al procedimiento del artículo 137 de la Ley de Educación previsto para caso de «ausencia de candidatos», señalando al respecto que, hombre, es que ese artículo viene detrás de los anteriores en donde se estipula claramente el procedimiento y la obligatoriedad de la publicidad. ¿Cómo va a haber candidatos a una oposición si nadie sabe de su existencia? Y el final de la sentencia es conocido: «disconformidad a derecho de ese acto» y «su nulidad, dejando sin efecto el nombramiento».

Conocida el lunes, llama la atención la rapidez con la que la concejala de Cultura, Yolanda Alonso, anunció esa misma tarde que la sentencia sería recurrida «porque nuestros servicios jurídicos» lo ven factible. Esperemos que «nuestros servicios jurídicos» no sean tan maleables como el jefe de servicio de la Fundación de Cultura del Ayuntamiento -nombrado en su día por el mismo procedimiento y por la misma concejala-, capaz de ver en su informe de situación blanco donde 24 horas antes veía negro.

Ver Post >
392 páginas para estudiar
img
José María Urbano | 06-02-2017 | 12:52| 0

El informe de la Consejería de Medio Ambiente sobre Avilés nos deja numerosos apuntes para la reflexión general

Nunca es tarde para el conocimiento, así que bienvenidos al club todos aquellos que acaban de descubrir hace un cuarto de hora que en Asturias hay contaminación, que es la conclusión que se saca cuando uno observa estas cruzadas repentinas a mitad de camino entre la sorpresa que produce el descubrimiento de algo nuevo –o mejor, el desconocimiento de la realidad– y el aprovechamiento político habitual.

Estamos ante un problema serio y de difícil solución. La contaminación nunca va a desaparecer, al menos una parte, mientras haya industrias y actividad en unos puertos como el de Gijón y Avilés, que son fundamentamente graneleros para atender las demandas de las grandes multinacionales en petróleo, carbón y otros minerales para su funcionamiento.

Estas cosas nadie las tiene que explicar en Avilés, la ciudad más contaminada de España en otro tiempo, que no en el actual, y por eso no deja de sorprender que para algunos el problema de la contaminación haya empezado ahora.

Avilés ha librado una batalla de años contra la contaminación. Foto Marieta

Seguramente existe una mayor conciencia del problema en la sociedad, pero hay una serie de hechos irrefutables que colaboran a esa mayor visibilidad. Algunos ejemplos. El Colectivo Ecologista decidió, por fin, dejar de dedicarse en exclusiva a Avilés –una ciudad abonada para su trabajo, ya que es la que más estaciones de control tiene posiblemente de España– y darse «un paseo por el exterior». Y, oh sorpresa, resulta que hay otros puntos en Asturias en donde desgraciadamente se baten récords. En Trubia sin ir más lejos, con el benceno. Gijón comprueba también ahora que una cabecera siderúrgica acarrea una mayor contaminación, y eso que aun le falta añadir las baterías de cok. Y su alcaldesa descubre que un puerto granelero como El Musel puede provocar nubes de polvo en días en que el viento juegue a la contra. Y en Oviedo ven lo que se vio siempre: que el tráfico y las calefacciones le ponen una boina en los meses de invierno que ríase usted de Santiago de Chile, capital en la que hace «siglos» que saben lo que es circular sólo las matrículas pares un día y al siguiente las impares, porque allí tienen los cerros y la Cordillera como tapón y en Vetusta el Naranco y el Aramo.

Ver Post >
El puerto de Avilés invita al optimismo
img
José María Urbano | 30-01-2017 | 12:12| 0

La conexión terrestre en las dos márgenes de la ría se presenta como el principal déficit de un agente clave en el desarrollo de la economía local y regional

 

En ocasiones se hace necesario abrir un pequeño espacio para la reflexión y analizar cómo estamos –me refiero en este caso a Avilés– qué somos y qué representamos, qué hacemos en el momento actual y con qué perspectivas trabajamos de cara al futuro. El pasado lunes se presentó una oportunidad extraordinaria para hacer ese ejercicio sobre el puerto y el resumen final se puede decir que es razonablemente positivo.

Barco de pasajeros y una grúa industrial, símbolos de una diversificación impensable hace años. Foto Marieta

Ese día, el Forum de EL COMERCIO organizó en Gijón un encuentro sobre ‘Puertos del Norte’ que, sin falsas pasiones, constituyó uno de los debates empresariales más destacados de los que se han celebrado en el Principado en los últimos tiempos. La participación de los presidentes de las autoridades portuarias de Bilbao, Santander, Vigo, Gijón y Avilés, además del máximo responsable de Puertos del Estado, ante una audiencia empresarial, política y social destacada, incluidos representantes de Castilla-León, puso de manifiesto la importancia de esa Plataforma para el impulso de la Logística del Noroeste que acaba de formarse, una vez comprobado que esta zona queda fuera del llamado corredor ferroviario del Atlántico respaldado por la Unión Europea. Y rescató, de la mano del presidente del puerto de Santander, Jaime González –un experto en transporte internacional al que no convendría perder la pista aunque solo fuera como asesor de lujo–, el proyecto de un tren de ancho internacional por la cornisa cantábrica que fuera de Bilbao a Vigo.

Ver Post >
La lealtad no acepta rebajas
img
José María Urbano | 23-01-2017 | 19:51| 0

El portavoz municipal del PP y sus dos concejalas afines se declaran en rebeldía ante la junta local y presumen encima de contar con el apoyo de Mercedes Fernández

 

El dilema del PP de Asturias y su relación con el de Avilés se reduce a algo tan sencillo como saber si se acepta o no la democracia interna del partido. No hay más. Lo demás son escaramuzas de ida y vuelta, con intereses personales claros por medio –los de medrar en política figuran de forma destacada– y a la espera de que el congreso regional primero y el local después coloquen a los protagonistas en el sitio que les corresponde, según la decisión que tomen los afiliados.

El nuevo sobresalto, y no será el último, ni mucho menos, tuvo que ver con la denuncia del PP local de que su portavoz en el Ayuntamiento había vaciado la cuenta del grupo municipal sin avisar a nadie y utilizando para ello la firma mancomunada que él, en solitario, pidió a Liberbank –qué papelón el de esta entidad– a favor de una de sus dos compañeras afines. (Ver los documentos en LA VOZ del jueves 19, páginas 2 y 3).

Carlos Rodríguez de la Torre, Ana Bretón y Reyes Hurlé no reconocen a la junta local del PP. Foto Marieta

Resultado final: el PP regional, en ese diseño de su presidenta, Mercedes Fernández, de asfixiar a la ‘rebelde’ junta local avilesina, ya había intervenido la cuenta del partido que preside Carmen Maniega (septiembre de 2016) y ahora hace lo propio con una cuenta del grupo municipal que –igual es interesante reseñarlo– maneja dinero público.

Ver Post >
Saquen la calculadora
img
José María Urbano | 16-01-2017 | 17:38| 0

La ineficacia de unas administraciones a la venezolana provoca que proyectos vitales para Avilés lleven hasta 25 años sin terminar

 

Hace unos años, en el espléndido mirador del Centro Asturiano de Caracas, en el Alto de las Minas, municipio de Baruta, con la espectacular visión al fondo de los edificios del entorno de la Plaza Venezuela a un lado y la especial configuración del Country Club a otro –lo que no evitaba la visión de los cerros moteados de ranchitos en torno a las autopistas de Prados del Este y Francisco Fajardo– un amigo me ponía al día de lo que era Venezuela y cuál era su funcionamiento. Con un sistema político que ya había tocado fondo y con una degradación social y económica ya entonces insoportables, el resumen de aquel desorden lo resumió gráficamente así: «aquí el partido en el gobierno inicia una autopista, pero dentro de cuatro años gana otro partido y esa autopista quedará paralizada a ver si con un poco de suerte vuelve a ganar la formación que la inició y decide proseguir con ella. Y si no gana, pues ocho años parada, o más, hasta que vuelva a gobernar el que la diseñó y aprobó».

Puente a ninguna parte desde el PEPA hacia la Y en la zona de La Marzaniella-Trasona.. Foto Marieta

No seré yo quien establezca ningún tipo de comparación con Venezuela, ni con la de antes, la de los tradicionales Acción Democrática y Copei, ni con la de Chávez, y nada digamos con la de ese señor al que se le aparece su antecesor en forma de pajarito, que ha puesto a su país al borde de la desesperación y quién sabe qué más en el inmediato futuro.

Ver Post >
El incendio del PP va a más
img
José María Urbano | 03-01-2017 | 11:23| 0

El enfrentamiento de la dirección regional con la Junta Local de Avilés se convierte en un espectáculo en el que los ciudadanos no figuran en el guión

 

Diciembre de 2004. La compañera de la centralita teléfónica marcó mi número interior y me dijo: «Es Álvarez-Cascos, que pide que le pase con el responsable de la Redacción». Y el responsable ese día de la Redacción de EL COMERCIO era yo. Así que me dispuse a hablar por segunda vez en mi vida con el todopoderoso secretario general del PP, vicepresidente del Gobierno y ministro de Fomento, entre otras muchas cosas. La primera vez que había hablado con él fue en persona, en 2002, cuando tuvo el gesto de recibirme en un inmenso despacho del Congreso de los Diputados, en donde me facilitó una serie de datos muy importantes que le había requerido para el libro que yo estaba escribiendo en ese momento, ‘La larga Marcha de la siderurgia’, que vería la luz al año siguiente.

Al fondo, Mercedes Fernández observa a Carmen Maniega, sentada entre el público y conversando con una militante del PP de Avilés, mientras Carlos Rodríguez de la Torre interviene en una conferencia sobre el impuesto de sucesiones en el hotel 40 Nudos el pasado mes de octubre. Foto: Marieta

Así que tras el saludo de rigor, escuché a través del hilo telefónico lo que fue casi un monólogo. Francisco Álvarez-Cascos anunciaba que se daba de baja como militante del PP de Gijón, en el que figuraba como afiliado desde 1976, y se trasladaba al distrito de Madrid que le correspondiera. Tras llamar «indigna» a Pilar Fernández Pardo, a la sazón presidenta del PP en la Villa de Jovellanos, y criticar su «monumental incapacidad», mostraba a la vez su «solidaridad, afecto y apoyo» a la exdelegada del Gobierno de Asturias, Mercedes Fernández, instando además a la dirección del PP nacional a tomar medidas contra la responsable gijonesa.

Ver Post >
Un cocinero y un barracón
img
José María Urbano | 27-12-2016 | 19:59| 0

José Antonio Alonso y CSC nos enseñan cómo se puede colaborar en construir una ciudad de futuro

Si hablaran las tripas, que nadie ponga en duda que reprobaría, y hasta de mala manera, hablando en general, a toda esta tropa política, vieja, joven y medio pensionista, que nos ha tomado por tontos a todos los ciudadanos. Salvo a los que tienen que morir por la causa, que se les ve a la legua y no convencen a nadie por mucho que hablen, hagan aspavientos y griten, la inmensa mayoría estaría de acuerdo conmigo en que toda esta ópera bufa de los presupuestos regionales y locales es un juego más en ese tablero infame de la política mal entendida, en la que todo se reduce a un juego entre ellos, sin que el interés de los ciudadanos –a los que ni siquiera se cita–, les importe una higa. Habrá que volver sobre esta cuestión.

La semana pasada albergó dos hechos relevantes en Avilés. Por un lado, el homenaje popular a un cocinero, José Antonio Alonso, chef y propietario del Restaurante Jose’s, con motivo de su reciente jubilación. Y por otro, la apertura de las nuevas instalaciones de CSC (Computer Sciences Corporation) en el mismo polígono industrial del PEPA en el que tiene su sede social, sin duda la más importante que la multinacional norteamericana posee en nuestro país.

Imagen de las nuevas instalaciones de CSC que se acaban de inaugurar. Foto: Marieta

¿Qué tiene que ver un cocinero con una empresa líder mundial en soluciones tecnológicas e innovadoras para sus clientes?

Me interesa resaltar una sola coincidencia: en ambos casos estamos hablando de Avilés como nexo de unión. En el país del que «inventen otros» de Unamuno, en su agria y famosa polémica con Ortega y Gasset, el que «investiguen otros», el que «lo hagan otros» se abre paso de forma cotidiana cuando analizamos, sin necesidad de profundizar demasiado, lo que tenemos alrededor.

Ver Post >
Te subo la tarifa y paga
img
José María Urbano | 27-12-2016 | 19:11| 0

Movistar lo vuelve a hacer. Sube la tarifa 5 euros a cambio de más datos en una línea móvil que tú ni has pedido ni te interesa para nada. Es la tercera o cuarta vez que lo hace. Ya sé que hay una solución tajante: darte de baja. Pero, pregunto, ¿al consumidor quién le protege de estos abusos? ¿De qué sirve firmar un contrato si luego te lo van a cambiar cuando quieran? ¿Y si yo dejo de pagar 5 euros al mes porque no me gustan algunas cosas de la programación de televisión o de vez en cuando se cuelga el wifi?

El Gobierno también tiene que meterse con estas cuestiones y no permitir que empresas como ésta hagan, deshagan y abusen.

Ver Post >
Entre el ruido y el fracaso
img
José María Urbano | 18-12-2016 | 20:31| 0

Tras el anuncio de un nuevo plan de vías, ninguna Administración invita a mostrarse optimistas después de veinte años de frustraciones continuas

 

Decía Sófocles que «para quien tiene miedo todo son ruidos». Y a uno le asalta la duda de si la irrupción esta misma semana de un nuevo plan de vías anunciado para Avilés debe provocarnos miedo ante una nueva variable desconocida sobre un problema viejo y hasta cansino, o si armarse de paciencia, sacudirse el pesimismo, y pensar, con Paulo Coelho, que «sólo una cosa vuelve un sueño imposible: el miedo a fracasar».

Hace más de veinte años que Avilés se planteó la necesidad de dar solución a una barrera ferroviaria que partía en dos el centro de la ciudad, de forma que esa barrera nos alejaba de uno de los elementos claves del desarrollo futuro de cualquier población costera que, como la nuestra, vivía de espaldas al mar. Barcelona fue en 1992 un ejemplo que dio la vuelta al mundo y que se convirtió en el ejemplo a seguir. El Gobierno regional de Vicente Álvarez Areces lo hizo realidad a partir de 2003 con el apoyo de la construcción de los paseos de la Ría y la eliminación de ‘los lodos de Ensidesa’, con una inversión de mil millones de pesetas que tuvo que afrontar inicialmente en solitario tras la negativa del Gobierno de Aznar a participar en esa obra, pese a contar con fondos europeos para este tipo de actuaciones de descontaminación de terrenos industriales de zonas en declive. Más tarde lo haría aportando el 20 por ciento del proyecto.

Vías de Renfe y Feve a la altura del apeadero de la calle de El Muelle. Foto: Marieta

Mientras tanto, seguía en el aire una cuestión relevante: la eliminación de la barrera ferroviaria. Fue Agustín González, el candidato y más tarde alcalde del PP, el que irrumpió en plena campaña electoral de 1995 con un bombazo: soterrar las vías del tren como un elemento clave para el dibujo futuro de una ciudad moderna, abierta al mar.

Ver Post >
El hombre del maletín
img
José María Urbano | 05-12-2016 | 18:11| 0

El vidrio y el eólico, dos sectores claves en Avilés que deberían explorarse para encontrar nuevos negocios

Hace treinta años, más o menos, la barra de la Cafetería Germán era el escenario diario en el que los que nos reuníamos con el primer café de la mañana para arreglar el mundo, y de paso Avilés, asignábamos al alcalde el papel protagonista de «El hombre del maletín», porque entendíamos que en plena crisis industrial no debería haber mayor empeño que «salir al mundo y vender» las enormes posibilidades que ofrecían las cinco multinacionales asentadas en Avilés y comarca. Y nadie mejor que el alcalde para desempeñar aquella misión que debería tener como objetivo principal abrir los ojos a empresas e inversores sobre las ventajas de un concepto que estuvo en aquel tiempo tan en boga: el de las «aguas abajo». Es decir, aprovechar el producto de las empresas tractoras de la comarca –acero, vidrio, zinc, aluminio y los materiales de DuPont– y sacar un rendimiento adecuado en la tarea de la transformación, en los productos que son los que aportan mayor valor añadido.

Pantalla táctil de un modelo Tesla, que se pone como ejemplo de conectividad. Foto: LVA

Hace escasas semanas, ingenieros de Seat y Renault coincidían en que en los próximos quince años el sector del automóvil va a vivir una completa revolución con la conectividad de los coches, hasta el punto de que, aventuraban, el coche será la cuarta pantalla tras el televisor, el ordenador y el teléfono móvil. Nos encontramos ante un cambio tan radical que todo lo que rodee a esa conectividad va a suponer el 40 por ciento de todo el negocio de la automoción.

Ver Post >
Sobre el autor José María Urbano
José María Urbano. Periodista. Jefe de Redacción de La Voz de Avilés-El Comercio. El relato de los hechos y los fundamentos de la opinión sólo pueden tener su base en el poder de los datos. En un mundo en el que imperan los clics, los shares, las notas teledirigidas, las ruedas de prensa sin preguntas y las declaraciones huecas en busca de un titular, hay que reivindicar el periodismo hecho por profesionales. Política, economía, cultura, deportes... la vida en general, tienen cabida en este espacio que pretende ir más allá de la inmediatez, la ficción y el ruido que impera apoyado en las redes sociales. El periodismo es otra cosa.