El Comercio
img
Fecha: mayo 1, 2017
A propósito de Belarmino Tomás
Luis Arias Argüelles-Meres 01-05-2017 | 1:05 | 0

Resultado de imagen de Belarmino Tomás

«En la improvisación reside la fuerza. Todos los golpes decisivos habrán de asestarse como sin querer». (Walter Benjamin).

Leo en EL COMERCIO el magnífico reportaje que firma Daniel Fernández sobre la figura de Belarmino Tomás, cuya trayectoria biográfica será objeto de un documental a cargo del cineasta asturiano Ramón Lluis Bande. Sin duda, estamos hablando de un personaje histórico de primera magnitud en el siglo XX asturiano. Estamos hablando, entre otras cosas, del líder obrero que arengó a los suyos de una forma memorable tan pronto se neutralizó la insurrección minera del 34. Estamos hablando, asimismo, del mandatario socialista y obrero que presidió aquel Consejo Soberano de Asturias y León, en plena guerra civil, cuando nuestra tierra, una vez más, fue una isla dentro del conjunto del país, en este caso, una isla entre Galicia y Cantabria en poder de los sublevados.

A propósito de Belarmino Tomás, cuando hay territorios que reivindican, desde posiciones que tienen más que ver con la leyenda que con la realidad, hitos históricos que ponen como ejemplo de pasados gloriosos que, supuestamente, avalarían afanes independentistas, se da la circunstancia de que en la Asturias de los años 30 tuvo lugar un acontecimiento histórico que asombró al mundo (la revolución del 34) y que, sin salirnos de esa misma década, hubo un territorio en España donde se acuñó moneda.

Y, sin embargo, ya ven, aquí no se esboza ningún discurso nacionalista que busque justificación en los referidos acontecimientos históricos. Aclaremos –de paso– que sería un error pretender basar un hipotético nacionalismo astur en los referidos hechos históricos. Sería un error, sin duda. Pero está meridianamente claro que, desde otras latitudes y altitudes, se esgrimiría el referido discurso.

A propósito de Belarmino Tomás, cuando se habla de que la revolución del 34 fue un levantamiento en armas contra la República, se incurre en una falacia inadmisible, entre otras cosas, porque se sublevaron contra un Gobierno que tenía como principal objetivo cargarse todas las medidas progresistas que se habían aprobado en el bienio azañista. Distinta cosa es que la mencionada revolución no fue democrática, si por tal se entiende que se rebelaron contra un Gobierno que había salido de las urnas un año antes.

A propósito de Belarmino Tomás, aquel ‘gobiernín’ que presidió el personaje que aquí nos trae fue objeto de críticas por parte de Azaña en sus ‘Diarios’ y, muy probablemente, tampoco fue tomado muy en serio dentro de la Asturias de aquel momento. Pero, en todo caso, estaríamos hablando de un serio intento de defender la República en nuestra tierra, de luchar, desde aquella insularidad que provocó la guerra, por la República.

A propósito de Belarmino Tomás, queda por conocer lo que fue la vida del líder obrero en el exilio, así como de las circunstancias que concurrieron en los últimos días del llamado ‘gobiernín’.

Una insurrección obrera en la que el llamado ‘Lenin español’ estuvo ausente, o sea, Largo Caballero. Una insurrección minera que, llegado el momento, generó una represión tan brutal que propició no poco lo que vendría después. Una Asturias aislada en plena guerra civil. Una Asturias «sola» y, «en mitad de la tierra», como escribió Pedro Garfias en su inolvidable poema sobre nuestra tierra.

A propósito de Belarmino Tomás, dinamita y monedas acuñadas, sueños y luchas, épica y lírica, exilio y olvido.

A propósito de Belarmino Tomás, historia e intrahistoria. Antes y después, Manuel Llaneza y Rafael Fernández. La historia, con este personaje, no se confiesa, más bien, se procesa.

Ver Post >