Blogs

Luis Arias Argüelles-Meres

Desde el Bajo Narcea

“Epistolomanía” unamuniana

“Yo no sé hasta dónde llegaría si dejara correr libremente la pluma, llevado de mi espistolomanía”. (De una carta de Unamuno a Clarín en 1895).

La Universidad de Salamanca acaba de publicar el primer tomo del “Epistolario”, de Unamuno que abarca el periodo comprendido entre 1880 y 1899. Se trata de 303 cartas, de las que 60 son inéditas. La edición está al cuidado de los hispanistas Colette y Jean-Claude Rabaté, que en 2009 acometieron la biografía del autor que nos ocupa.

El presente epistolario es imprescindible para quienes sientan interés por comprender cómo se fue forjando el Unamuno poeta, ensayista, novelista  y autor dramático, el Unamuno iberista, interesado también la literatura hispanoamericana, el Unamuno filólogo con puntos de vista realmente originales y llamativos, el Unamuno, en fin, que llegaría a liderar la generación literaria que marcó el camino de lo que se viene llamando la Edad de Plata de nuestras letras.

Cartas que son en muchas ocasiones confidencias propias de un diario íntimo, cartas que son en no menos ocasiones auténticas hojas de ruta de la creación literaria del autor, cartas que son también fidedignas fuentes de información de cuáles fueron las lecturas que más marcaron a nuestro escritor, cartas que son, en fin, inequívocas muestras de cómo interpretó el propio Unamuno acontecimientos que marcaron nuestra historia y su propia vida: pongamos que el Desastre del 98, pongamos que los conflictos sociales y políticos en Cataluña.

En estas cartas  está el primer Unamuno, autor de la novela “Paz en la guerra, la única narración suya en la que describe paisajes, en la que todavía no llegó a lo que más tarde serían sus “nivolas”.

A propósito de su novela “Paz en la guerra”, es digno de mención el hecho de que don Miguel esperaba ansiosamente que Clarín escribiese una reseña de este libro, Sin embargo Alas ni siquiera  le habló al respecto en la correspondencia que mantuvieron ambos escritores, por mucho que Unamuno le había manifestado que anhelaba conocer su opinión al respecto.

Tuvo que conformarse don Miguel, en lo que a nuestra tierra se refiere, con una reseña que escribió Rafael Altamira que en 1897, año de publicación de “Paz en la Guerra”, obtuvo su cátedra en la Universidad de Oviedo, y se integraría en la época dorada de nuestra Alma Máter.

Pero, a pesar del silencio de Clarín sobre “Paz en la guerra”, Unamuno le siguió profesando respeto y admiración tal y como se manifiesta en el conjunto de cartas dirigidas a Leopoldo Alas y que figuran en este volumen.

Y ya que estamos con Unamuno y Asturias en este tomo I del Epistolario, acerca de Palacio Valdés, sólo emite juicios positivos sobre la novela “Maximina”. El resto de la producción novelística del autor de “El Maestrante” la encuentra muy floja.

También es obligado consignar que Unamuno muestra interés por los estudios sobre el bable que se publicaban en periódicos y revistas de nuestra tierra.

Nos encontramos, en definitiva, con un volumen plagado de textos muy valiosos no sólo por la calidad literaria que atesoran, sino también porque nos ayudan a entender la obra y la trayectoria pública de uno de nuestros escritores contemporáneos más prolíficos y de mayor talento, cuya mirada se proyectó también sobre Asturias y sobre los asturianos más ilustres de entonces.

Temas

Blog de Luis Arias Argüelles-Meres

Sobre el autor

Luis Arias Argüelles-Meres es escritor y profesor de Lengua y Literatura en el IES "César Rodríguez", de Grao. Como columnista, publica sus artículos en EL COMERCIO sobre,actualidad, cultura, educación, Oviedo y Asturias. Es autor de los blogs: Desde el Bajo Narcea http://blogs.elcomercio.es/desde-el-bajo-narcea/ Desde la plaza del Carbayón http://blogs.elcomercio.es/panorama-vetustense/

enero 2018
MTWTFSS
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
293031