img
UN COCINERU DE MIERES, DONALD TRUMP Y LA MEDIACIÓN.
img
Lilián Suárez | 16-12-2016 | 19:05

 

¡Todo a lo grande!. ¡Sí, señor!.

El golpe de timón que  acaba de dar el chef mierense José Andrés, en  la batalla judicial abierta contra Donald Trump, a raíz del conflicto surgido por la cancelación de un contrato millonario entre ambos, da  nuevo testimonio de la inteligencia y saber hacer de este insigne asturiano.

¿Qué convierte a un cocinero en un poderoso empresario, capaz de poner contra las cuerdas al mismísimo Donald Trump?

Seguro que no son sus –indiscutibles- habilidades en los fogones.

Es una actitud ante los conflictos.

Donde muchos solo serían capaces de ver problemas, este hombre sabe ver oportunidades.

La última muestra de ello es la genial propuesta que a través de Twitter le lanzó al presidente electo de los Estados Unidos:

 

“Señor Trump, podemos terminar nuestros pleitos y donar el dinero a la ONG Veterans para celebrarlo? Porqué seguir este litigio? Ganemos ambos”

 

Fijaos bien en la frase final, porque define mejor que cualquier otra larga explicación que podáis leer, lo que es la mediación: “GANEMOS AMBOS”.

Un conflicto, bien gestionado, es una oportunidad única para convertir una pérdida en ganancia.

Difícil encontrar una posición de partida y unos valores más enfrentados que los de estos hombres.

A mí, de los dos, me cae mejor el que no es un racista .

Aún así , poniendo en práctica la neutralidad necesaria para mediar, hemos de reconocer la capacidad de Trump para ganar, y es que –aunque por sus declaraciones y sus actos no lo parezca-  sabe parar a tiempo, cuando le interesa. Aquí le interesa.

En América conocen bien eso que en España todavía nos cuesta tanto entender : Win-Win (Gana-Gana).

Sí. Se puede. Se puede ganar sin que el otro pierda, y como nos está demostrando “mi paisano” -que ye de Mieres- no hace falta haber nacido en EEUU. Solo hay que tener ganas : ¡Ganas de ganar!

Este cocinero, que tiene la receta del éxito,  está compartiendo generosamente con todos nosotros sus ingredientes:

Saber luchar y saber cuándo parar.

Saber diferenciar posiciones de intereses.

Las proporciones ya van a gusto del comensal…pero, y siguiendo con la metáfora culinaria, si no sabes cocinar como José Andrés, siempre puedes acudir a un profesional de la mediación. Te ayudará a encontrar el acuerdo que ponga fin a tus conflictos, sin vencedores ni vencidos:

Win-Win!!!.Y buen provecho!!!