El Comercio
img
Sillage de Morvan y Buchet, de Munuera y… mío
img
administrador | 24-02-2007 | 23:39



El ínclito José Luis, de profesión dibujante apabullante y de apellido Munuera tuvo a bien en su día solicitarnos una versión de su Navis via Art Box. La resultante de esa inocente premisa fue un chaparrón de dibujos tal que así. Entre tanto garabato de quitar el hipo (y la ilusión al más pintado), se encuentra la versión de un servidor que encabeza esta entrada, en blanco y negro y a color también, aunque en aquellos lares gustara más la tinta sin aderezo alguno.
Sillage es un personaje que José Luis descubrió para mí, como anteriormente me había redescubierto ese añorado Spirou de la infancia perdida, ése que se podía leer en español y gratis en la biblioteca más cercana. Ahora ya no habrá mucho más botones dibujado por él y es una pena, porque se puede dibujar a Spip, Fantasio, Champiñac y Zorglub mejor pero es difícil imaginarse cómo.
Va por usted, melón.

Sobre el autor Daniel Castaño
Por si a alguien le importa lo bastante como para reclamar, aquí presento las señas: Daniel Castaño, ilustrador, dibujante de cómics, humorista gráfico, farolero y ñoño practicante. Nací en el sur, allá abajo de casi todo, en un lugar tan chico como bien lindo al oriente de su homónimo cauteloso. Asturiano por parte de mi padre Aniceto y gallego de mi madre Amalia, adoptado por la tierrina hace tanto que ni me acuerdo. Estudié en la Escuela de Arte de Oviedo, y trabajé algunas veces aquí, en El Comercio, y algunas veces allá, en Gráficos y otros sitios perecederos. Ahora tengo treinta y unos cuantos, aunque me gusta aparentar que no me importa aparentar bastante menos de lo que me gustaría. En realidad allá por los 16 encontre mi cima, creo. Con eso y con todo me paso la vida dibujando. De chico pensaba que para cuando tuviera edad de merecer, podría ver los frutos de mi inversión en tanto tiempo perdido entre dibujos. Perdido, que no añorado. Cuando llegue a esa edad, se lo cuento.