El Comercio
img
¿DEBATE? NO, GRACIAS
img
Cristina Tuero | 05-05-2016 | 18:36

¿Es en serio que nuestros dirigentes políticos consideran necesario un debate mediático de los candidatos de los principales partidos en campaña? ¿Para decir qué? ¿Para contarnos, qué? ¿Acaso no se dan cuenta de que, hoy por hoy, ya lo han dicho todo? ¿No creen que seamos capaces de valorarlos por lo que han hecho, o mejor dicho, por lo que han dejado de hacer en estos casi cinco meses transcurridos desde las elecciones de diciembre?

Si realmente pensaran en la ciudadanía, tal y como se llenan la boca todos en proclamar a los cuatro vientos, no estarían pensando en reducir gastos de campaña. Directamente deberían analizar lo de suprimir la campaña. Y si por norma legal no se puede, eviten que tengamos que volver a ver nuestras farolas, muppies o vallas publicitarias llenas de sus caras. ¡¡¡Ya les conocemos!!! ¿De verdad creen que se necesita? Más. ¿No les han sobrado programas electorales de la anterior campaña? Pues a reciclar. ¿O es que están pensando en cambiarlos en estos pocos meses? Entonces, malo. Alguna ‘moto’ nos habrían vendido antes, o alguna nueva nos quieren meter ahora. ¿No han sobrado papeletas? Pues aprovéchenlas. Habrá que imprimir las nuevas de Podemos-IU, pero las del resto, seguro que tienen cajas y cajas.

Perdonen este escepticismo y hartazgo por la situación política. Quizá sea por la ‘sobreinformación’ a la que estamos sometidos los que trabajamos en los medios de comunicación. O por lo que nos transmiten quienes nos leen, escuchan o ven. No queremos escuchar en estos dos próximos meses lo que llevamos escuchando en los cuatro anteriores. No les voy a pedir que nos hagan disfrutar de la campaña, ya que la va a haber, porque eso es harto difícil. Solo les voy a pedir que no nos la hagan tediosa. Innoven para contar sus ideas, proyectos y programas y centren sus esfuerzos en lo que ustedes hacen o van a poder hacer. Más pim pam pum no, por favor. Es muy cansino. Nosotros, los periodistas, lo agradeceremos. Y nuestros lectores y oyentes también. Está en sus manos.

Etiquetas