img
Etiqueta: Escritura
Especialinos
img
Alejandro Carantoña | 29-01-2017 | 15:42 |0

El otro día, Carlos Alsina le preguntó a Mariano Rajoy cuál de las películas españolas nominadas a los Goya era su favorita. Rajoy dudó un instante, quizás tentado de decir un título al azar. Luego, reconoció que no veía cine («para mi desgracia»); que tenía que contentarse, en cambio, con leer novelas. Varios creadores reaccionaron, como era previsible, invitándole a que se aficionase al séptimo arte.

En las antípodas, esta misma semana a Joaquín Sabina le han caído palos a raíz de la publicación de su nuevo sencillo, Lo niego todo, entre otras cosas por su amarga queja por la voracidad del «tiburón de Hacienda». También ha sido la semana en que el editor y periodista Ramón González Férriz se preguntaba, en una columna, si los trabajadores del «mundo de la cultura» (signifique lo que signifique eso) merecen el estatus privilegiado que al parecer reclaman.

Todo ello, regado con las primeras polémicas que rodean a los premios Goya, que se entregan la semana que viene: Mediaset ha anunciado un boicot por el patrocinio de una marca, condenada, que entra en conflicto con uno de sus anunciantes; y el presentador Dani Rovira, a su vez, ha

Ver Post
Olimpismo y Rio
img
Alejandro Carantoña | 30-08-2016 | 14:35 |0

Aún con los Juegos Olímpicos recién empezados, cuesta encontrar las buenas noticias, y también las malas (aunque bien contadas). Algo ha ocurrido cuando ni la esperanza ni la fraternidad momentánea, presuntamente encarnada en la cita de Rio, ha podido sobreponerse a las pandemias, chapuzas, corruptelas, amenazas terroristas, boicots y un larguísimo etcétera que ya se antoja insuperable: estamos ante el penúltimo episodio del declive del deporte institucional.

Es difícil imaginar cómo vamos a contarnos Barcelona 92 el año que viene, cuando se cumplan 25 años de la cita Olímpica. No pocos hablaron entonces de una organización dopada en sí misma, turbia, como de burbuja: sin embargo, lo más probable es que el balance acabe siendo positivo, y que primen las consecuencias que el acontecimiento tuvo en la configuración de la actual Barcelona o de la situación de España en el mapamundi. De un tiempo a esta parte, sin embargo, parece imposible que los argumentos de las grandes citas deportivas no sean más de novela negra que de epopeya heroica: desde una UEFA sacudida por los más turbios manejos hasta la inefable sanción en falso a los atletas rusos; desde los

Ver Post
Malditos en prácticas
img
Alejandro Carantoña | 27-05-2016 | 11:21 |0

Una habitación preñada de humo, altas horas de la madrugada, un cuaderno en blanco, riadas de desesperación y todo eso. Malditos, malditos somos y en el camino nos encontraremos: los juntaletras siempre hemos tenido en los autores en problemas la coartada perfecta para no dar palo al agua. El bloqueo creativo, etcétera. Bukowski escribía sobre la marcha, así que ya me pondré el mes que viene. A la máquina de escribir de Kerouac se le rompió el salto de línea: puntuar es de cobardes. Malditos seductores para los jóvenes deslumbrados por la bruma que los envuelve —que resulta ser un poquito de mentira—, pero que, con los años, se van arrinconando en la estantería de lecturas hasta quedarse en pasatiempos divertidos. Luego, se olvidan.

Esta semana han entrevistado a un maldito local que se quiere morir. Las reacciones de los lectores son, en su inmensa mayoría, furibundas: uno decía que se levantaba por las mañanas a producir y nadie le daba las gracias. La mayoría, que el maldito en cuestión solo buscaba notoriedad: por si acaso, ni diremos de quién se trata.

Con algo más de templanza, resulta que el tipo —en realidad no hace falta identificarlo,

Ver Post
[Un fallo lo tiene cualquiera: Premio Princesa de Ciencias Sociales 2016] Más que Roma
img
Alejandro Carantoña | 25-05-2016 | 13:02 |0

 

Este artículo, que apareció en la edición impresa de El Comercio del 26 de mayo de 2016, pertenece a la serie Un fallo lo tiene cualquiera, que gira en torno a los fallos de los respectivos Premios Princesa de Asturias 2016.


Alguien debería aprovechar la visita de Mary Beard a Asturias, cuando recoja su Premio Princesa de Ciencias Sociales, para llevarla a la villa romana Veranes. Quizás le saque los colores a algún munícipe o escriba una de sus cáusticas entradas en su bitácora en el suplemento literario del Times, que tan pronto abordan la cocina romana como el estado de las farolas de su calle. O quizás, para entonces, todo el patrimonio romano de la región esté en perfecto estado de revista. Esperemos que así sea: y que sea gracias a ella y a su flamante premio.

Una lectura apresurada del fallo del jurado podría llevarnos a creer que todo será complacencia y sonrisas: se elogia su capacidad histórica, reflexiva y divulgativa. Pero Mary Beard es bastante más que eso. Es un modelo en su país y en su cultura por muchas cosas. La primera y quizás más conocida, ligada de refilón a su trabajo académico, es un desparpajo antológico para

Ver Post
Motivos para leer
img
Alejandro Carantoña | 30-04-2016 | 11:18 |0

Van apareciendo, por acá y por allá, aquellas novelas de la Serie Carvalho de Vázquez Montalbán, aquellas de portada negra con su nombre, su cara, su título y una foto pequeña. Las del «amigo catalán» al que siempre hay que volver en semanas como esta, la de la reunión de Puigdemont y Rajoy (¿o era al revés?). Casi todas son urgentes, que no descuidadas: El premio es una buena broma, pero Sabotaje olímpico es la guinda de un pastel descacharrante y ácido sobre la megalomanía española de los 90. Escrito a toda prisa sin perder ni un gramo de contundencia. El lector sabía que al poco volvería Carvalho con sus recetas y sus inefables manera.

Entre las clasificaciones de libros más vendidos ayer, día de Sant Jordi, no hay atisbo de nada parecido ni en las listas de ficción ni en las de no ficción: en las primeras, libros superventas en torno a algún asunto conflictivo o de moda: templarios y sectas, asesinatos sin resolver o tiernos paseos por el lado romántico de la vida que olvidaremos antes incluso de haber empezado a leer. Solo descolla un poquito Vargas Llosa, con otra vuelta de tuerca a su Perú. Bueno.

En no ficción mandan la cocina, la

Ver Post
Jaimito contra Google
img
Alejandro Carantoña | 18-04-2016 | 16:18 |0

Las discusiones de barra sobre el año en que nació Pergolesi ya no dan para nada. Los chistes de Jaimito están de capa caída. Las discusiones –léase apuestas– sobre datos, fechas y otras hierbas se dirimen en pocos segundos con un teléfono móvil. En lugar de contar chistes, se despeja la mesa, se saca el móvil o el ordenador y cada cual aporta el último hallazgo en cuanto a vídeos graciosos. Ni nos miramos ni nos hablamos: solo nos preguntamos ocasionalmente –y por Whatsapp– cómo demonios podía regarse el árbol (¿el bonsái?) de la indignación cuando no existía Twitter.

Esta semana, una empresa privada que se llama Google ha decidido romper relaciones con un buen puñado de empresas privadas que se llaman periódicos, tasa gubernamental mediante. Los medios aducen que el amo de Internet no puede lucrarse con sus contenidos (contenidos: ¿cuándo dejaron de ser informaciones, reportajes y entrevistas?) y el amo de Internet, por su lado, que con impuestos no le interesa mantener esa parte de su negocio. Por el camino, no pocos han alimentado la paranoia cibernética en blogs y redes sociales: en el mejor de los casos, vaticinan una especie de cataclismo

Ver Post
Año pícaro
img
Alejandro Carantoña | 18-04-2016 | 16:18 |0

Quizás usted desayunaría bogavante. Probablemente, sustituiría la lavadora por una estufa en la que quemar la ropa al acabar el día, y esperar cada mañana la nueva remesa recién confeccionada. Pero, ante todo, repítalo, repítalo otra vez: dejaría de trabajar.

Mañana por la mañana se celebra el sorteo de Lotería de Navidad, que es, quizás, el auténtico y novísimo día de San Nicolás, San Pequeño Nicolás, patrón de la picaresca, amo y señor de la frontera que separa la ambición de la avaricia y emblema de toda una generación de españoles.

Unos pocos –no los que necesitan salir de un apuro o vivir merecidamente mejor– lo sueñan con la mirada clavada en objetivos salvajes y en una catarsis total, como todas esas que hemos ansiado y que han moteado el año: Nicolás tiene mucho más de héroe que de villano; más de maestro que de aprendiz, cuando ha conseguido con su corta edad lo que demasiados fantasean con lograr mientras que la vida se les escapa entre los dedos. Y no tanto por tocar el poder como por el manejo de una vida opulenta: el pasado miércoles era detenido en Oviedo un tipo que doblaba en edad al joven liante por intentar su particular y

Ver Post
Puré de siempre
img
Alejandro Carantoña | 18-04-2016 | 16:17 |0

En funciones es la serie de artículos de opinión que, cada domingo desde noviembre de 2014, aparecen en la sección de Cultura de la edición impresa de El Comercio, y cada lunes siguiente, aquí.

Como el año pasado, ¿no? Ver el discurso del Rey, aunque sea otro y en otro lugar. Criticarle entre la algarabía de los primeros fiambres; aplaudirle con los entremeses. Comer turrón, acabar de cenar pronto pero mucho, ver a los amigos. Comer puré de patata —el mismo— con la carne. Caldo en Nochebuena, solomillo en Navidad. Una foto de familia y correos para todos. Billetes de Lotería rotos. Felicitaciones y la sensación, paseando para bajar la cena, de que nada se ha movido lo más mínimo, aunque las portadas del mañana (y las de ayer) digan que el mundo se derrumba bajo nuestros pies y que vivimos una situación «insólita». España se rompe.

Están los olvidados, también, que en estas fechas se vuelven los más presentes: quizás todos hagamos un mayor esfuerzo por disfrutar la Navidad para que su ruido tape al de los que cenan solos, a los que pueblan las calles desiertas mientras que en otros sitios se encienden más luces que de costumbre: ya tras el primer

Ver Post
El vecino francés
img
Alejandro Carantoña | 18-04-2016 | 16:17 |0

En funciones es la serie de artículos de opinión que, cada domingo desde noviembre de 2014, aparecen en la sección de Cultura de la edición impresa de El Comercio, y cada lunes siguiente, aquí.

A medida que ocurría, casi en directo, él lo visualizaba. Había estado tocando en el escenario de la sala Bataclan; y tenía un buen amigo que lo había hecho la víspera de aquel viernes aciago de noviembre. Justo el día anterior. Son franceses. Por eso, aunque no quería, al cabo de unos días se autoinfligió las fotos del interior de la sala, tomadas poco después de la masacare: «Es muy doloroso, pero prefiero verlo a imaginarlo. Ça va être là toujours, siempre va a estar ahí».

Faltan tres días para que se acabe el año en el Suroccidente francés y, aunque la vida parece seguir fluyendo como el Garona, hay un algo inexplicable —y asfixiante— en las últimas bocanadas de 2015: hay un comerciante que mira de reojo a quien entra en su tienda, porque las amenazas de baja intensidad que recibió en el pasado se han hecho una realidad muy plausible en los últimos meses; hay guardias de seguridad que revisan cada bolsa, y cada bolso, para permitir el acceso a un

Ver Post
Parlamento youtuber
img
Alejandro Carantoña | 18-04-2016 | 16:17 |0

En funciones es la serie de artículos de opinión que, cada domingo desde noviembre de 2014, aparecen en la sección de Cultura de la edición impresa de El Comercio, y cada lunes siguiente, aquí.

Trampee y fórrese. No le llevará mucho más que un año. Merced al inefable Vasile y a 3.136.000 habitantes de esta España nuestra —unos 40 diputados de los 350 que conforman el Congreso: fuerza decisiva—, el pequeño Nicolás ha empezado esta semana a cobrar, cuentan, casi el doble que el presidente del Gobierno de España. El doble de su sueldo anual, quiero decir, al mes.

Lo ha hecho por acceder a participar en un programa que consiste en encerrar a algunas pseudoestrellas caídas en desgracia y a diversos monstruitos catódicos para que se destripen entre ellos frente a las cámaras, asunto este que ha roto las redes sociales en su estreno y que ha concitado la atención de esos tres millones largos de personas.

No es, desde luego, una masa crítica ni silenciosa ni despreciable en número, aunque sí bastante inquietante en la medida en que una, y otra, y otra vez esta gallina de los huevos de oro que ya no se molesta ni en disfrazarse de experimento sociológico

Ver Post
Sobre el autor Alejandro Carantoña
Letras, compases y buenos alimentos para una mirada puntual y distinta sobre lo que ocurre en Asturias, en España y en el mundo. Colaboro con El Comercio desde 2008 con artículos, reportajes y crónicas.