De casados infieles y sus mujeres.

Si supieran las mujeres de Gijón la cantidad de tipos casados que entienden, supuestos bisexuales, les daría un pasmo. Aunque a lo mejor ya lo intuyen, yo de hecho las animaría a contratar un detective, creo que en muchos casos les podrían sacar hasta los calzoncillos, eso si los llevan puestos.

Porque realmente en el siglo XXI ya no hay excusas para engañar a una mujer en un matrimonio tapadera. La mayoría no lo considera engaño, piensan que mientras se acuesten con un hombre, y no con una mujer, no pasa nada. Otros hacen de todo menos besar, los besos se los guardan para sus esposas o novias. Por cierto, preservativo no lo usa casi nadie. No hay ninguna mujer a quien no le haya pegado su marido o novio ladillas o gonorrea? Claro, seguro pensarán que las pilló en un prostíbulo, y además en uno de los caros. Nunca quieren pensar que es con otro tío porque es muy humillante no saber que a tu pareja lo que realmente le gustan son los hombres.

Tengo un amigo que ha tenido relaciones con al menos, digamos 200 casados, en los últimos 10 años, sólo en Gijón. De todos los estratos sociales, y de diferentes edades y tipos.

Me cuenta que a muchos les va el rollo durillo. Le llaman putita, y le dan un poco de caña, light, un rol de sumisión, pero suave. Supongo que les apetecería hacerlo con sus mujeres pero no se atreven a pedírselo. Es el problema de muchos matrimonios, estos tíos le cuentan que quieren a sus mujeres pero que se aburren, los tíos gays les permiten llevar a cabo sus fantasías, salirse de la rutina diaria… y gratis.

Por mi parte, yo también he tenido, y tengo, rollos con casados, y no me produce nada de mala conciencia, aquí el culpable es el marido, no el amante. No se puede engañar a quien no se conoce. Además nunca he buscado nada más que pasar un buen rato de sexo. Aunque estoy seguro que hay muchos lectores de este periódico que estarían encantados de quemarme en la plaza de Begoña. Porque queridos lectores una cosa es que las leyes por fin nos amparen y otra que la mentalidad de la gente haya cambiado, siguen siendo los mismos homófobos de siempre lo que pasa es que ya no se atreven a mostrarlo en público porque no es políticamente correcto en los tiempos que, afortunadamente para los gays, vivimos.

En el fondo los gays somos tontos, damos gratis lo que las profesionales cobran, y además con extra incluido.

Facebook Twitter Stumbleupon Delicious More More More
El Comercio Digital

EN CUALQUIER CASO TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS:
Queda prohibida la reproducción, distribución, puesta a disposición, comunicación pública y utilización, total o parcial, de los contenidos de esta web, en cualquier forma o modalidad, sin previa, expresa y escrita autorización, incluyendo, en particular, su mera reproducción y/o puesta a disposición como resúmenes, reseñas o revistas de prensa con fines comerciales o directa o indirectamente lucrativos, a la que se manifiesta oposición expresa.