img
Fecha: septiembre, 2016
Gotas
Antonio Ochoa 20-09-2016 | 9:21 | 0

Llueve después de tanto tiempo. Nada es eterno, ni las sequías ni los veranos. Las persistentes gotas van haciendo desparecer el polvo del paisaje, las terrazas de las calles, los niños de los pozos del río, los veraneantes de los pueblos. Las plazas, los “peneos” y las “caleyas”, ahora vacíos, se preparan para su larga espera invernal, añorando el eco de las risas y el rumor de las conversaciones. En el aire flotan aún las últimas despedidas, algunos “¡Hasta la Navidad!”, algunos “¡Hasta el año que viene!”. El paréntesis veraniego se cierra con un sonido melancólico.
Nada como estas primeras lluvias septembrinas para devolvernos a la realidad, a la triste realidad del abandono que nuestro rinconcito del mundo padece. En pocos días el número de residentes en nuestros pueblos se ha reducido a la mitad y su edad media ha subido al doble. Tras décadas de grandes planes, proyectos faraónicos y declaraciones rimbombantes, hemos llegado aquí, al borde de la extinción, viejos dinosaurios contemplando con añoranza un mundo perdido.
No sé qué soluciones propone el Plan del Suroccidente para este desplome demográfico. Promocionar la natalidad no parece viable. A pesar del vigor que nos caracteriza, a partir de los setenta es complicado convencer a la gente para que tenga más hijos. Tampoco será muy factible convencer a los jóvenes que emigraron de que vuelvan. Las razones que los empujaron a irse siguen ahí, sin resolver. Encontrar trabajo aquí sigue siendo una utopía y conseguir que te instalen una línea telefónica normal para tener ASDL sigue siendo un calvario, uno que te cuesta varios miles de euros, por cierto.
Tal vez deberíamos tomar los estatutos de la Fundación Oso Pardo, que tan bien han funcionado, y crear la Fundación Paisano Suroccidental. Los objetivos son prácticamente los mismos y los métodos podrían copiarse con muy pequeñas variaciones. Unos y otros necesitan sustento, un entorno que les permita vivir con cierta comodidad y que no vengan de afuera a tocarles las narices más allá de lo razonable. Ahí queda la propuesta.

Ver Post >
Contra el olvido
Antonio Ochoa 20-09-2016 | 9:05 | 0

Ojeo el periódico y, en grandes titulares, aparece la noticia de la renuncia del Sr. Soria (tras días de debates y presiones) al Banco Mundial. Mucho más abajo, en letra mucho más pequeña, leo que los mineros de nuestra comarca continúan su larga lucha. Para ser éste un país que presume de igualdad, las suertes de los que luchan por defender sus derechos y de los que luchan por recortarlos no pueden ser más dispares. Unos continuando con su larga pelea contra la desesperanza y el otro recompensado por haberlos hundido un poquito más. Y no teman que esté preocupado por este pequeño tropiezo. No les quepa duda de que el Banco Mundial encontrará otros candidatos con el mismo perfil que el del exministro. Si algo sobra entre nuestra clase política son candidatos a recortadores. Y tampoco les quepa duda de que los amigos del Sr. Soria encontrarán otra manera menos conspicua de recompensarlo por los servicios prestados. Tienen a su disposición un buen surtido de sinecuras para pagar los favores recibidos, como hemos podido comprobar con otros antiguos ministros y presidentes.
Me duele, en cambio, la situación de nuestros mineros. Han sido utilizados, traicionados, abandonados y casi olvidados por aquellos que decían defenderlos; reiteradamente engañados por los sucesivos gobiernos, que inclumplieron todas las promesas, acuerdos y compromisos; aplastados por el poder de las grandes compañías eléctricas. Pero continúan ahí, resístiendose a desaparecer, sin más apoyos que la razón, la justicia y la lógica. Son uno de los últimos vestigios de un tiempo en el que los trabajadores defendían sus derechos y exigían unas condiciones de trabajo y de sueldo justas. Un tiempo que nos robaron y ahora nos quieren hacer creer que nunca existió, que sólo fue un sueño. Por eso son tan incómodos estos mineros, por eso los denigran desde tantos lados. Son un recordatorio de una dignidad que nunca debimos haber perdido. Y por eso deberíamos apoyarlos todos. Si hoy no luchamos al lado de ellos, algún día lucharemos solos por nosotros mismos.

Ver Post >
De vuelta
Antonio Ochoa 20-09-2016 | 9:02 | 0

Termina el paréntesis estival, intento retomar el pulso de la actualidad y me cuesta. Parece ser que el PP y Ciudadanos han llegado a un acuerdo de investidura. Algunos pensarán que la formación de Rivera no necesitaba haber hecho tantos preparativos para un viaje tan cortito, pero incluso los viajes más ridículos pueden producir grandes beneficios si se saben aprovechar. No es lo mismo trepar por el partido como meritorio que caer del cielo como salvador. Lo primero da, como mucho, para una concejalía, lo segundo puede llevarte a un ministerio y hasta a una vicepresidencia. Y no es cierto que hayan cambiado de actitud con respecto a la corrupción, es que ahora la ven desde un punto de vista diferente. Los españoles sabemos bien que “corrupción” es cuando otro coloca a su primo, cuando nosotros colocamos al nuestro es una simple prueba de confianza.
Sigo con la puesta al día y veo que aparece Rajoy en el parlamento diciendo que España necesita “un Ejecutivo estable, moderado y eficaz”. Yo a este hombre no lo entiendo. Ahora que estaba convencido de que se presentaba él para presidente, va y nos dice que tenemos que buscar a otro. Y no a uno cualquiera, a uno que sea “estable, moderado y eficaz”, descartando con eso a la mayoría de nuestra clase política. Llega a añadir lo de “honrado” y claramente tendríamos que importarlo de afuera.
De todos modos, si D. Mariano fracasa en su empeño, siempre le quedará porvenir en el fútbol. Al Sporting le vendría bien un central como él para los partidos trabados. Tiene un regate seco que te deja descolocado, siempre crees que va a tirar para algún lado y no se mueve del sitio. Cierto que es casi nulo en la creación de juego, pero es buenísimo echando balones fuera. Su último invento de echarle la culpa de su fracaso al resto de los partidos por no apoyarle es genial. Y tiene razón. ¡Menuda banda de ignorantes insolidarios! ¡Qué tendrá que ver “oposición” con “oponerse”!

Ver Post >
Vacaciones rurales
Antonio Ochoa 08-09-2016 | 12:36 | 0

Cada vez más gente, llegada la época estival, huye del asfalto y del sol de las playas abarrotadas y busca alojamientos rurales en los que disfrutar de la frescura del contacto con la naturaleza. Pero para algunos de nosotros, que ya nacimos “rurales”, tales estancias campestres distan de ser una novedad, aunque calificarlas de vacaciones requeriría una seria redefinición del término. Podremos, sin duda, olvidarnos de nuestro trabajo habitual, pero hay suficientes otros trabajos esperándonos como para convertir el tiempo de ocio en un bien escaso. Aunque esto ha ido mejorando.
Lejos quedan los tiempos en que casi todas las casas de los pueblos tenían ganado e irse allí de “vacaciones” significaba sudar de sol a sol recogiendo la hierba. Ahora que la mayoría de las cuadras están vacías, esto se ha acabado. Pero en una casa de pueblo siempre hay cosas que hacer, trabajos esperando (a veces desde el verano pasado) nuestra llegada. Los pequeños desperfectos y averías se han ido acumulando, las zarzas y ortigas han ido creciendo sin ningún pudor y el montón de la leña que con tanto cariño apilamos ha quedado reducido a unas tristes astillas. No nos queda más remedio que disponer nuestro organigrama mental de faenas, soltar un suspiro de fastidio resignado ante su extensión, ponernos la ropa de faena y empezar de nuevo.
Nos aprovisionamos en la ferretería y nos lanzamos a nuestro pequeño viacrucis de tornillos, tirafondos y forcejeos. Después echamos gasolina a la desbrozadora y ajustamos la cinta. Hay quien usa aún la guadaña o el rozón pero muy pocos saben ya cabruñar (muchos no saben ni lo que es). Por fin, afilamos el hacha y nos ponemos a la tarea. Los músculos, malacostumbrados por la molicie del invierno, protestan al principio por el súbito maltrato y las agujetas compiten con los mosquitos en darnos la noche, pero poco a poco vamos cogiendo forma y, al final, viendo el trabajo realizado nos sentimos orgullosos, especialmente si no recordamos que el año próximo tendremos que volver a empezar.

Ver Post >
Felicidad
Antonio Ochoa 08-09-2016 | 12:35 | 0

Sigue el culebrón postelectoral y, a estas alturas, no sabemos si la madrastra de la prima de Rivera se lió con el cuñado del yerno de Rajoy, engañando al sobrino segundo de Sánchez o fue al revés. Y, lo que es peor, sigue sin importarme un pimiento. En estos líos de familia vale más no meterse, que luego ellos se arreglan y tú quedas con el culo al aire. Tarde o temprano todo volverá a su sitio, cada uno cogerá su teto, se pondrá a chupar y no se oirá otro gruñido en cuatro años. ¡Pero, qué tranquilidad mientras tanto! ¡Por eso se veía tan felices a los belgas tras varios años sin gobierno! ¡Qué paz, qué descanso!
¿O me van a decir que han echado de menos la acción de gobierno durante todos estos meses? ¿Han echado de menos los mineros al Sr. Soria? ¿Han echado de menos los sanitarios o las fuerzas de orden a sus ministros (como quiera que se llamaran)? ¿Alguien ha echado de menos la actividad parlamentaria? ¿Cuándo fue la última vez que aprobaron una ley que no fuera destinada a jorobar a la ciudadanía? No me digan que no duermen más tranquilos ahora que saben que van a conservar los pocos derechos que les quedan, al menos durante una temporada? ¿No respiran mejor sabiendo que, cuando llamen de Bruselas para atornillarnos otro poco, nadie cogerá el teléfono?
No los necesitamos para nada y, por fin, nos estamos dando cuenta de ello. Lo malo es que ellos también se están dando cuenta de ello y no dejarán que vaya demasiado lejos. Por mucho que el Sr. Sanchez no quiera bajarse los pantalones tan rápido como el Sr.Rivera, nada va a cambiar. En el PSOE hay suficientes sicarios dispuestos a votar a quienes les digan sus jefes (por el bien de ESPAÑA, por supuesto) como para sacar adelante la candidatura del Sr. Rajoy y hasta la del Sr. F. F. Bahamonde, si hiciera falta. Aprovechen los días de felicidad que les quedan. No durarán.

Ver Post >

Últimos Comentarios

MariaLadina 12-03-2017 | 10:22 en:
Puro aire
abochoar_517 18-06-2015 | 05:47 en:
Preguntas

Categorías

Etiquetas

Otros Blogs de Autor