El Comercio
img
Fecha: diciembre, 2017
Ayudando
Antonio Ochoa 14-12-2017 | 9:42 | 1

Algunas noticias y declaraciones en los medios nos llevan casi a concluir que los habitantes de las zonas rurales somos unos locos inconscientes a los que hay que atar corto para que no pongan en peligro la supervivencia del planeta. Me parece terriblemente injusto que olviden lo mucho que aportamos al mantenimiento de la civilización urbana. En estos tiempos en los que la contaminación del aire asfixia las ciudades, nosotros tenemos en marcha dispositivos que capturan miles de toneladas de CO2. Poseemos unos artefactos enormes, llamados “castaños”, que lo atrapan, lo encapsulan en unos nódulos llamados “castañas” y, con ayuda de otros dispositivos llamados “cerdos”, lo convierten en jamón. Hay otros artificios medianos, llamados “viñas”, que lo convierten en vino y millones de otros pequeñitos, llamados “hierbas”, que, con ayuda de unos grandes aparatos ambulantes, llamados “vacas, lo convierten en leche o filetes. Así que, cuando estas navidades se peguen una opípara cena con estos productos, recuerden que eso es CO2 de sus coches reciclado gracias a nosotros.

Y qué decir de esa otra gran preocupación que es la pérdida de biodiversidad debida a la extinción de especies. Mientras muchos se limitan a combatir el problema a base de palabras, nosotros ayudamos con obras. Soltamos cabras, ovejas y vacas al monte para que los lobos y los buitres puedan comer. Tenemos colmenas, cerezos y otros frutales para que los osos se alimenten. Plantamos patatas y maíz para que los jabalíes no pasen hambre. Sembramos huertos para que los topos y los ratones proliferen y las rapaces no desaparezcan. Y todo eso lo hacemos a sabiendas de que no recibiremos nada a cambio, a sabiendas de que las indemnizaciones son una broma, de que tienes que llevar más papeles a la Consejería para que te paguen cien euros por destrozos que al banco para que te presten un millón. Todo esto lo hacemos altruistamente, porque amamos nuestra tierra y porque, si alguien tiene que comerse los frutos de nuestro sudor, preferimos que sea un oso antes que un político.

Ver Post >
Eureka
Antonio Ochoa 04-12-2017 | 6:39 | 0

Seguramente habrán oído ustedes muchas veces la expresión “acordarse de Santa Bárbara cuando truena” referida a aquellos que no se acuerdan de enfrentar los problemas hasta que ya es tarde. El Gobierno asturiano y los sindicatos mayoritarios la han venido usando como patrón de conducta en el tema del carbón y, ahora, le han dado otra vuelta y, además, han decidido “acordarse de los truenos cuando llega Santa Bárbara”. Reunidos en sesudo cónclave en vísperas de la patrona de los mineros, han llegado a la conclusión que detrás del cierre de las térmicas hay una mano negra y no precisamente la de un picador. No es de extrañar, sin embargo, que hayan tardado tanto enterarse porque, ¿qué saben ellos de manos negras? Dudo que nadie en el gobiernín se haya ensuciado nunca las manos (trabajando, quiero decir) y, si alguno de los líderes sindicales paleó carbón alguna vez, fue hace tanto tiempo que ya ni se acuerdan (ni quieren acordarse).

Pues sí, detrás de la operación de acoso y derribo al carbón nacional hay intereses espurios. Lo hemos venido denunciando muchos desde hace años. Aunque entiendo que nunca nos hayan leído; probablemente no les gustaría lo que decimos. Mucho más guapo es reunirse un día, decir que hay mucha gente mala por el mundo y volver al confortable despacho a seguir cobrando por no hacer nada. Porque eso es exactamente lo que van a hacer después de tan geniales conclusiones. No se pondrán gravámenes ni restricciones al carbón importado que, además de contaminar el aire como el nacional, contamina también la política y la economía del país. No se meterá en cintura a las empresas eléctricas que abusan a placer de los ciudadanos porque, cuando los ministros y consejeros dejen el cargo, ¿dónde van a colocarse? No, no van a hacer nada. Seguirán pasándose la pelota unos a otros o echándole la culpa a Bruselas, que es también muy socorrido. Pero al fin han descubierto que el problema es que hay alguna mano alargada en la sombra. Eureka.

Ver Post >

Últimos Comentarios

calvin 14-12-2017 | 20:52 en:
Ayudando
MariaLadina 12-03-2017 | 10:22 en:
Puro aire
abochoar_517 18-06-2015 | 05:47 en:
Preguntas

Etiquetas

Otros Blogs de Autor