Blogs

Antonio Ochoa

Entre montañas

Sin palabras

Llegadas estas fechas, un fino y persistente urbayu de paz, amor y tolerancia nos empapa hasta los huesos, mitiga nuestros fuegos y nubla nuestra visión. Todos esos bípedos ambulantes, que normalmente pululan por ahí estorbándonos, vuelven a parecernos, incluso, humanos. Los miramos atentamente y casi podemos percibir una chispa de inteligencia en sus ojos. Nuestras defensas frente a los demás caen a mínimos y nuestro usual instinto gregario se exacerba. Sentimos la necesidad de reencontrarnos con conocidos y familiares que usualmente tratamos poco o, en algunos casos, evitamos. Queremos acercarnos, abrazarlos, hablar, compartir una copa con ellos y ese es (¡Ah!) uno de los peligros navideños. La palabra es una mercancía delicada, hasta intercambiada entre amigos, peligrosa, entre gente que no se conoce demasiado bien y explosiva, si se mezcla con alcohol.

Debajo de esas frías cenizas y esos rescoldos apagados por la llovizna de amor navideña, siguen ardiendo las brasas que nos han enfrentado todo el resto del año (o toda la vida) y basta un comentario imprudente para atizarlas y que estallen fieras otra vez las llamas del conflicto. El camino por unas fiestas pacíficas está sembrado de trampas y la prudencia no es una opción, es una necesidad. Empezaremos por evitar zonas peligrosas como el fútbol o Cataluña, pero no hay ninguna ruta completamente segura. Si no conocemos el terreno, iremos sondeándolo con cometarios neutrales y, si vemos que la cosa se caldea, cambiaremos inmediatamente de tema. Pero habrá que tener cuidado y ser rápido. A veces, empiezas diciendo algo tan inocuo como: “Hace un día precioso” y acabas discutiendo sobre el cambio climático y los incendios forestales. No deje que los villancicos le engañen, los habitantes de este país hemos pasado mucho más tiempo peleándonos entre nosotros que con los de afuera; por algo será. Lo mejor es siempre hablar poquito, sonreír mucho y asentir pensativamente de cuando en cuando. Todo el mundo le considerará un conversador ameno e inteligente. Es una buena táctica, incluso, para todo el resto del año. Felices fiestas.

Temas

diciembre 2017
MTWTFSS
    123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031