El Comercio
img
Un templo a la deriva
img
Alberto del Río Legazpi | 19-02-2018 | 07:32

El caso de la antigua iglesia de Nuestra Señora del Carmen de la Dársena de San Juan de Nieva.

            En San Juan de Nieva situado en la costa atlántica está el puerto industrial de Avilés, uno de los más importante del norte de España, donde atracan mercantes de todo el mundo.

Aspecto actual de la que fue iglesia de San Juan de Nieva.

Aspecto actual de la que fue iglesia parroquial de San Juan de Nieva.

            Es un pueblo dividido en dos por la mar salada: el ‘San Juan de Acá’ situado en la margen izquierda de la Ría y el ‘San Juan de Allá’ en la península de Nieva de la margen derecha. Y si el agua lo parte en dos, los ayuntamientos (Castrillón, Gozón y Avilés) lo hacen en tres, pues también el ‘San Juan de Allá’ está dividido entre Gozón y Avilés. El acabose.

            De tal caos burocrático, paradigma de lo fronterizo difícil de encontrar, no se libra ni la iglesia católica apostólica y romana ya que hasta por su templo, situado en el ‘San Juan de Acá’, pasa la raya divisoria entre los concejos de Castrillón y Avilés. Hablo de la que fue iglesia de Nuestra Señora del Carmen de la Dársena de San Juan de Nieva de Avilés, que tal fue la kilométrica denominación de origen, dicho sea con perdón, que algunos le asignaron en sus comienzos.

Maqueta del templo.

Maqueta del templo.

            Fue un proyecto fechado en 1944 siguiendo la traza inspirada en lo marino (lo más notable es la nave central, la quilla invertida de un barco) del famoso arquitecto Ignacio Álvarez Castelao (Cangas del Narcea, 1910–Oviedo, 1984). El puerto cedió el terreno hasta el año 2022 y lo financió. Ayudó mucho el que impusiera un canon ‘voluntario’, durante ocho años, a las buques que atracaban en los muelles.

La iglesia apenas se distingue entre el puente del mercante y la grúa de la derecha.

La iglesia apenas se distingue entre el puente del mercante y la grúa de la derecha.

            Pero no son solo razones de geografía física las que determinan el acabose en San Juan. También las humanas. Hablo del fin de una parte del pueblo por la desaparición de su vida urbana (solo queda actualmente, y en las afueras, un pequeño poblado de viviendas de empleados de la factoría de zinc) que había crecido en torno a su dársena marítima inaugurada en 1893. Cien años después vino el acabose –y no es un dicho– de casas, comercios (Efectos Navales García-Morán), bares y restaurantes (Casa Rosa, la Rubia, la Pomarada, La Marina, Cabo de Peñas, etc) y también de conocidos bares de alterne como La Naval y del famoso Bahía cabaret, también de alterne y orquestina, tiempo atrás llamado ‘El de las quince letras’ una torre de babel idiomática por la gran cantidad de marinería extranjera que lo visitaba. Decía que ‘San Juan de Acá’ se acabó para dar cumplimiento a la Ley de Puertos y de la Marina Mercante de 1992 que no permite ocupaciones o utilizaciones en terrenos de su dominio que no tenga usos portuarios.

            Las máquinas derribaron todos los edificios que encontraban por delante pero frenaron en seco ante el templo. Con la iglesia habían topado.

Ignacio Álvarez Castelao.

Ignacio Álvarez Castelao.1956.

            Hoy, veinte años después, el edificio religioso diseñado por Álvarez Castelao luce abandonado y vallado entre montañas de carbón y piezas industriales, con soportales, paredes y tejado apuntalados por el abandono y el trepidar incesante de las máquinas que trajinan a su alrededor. El espectáculo es patético.

            Hubo intentos de arreglar el asunto pero el puerto, la iglesia y la circunstancia legal no lo hicieron posible. Lo que unido a que ‘San Juan de Acá’ se iba despoblando (en el 2000 los feligreses habían pasado de 600 a 106) determinó que el arzobispado desacralizase el templo, celebrándose la última misa el 16 de julio de 2008, festividad de la Virgen del Carmen, patrona de los marineros.

            Hoy el edificio sigue en pie únicamente por la normativa legal que impide a la Autoridad Portuaria derribarlo, al estar incluido en el Inventario del Patrimonio Arquitectónico de Asturias e igualmente catalogado artísticamente por los municipios de Avilés y Castrillón.

Última liturgia celebrada en el templo, el 16 de julio de 2008 (Foto cedida por José Carlos Valdés)

Última liturgia celebrada en el templo, el 16 de julio de 2008 (Foto cedida por José Carlos Valdés)

            Cabía la solución de que la imaginación política aliada con la generosidad de determinados estamentos oficiales hiciera posible el aprovechamiento del antiguo templo para otras tareas. Pero faltó genio e ingenio.

            No encuentro en la comarca avilesina, y tampoco en Asturias, templo de vida tan corta como éste de San Juan de Nieva. Un edificio de diseño vanguardista que se ha convertido en un grano en el culo de la Autoridad Portuaria y de los gobernantes locales y autonómicos, que no saben, no pueden o no quieren, encontrar remedio para tan infectado caso de acoso al patrimonio arquitectónico.

22-san-juan-lva-a-100

Espacio dedicado a aspectos históricos, biográficos, costumbristas y artísticos, fundamentalmente de Avilés y su comarca actual, así como a territorios que, a lo largo de los siglos, le fueron afines. Tampoco se excluyen otras zonas del planeta