El Comercio
img
Rincones de occidente: Doiras
img
Sonia Barbosa | 29-12-2016 | 08:51

Si explorar ya es emocionante de por sí, hacerlo de la mano de personas como Isabel y José Luis no tiene precio. Un anciano matrimonio, pero de espíritu joven, que me acogió no sólo en su pueblo, Doiras,sino también en su casa con las puertas abiertas de su corazón, demostrándome un gran amor por la tierra que les vió nacer: Asturias.

 

 

En el desconocido occidente astur, un gran número de pueblos ha ido viendo cómo su población se ha visto mermada por el exilio de sus gentes hacia las ciudades. Tal es así que José Luis me cuenta que en 1955 había unas 110 casas habitadas en el pueblo y que en la actualidad habrá unas 22. Este es el lugar que vió nacer a Isabel, una señora alegre y divertida a la que su marido no soltó de la mano prácticamente en toda la visita. Un amor y admiración que ha conseguido perdurar a lo largo de tantos años sobreviviendo a penurias y alegrías.

 

 

Dentro del concejo de Boal, Doiras, cuyo embalse tiene un gran renombre, suele ser lugar de paso. Remediarlo fue sólo cuestión de tiempo.

 

 

 

 

Inaugurado en 1934 constituye el segundo embalse construído en Navia, después del de Arbón. A 12 kilómeros de Boal, elegido Pueblo Ejemplar en el año 2014, desde aquí la carretera empeora su estado y el otoño, tan espléndido como peligroso por la gran cantidad de hojas caídas sobre el asfalto, no logra ocultar una estación tan maravillosa.

 

 

 

Lugares en los que uno no puede evitar hacer una parada..

 

 

Y, apenas me he bajado de ´Trailera´, cuando mi regalo de hoy está llegando. Dos personas, dos corazones asturianos que se prestaron a que les acompañara hasta su casa explicándome historias de esas que uno no logra aparcar en el olvido, las de su propia vida. José Luis e Isabel, asombrados con el tamaño de mi moto, harán de esta ruta una de las que recordaré con más cariño. Todo ello, delante de un escenario sin igual,…

 

 

Un paraíso verde, solitario y tranquilo… Y con lentos pasitos, les acompaño hasta su casa mientras descubrimos Doiras.

 

 

 

El palacio de Verdín ..

 

 

 

Y más rincones…

 

 

 

Y vistas…

 

 

Y más vistas….

 

 

Un pueblo donde me llamaron la atención, como no podía serde otra forma, los referentes moteros.

 

 

 

Isabel sonríe a la par que me ofrece, para mi sorpresa,  una planta para llevármela en la moto. “Ahí se va a marchitar le digo”. “No se preocupe, gracias por el detalle Isa.”

 

 

 

Un matrimonio feliz que me enseñan porqué no cambiarían por nada las vistas de las que gozan desde la ventana de su casa.

 

 

Ilusionados por salir en mi crónica del periódico, me hablan con gran sencillez de sus vidas y de su pueblin. No tienen internet pero guardan en un cajoncito el nombre del blog “Explorando el paraíso en moto”, para que algún miembro de su familia pueda enseñarles estas fotografías. Una tarde que no olvidaré nunca porque José Luis e Isabel han hecho de ella un cúmulo de momentos especiales. No tardará en oscurecer y, con una sonrisa, me despido de mis anfitriones y, ellos de mí. Gracias!!!

 

 

Espero que os haya gustado.V´SSSSS.

Enlaces de interés: www.soniabarbosa.es

Agradecimientos a las colaboraciones de : Motos Gijón, Triocar Motorrad, Neumáticos Motoval Oviedo, Dynamic Line

 

Etiquetas