El Comercio
img
Categoría: Cangas de Onís
Següenco, un escondido mirador

Domingo, 8:30h de la mañana. Ayer fue Festivo y eso se nota en las carreteras vacías, persianas bajadas.. Sólo escucho el sonido de ” Trailera ” al despertar queriendo salir a explorar.

La primera y única vez que estuve en Següenco fue acompañada y, a su vez, un visto y no visto. Eso había que arreglarlo y, por lo que había leído en Internet , el pueblo posee un gran encanto que, pese a estar muy próximo a un núcleo de gran importancia turística, como es Cangas de Onís, parece ser que su mirador no es tan conocido como debiera. Así que hoy, voy a intentar ponerle remedio a esto, iniciando nuestra ruta hasta esta auténtica atalaya de Asturias.

 

Ver Post >
De Covadonga a los Lagos, Asturias en el corazón

Predecían tormentas para toda Asturias esa tarde así que no podía demorarme y me puse en ruta antes de lo que, en un principio, había planeado. A ello se sumaba que era consciente de que ésta, no era una visita cualquiera y que ambos lugares me llevarían su tiempo. No quería prisas ni mirar el reloj, pero fue imposible no andar pendiente de unos imponentes nubarrones que auguraban lo que más tarde sucedería.

 

Ver Post >
El Alto del Torno: entre el mar y las montañas

No le hace falta un balcón a este sitio porque es, para mí, uno de los mejores miradores naturales de Asturias.

En Corao, cerca de Cangas de Onís, una señora me advierte de que la carretera por la que voy a ir, la AS-340, es muy peligrosa porque es muy estrecha y tiene muchas curvas.Casualmente, son las que más me gustan.

Cuando llego a la Collada de Zardón, ya se va averiguando, poco a poco, lo que me espera en el Alto.

Collada Zardón

Ver Post >

Etiquetas