img
Fecha: septiembre, 2015
Células Madre (Primera parte)
Dámaso Escribano 29-09-2015 | 7:23 | 0

Os presento un articulo verdaderamente interesante, didáctico y muy comprensible, es de agradecer a importantes empresas periodisticas como El Mundo, El Pais , La Vanguardia y otros en España, o como Le Monde, o The New York Times, etc. de prensa extranjera , que en sus secciones dedicadas  a las ciencias y en particular a la salud aporten trabajos tan interesante como este , en este caso el articulo ha sido tomado del mundosalud.es

Historia

Los científicos descubrieron hace más de 20 años el modo de obtener células madre de embriones de ratones. A finales del año 1998 y después de intensos trabajos de experimentación, un grupo de investigadores de la Universidad de Wisconsin (EEUU) consiguió el primer cultivo de células madre embrionarias humanas. A partir de este momento, las progenitoras celulares han sido presentadas como la gran esperanza terapéutica del nuevo siglo.
Cada mes se generan cientos de publicaciones sobre los resultados obtenidos con estos potenciales tratamientos. Se les presupone un destino lleno de aplicaciones que van desde patologías neurodegenerativas, como la enfermedad de Alzheimer o de Parkinson, hasta la fabricación de tejidos y órganos destinados al trasplante, pasando por la diabetes y los trastornos cardiacos. La realidad es que ese brillante futuro tiene un presente plagado de obstáculos. El modo de obtenerlas con el debate ético que arrastra es quizá el más llamativo, aunque no es no mucho menos el único.

Lo que atrae fundamentalmente a los biocientíficos de las células madre es su flexibilidad. Las progenitoras celulares son una especie de comodín o de células en blanco que pueden adoptar las características de cualquiera de los tejidos que forman el cuerpo humano. Cuando una de estas células inespecíficas da lugar a una especializada, por ejemplo una neurona o un miocito (células del corazón), el proceso se denomina diferenciación.
Existen todavía muchas incógnitas por resolver sobre esta transformación, pero se sabe que las progenitoras celulares reciben señales internas que proceden de determinados genes y también información de su entorno. El conjunto de estas señales es lo que dicta el destino de las células madre y determina en qué tipo de tejido se van a convertir.

Algunas de ellas son más “moldeables” que otras y en función de ello se pueden clasificar como:

Totipotenciales, pueden dar lugar a un organismo completo y sólo se pueden obtener en las primeras fases del desarrollo de un embrión.
Pluripotenciales, son capaces de convertirse en la mayoría de los tejidos diferentes, pero no pueden generar un organismo completo.
Multipotenciales, tienen un cierto grado de diferenciación o dicho de otro modo, llevan la marca de un tejido en concreto. Un ejemplo de ello son las células madre hematopoyéticas que se transforman en todas las células sanguíneas, tanto glóbulos rojos como plaquetas o glóbulos blancos.

Otra interesante característica de las células madre es que pueden renovarse constantemente mediante división celular. Una población reducida de células madre puede en unos meses proliferar hasta generar millones .

Las preciadas progenitoras celulares se obtienen básicamente de dos fuentes: embriones en las primeras fases de desarrollo o las reservas que el organismo adulto mantiene con el fin de reparar los daños que se producen en los tejidos.

Desde el inicio de los trabajos en este campo, los investigadores sostienen que la progenitoras celulares embrionarias son las únicas que tienen la capacidad de convertirse en cualquier tejido u órgano del cuerpo (pluripotenciales). Sin embargo, los resultados de numerosos estudios con células madre adultas ponen en duda tal afirmación. De las progenitoras adultas se han obtenido neuronas, músculo y células grasas.

Embrionarias

No existen todavía respuestas muy clara sobre el potencial de las células madre adultas. De modo que una parte de la comunidad científica se inclina por las progenitoras embrionarias. En estos momentos, existen tres modos de generar las codiciadas células: extraerlas de embriones, mediante técnicas de clonación y también, aunque en menor medida, forzando la división de óvulos sin fecundar.Un óvulo fecundado por un espermatozoide es totipotencial, es decir que puede generar un organismo completo. Después de varios ciclos de división celular, estas células totipotenciales comienzan a especializarse, formando una esfera hueca de células, llamada blastocisto. De su capa externa se formará la placenta y otros tejidos necesarios para el desarrollo fetal en el útero. La masa interna de células dará lugar a todos los tejidos del cuerpo humano. Estas células de la masa interna son pluripotenciales, pueden dar lugar a muchos tipos de células, pero no todos los tipos necesarios para el desarrollo del feto. Debido a que su potencial no es total, no son células totipotenciales y no son embriones. De hecho, si una célula de la masa interna fuera implantada en el útero de una mujer, no desarrollaría un feto.

Otra de las opciones para obtener células madre es la clonación por transferencia nuclear. El procedimiento consiste en tomar una célula reproductora y eliminar su núcleo, orgánulo donde se encuentra el ADN. En su lugar, se inserta el material genético de una célula adulta, por ejemplo de la piel, obtenida del paciente. El híbrido se multiplica dando lugar a un embrión con una carga genética idéntica a la del donante del núcleo.

Uno de los últimos métodos ensayados por una compañía estadounidense es la partenogénesis. Esta opción consiste en administrar una descarga eléctrica o un tratamiento químico a un óvulo para obligarlo a dividirse. De este modo, se forma un sucedáneo embrionario que sólo vive unas semanas, tiempo suficiente para extraer progenitoras celulares.

Adultas

Una célula madre adulta es una progenitora no diferenciada que puede renovarse constantemente y dar lugar a células especializadas. Estas células se encuentran en los diferentes órganos para reparar los daños que se puedan producir en los tejidos.

La investigación sobre células madre adultas comenzó hace alrededor de 40 años cuando los investigadores descubrieron que en la médula ósea existían dos tipos de células madre. Más tarde se han identificado progenitoras celulares en otros órganos y tejidos.

La médula ósea ha demostrado ser, hasta el momento, la mejor fuente de células madre dentro del organismo adulto. El método que se emplea para obtener las progenitoras celulares es el aspirado del contenido medular mediante la punción de un hueso. El material que se obtiene pasa por una serie de procesos de cribado para separar las células. y el preparado resultante se inyecta al paciente. Una vez dentro del organismo, las progenitoras celulares se dirigen a la zona dañada para reparan las alteraciones.emplares con las mismas características que sus predecesoras.

Un futuro potencial

El número de trabajos de investigación para determinar la capacidad terapéutica de las células madre es proporcional a las esperanzas puestas en ellas.

La actividad es particularmente intensa en patologías degenerativas para las que no existe tratamiento como es el caso de la enfermedad de Alzheimer o el Parkinson. Tanto éstas como la diabetes se caracterizan por la muerte de células, neuronales en el caso de las dos primeras y pancreáticas en el de la última. De modo que la posibilidad de regenerar esta pérdida mediante la inyección de progenitoras celulares es tremendamente alentadora y atractiva. Sin embargo, hasta el momento no se han conseguido pruebas contundentes de que esta estrategia sea eficaz y aplicable. Muchos expertos dudan todavía de que las nuevas células surgidas de la progenitoras inyectadas sean capaces de funcionar correctamente.

Otra de las áreas exploradas es la cardiovascular. Infartos, isquemias y otras patologías coronarias son también un objetivo para el uso de células madre . En este caso la mayoría de los ensayos se han realizado empleando progenitoras celulares procedentes de la médula ósea de un organismo adulto. En este terreno, se han obtenido algunos resultados esperanzadores

Ver Post >
Ataques al corazón
Dámaso Escribano 26-09-2015 | 2:17 | 0

La hipertensión arterial (HTA) la diabetes mellitus DM2 y la enfermedades coronarias pueden dar lugar a un ataque cardíaco, afortunadamente la terapia trombolítica y la angioplastia , pueden salvar la vida del paciente, pero la secuela en forma de fibrosis o cicatriz en el corazón conducen a un fallo del mismo como bomba de expulsión de sangre, produciendo una insuficiencia cardiaca, verdadera epidemia de nuestro tiempo, 22% de hombres y 44% de mujeres desarrollan insuficiencia cardiaca seis años después de haber tenido un ataque cardiaco.

Un análisis de una hormona llamada Resistina producida por células grasas podría ser un biomarcador que predijera el riesgo de padecer insuficiencia cardiaca. Por el momento los llamados VADs ( Ventricular Assist Devices) máquinas destinadas a mejorar la acción de bomba del ventrículo izquierdo dañado son una solución.

Los dos tipos básicos de VADs son para  ayuda al ventrículo izdo (LVAD)  y un dispositivo de asistencia ventricular derecha (RVAD). Si se utilizan ambos tipos al mismo tiempo, se les llama un dispositivo de asistencia biventricular (BIVAD). Ayuda a bombear la sangre  del ventrículo izquierdo a la aorta. La aorta es la arteria principal que lleva sangre rica en oxígeno desde el corazón alcuerpo. RVADs generalmente se utilizan solamente para la ayuda a corto plazo al ventrículo derecho después de cirugía del corazón. Un RVAD ayuda a la sangre de bomba del ventrículo derecho a la arteria pulmonar . Esta es la arteria que lleva sangre desde el corazón a los pulmones para recoger oxígeno.

Podría utilizarse un BIVAD si ambos ventrículos no funcionan lo suficientemente bien como para satisfacer las necesidades del cuerpo. Otra opción de tratamiento para esta condición es un corazón artificial total (TAH). Un TAH es un dispositivo que sustituye a los ventrículos.

Ver Post >
La vejez que queremos
Dámaso Escribano 25-09-2015 | 7:38 | 0

Para comprender e intervenir en la problemática actual de los mayores es necesaria una concepción nueva de la vejez, aquella que tenga en cuenta los derechos humanos, así como el trabajo conjunto de familias, profesionales y comunidad, todos constituidos como agentes de apoyo social, en aras de un mayor bienestar y seguridad, sin olvidar la propia presencia del sujeto mayor con lo que ello implica .

La tan denostada tercera edad debe tomar sus propias decisiones y aprender auto gestionar su grado de bienestar, implicandose en su salud psicofísica , así como en el control del tiempo y gasto económico empleado para el ocio, por fin debe ejercitar como cualquier otro ciudadano sus derechos y deberes.

Es frecuente que la insuficiente información y documentación sobre el número y grado de discapacidades de las personas mayores, sobreestime su falta de interés o despreocupación por los asuntos relacionados con la vida púbica, política economía, aspectos sociales sanitarios etc.

Ante los viejos la sociedad a mi modo de ver se comporta como el dr. Jekill  y Mr. Hyde o no se cuenta con ellos, no trabajan, no generan riqueza económica, están enfermos, incapacitados etc. Y por lo tanto les da la espalda, o como son muchos posibles votos, como son muchas pensiones que se pueden convertir por las reglas de la mercadotecnia en viajes de ocio, en moneda de cambio para pagar internamientos en residencias o geriátricos etc. entonces se les debe cuidar, mimar y mantener.

Que triste se percibe la vejez sin una seguridad económica.

Es incuestionable que la proporción de la población de personas mayores esta aumentando de forma más rápida que en cualquier otra época, mostrando un aspecto totalmente diferente en la pirámide de población.

La calidad de vida en la vejez implica por una parte el desarrollo de las personas de edad, su salud y bienestar y adecuados entornos que sean propicios y favorables.

Obviamente la salud tiene a su vez otras implicaciones como la propia mortalidad y todas las posibles causas, los estilos de vida y los factores de riesgo cardiovascular así como los propios sistemas sanitarios que dispensan la atención.

La imagen social que podemos contemplar en la vejez viene determinada por los entornos físicos , la vivienda, el espacio urbano y la propia participación.

Los Geriátricos

No cabe duda que dependerá a quién preguntemos para tener una u otra información sobre residencias para personas mayores .

La mayor esperanza de vida, España es uno de los países con mayor longevidad, hace que ciento de miles de personas mayores puedan precisar de ayuda de todo tipo sanitario, social, psicológica, emocional, social , económica etc.

El cambio de hábitos de la sociedad, la incorporación de la mujer al mundo laboral, la propia dinámica social en el llamado estado del bienestar, donde una de las máximas preocupaciones es el consumismo, hacen del viejo un ser desvalido, prácticamente inútil en una jungla, donde el discurso fácil y manido genera expectativas fútiles , en las que los mayores ni creen ni participan.

Entonces aparecen estas jaulas de oro donde residen tantas personas que en su día fueron creativas, quienes generaron trabajo, riqueza , formando parte indisoluble de una cadena de transmisión humana que había comenzado con sus antepasados y se mantuvo por generaciones hasta llegar a ellos.

¿ Seguirá existiendo o se extinguirá con ellos ? no podemos saber a ciencia cierta que ocurrirá en los siguientes veinte o treinta años, pero parece claro que sí no volvemos a una sociedad donde los valores éticos, la solidaridad , la vecindad, la conciudadania tenga nombres y apellidos y estos sean mayoritarios nuestra sociedad enfermara sin remedio y acabara muriendo como por apoptosis.

Que opinan las personas que residen de forma permanente en estos centros, recientemente he podido hablar con varias de estas personas no todas mayores , al intercambiar opiniones sobre diferentes aspectos de su día a día las principales conclusiones que de forma más o menos arbitraria pude obtener fueron:

Se trataba de personas con discapacidades somáticas importantes o severas, pero capaces de expresarse con fluidez y claridad mental.

” No nos quieren en casa, que haces en casa así…aquí te ayudan, aunque el interés sea por algo económico, se ha perdido la humanidad.”
” Mejor hablar con personas que quieran oír tus preocupaciones médicos enfermeras, con los residentes no hay con quién hablar…”
” La gente va a mil por hora , falta personal eso significa que tu también vas deprisa, no importa el vecino, si avisas por la noche por que el de la lado tose o le duele algo, es para a ver si se calla y puedes dormir, todo es egoísmo….”
” Estas residencias son para gente que tenga recursos, te dan lo que quieras por que todo se paga, gimnasio, piscina etc….”
” Poca atención humanitaria, más física , el personal lo cambian cada poco, deberían implicarse más, no tenemos esto o lo otro, no hay proyecto ni innovaciones, valoran más lo económico cuando lo importante es la salud…”

Esta es su realidad, la verdadera quizás deba matizarse, personas que trabajan en estos lugares entiendo que requieren unas cualidades que en todo caso deben ser valoradas, esfuerzo, dedicación, poco salario, horarios a turnos, festivos, etc amén de una auténtica vocación de servicio al prójimo que no extraño , al final salvo por la contraprestación salarial , hacen lo que harían por sus padres o abuelos.

Envejecer debe ser una experiencia positiva, decidamos que vejez queremos y ayudemos a los que no pueden decidirlo por sí mismos que esta sea lo más digna posible.

Ver Post >
El Día Internacional del Alzheimer
Dámaso Escribano 23-09-2015 | 1:50 | 0

El Día Internacional del Alzheimer se celebra el 21 de septiembre, fecha elegida por la OMS y la Federación Internacional de Alzheimer, en la cual se celebran actividades en diversos países para concienciar y ayudar a prevenir la enfermedad.

La enfermedad de Alzheimer (EA), también denominada mal de Alzheimer, demencia senil de tipo Alzheimer (DSTA) o simplemente alzhéimer,1 es una enfermedad neurodegenerativa que se manifiesta como deterioro cognitivo y trastornos conductuales. Se caracteriza en su forma típica por una pérdida de la memoria inmediata y de otras capacidades mentales, a medida que mueren las células nerviosas (neuronas) y se atrofian diferentes zonas del cerebro. La enfermedad suele tener una duración media aproximada después del diagnóstico de 10 años,2 aunque esto puede variar en proporción directa con la severidad de la enfermedad al momento del diagnóstico.

La enfermedad de Alzheimer es la forma más común de demencia, es incurable y terminal, y aparece con mayor frecuencia en personas mayores de 65 años de edad.3 Los síntomas de la enfermedad como una entidad nosológica definida fueron identificados por Emil Kraepelin,4 mientras que la neuropatología característica fue observada por primera vez por Alois Alzheimer en 1906.5 6 7 Así pues, el descubrimiento de la enfermedad fue obra de ambos psiquiatras, que trabajaban en el mismo laboratorio.

Por lo general, el síntoma inicial es la inhabilidad de adquirir nuevos recuerdos, pero suele confundirse con actitudes relacionadas con la vejez o el estrés.8 Ante la sospecha de alzhéimer, el diagnóstico se realiza con evaluaciones de conducta y cognitivas, así como neuroimágenes, de estar disponibles.9 A medida que progresa la enfermedad, aparecen confusión mental, irritabilidad y agresión, cambios del humor, trastornos del lenguaje, pérdida de la memoria de largo plazo y una predisposición a aislarse a medida que declinan los sentidos del paciente.8 10 Gradualmente se pierden las funciones biológicas, que finalmente conllevan a la muerte.11 El pronóstico para cada individuo es difícil de determinar. El promedio general es de 7 años,12 menos del 3% de los pacientes viven más de 14 años después del diagnóstico.13

La causa del alzhéimer permanece desconocida, aunque las últimas investigaciones parecen indicar que están implicados procesos de tipo priónico.14 Las investigaciones suelen asociar la enfermedad a la aparición de placas seniles y ovillos neurofibrilares.15 Los tratamientos actuales ofrecen moderados beneficios sintomáticos, pero no hay tratamiento que retrase o detenga el progreso de la enfermedad.16 Para la prevención del alzhéimer, se han sugerido un número variado de hábitos conductuales, pero no hay evidencias publicadas que destaquen los beneficios de esas recomendaciones, incluyendo la estimulación mental y la dieta equilibrada.17 El papel que juega el cuidador del sujeto con alzhéimer es fundamental,18 aun cuando las presiones y la demanda física de esos cuidados pueden llegar a ser una gran carga personal.

Estudios recientes elevan la cifra de enfermos afectados a treinta millones, desde los años 2000 al 2012 se han testado doscientas cuarenta y cuatro moléculas con fines curativos y ninguna de ellas ha resultado eficaz, tan solo la memantina ha sido aprobada en registros internacionales. Cuadro desolador, que hará al mundo científico e investigador  más tenaz y persistente y a las sociedades más solidarias y comprensivas.

Ver Post >
Saludos y agradecimiento de Acogida
Dámaso Escribano 23-09-2015 | 1:34 | 0

Hola amigos

Presentamos un nuevo blog en este periódico, tan entrañable, cercano y querido cuál es El Comercio, para la mayoría de los asturianos.

El Fonesdoscopio pretende auscultar el pálpito de nuestra sociedad  en cuestiones medico sanitarias temas diversos relacionados con hábitos saludables, enfermedades comunes y otras, como prevenirlas , tratarlas , rehabilitarlas etc.

En fin respuestas a preguntas sencillas o no tanto,  para aclarar, resolver, indagar o simplemente curiosear .

En El Fonesdoscopio intentaremos estar todas las semanas dispuestos a contaros alguna cuestión que os pueda interesar

Con afecto

Damaso Escribano. Médico internista , Neumologo  .

Ver Post >