El Comercio
img
Fecha: abril 1, 2017
El dolor es la principal causa de más del 50% de las consultas en Atención Primaria
Dámaso Escribano 01-04-2017 | 9:45 | 0

Según la OMS, el dolor es la mayor amenaza para la calidad de vida a nivel mundial.

El dolor es la principal causa de más del 50% de las consultas en Atención Primaria y, de hecho, los pacientes que lo sufren visitan hasta 4 veces más al médico de familia que aquellos que no lo padecen, según han comentado diversos expertos durante el curso ‘Avances en Dolor en Atención Primara: un reto alcanzable’, organizado por la Sociedad Española del Dolor (SED), la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), la Sociedad Española de Medicina de Familia y Comunitaria (Semfyc) y la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG).

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el dolor es la “mayor amenaza” para la calidad de vida a nivel mundial, ya que conlleva importantes repercusiones clínicas con limitaciones de las actividades diarias, interrupción de la vida social, absentismo e incapacidad laboral, incremento de las depresiones y pensamientos suicidas, así como disminución significativa de la calidad de vida.

De hecho, se considera uno de los problemas de salud más frecuentes en la población adulta y que más consecuencias conlleva a nivel físico y socioeconómico. Y es que, diversos estudios han mostrado que casi el 40% de las personas que sufren dolor intenso se ausentan de su puesto de trabajo, mientras que apenas lo hace un% de la población que no lo sufre. Además, sólo la lumbalgia representa una de las mayores cargas económicas en los países desarrollados.

“El dolor es una experiencia desagradable que sufre el paciente y en la que influyen todos los aspectos vitales de la persona, y es precisamente ahí donde el médico de Atención Primaria se encuentra como profesional sanitario”, ha comentado el presidente de SEMERGEN, José Luis Llisterri.

De la misma opinión se ha manifestado el vicepresidente segundo de la SEMG, Francisco José Sáez, quien ha añadido que el porcentaje de pacientes con dolor intenso que visita al médico de familia varía entre el 58,8% de los pacientes con artrosis en las manos a un 75,9% de los pacientes con fibromialgia.

Ahora bien, el Dr. Llisterri ha alertado de que la formación sobre el dolor es “deficitaria” ya que se carece de programas propios relacionados con dolor en la formación de especialistas y en la formación continuada de los profesionales. “Es necesaria una formación constante y continuada para poder controlar desde el inicio a estos pacientes, ofreciéndoles calidad asistencial y las mejores garantías de eficiencia y excelencia”, ha destacado.

Precisamente, mejorar el abordaje del dolor es uno de los objetivos del curso, tal y como ha argumentado su director y miembro de la Junta Directiva de la SED, Víctor Mayoral, quien, además, ha informado de que se van a actualizar y compartir nuevos conocimientos farmacológicos, tecnológicos y organizativos para un correcto diagnóstico y tratamiento, teniendo en cuenta la “importancia de la continuidad asistencial entre Atención Primaria y especialistas en dolor”.

En este sentido, el representante de Semfyc Juan Carlos Hermosa ha comentado que las jornadas de las que consta el curso se han diseñado para poner de manifiesto que una “apuesta clara” por la Atención Primaria garantizará una atención sanitaria “integral”, lográndose la “máxima calidad” de vida y funcionalidad de las personas con dolor crónico en su entorno social, familiar y laboral”.

Otro de los aspectos que se ha presentado es el abordaje del dolor en pacientes en “situaciones especiales” como pueden ser personas con otras comorbilidades, trastornos anímicos, o deterioro cognitivo. En el caso de estos últimos, el dolor está infravalorado ya que estos pacientes pueden llegar a perder la capacidad para identificar y expresar el dolor.

“Es clave recordar que el dolor en estos pacientes es un factor de riesgo importante en el empeoramiento de su calidad de vida, y un inadecuado control del mismo puede producir deterioro funcional y cognitivo, lo que está llevando a considerar el dolor como factor de riesgo de mortalidad”, ha apuntado el vicepresidente segundo de la SEMG.

A este respecto, el presidente de SEMERGEN ha recordado que los pacientes ancianos tienen necesidades especiales porque su fisiología es diferente por la edad y suelen tener otras enfermedades añadidas (comorbilidades) suelen estar polimedicados, tienen muchas veces condiciones sociales y familiares complejas.

Del mismo modo, durante el curso, los profesionales reunidos han abordado temas como las combinaciones farmacológicas de analgésicos, así como las nuevas dianas terapéuticas y fármacos de experimentación. “Para los profesionales que trabajamos con el dolor son importantes también los enfoques no farmacológicos que ayudan de manera directa a mejorar la calidad de vida de los pacientes con dolor crónico, por eso, durante el curso, también hemos querido dedicarle un espacio a estos tratamientos complementarios como pueden ser el ejercicio o la terapia cognitivo-conductual, el ‘mindfulness’ o la acupuntura”, ha zanjado Mayora

Ver Post >
Nuevas propiedades beneficiosas de la manzana , ahora su orujo.
Dámaso Escribano 01-04-2017 | 9:36 | 0

Los biomateriales se estructuran de manera personalizada mediante técnicas de impresión 3D.

Un equipo de investigadores del Centro de Tecnología Biomédica de la Universidad Politécnica de Madrid (CTB-UPM), en colaboración con el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (ICMM-CSIC) y de Catálisis y Petroleoquímica (ICP-CSIC) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas, ha conseguido producir materiales biocompatibles, a partir del orujo de manzana resultante de la producción de zumo, que pueden servir como matrices 3D para regeneración óseo-cartilaginosa.

Se trata de unos materiales que, según han comentado los expertos, pueden ser de “gran utilidad” en muchas aplicaciones de medicina regenerativa en enfermedades como la osteoporosis, la artritis o la artrosis, todas ellas de gran impacto económico debido a la creciente edad media de la población.

Además, el residuo procedente de la manzana es una materia prima abundante, dado que la producción mundial de manzanas en 2015 fue de más de setenta millones de toneladas, diez millones de ellas procedentes de la Unión Europea, de las cuales medio millón derivaban de España. Alrededor del 75% del peso de la manzana se puede convertir en zumos y derivados alimentarios y el resto, conocido como orujo de manzana, que contiene aproximadamente 20-30% de materia seca, se utiliza principalmente como material de bajo precio para alimento de animales.

Por otra parte, este residuo contiene una fracción de agua importante, por lo que su almacenamiento plantea problemas debido a que requiere tratamientos inmediatos y energéticamente costosos para evitar su putrefacción. Existen, por tanto, “claros incentivos” ambientales y económicos para la conversión de estos residuos en productos finales con un valor añadido.

En concreto, el procedimiento para la multivalorización del orujo de manzana llevado a cabo por los investigadores de la UPM y del CSIC, se basa en realizar extracciones secuenciales de diferentes moléculas bioactivas (como antioxidantes o pectina) y, finalmente, obtener un residuo a partir del cual se prepara un biomaterial con características de porosidad y textura apropiadas para ser utilizado en ingeniería tisular.

La extracción primaria de antioxidantes constituye el 2% del peso seco del residuo de manzana inicial, y la extracción de pectina de aproximadamente el 10%. Las moléculas químicas extraídas tienen reconocido valor como nutracéuticos y la pectina es un material de gran utilidad en diferentes aplicaciones médicas, dada su alta biocompatibilidad, formando parte de fármacos antitumorales o en el tratamiento de heridas cutáneas.

El resto del residuo, tras la extracción de los antioxidantes y la pectina, se modifica con tratamientos físicos y químicos para diseñar biomateriales con estructuras, texturas y composiciones apropiadas, capaces de promover el crecimiento de diferentes tipos celulares.

Para este caso concreto, las células elegidas fueron osteoblastos y condrocitos, relacionadas ambas con la regeneración de tejido óseo y cartilaginoso, dada su utilidad en diferentes aplicaciones de medicina regenerativa en enfermedades de amplio espectro como son osteoporosis, la artritis o la artrosis.

“Con este acercamiento se consigue un doble objetivo, por un lado usar residuos como fuente renovable de sustancias y materiales con gran valor y diversidad química y, por otro, reducir el impacto que genera la acumulación de dichos residuos sobre el medioambiente, basándose en una filosofía de desperdicio cero de importancia tanto medioambiental como económica”, ha argumentado Milagros Ramos, una de las investigadoras del estudio.

Con los materiales obtenidos en este trabajo se están desarrollando en la actualidad nuevas aplicaciones tecnológicas que permiten estructurar los biomateriales de manera personalizada mediante técnicas de impresión 3D.

Ver Post >
Preguntas y respuestas sobre el cáncer colorrectal; una actualización de la AEG
Dámaso Escribano 01-04-2017 | 9:28 | 0

: ¿Qué factores suponen un mayor riesgo de desarrollar cáncer colorrectal?
  • Edad: Este tipo de tumores tiene mayor tendencia a presentarse después de la sexta década.
  • Hábitos tóxicos: Existe un mayor riesgo de padecer un cáncer de colon en personas fumadoras con respecto a aquellas  que no lo son. El alcohol, asimismo, también se ha relacionado con una mayor incidencia.
  • Dieta: Hacer una dieta rica en fibra, con abundante fruta y verdura, resulta protector frente al cáncer colorrectal, mientras que Se ha descrito una posible relación entre el desarrollo de este tipo de tumor y las dietas ricas en grasas y/o hipercalóricas.
  • Ejercicio: También existen algunos datos que apuntan a que, un estilo de vida sedentario se puede asociar a un incremento en el riesgo de presentar cáncer de colon.
  • Enfermedades o condiciones predisponentes: (adenomas colónicos, colitis ulcerosa o Enfermedad de Crohn de larga evolución, cáncer colorrectal previo, antecedentes familiares de neoplasias colorrectales, factores genéticos).
2: ¿Por qué está aumentando esta enfermedad?
  • Existen distintos motivos que pueden explicar una tendencia al aumento en el número de casos. En primer lugar, los hábitos dietéticos y el estilo de vida pueden jugar un papel importante en el incremento  progresivo de incidencia de esta enfermedad. Asimismo, la mayor longevidad de la población y el reciente desarrollo de mejores técnicas diagnósticas son otros factores relacionados.

3: ¿Se puede curar el cáncer colorrectal?
  • Detectado a tiempo, se puede curar en el 90% de los casos. El análisis inmunológico de sangre oculta en heces es un procedimiento seguro y barato, que no requiere preparación previa y que permite detectar la presencia de sangre en las heces. Si el análisis es negativo se debe repetir cada 1-2 años y si es positivo se realiza una colonoscopia para confirmar el diagnóstico. En otras situaciones está indicado practicar inicialmente una colonoscopia óptica o bien complementar el estudio con una colonoscopia virtual.
4: ¿Este tipo de pruebas están disponibles en la sanidad pública?
  • Sí, estas pruebas están disponibles en la Sanidad Pública y son indicadas por el médico de Atención Primaria o el especialista correspondiente en función de las características del paciente, su historia clínica, antecedentes familiares, sintomatología que pueda indicar la sospecha de un tipo de tumor…
5: ¿A partir de qué edad?
  • Si no hay antecedente de riesgo (antecedentes familiares, enfermedades digestivas de riesgo), a partir de los 50 años. En cualquier otro caso hay que consultar con el médico habitual.
6: ¿A qué médico he de dirigirme para solicitarlas?
  • Cualquier médico conoce la utilidad de estas pruebas; sin embargo, los que más vinculados están con la prevención y el diagnóstico del cáncer de colon son los médicos de familia, médicos del trabajo, salud pública, gastroenterólogos, cirujanos y oncólogos.
7: ¿Estas pruebas son fiables? ¿En qué porcentaje?
  • Las pruebas que se recomiendan son todas fiables y  han demostrado su utilidad en la prevención y diagnóstico precoz del cáncer de colon y de los pólipos. En alguna de estas pruebas la sensibilidad llega al 90%.
8: ¿Cuáles son los principales factores de riesgo de padecer un cáncer colorrectal?
  • Edad: mujeres y hombres a partir de 50 año
  • Hábitos tóxicos: Fumar y consumir alcohol en exceso.
  • Dieta: Dietas ricas en grasas y/o hipercalóricas, carentes de fibra, fruta y verdura.
  • Ejercicio: Una vida sedentaria, sin la práctica regular de ejercicio físico.
  • Enfermedades o condiciones predisponentes: Pólipos colónicos, colitis ulcerosa o enfermedad de Crohn, cáncer colorrectal previo, factores genéticos o familiares.
  • El riesgo aumenta si un familiar cercano (padre, hermano, hijo) ha padecido la enfermedad.
9: ¿Se puede disminuir el riesgo de desarrollar un cáncer colorrectal? Indicaciones dietéticas y de estilo de vida:        
  • Procura que tu dieta sea saludable y variada; toma alimentos ricos en fibra (cereales, legumbres…); come fruta y verdura a diario (5 piezas); conserva los alimentos de forma adecuada; modera el consumo de grasas; azúcares y alcohol; y no abuses de la sal.
10: Cuídate: mantén un peso adecuado y haz ejercicio cada día.
  • No fumes. El tabaco está demostrado que es un factor importante en el crecimiento de los pólipos del colon.
11: En caso de que no haya podido detectarse a tiempo, ¿cómo se trata?
  • El tratamiento del cáncer colorrectal consiste en una combinación, acorde a cada paciente y la evolución de su enfermedad, de cirugía, radioterapia, quimioterapia y terapias individualizadas. La cirugía es el tratamiento más efectivo para la curación del cáncer de colon. Además de su papel en el tratamiento curativo, la cirugía tiene un papel importante tanto en el diagnóstico y estadificación como en el tratamiento paliativo de esta enfermedad. En el cáncer de recto es fundamental la aplicación de terapias neoadyuvantes, antes de la cirugía, mediante radio y quimioterapia.

Ver Post >