El Comercio
img
Ejercicio, Vitamina D y protección cardiovascular.
img
Dámaso Escribano | 05-05-2017 | 18:06

El ejercicio y la vitamina D han sido implicados de forma independiente en la reducción de los riesgos de la enfermedad cardiovascular aterosclerótica (ASCVD). Los resultados de un nuevo estudio sugieren que los dos factores tienen efectos beneficiosos sinérgicos sobre el riesgo ASCVD.

El análisis de datos de más de 10.000 adultos mostró que los niveles de ejercicio se correspondían positivamente con los niveles de 25-hidroxivitamina D [25 (OH) D] en una relación directa.
El 21% de los participantes del estudio eran afroamericanos, y los restantes participantes se identificaron como blancos. Los participantes blancos que alcanzaban los niveles de actividad física recomendados,  fueron 37 por ciento menos propensos a tener deficiencia de 25 (OH) D, mientras que no hubo asociación significativa entre los afroamericanos.

El estudio también encontró que los participantes más activos, con los niveles más altos de vitamina D, tenían el menor riesgo de enfermedad cardiovascular futura.